ASEN / ASUN

Asen /Asun.

 

Su nombre de guerra cuando el grupo Bolonia se desplaza a aguas del Atlántico es: Oíaporculo. Solo allí detenta dicho alias. Y pardiez que lleva alto y con orgullo el pendón. (Y no me refiero -con eso de pendón- a nadie. Naturalmente)

Oíaporculo podría parecer una acepción peyorativa por si misma; pero no lo es; es apelativo cariñoso puro y duro. Y, además – no nos equivoquemos-, Oiaporculo es una de mis grandes. Una de mis íntimas, una de mis favoritas. Ella lo sabe y yo lo sé. Ambos dos.

Tan generosa es, que asume como suyo el seudónimo temporal y local -que admitamos- no es el mas apropiado para definir y reconocer a una de las mejores mujeres que ocupa mi vida.

Y no solo lo asume como suyo, sino que – con ese enorme sentido del humor que posee-, le divierte enormemente. Le hace muchísima gracia. A otra quisiera ver en su lugar manejando el patronímico.

Ahora, a su pesar, voy a revelar su nombre real y completo. Oíaporculo se llama en realidad Ascen. O es  Asun? Joderrr! Que no se como se llama de verdad. Bueno… Sí lo sé. Y lo diré. Pero al final.

La Oíaporculatiene muchos dones y virtudes. Muchos dimes y diretes. Pero algún que otro defecto también, tampoco nos vayamos a creer otra cosa. Tampoco se lo vaya a creer ella.

Pero por destacar algo, podría decir que -aparte del don de la ubicuidad inentendible y de la resistencia al evento infatigable – es alguien a quien siempre la tienes ahí donde la necesitas. Si se lo pides. Bueno, y si no se lo pides también. Allí, allá, aquí, acá, acullá y con todos al mismo tiempo…ya sabéis…El don de la ubicuidad.

En ella se da otra circunstancia especial: Que todos los que la rodeamos, la sentimos igual de cercana. Aún en la ausencia. Es gran amiga de multitud de amigos comunes. Y de todos esos, pocos sé que puedan criticarla: si no fuese, claro está, por el detalle de que posee una verborrea incontenible e inconmensurable. Eterna. Una boca licuadora de palabras que a veces- y para nuestro descanso, le pasa rédito a la voz y nos deja descansar a todos en su propia afonía.

Pero…No nos equivoquemos otra vez…la gente, vosotros mismos, podéis pensar que cada uno tenéis una amigo especial. Una amiga especial. No es cosa rara… O quizás si. Pero yo, desde esta atalaya particular, que no privada, que es mi blog –y por tanto me pertenece- digo con todas las de la ley, que es una amiga muymuymuy especial. Porque se que me quiere de una manera que no es igual a otras maneras de querer a los amigos. Yo a ella –con la aquiescencia de mi Santa- también. De una manera distinta.

Voy a desvelar ahora el secreto mejor guardado (aparte del Jamón del Bar El Caracol de Angelín):la Oíaporculo, no es otra que Ascensión Rodríguez Nieto. Así. Con todas las palabras. Y puedo decir de ella que es una de las mejores personas que conozco. Aún afónica.

Porque nadie como ella sabe saludar al sol desde la arena impoluta y amarilla de Bolonia. Porque nadie como ella sabe adobarte los labios a base de piquitos con sabor a Chivas Regal 12 years old. A labios concentrados en un apenas perceptible apretón. Porque nadie como ella te mira, directamente a los ojos, con esa transparencia generosa mientras te habla. Y como te habla mucho, te mira mucho. Directamente a los ojos. A través de ellos.

Nadie como ella, sabe rememorar el pasado reciente y común. Nadie como ella transfiere la caricia en el brazo. En la mejilla, en los labios. Nadie como ella se come las ortiguillas de mar en el Otero.

La Oíaporculo, Ascensión Rodríguez Nieto, se me perdone la licencia del permiso inconcedido, es de  la clase de gente, ella sola, que me hace sentir cómodo y relajado en su presencia…Por eso la busco tanto. Aunque no me coja el teléfono.

Y así, de este modo, elaboro esta definición aclaratoria. Con la seguridad absoluta de que no yerro en la definición de la amistad de Asen. O es Asun?

La ultima noche, decías que tenía muchas ganas de bailar, verdad? Me atrevo a dedicarte esta canción que no es – con permiso de mi Santa-  sino una declaración de intención de amistad y de cariño eterno. Y entiéndase en el orden que a cada uno le venga en gana.

Je ne sais Pas. Que voy a hacer?

Je ne sais plus. Que voy a hacer?

Je suis perdú. Que horas son, mi corazón?

Anuncios

4 comentarios

  1. Asun o Asen…..que bonito y cierto es todo lo que dice de ti. Eres una gran amiga y se te quiere. Besitosss guapa.

    Me gusta

  2. Se te olvida algo muy importante sobre la personalidad de la Oiaporculo, y es que esta ahi para todo siempre que la necesites, no importa la hora del dia o la noche siempre contesta a cualquier llamada de socorro y nunca te deja tirao. Muac! un ole pa ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: