EL ALMORADÚ

Almorad%C3%BA

Jodida y mala puta vida!!

 A  ella, ya  se le acabado. La vida digo.

Se nos fue Lourdes para siempre. Súbita, inesperada y desafortunadamente.

Maldita sea!  La Inoportuna.

 Estuvo luchando toda su existencia contra una salud de cristal que al final acabó por romperse. Definitivamente.

 Dios así lo ha querido… decían algunos la noche del velatorio. Pues podría ,Dios, haberse estado quietecito! Dije yo irreflexivamente. Pero con razón.

 He hecho algunos panegíricos de amigos fallecidos  que me salieron del tirón. Se trataba de seguir un orden establecido en cuanto a relatar alguna anécdota y después dejar aflorar el sentimiento que sentía por esa persona.

 No pretende ser este ,no obstante, un panegírico lleno de afectación y palabras grandilocuentes hacia Lourdes. Mi hermana.

 Pretende ser un  catálogo de afectos. Nómina de amor.

Una demostración de cariño que ahora, que ella  no puede impedirlo, hago.

 En este caso ,hablar de ella, resulta dificilísimo ,no porque Lourdes sea, aun lo es, mi queridísima hermana,  sino porque las palabras que a veces se presentan a borbotones ,ordenadas pero a borbotones, ahora se resisten a salir con el equilibrio adecuado. Y si lo hacen, es a fuerza de lágrimas. Puta pena.

 Esto es un ejercicio de fortaleza anímica terriblemente duro, pues no puedo sino sentir una enorme tristeza al recapitular y rememorar la vida que nos ocupó. Juntos.

 Muchas Navidades y  Semanas Santas. Juntos. Excursiones camperas y viajes a Cádiz .Jornadas de pesca. Búsquedas de retamas y calas. Juncos de flores amarillas que ahora, a pesar del esfuerzo no recuerdo como se llaman.  Si vivieras Lourdes, te llamaría para preguntarte… Gayombas. Así se llamaban: Gayombas.

 De  Risas.. Millones de risas. Que ocurrente y perspicaz era la jodida! Complemento directo. También, a veces… circunstancial. Siempre perfecto.

 Podría contar mil anécdotas. Juro que las hay. Miles.

 Lourdes fue una persona muy querida. Con carácter. Con dos cojones!! Como bien dice su marido/mi hermano José Luis. Con dos cojones, como todos los Souvirones!!

 Yo ,siempre le digo  a José Luis, que los cojones y el cariño desaforado que sentía hacia los demás conformaban el carácter. Y lo importante en esta vida para dejar rastro, y no pasar desapercibido, es tener carácter. Cojones al fin y al cabo. Dejar estela.

 Lourdes fue una mujer soñadora. También ilusa. Soñó con lo imposible y los sueños imposibles son muchas veces entelequias,. Ilusiones irreales que en la mayoría de los casos no se cumplen. Y muchas veces, repito, este incumplimiento acarrea infelicidad. Por lo menos desasosiego.

 Soñaba con la fortuna inesperada e improbable que lograría  hacerla con la Hacienda donde viviría feliz con su marido y  Mónica su hija . Con guardeses a los que ya, en su proyecto campero, había dado nombres. Imaginación al poder.

 Llamaba a su particular quimera: El Almoradú.

 El Almoradú. Te acuerdas, Joseluis?

 Soñar es bueno .Aunque a veces haga daño. Mala práctica según que casos.

 Lourdes fue una mujer cultísima que era la dueña de la reunión antes de que llegase a ella. Receptora de criticas por parte de los mediocres que solo veían empañar alguna carrera universitaria por el empaque y la verborrea ocurrente, puntual e ingeniosa de Lourdes. Se nace, no se hace.

 Amiga de los grandes.Y de los pequeños. Amiga de todos.

 Fue presidenta de la Hermandad del Rocío de Málaga y en el empeño por engrandecer la Hermandad se dejó un pedazo de la escasa salud que poseía. Virgen de la Esperanza. Nazarena del Paso consorte.

 Perfeccionista y puntillosa. Soñadora y brillante. Y cuando se le antojaba, que era casi siempre, encantadora.

 Leída y “escribida”, cantaba como los dioses.

 Tenia una voz dulce y lírica. Dejaba flotar  guajiras y colombianas en el aire, y con mi humilde acompañamiento a la guitarra, bordaba The Boxer. Ya no podrá cantarla nunca. Yo, me temo, que tampoco. Tendré que hacer la prueba. Aunque la verdad es que ya lo he intentado y no he podido pasar del primer arpegio.

 Ya no volverá a sentarse bajo el Grand Chapiteau del Circo del Sol. Alegría!

 Alegria
Come un lampo di vita
Alegria
Come un pazzo gridar
Alegria
Del delittuoso grido
Bella ruggente pena,
Seren
Come la rabbia di amar
Alegria
Come un assalto di gioia

 Tenia Lourdes una característica que yo envidiaba muchísimo.

 Poseía esta un Fe inquebrantable hacia María: La Virgen . Y yo ,en mi descreimiento, la envidiaba. Algo a  lo que aferrarse.

 Uno de los condicionantes para alcanzar la felicidad en la vida, sé,  no solo es poseer  la fortuna y la salud, que ayudan que duda cabe, otro importantísimo condicionante es tener una verdadera fe religiosa.

 Lourdes hablaba con la Virgen . Su Virgen del Rocío.

 Y se peleaba con Ella cuando no le correspondía. .Lloraba desconsoladamente  en Almonte regañándola por  que no la ayudaba en los muchos momentos en que se encontraba desasistida por Ella.

 Pero siempre la tenia en su corazón. Yo espero que Ella también tenga a Lourdes en el suyo.. No me pronuncio. Lo espero.

 Si el lugar ultimo existe, espero que esté con nuestros familiares mas queridos cantando canciones que a todos nos encogía el corazón.  Voz clara y fuerte. Salud débil y jodida. Amanecí en tus brazos. Quisiera ser perla fina.

  Ay, gorrioncillo pecho amarillo
nomás de verte ya estoy llorando
porque Dios sabe que al estar mirando
ando sangrando igual que tu.

 Lourdes nos enterrará a todos ,solíamos decir, mal acostumbrados a su mala salud de hierro .

 Hoy, a la parca, se le ha puesto en los cojones llevársela para siempre. Han podido mas los cojones de la muerte  que los de mi hermana Lourdes. Querida Hermana Lourdes.

 Tu conoces, hermana mayor, mejor que nadie, lo mucho que te echaré de menos. Mucho. Mucho. Mucho.

 Fuimos nubes que el viento apartó,
fuimos piedras que a veces chocamos,
gotas de agua que el sol resecó,
borrachera que no terminamos.

 En el tren de la ausencia me voy,
mi boleto no tiene regreso.
Lo que quieras de mí te lo doy;
pero no; no te devuelvo tus besos.

 Te quiero. Tú sabes bien lo que me ha costado escribir esto, prenda. La vida misma.

 Tu Hermano, Álvaro.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: