LA FANTÁSTICA HISTORIA DEL FAMOSO VENTORRILLO DE LA PERRA

edwin-lanseer-eos-el-galgo-favorito-del-prc3adncipe-alberto-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

LA FANTÁSTICA HISTORIA DEL FAMOSO
VENTORRILLO DE LA PERRA

“Un calañés por penacho
por cesión de una medusa
y por lambrequines usa
dos remos y dos cenachos.
Estas son, por real bigote,
las armas de El Jabegote.”

No me cabe la menor duda de que los gustos y las apetencias culinarias –con el paso de los años– no solo van cambiando sino que además ¡Loor y gloria al buen sabor y al refinamiento del paladar! se van ajustando a lo razonable y a lo sensato; pues vamos adquiriendo, en cuanto a las recetas ancestrales de nuestras madres, la justa y necesaria cordura. Lo platos que antes nos producían aborrecimiento y repulsión, ahora, con una edad moderada y un carácter más o menos lógico y racional, nos parecen la mar de apetitosos. ¿No les suena?

Pongamos ejemplos personales tan ilustrativos cómo absurdos y disparatados.

A mí, en mis años mocitos, mozo y poyetón, me resultaba un quinario insufrible el ingerir determinados platos maternos tales cómo el gazpachuelo, las lentejas, la cazuela de fideos, las sopas de ajos y las de naranjas agrias cachorreñas; no hablemos del horrendo y martirizante puchero… una serie de platos de cuchara que hoy, con el pasar de los años resultan , ya lo he indicado, que son los que más me apetecen. Pero no se crean Uds. que la cosa quedaba ahí; también desaprobaba y reprobaba las comidas de ventas y paradas de los caminos; de restaurantes más o menos refinados. Un perfecto maharón estaba hecho, tiene que admitirlo, el que suscribe.

cachorreñas

Recuerdo muy bien cuando, con mis padres, íbamos a comer a un pequeño restaurante en Los Boliches, llamado “Le Fiacre”, y allí, yo me negaba rotundamente a comer los deliciosos platos que servían y tomaba la actitud obstinada y tozuda del hijo del caudillo hispánico Sopalajo de Arriérez y Torrezno (René Goscinny dixit); es decir, cerraba la boca y amenazaba con morir asfixiado antes que doblegarme ante el terrible suplicio de comerme una (ahora me parece absolutamente apetitosa) sopa de cebolla con su huevo cuajado, su tostada de pan semiahogada en el caldo y un buen puñado de queso Gruyére sometido al martirio de San Lorenzo. Toda ella, servida –como es pertinente, necesario y oportuno– en cazuelita de barro ad hoc, que quemaba como los mismísimos demonios.

sopa de cebolla

Y no! No transigía. El imbécil gastronómico que me poseía, no transigía y prefería comerse una hamburguesa y un crêpe en “El Goloso” (también delicioso)) sito en el pasaje del mismo nombre junto a la Plaza de La Gamba Alegre de Torremolinos. Justo donde mis tíos Jorge Huelin García de Toledo y Tía Yiyí –gracias a mi prima Margarita por refrescarme la memoria– tenían un pequeño y coqueto anticuario. Cómo anécdota diré que aún conservo en el salón de mi casa un sofá de caoba de estilo isabelino adquirido por mis padres en aquella preciosa tienda.

_wsb_627x369_Pasaje+el+Goloso

Bueno, sigo que se me va la olla. Ahora, a lo que vamos:

A principios de los años 70, mi tío Sebastián Souvirón, también conocido en el ámbito periodístico con el alias de “El Jabegote”, toma las riendas de un histórico restaurante (antigua venta) llamado “El Ventorrillo de la Perra” situado en el Arroyo de la Miel de Benalmádena. Allí se citaba lo mas granado de la familia Souvirón Huelin y adláteres; y distraídos por el verbo interesantísimo e inacabable de Tío Sebastián, degustábamos (yo poco, ya os digo) las afamadas sopas del Tío Cachorreñas; los ajoblancos, zoques y gazpachos. La Sopa Quitafollones o una carne al estragón y al hinojo según receta del propio Alfonso de Hohenlohe. Amén de otros platos y postres que ahora mismo vais a conocer. Después, la enriquecedora tertulia de la sobremesa que llegaba, en casos, hasta el oscurecer.

10346102_507323689410002_7572516068209678255_n

Esto que ahora podéis leer es la Verdadera Historia del Ventorrillo escrita por mi tío el periodista y abogado Sebastián Souvirón Utrera, y que gracias a la oportuna cesión temporal de mi querido amigo El Cónsul de Portugal Rafael Pérez Peña, vais a tener la oportunidad de poder leer.

Que la disfrutéis!!!

***800px-Ventorrillo_de_la_Perra

***

la perra escaneado 2

***

la perra escaneado 3

***

la perra escaneado 4

***

la perra escaneado 5

***

la perra escaneado 6

***

la perra escaneado 7

***

la perra escaneado 8


la perra escaneado11


la perra escaneado 10


la perra escaneado 13


la perra escaneado 11

***

la perra escaneado 12

***

la perra escaneado 1

***

elemento-decorativo-floral_23-2147486718 ex libris Álvaro(Ex-Libris creado para sí mismo, por Father Gorgonzola, para prevenir posibles casos de saqueos, ratería y pillaje por parte de amigos poco dados  al dispendio dinerario y a la obligatoria costumbre de devolver los libros prestados)

***

***

UN LUNES DETESTABLE

cd5502c69f1978b8581192272fbf494f

UN LUNES DETESTABLE

“Con un corazón demolido de sábados,
con una paciencia construida de anemias,
con el gran error de no haber sido pájaro.”
Juan Gaitán.

“Con el gran error de no haber sido pájaro.” …

Verán Uds.… Cuando las preocupaciones y el desasosiego ocupan en tu ánimo el lugar que debiera estar habitado por la alegría y por la esperanza; cuando las circunstancias constriñen y oprimen el necesario optimismo, y lo atenaza y le impide respirar libremente, uno añora y envidia–falta de madurez, supongo que es– la total ausencia de responsabilidades y el sentirse dichoso cómo un pájaro libre. Como un perro querido y bien alimentado. Como un pez que ignora la palabra pecera. Como un funcionario inoperante que no echa cuentas ni de días, ni de semanas, ni de meses, ni de años.

Supongo y me temo, que esta pretensión a la despreocupación y a la calma, es la aspiración del medroso; de aquel que –como dice un querido amigo– no aprieta los puños en la oscuridad y sigue adelante. De aquel que se queja amargamente de lo que la vida (afortunadamente solo en momentos puntuales) indeseadamente, le proporciona.

home-alone-loneliness-seascape-paintings-screen-319027

Sin tener en cuenta, el que también nos perderíamos muchas cosas si fuésemos pájaro o perro. O pez (dejemos en paz al funcionario y no lo distraigamos). Nos perderíamos el verdadero y único amor; la más adorada e imprescindible familia. La compañía de los amigos sinceros; los buenos ratos y las mejores sobremesas. La ilusión por lo que se utiliza y se percibe. Por lo que ha de venir. Por lo que se tiene y se sostiene.

Hoy estoy triste, tengo que reconocerlo. Debe de ser que hoy es lunes. Uno de esos malditos y detestables lunes que comprimen y afligen el alma. Sin conmiseración. Sin piedad.

O debe de ser –puede que sí; seguro que sí– que he leído un precioso (y tristísimo) poema de Juan Gaitán que me ha producido – aunque por diferentes motivos– una corriente indeseada de empatía con su autor y que ahora mismo – sin tan siquiera pedirle permiso para reproducirlo, pues me supongo el disponer de la indulgencia del doliente– inserto aquí en este blog que no siempre habrá de ofrecerles entradas gozosas y dicharacheras y sí alguna que otra de desconsuelo y abatimiento como es el caso.

2014-06-02-Hulings_IstanbulTurkey_watercolor-thumb

Léanlo. Si tienen un par de dedos de coraje, léanlo. Pero consideren que hoy es lunes; y no es buen día para según qué cosas.

Este es ese Poema del Lunes:

Esta mañana, amor, mientras caminaba
cansado, como siempre, hacia la caldera,
empezó a llover.
Era una lluvia muy fina, apenas lluvia,
pero me mojó su tristeza y de nuevo
me sentí infeliz.
Son estas cosas las que me hacen comprender
que existo mal, que no es este mi lugar,
tampoco mi tiempo,
que son demasiados los yerros que cargo
y ahora tengo que continuar, amor,
–no hay posible arreglo–
con un corazón demolido de sábados,
con una paciencia construida de anemias,
con el gran error de no haber sido pájaro.

                                                                   Juan Gaitán.

 ¿No es precioso?… Y de regalo, una canción:

***

***

minimalist-swirl-vintage-style-decoration_23-2147486725

UN AMIGO MÍO. (Sous les pavés, la plage.)

6313119908_147fa78887_z

UN AMIGO MÍO.
(Sous les pavés, la plage.)

“Non, rien de rien, non, je ne regrette rien
Ni le bien qu’on m’a fait, ni le mal
Tout ca m’est bien egal”

Tengo una deuda de honor contraída con mi amigo el pintor Antonio Ayuso. Una deuda –tengo que reconocerlo– de esas que no cuestan nada el pagarlas. Un compromiso, voluntariamente adquirido, que quiero dejar resuelto por el honroso método de “la devuelta” que diría el Óscar, camarero jefe e “hijoldueño” de mi bar de desayunos de cabecera que es.

Tengo en mente, para el pago, el proporcionarle al Ayuso alojo mediopensionista de manera definitiva e inapelable en este blog. Sin carga arrendataria que le atosigue; sin obligación de que abone cantidad monetaria alguna por el consumo de esas bebidas sobrias y enófobas que acostumbra trasegar, puesto que van incluidas, como es natural y de recibo, en el mismo de la Comunidad de Propietarios que le pago yo, gustosamente como arrendador.

A mi amigo el pintor (que me aseguró lo del proporcionarme fotos de sus obras) le prometí realizarle un post en esta su Comunidad, no tanto como para agradecerle el inconmensurable regalo que me hizo en forma de retrato, sino porque tener aquí a Antonio Ayuso como inquilino, representa un inapreciable regalo para este blog y, por ende, para su Comandante en Jefe.

sous_les_paves__la_plage___by_betagalactosidase-d5kqwxe
Esto que ahora vais a leer, es una primera entrega de tres (espero) sobre la figura de Antonio Ayuso. Una primera entrega esta que incluye un precioso alegato de su íntimo y apreciado amigo el Poeta y escritor Javier López Navidad. Una prédica en prosa poética que habla de los tiempos del pintor en Francia, de sus trueques de pinturas y dibujos por latas de refrescos y cervezas ignominiosamente abstemias; de la tierra almeriense que compartimos ambos cuando eso del cumplir con los deberes patrios. De su patio plagado de vinagretas o del cuadro de su madre “retrato maravilloso de la mujer que más ha amado, donde la ternura y el alma limpia se manifiestan contundentemente” (sic). De estas cosas y de muchas otras más.

enhanced-buzz-16940-1358278157-1

Después vendrá otra entrega con texto de mi muy querido amigo el Poeta Juan Miguel González; y después –la última, si así se cumplen las expectativas– con una selección retrospectiva de los trabajos del Maestro.

Este artículo está ilustrado con imágenes de un París que ya se esfumó en esa playa ilusoria existente debajo de los adoquines (Sous les pavés, la plage.) que los jóvenes idealistas del 68 siempre aseguraron que estaba allí y en la que Antonio Ayuso, estoy completamente seguro, alguna vez se bañó después de zamparse un buen cacho de queso Camembert de Normandie y una copita de Ricard.

enhanced-buzz-17076-1358277654-0

UN AMIGO MÍO.
Javier López Navidad

Mea la perrilla sobre la lata de cerveza que descansa en el suelo de porla o cemento muy aguado y desconchado del patio de las vinagretas; el pavimento se ha resquebrajado con el sol y el paso de los años. Mientras mi sonrisa expresa el estupor ante la licencia canina, el pintor asalta la cocina y trae para acompañar las cervezas y las colas un paquete de galletas María. Todo es alegría en este abierto y luminoso rinconcillo de la casa, donde pululan gatos y perros entre poetas y pintores de blandas primaveras. Sobre el cielo del laurel pasan dos gorriones y algunos chamarices despistados.

Perros y gatos conviven en silenciosa armonía en la noble casa de los Hidalgo. Unas veces duermen sobre la cama del pintor, otras, juegan entre aceites y pinturas dejando un rastro de babas y pelos en mangos y virolas de los pinceles desperdigados por la sala estudio y que no provocan queja alguna en el maestro, más preocupado por el trabajo que le entretiene que por los humores y juegos de sus animalitos. La bonhomía del artista se refleja en el carácter acogedor de sus perros y gatos que reciben al visitante mansamente y lo acompañan por las diferentes estancias de la casa. Casa ligera de equipaje, de amplios espacios y livianos, pero acertados, ornamentos, que relajan al visitante cuando camina sobre una solería de mediados del siglo XX con aroma de esencia de pino o trementina. A la entrada, en la pared de nuestra izquierda, cuelga el cuadro de su madre; retrato maravilloso de la mujer que más ha amado, donde la ternura y el alma limpia se manifiestan contundentemente. Tendría el pintor dieciséis años cuando plasmó el rostro amable de esta Madonna sixtina malagueña.

enhanced-buzz-8640-1358275697-0

Gusta Ayuso relatar su paso por Francia; sus mejores años, según él. Habla y habla del país vecino y de sus gentes, de su comida, de sus flores, de sus vinos y de sus quesos y cómo no, de los valses parisinos y las tristes baladas con los sonidos del acordeón y la voz quebrada y melodiosa de Edith Piaf, cantando «Non, je ne regrette rien» y de Ives Montand, con sus «Hojas muertas», que le saltan las lágrimas y que le llevan al sendero melancólico y fatalista sobre el destino; cuenta cómo ambos temas y un queso le acompañaron en su viaje sobre la dura madera del vagón del tren que le traía de vuelta a casa.

71ed9086378b435badcb716d9d12145b

Muchas veces recuerda los años trascurridos en el Sur de Francia, ¿o estaba al Norte?, trabajando en una quesería. Ganó en peso y francos. Cada mañana iba al trabajo con una baguette bajo el brazo envuelta en un periódico, siempre el mismo, el Ideal de Granada, a modo de disimulo; cada mañana, cargaba con su herramienta favorita: una barra de pan de Viena y mucho y mal disimulado apetito. Manejaba hambre como soldado en maniobras. Autorizado por el patrón de la empresa de comerse los quesos rotos y despostillados, el día que no había ninguno provocaba un par de accidentes. Comer es necesario y sobre todo por la gloriosa libido de los veinte años; cada pulsión amorosa requería una ciega pasión por la leche cuajada y un obligado recuerdo al magno chorizo de Cantimpalos.

Sobre el terreno grisáceo y amarillo de Viator, arrastra Antonio sus pies, cargando un caballete con lienzo y una lata oxidada de pinturas y pinceles. Lleva más de un mes con el sol en la sesera y el rostro de un capitán entre ceja y ceja, el cual le exonera de ciertas labores militares a cambio del cuadro que le inmortalice con correaje y sable sobre un caballo blanco con los justos lunares. Y Antonio sueña en el mar; y sueña en su infancia y en el sonido del agua al pasar por su puerta.

enhanced-buzz-4672-1358211463-0

– Don Antonio, me debe en torno a cuatrocientas latas, entre cerveza 0’0 y coca-cola light.

Se lo dice, no muy severo, el dueño de la tienda de congelados. Y el pintor se queda pasmado por el número y le pide nervioso un cigarrillo; juraría error en el cálculo. Sabe que le mete sin miramientos gato garduño y se queja para sus adentros de esa cantidad que niega haber consumido; según él, 282 latas. Como sabe el endeudado de la pasión por la cacería del demandante, cada mes o cada dos, le lleva un cuadro con motivos cinegéticos, bien de setters y podencos, bien de liebres y conejos, bien de cananas, chalecos o de terribles repetidoras; muy realistas ellos y más prácticos, con los que salda en sencillo trueque sus deudas. Al de los congelados le sabe a gloria cada uno de los cuadros de este maestro del color y la forma; muestra un orgullo desmedido y cierto pavoneo porque sabe lo que adquiere. Cuando hay muchedumbre en el negocio, hace público entre su clientela de que tiene un Ayuso colgado en la cocina que representa una bandada de patirrojas de la Meseta y otro en el salón con seis bravos fox terrier atacando un jabalí que quitan el sentío y le estimulan el apetito. Noble arte, donde los haya, el de la cacería.

***

enhanced-buzz-17076-1358277728-2

***

81

LA COCINA DEL GRECO

el-greco-1-638

LA COCINA  DEL GRECO

Toñete, mi querido amigo el Profesor, tiene, como siempre, el apropiado detalle de remitirme un recetario muy especial e interesante. Un recetario muy original en el cual, y a modo de presentación, se indica que:

“En la obra que presentamos aunamos literatura, pintura y gastronomía para ofrecer una particular invitación al disfrute de los sentidos con el objetivo de aproximarnos a la cultura de una forma amena, mostrando, además, nuestro compromiso con un estilo de vida saludable que se resume en una serie de recetas inspiradas en la cocina mediterránea, que nos ayudarán a conocer mejor la figura de El Greco y nos animarán a degustar unos platos que nos ayudarán a hacer de Castilla la Mancha una comunidad más activa, física y culturalmente.”

greco_toledo--478x270

Disfruten con el color y el sabor de la cocina encuentada de El Greco cuya autoría recae en Teresa Pérez Hernández.

Este es el recetario:

Cocina de El Greco

Que aproveche!!

***

elemento-decorativo-floral_23-2147486718

DE VUELTA A LA CARA OCULTA DE LA LUNA

portada-pressbook-2015-e1427112655164-430x430

DE VUELTA A LA CARA OCULTA DE LA LUNA

“There is no dark side of the moon really.
Matter of fact it’s all dark.”

Pongan Uds. un algo de reticencia; unas dosis (bastantes) de desconfianza, de dudas y de recelo. Añádanle unas gotas de esa inexplicable superioridad que nos interviene a los presuntuosos que –creyendo saber muy mucho de algo y de estar muy muy seguros de una circunstancia concreta– no nos entra en la cabeza la exégesis o explicación de otro parecer o criterio distinto al nuestro.

concierto-de-pink-tones
Eso es lo que me pasaba –y hablo en pasado– con los llamados grupos “Cover” o “Tributo”.
Ya, en su día comuniqué esto mismo tras ver la actuación de los excelentes “The Silver Beats” que me propiciaron el que pudiera “asistir” a un concierto de The Beatles años después de que el grupo dejara de existir. El sábado noche, The “Pink Tones” hicieron lo propio con Pink Floyd y me llevaron por un inesperado y emotivo paseo por las arenas de Pompeya y de vuelta a la cara oculta de la luna. A volver a vender mi alma (I wish you were here) en el desierto de Yuma. A reconsiderar algunos de los Muros, que aún no han caído del todo, en muchos lugares infames de este planeta.

The “Pink Tones” hacen un brillante tributo a la discografía de Pink Floyd con una especial recurrencia a la de los años 70. Y lo hacen con una enorme fidelidad y respeto; con una evidente honestidad. Fueron fieles a lo que prometían: una vuelta a ese universo floydiano –exclusivo y privativo de cada uno de los asistentes– que ha configurado y ocupado, sin lugar a dudas, una parte importantísima de nuestros años más jóvenes y que nos prepararon el oído para lo que después vendría en la música.

P1200307
La Sala París 15 de Málaga –a la que sólo hay que achacarle el fallo del alto precio de los consumibles líquidos– llenó la parte disponible –que no era pequeña– de fieles seguidores de esta banda mítica. Tres horas de una música conocida por todos que nos hizo vibrar y bailar todo el tiempo que duró el concierto y los generosos bises.

Verán Uds. otra vez; meterse en la piel de un grupo tan incrustado y embutido en la memoria colectiva de los aficionados musicales; con unos temas que tenemos grabados –nota a nota– en nuestra memoria; delante de un público que –por saberse al dedillo toda la discografía del grupo tributado– es terriblemente exigente y riguroso, demuestra una enorme seguridad y confianza en un trabajo bien realizado y, además, un par de grandísimos cojones.

“Pink Tones” salió y convenció. Desde el primer momento. Tocaron todos esos temas, implementados en nuestro recuerdo, de una época que –en el caso del que suscribe– resultó ser un tiempo de descubrimientos, de impagables hallazgos amistosos (ayer fui acompañado por una entrañable representación de amigos de aquella época y que aún conservo) de experiencias vitales que conformaron –de algún modo– mi forma de ser y de pensar, y de una provechosa educación musical.

P1200292

Anoche me sumergí de nuevo en el Ummagumma. Orbité otra vez por la parte oscura de la Luna que tan bien conozco gracias a ellos. Oí suplicar – muerto de añoranza– que ojalá estuvieras aquí. Volví a aquel hotel de Londres en el que –desde la ventana de mi habitación, atestada de posters, discos y parafernalia estanquera, todo adquirido en la Carnaby Street de los 70’s– observaba la Battersea Power Station que figuraba en la portada del “Animals”. Y no se crean Uds. que no pocas veces vi el cerdo flotando entre sus altas chimeneas. Y yo nunca miento.

Battersea_Power_Station_(Geograph-2618690-by-Christopher-Hilton)
Un concierto rememorador y evocador. Un viaje a un pasado ya bastante alejado; una vuelta a un lugar de mi vida que fue pródigo en experiencias positivas muy alejado (afortunadamente) de la pacata prudencia y la pusilánime sensatez de muchos en aquellos años llenos de grises. Unas gratísimas vivencias que me aportaron conocimientos y sabiduría; y una filosofía de vida, de la cual, aun me congratulo y disfruto.

pink-tones4
The “Pink Tones” No se lo pierdan la próxima vez que vayan por su ciudad. No se arrepentirán.

***

10252139_622422577833186_5891942956299307078_n1 IMG_1141 pink_tones_8 pink1a pink-tones

***

diseno-floral-retro_23-2147486730

EXTRAVAGANCIAS GASTRONÓMICAS.

EXTRAVAGANCIAS GASTRONÓMICAS

Nouar-painting-corey-helford-thefoxisblack-big-food-tongue

Nunca hubiera creído, chiquillo, que fueras tan delicado de paladar! ¡Malo, malo, y muy malo! En este mundo hijo mío hay que acostumbrarse a comer de todo, porque no se sabe lo que puede suceder. ¡Da el mundo tantas vueltas!
Carlo Collodi

Sin saberlo, comía patatas fritas impregnadas de aceite y queso, con un setenta por ciento de grasa. Sin saberlo, era libre.
Delphine De Vigan

María de la O es amiga de María de la A. Bueno…seamos puntillosos, también lo es de la Oíaporculo; pero esta, extrañamente, se mantuvo al margen del delirio gastronómico que ahora os voy a contar.

María de La O, es alta y “esterilizada” rubia de pelo y guapa de cara. Posee una conversación amena y es simpática a más no poder; también, sabe escuchar; es lo que se llama una perfecta compañía. Todo un dechado de virtudes que se van por la borda cuando observas –durante un almuerzo– cómo saborea con verdadero deleite e incontenible fruición un enorme ojo de un pez recién cocinado por el ancestral y denostado método de “a la espalda”. El pez citado es un bicho llamado por estos lares Voraz. Un bicho llamado por los expertos “Pagellus bogaraveo” y por el vulgo de toda la vida: Besugo. Y no me refiero al ex presidente Zapatero.

Nouar-painting-corey-helford-thefoxisblack-big-evil-girl-576x282

La situación que os estoy contando, transcurrió hace unos días en uno de los pocos chiringuitos de a pie de playa que quedan en la provincia de una Málaga, ya malacostumbrada al aluminio feísta, en detrimento de la arena y su pegotito de alquitrán. Veréis: A mi amigo Shati, se le ocurrió pedir un Voraz creyendo que era frito (lo confundió con el delicioso Pez Araña) y le /nos plantaron un pedazo de besugo –no me refiero al ex presidente Zapatero– sino al inefable “Pagellus bogaraveo” abierto por la mitad, completamente espatarrao y con su enorme cabeza (también abierta por la mitad) enseñándonos todo el viscerámen y las ideas como es preceptivo y repugnante.

you-satisfy-me

El deleite y la fruición, ya os digo, con que María de lo O, chupaba todos los recovecos de la mirla del bicho; el brillo que ganaban sus propios ojos a medida que lamía los del Pagellus y, sobretodo, los comentarios ilustrativos acerca de la ingesta de humedades animales, me tenían ciertamente levantado el estómago.

Menos mal que –en cierto modo (es falso)– la otra amiga: María de la A, que es bajita de cuerpo. Pelirroja de pelo y guapa de cara. Que posee una conversación amena y que es simpática a más no poder; también, sabe escuchar (y cantar en un coro) y es lo que se llama una perfecta compañía,  me explicaba –para asquear más aún el asco que ya tenía yo– lo riquísimo que era comerse los cartílagos (los roía como una ratoncita) de otro pez llamado Raya que tiene nombre de dosis unipersonal. La Oíaporculo, grá y Adiós, no participaba de tan repulsiva demostración antropófaga. Fue de agradecer.

nouar-too-sweet

Bueno… viene esta rememoración repulsiva que acabo de referir, porque dicho recuerdo, me lleva a considerar lo distintos que son los gustos culinarios y la enorme variedad de rarezas y extrañas mescolanzas que comemos los mortales omnívoros que somos todos los que andamos sobre dos patas y nos dejamos engañar en las urnas.

Así que hice una pequeña encuesta entre mis amigos whatsapperos; un somero estudio de mercado (muy apropiado el término) para que me indicasen sus peculiaridades gastronómicas. No se trataba de platos exóticos; porque lo exótico para unos es normal para otros y viceversa. Se trataba de… esas mezclas de sabores, de ingredientes; esas combinaciones alimenticias que le entran por los ojos a Paco y le provocan la arcada a Juan. O vice–berzas.

nouar-happy-fatty

Las respuestas fueron sorprendentes y ahora las vais a comprobar. Pero como hay que predicar con el ejemplo, seré yo el primero nombrando esas rarezas propias; esa “asquerosidades” que me chiflan y que a ojos extraños (no se me va la imagen del ojo besuguero) asombran.

Vamos allá: A mi me encantan todos los tipos de cortezas de queso. Todas y cada una de ellas; y hablando de quesos, el Camembert contra mas pasado y mas huela a amoniaco, mas me gusta. Me encanta comerme los embutidos con su “pelleíllo”, y adoro la mezcla de plátano y patatas fritas. El jamón de York, me gusta pelín pútrido y la combinación de natillas de chocolate con Kikos es una delicia difícil de superar. Ya está. Ya he entonado el Mea Culpa. Ahora vamos al resto del mundo animal:

nouar-lemonade-parade

A mi amigo Girilín, le encantaba comer los bocadillos de chorizo, salchichón y chicharrones espolvoreados con mucho azúcar; y según mi querido MAF, adorador de las partes nobles de Betty Misiego, al ínclito jugador de fútbol Butragueño, le fascinaba el chorizo, pero embocatado con Nocilla; que merendilla!!! Mi bien amada María de la A muere por unas croquetas también bañadas con azúcar o un bocadillo de patatas fritas; y su íntima, ya lo sabéis María de la O, se desmaya ante una caída de ojos y una cabeza patas abiertas y chorreante de babas y jugos…

nouar-hot-diggity

Labioss se pirra por los bocadillos de mejillones en escabeche con paté; adora los bocadillos de aceite, azúcar y unas gotas de Kina San Clemente y al igual que mi querido Tío, Manlio Antonio, no dice nunca jamás que no a los boquerones fritos migados en café con leche durante el desayuno. A mi querida amiga XXXX –no digo el nombre por razones obvias– le encantan las pollas en vinagre (sic) y ahí lo dejo.

nouar-milk-fed-vealA Shati –no se porqué no me asombra– le encantaba el puré de patatas con patatas fritas y patatas chips de paquete. Y a mi amigo Txope –por eso de que es de Bilbao– le encantan los bocadillos (cómo le preparaba su amatxu) de ajos fritos. También los churros con Coca Cola. Si! He dicho Coca Cola; no Cola Cao.

A mi adorada Santa –cuando pequeña– le gustaba comerse la cal de las paredes y las cabezas de las cerillas. De ahí su enorme inteligencia (debido a la enorme ingesta de calcio y fósforo) demostrada con su preclara y oportuna elección de pareja. Al artista plástico Zambrano, cuando era joven, le encantaban los lagartos y los pajaritos a la brasa que él mismo cazaba. De ahí supongo su volaera actual.

nouar-melty-friend

Sigo con la retahíla que no es poca…

Mi amada Titi nos obsequia de vez en cuando con unas migas con torreznos con chocolate y sardinas asadas; y mi amigo Jesús el Rojo –cuando se va al Oriente– le encantan los pinchitos de escorpión (saben a cochifrito tío!) y también los pulpitos crudos que cuando te los metías en la boca movían las patas. Al Afilado amigo, le encantan las anchoas con leche condesada. Y a mi amigo Rebuscá le encantan los callos sin callos; a su suegra la leche con sal; y a su hijo Mario, le fascinan los bocadillos de arroz en paella. Una locura, lo que yo te diga.

nouar-my-edible-friends

Los hermanos Blind comen chumbos acompañados de pan y a las albardillas le hacen un “joyo” en medio y le añaden aceite vinagre y sal. Mi amigo El Largo no tolera el tocino si no es acompañado por un trozo de cebolla cruda. Desde su retiro en el Reino de los Colores, mi queridísimo Antonio Abril me dice que sigue comiendo tiza mojada en tinta; pegándole mordiscos a las gomas de borrar Milán y sacándose los padrastros de Pegamento Imedio de los dedos.

Doy gracias al Altísimo por no haber sido invitado a comer a casa de los padres de mi amigo Darta. A su madre le pirraba el culo del pollo que había sido guisado. Si en vez de pollo era conejo, era todo un espectáculo horroroso contemplar a su padre devorar la cabeza al roedor: abriéndole la mandíbula y arrancarle la lengua al bicho de un bocado para comérsela. Con eso ya me explico muchas cosas del vástago.

nouar-apple

En fin…un paseo por el boulevard de los horrores. Tengo que reconocer las pesadillas sufridas esta noche a costa del terrible post que acabáis de leer. Si después de esta lectura, podéis comer sin vomitar, es que estáis preparados para todo. Y si lo hacéis, será perfectamente comprensible.

Buen provecho.

***

nouar-eggstra

GUARROMAN FERRER: EL SUPERHÉROE MALAGUEÑO

GUARROMAN FERRER:
EL SUPERHÉROE MALAGUEÑO.

18130_10204885481675815_8677036527567982523_n
Gotham tiene como inquilino de Pro a Batman. Metrópolis da cobijo a Superman. Nueva York tiene en el vecindario a Spiderman; y Guy Fawkes, está empecinado en volar el Parlamento de su ciudad de Londres, oculto tras su bonita máscara de Anonymous. Ítem más: Central City acoge a The Flash. Y Thor, por eso de su curro y por su ascendencia divina de la muerte… Thor tiene Asgard como lugar de empadronamiento.

Toda ciudad que se precie –ya lo veis– tiene, o debería de tener, un Superhéroe cualificado en nómina, y censado debidamente, para el control de la villanía y el propio orgullo ciudadano.
En Málaga, sintámonos de enhorabuena, el residente de a pie –desvalido, inerme y desatendido por las autoridades municipales– tiene ya en quien delegar su desgracia y su infortunio en un responsable cualificado, ducho, y experto solucionador de problemas y situaciones críticas: Guarromán Ferrer. El Héroe porcino. El Superhéroe Malagueño.

10609562_10200333854346596_3697214391262563444_n
Guarroman Ferrer: El paladín de los desafortunados. El Adalid seráfico de los desventurados. Un cerdoso y porcuno titán creado por accidente en los laboratorios de Famadesa al ser infectado –supongo yo– por un extraño virus procedente de otro matadero ignoto y desconocido. Mondo Prolongo o García Agua; cómo el Titanic.

Oooooiiiiiiink!!!!!!

10991323_10200333868346946_6059607399122028775_n

Su mecenas y valedor es AndThe…

AndThe… es un grupo anónimo; responsable motor y centro neurálgico que –remedando los ideales y la filosofía de la especial escuela de mutantes regentada por el Profesor Xavier– aglutina a personas con aptitudes singulares; aunque en este caso, –cómo no podía ser de otra manera, pues hablamos de Málaga– parca y exiguamente retribuidas o recompensadas. Personas con dones (no he dicho condones) cómo la danza, la música, o el teatro… Un grupo de divertidísimos artistas, enigmáticos e incomprensibles, que organizan jaranas dignas de ser contempladas como verdaderas muestras del surrealismo más ingenioso y agudo que unas personas en sus cabales – y no suele ser el caso– puedan echarse a la cara.

31662_1185229651276_114529_n
Una muestra exquisita de la insania más ilustrada, artística y ocurrente que Uds. se puedan imaginar en lo alto del atribulado escenario que le toque en suerte y que se lo permita. Una revolución cultural sin ningún afán de protagonismo (pues suelen ocultar su identidad bajo máscaras que disimulan sus verdaderas intenciones) estrafalaria, excéntrica, estrambótica. Extraña, rara y chocante; grotesca y pintoresca. (Se me han acabado los sinónimos). Un pasón en toda regla.

Una fiesta esperpéntica y burlesca que, al más puro estilo Gong de los setenta o de la más cercana Orquesta Mondragón de los ochenta, reivindica la diversión a través de una fiesta pagana y fetichista que vuelve loco a todo aquel que se sitúa a un metro treinta por debajo de ellos. Una bienvenida locura.

22454_103879199632378_5332339_n
Estamos de enhorabuena; ya os digo. Empecemos a no dejarnos llevar por las resacas producidas por las corrientes submarinas del Príncipe Namor. Arranquemos, de entre sus dedos, el Ojo de Zoltek a Kelly Ojo Mágico y arrojémoslo al volcán más cercano que es el Monte Coronao. Dejemos de hacer acopio de vacunas anti Kriptonita para el del ricito imperturbable. Bajemos de sus pedestales al Jabegote, al Biznaguero, a Ibn Gabirol y a Don Antonio Cánovas del Castillo… Bajemos a todos de sus atalayas, porque tenemos ahora, un superhéroe malagueño a quien honrar.

Un superhéroe con reminiscencias a Lavashosho y a limones cascarúos. Un prodigio con aires de carbón de encina y aromas de pastillas Meta. Un semidiós con sabor a especias morunas de pinchitos de Judi; el del Kiosco de La Marina. Con olor a gambas a la plancha de calle Comisario, esquina a Juan de Dios Barba; y armado hasta la coronilla de canutos sin chorlitos, pero sí provisto de palodú, almencinas y cañadú.

Llega Guarromán Ferrer: El Súpercerdo.

Este es el texto de la presentación en sociedad del marrano volador elaborada por la sección de Discursos, Homilías y Pláticas de AndThe… Disfrutadla, es esclarecedora, demostrativa y convincente. Porque cómo ellos bien dicen…

!!!! Ha nacido un Superhéroe, GUARROMAN FERRER ¡¡¡¡

Y eso, no tiene precio ni en el mercado negro ni en el del Molinillo.
Y dice Matías!!!…

28649_129255460427866_3024595_n
Guarroman Ferrer tiene poderes sobrehumanos. Un cerdo guerrero de identidad secreta que vela por los bajos instintos, por los actos impuros y por las prácticas lujuriosas. Con los superpoderes de su capa de tuno, defiende el ruido inarmónico, la buena praxis de la lluvia dorada, la osadía intelectual, el mitad contra el café con leche, salir doblado del último del bar, los tapiceros gritones de barrio con furgoneta y hasta las congregaciones secretas que se reúnen en torno a la taza del wáter, combatiendo la rutina tediosa y acomodada.
Su perfección anatómica es tan admirable como repugnante, pero plenamente cautivadora e hipnotizante. Corre, vuela, no nada (es un cerdo y no le gusta el agua), y siempre aterriza en el contenedor más cercano a ti cuando más lo necesitas.

Lucha desinteresadamente en contra del inocente sin vida, combatiendo el buenísmo, catástrofes morales, invasiones intra o extraterrestres, o cualquier otra monótona amenaza. Una estructura de porcinos valores morales: generosidad, sacrificio, autocontrol y piedad de pata negra, que convierten a Guarroman Ferrer en un verdadero santo moderno de un mundo que carece de la fe y del raquitismo amoral.
Villanos modositos, os ha llegado la hora.

37901_138978666122212_5512589_n***

elemento-grafico-retro-de-diseno-de-lineas-finas-simples_23-2147486743

A %d blogueros les gusta esto: