VIAJE A LAS ALPUJARRAS 2

Viaje a las Alpujarras. 2

19 de Agosto del año del Señor 2011.

La noche había sido despiadadamente calurosa, pero algo había tenido de bueno esa circunstancia, que no era sino que esa especie de sauna involuntaria nos había liberado el organismo de restos contaminantes y, masssomenoss, estábamos hechos unos pimpollos. Pimpolla en el caso de Santa-PacaVaca.

Me levanto el primero. Me lavo la cara. Bajo al restaurante del hotel y allí, tengo mi primera experiencia con el pérfido pan del día anterior; tostado este, hasta el martirio, con la intención de revestirlo de una pátina de dignidad y blandura. Ni por esas. A cada bocado, mil millones de durísimas esquirlas de harina petrificada salpicaban el inexistente mantel de la mesa de desayuno. Mesón Poqueira. El Palacio de la Simpatía.

Pido la cuenta: Un mármol de Carrara con aceite y tomate y un café, ha sido, Peco!

Peco (Nombre que dábamos a cualquiera de los hermanos gemelos, Pepe y Paco, pues nunca sabíamos quien era en realidad quien nos atendía) emite su primer (y casi único) sonido gutural del día: Doscincuenta!

Pago y me las najo. Escupo pan rallado por donde quiera que voy.

Subo a la habitación, me lavo los dientes y los libero del serrín. VacaPaca sigue nadando brillante en un espeso y brumoso mar de calor. Salgo a la terraza y me pongo a escribir mi cuaderno de bitácora. Chivato, al fin y al cabo que es, de este relato. Las vistas me reconcilian, de momento, con el lugar de martirio.

Contactamos con el resto de la superpandi una vez abajo -pero fuera- donde están realizando su desayuno. Allí es donde me doy cuenta de que el pan blando lo destinan a los bocadillos. Si lleva Jamón…Pan blando. El de Carrara para el tostado acompañando al aceite y al tomate licuado. Zuputamadre!

Damos un paseíto, compramos algunas cosas en un recóndito Covirán que hay en el pueblo y, por fin, nos decidimos por el rito acostumbrado. A la piscina!!! Toda para nosotros.

Son las 12:00… Chapuzón… Otro Chapuzón. Decidimos realizar nuestra obra de caridad diaria y emprendemos la titánica tarea de enseñar a nadar a Donna. Girilín se erige en entrenador personal. La tarea se torna cara. Donna Cara.

12:25. Ya hemos perdido una toma de cerveza. Así que nos encaminamos Shati y Father hacia el bar del Jardín. Encargamos 8 cervezas y una mariconada en forma de refresco de cola. Nos regalan unos desagradables saladitos como acompañamiento. Todavía no está encendida la barbacoa.

Sigue Girilín con su labor natatorio-pedagógica.

Establece Donna un nuevo estilo de natación que no es sino un compendio de Crolls, Mariposa, Espalda y Perrito. Todo lo cual configura una suerte de estilo TetraplejiCroll. Chapoteo, que -aunque parezca mentira- permite el avance de la bisoña nadadora por todo el ancho de la piscina de agua mineral. Parco, pero avance al fin y al cabo.

Açí se Haçe! Gritaba Merca desde el borde de la piscina emocionada. Eçoé. Eçoé! Açí se haçe!!! Volvía a animar a la atribulada Donna -que luchaba lo indecible por la flotabilidad- en un perfecto Mendoçiano

Tres rondas más de cervezas acompañadas estas de medios bollitos de pan con chorizos y pancetas a la plancha. Patatas fritas y aceitunas.

Henchidos estamos de orgullo, grasas polisaturadas y cervezas. Nos encontramos en los jardines del hotel con la hermana shica del Pozí y le hacemos foto.

Ámonos a comer a una pizzería!! sugiere Oíaporculo (la otrora Incineración).  Y así lo hacemos con algún que otro altercado en cuanto a la ubicación en la pizzería. Le callamos la boca a base de Macarrones a la Boloñesa.

Merca devuelve una botella de vino: Está paçao! Argumenta.

Allí, en la pizzería, nos encontramos al Shico Martini y tambien – sin que él lo sepa, le tiramos una foto.

Comemos, descansamos en las habitaciones. Interruptus hace honor a su nombre. Nos vamos a su habitación resignados y degustamos unos chupitos de espirituosos y vuelta a la piscina los diez. Es decir, los nueve y la petaca.

Está el agua deliçioça! Que gustaço! Comenta muy acertadamente Merca. Donna empieza a realizar estiramientos y se coloca la pertinente gorra de Bazooka Joe que -parece ser- aumenta notablemente su índice de flotabilidad, ante la atenta mirada de Girilín, entrenador personal que es;  y reanuda sus clases de natación pegándose unos tremendos buches de agua; aunque difiere de lo anteriormente expuesto por Merca. No encuentra el agua tan deliçioça!

Subimos a la habitación (Fresquita como pocas a la sombra de un enorme nogal al que solo le faltaba la pertinente mona) de la intrépida nadadora. Allí contemplamos la corrida de toros desde La Malagueta. Una notable matanza ante un terrible Javier Conde que sale del coso a gorrazos. Literalmente. Su toro lo debe de  matar la Guardia Civil a tiros.

Irrumpe Interruptus en la habitación con una botella de Ron Bacardí 8 años hirviendo como solo puede hervir una botella de ron abandonada a su suerte durante 8 horas (tantas como años tiene) al sol dentro de un coche. Desestimamos tomarla, pues el primer sorbo nos cauteriza la garganta. Así que decidimos salir de tapeo por Capileira, y la dejamos enfriando.

Como de costumbre, discutimos hasta el infinito adonde ir, hasta que por fin, nos decidimos por la primera opción. Bar la Tapa de nuestro buen amigo Eduardo. Donde nos tomamos unas cervezas (Father se zampa un plato de morcilla en caldera y dos cocacolas) y por fin – al fresquito- unas copas que nos sirven para decidir el irnos a la piltra. Father se zampa dos chupitos para echar abajo la CocaCola.

Desde la cama –y en ese infierno de habitación- VacaPaca y yo oímos por la radio a Bienadicto desde los XVI impartir la bendición a la muchachada en Madrid.

La puta mosca de todas las noches, empieza su recital porculero. Sólo una, pero hay que ver lo que molesta. Me refiero a la mosca, no al Papa.

Como esta noche sea igual que la anterior, mañana nos vamos pá Málaga, nos decimos. Nos volvemos a cagar en Interruptus e intentamos dormir.

To be continued…

La Buena Música (De Father Gorgonzola) Charlie Vs. Dylan

La Buena Música (De Father Gorgonzola)

Charlie Vs. Dylan.

CHARLIE MARCIANO

Por esos azares de la vida -casualidades que son- cae en mi poder un enlace a través de, mi ya muy ponderado y antiguo émulo, Carlos López Linares. Me da a conocer algo a lo que yo antes, casualmente, había echado un vago vistazo. Un Tributo. Un tributo en el que un, para mí, aún desconocido -ahora ya no- Charlie Marciano, junto a un Lito en una ignorada faceta dylaniana, homenajean al maestro de Duluth y recorre lo mas granado del autor de la mejor canción de todos los tiempos: Like a Rolling Stone.

También, en su canal de Youtube, le da unas  concesiones a The Partisan de mi amado Leonard Cohen, y una preciosa versión de Little Wing del Hendrix, pero eso es otro tema. Otro cantar, que diría el Mío Cid.

Volvamos a Charlie… A Charlie, se le nota su pasión por Bob Dylan. Y mucho. No solo por las canciones que interpreta: Una versión del imprescindible de Like a Rolling Stone… Una estupenda Maggie’s Farm… y muchas más. Sin olvidarnos del Tombstone Blues, ya te digo.

Se le nota también en la imagen que da. Porque tiene la apariencia -no solo por el sombrero, aunque con las plumas cambiadas de sitio- sino porque tiene el aspecto conferido de haber revisitado la Autopista 61 al ritmo del Queen Jane approximately. Y eso se nota, repito.

Yo, desde mi pobre opinión, le pediría que en sus próximos conciertos, esos conciertos que tienen la pinta de ser privados, pero preparados absolutamente a conciencia, no deje atrás su versión propia de License to Kill y  -ya por pedir- que se deje arrastrar por la ternura mas apasionada de Sweetheart Like You… Esa canción que no deja de emocionarme cada vez que la oigo.

En estos enlace que ahora vienen, tiene el privilegio de dejarse acompañar por mi gran Lito y sus Friends. Gente esta –los Friends- a los que solo conozco de algunos conciertos en directo. Un grandísimo Javier Martín al bajo. Un estupendo batería : Nicolas Huguenin (el último “fichaje” de la Lito Blues Band) al que no conozco personalmente  (Bueno, a todos desconozco personalmente  excepto a Lito que es amigo desde hace  mil años, también es verdad)

Y mi favorito (Después de Lito): Un teclista, Jesús Durán ¿Se llama así? Con un look merecedor de estar incluido en la portada del Mad Dogs & the Englisman de Joe Cocker. Tocando este, Jesús, un órgano que suena a Chris Stainton; con un entrañable sonido a Farfisa de los años 70. Fantástico Jesús. Fantástico.

Hay discos tributos a Bob Dylan a montones; por poner un solo ejemplo, que a mi me encanta, el que le hace Steve “Yes” Howe que es magnifico. O, porque no puedo dejarlo atrás, The 30th Anniversary Concert Celebration.

 

Dylan, ha sido versioneado por los mejores músicos de todos los tiempos (El Just Like a Woman del citado Cocker, sirve de ejemplo indiscutible). Pero siempre lo he dicho, el mejor versionista de Dylan, siempre ha sido y será el propio Dylan.

Por eso nunca me canso de oírle cantar una y otra vez sus composiciones, porque al igual que a la Autopista 61, las revisita, las reinventa y siempre, siempre, las mejora (Pasen y vean el Knockin’ on Heaven’s Door de su Unplugged).

Tuve la dicha de ver actuar en directo al Zimmerman en Málaga y solo tocó, apenas, la armónica en un solo tema. Tuve otra vez la oportunidad de verlo en Córdoba y solo tocó la guitarra,sin apenas, en un tema. En Málaga se hinchó de tocar la guitarra. En Córdoba se hinchó de tocar la armónica (y el piano) ¿Cuando podré verlo hinchándose de tocar la guitarra y la armónica a la vez?

Me da igual. Solo quiero verlo a él. Porque solo al verlo saltar ( es un decir) al escenario, se me saltan (Y a mi, si que es verdad) las lágrimas de la puta emoción que me embarga por verlo en directo. Como me pasa cada vez que oigo Cross the Green Mountain .Una de las mas bellas canciones del Maestro.Hay tantas!

 

Por eso, me gusta tanto que haya gente, como Charlie Marciano; gente como él que le ponga tanto amor y dedicación en recrear su música para los demás. Para transmitirlas. Y eso, es lo que voy yo a hacer ahora con el.

Emulando a George Harrison en The Concert for Bangla Desh presentando al maestro…

Y ahora, un amigo de todos vosotros: El Señor… Charlie Marciano!

 

 

* Nota: Todos estos vídeos has sido bajados- sin su permiso, todo hay que decirlo- del canal de Youtube de Txema Prada y también del  propio Charlie Se me perdone la intromisión.

 

* Otra nota: Del Maggies Farm pongo dos versiones…No sabía cual quitar, y no he podido resistirme a incluir las dos!

 

 

 

 

 

 

VIAJE A LAS ALPUJARRAS. 1

(Vista de Bubión desde nuesta habitación)

VIAJE A LAS ALPUJARRAS.

AGOSTO 2011

(1)


* Dedicado a Miguel Beas. Unico Granaino que conozco que no solo no es malafollá sino que además es mi proveedor de Cerveza Mammoth.*

Surgió el apuntarnos a este periplo de improviso. Como casi todas las cosas que salen bien.

Un grupo de amigos se iban a pasar cuatro días a las Alpujarras, concretamente al pueblo de Capileira.

–         Veniros! Nos decían. Se está muy fresquito y, además, hay una piscina casi para nosotros solos.

Muy fresquitos…

Los Gorgonzola, Santa y Father, tenían compromiso adquirido para acudir a una barbacoa en casa de unos comunes y no querían hacerles el feo con su ausencia. Pero esta familia, ante la perspectiva de que el  grupo alpujarreño no acudiese a la citada barbacoa, tuvo a bien el aplazar para la próxima semana el evento carnívoro.

Así pues, carta libre. Nos vamos para Capileira. Record mundial en rapidez para preparar el equipaje. Nos llevamos la guitarra? NO! Nos llevamos el maletín de las armónicas? NO! Nos llevamos las dos botellas de ron? Nos miramos de arriba a bajo y no dijimos una palabra más. Trinco la petaca.

Quedamos citados Father y Santa (En este viaje VacaPaca) con los demás componentes de la expedición; a la sazón: Merca y Donna; Meripiss, Shati e Interruptus; Girilín e Incineración, para vernos sobre las 18:30 en el Hotel Poqueira (El Palacio de la Simpatía) pues nosotros nos vamos por la mañana para aprovechar el día. Ámonos pallá!!

Salimos pues VacaPaca y Father con destino a las Alpujarras Granadinas… Patria chica de Gloria Malafollá que Alá confunda y preserve del Paraiso. Día 18 de Agosto del año del Señor 2011

10:30 de la mañana. Salimos más contentos que unos jilguerillos. Previamente hemos dejado a Cigalowsky en casa nadando en un mar de ronquidos y con la nevera pertrechada hasta lo imposible para que el chavalito pase una buena feria. Estipendio aparte que no todo va a ser comer. Llenamos la petaca. Pobretica mía.

La carretera primera, magnífica. Prevemos una duración de dos horas (y una mierda pamí) de recorrido.

La primera vez que nos perdemos es en Motril. Nos pasamos el desvío hacia las Alpujarras (Carretera de Granada) y después, preguntando, un oriundo amabilísimo nos indica el camino correcto: Por allí!

Santa ante tanta elocuencia, se bebe una cerveza y liba un chupito en honor de San Cecilio, patrón de los granaínos. Father mira de soslayo color verde lila.

Llegamos por fin al desvío correcto…Vélez de Benaudallaaa…. Alpujaaarraaasss… Hombre! el Puente!!. Bar el Puente. Un sitio precioso y fresquísimo llenos de plantas hasta la exuberancia y un amabilísimo propietario que nos atiende y nos proporciona las tapitas gratuitas pertinentes de todo buen bar granaíno que se precie. Ces’t magnifique!

Coca Cola Father y shervesita VacaPaca. Dos tapitas de ensaladilla rusa. Dos shervesitas –muy pequeñitas- más! Maestro!! (Father se ha permitido la licencia) Nos las ponen y dos rebanaditas de pan con medio chorizo abierto y asado a la plancha. Mola esta costumbre.

El cielo del colesterol. Me despido, pago, subo en el coche alabando lo fantástico de las tapitas gratis. Lo agradable del sitio, lo amable del propietario, y le auguro a Santa -VacaPaca- lo baratitas que nos van a salir estas mini vacaciones. 6 Levros y ya vamos hinchaítos! Ninia!

Doy la vuelta con el coche…Y una sirena de la Guardia Civil (2 coches a falta de uno) y una agente desde dentro, me indica con el dedo que me pare. Zuputamadre I.

Desisto de la huida. Santa me proporciona un puñado de Juanolas para intentar mermar el efecto de la mierda de cerveza que me acabo de tomar. Me para junto al arcén. Me indica lo incorrecto de la maniobra. Santa pone ojos de gato de Shrek. Father contiene un eructo de cerveza, chorizo y Juanolas y se piensa ofrecerle un chupito de Ron a Picco (Compañero de Letto).

Me mira Picco con cara de VaaaaaayaVayaVayaVaya!

– Me dé Ud. la documentación, por favor.

– Ud. perdone Benemérito agente, pero es que no me di cuenta de que estaba dando un giro en zona no recomendada.

-Prohibida, dirá Ud.

-Prohibida quise decir y que Viva el Duque de Ahumada!

Se lleva mi carnet y en viendo que soy gente de orden, que yo tambien tengo ojos de gatito de Shrek y de que Santa lleva una minifalda que tira patrás Picco y Letto se apiadan de la ingenua pareja y les pone una multa de solo 80 levros que se quedan en 40 por tonto pago.

-Podría solo apercibirles- me dice- y solo darles un tirón de orejas (y me hace el conejito con los deditos indicando comilllas) pero mi obligación es denunciarle.

-Cumpla Ud. con su obligación, le digo sonriendo, mientras con los ojos me cago en tó la leche que la han dado al fundador del Benemérito Cuerpo.

Me dan recibo en el que figuran la firma de Picco, Letto y Father. Me abstengo de poner “Todo por la Patria” pues sé –como las lesbianas viejas-  que no está el horno para bollos.

Nos indican que podemos seguir nuestro mermado camino.

Nos ponemos el cinturón de seguridad, ponemos el intermitente, hacemos señal acústica para avisar de nuestra incorporación a la carretera, sacamos el brazo para indicar la maniobra y salimos ya completamente relajados por el deber cumplido.

Emprendemos de nuevo el camino, dándoles mil gracias con la sonrisa tonta y cagándonos en tó lo que se menee vestido de verde en 100 kms. a la redonda.

Nos ponemos en camino, VacaPaca abre una cerveza para quitarse el mal rato y se toma un chupito ante la sugerencia de Father. En ese momento, nos pasamos el mierda de cruce hacia Órgiva -que está escondido nada más pasar un túnel- y nos encaminamos tó contentos hacia la perdición más irremediable. Zuputamadre II. Solos en las Alpujarras.

Camino de Tablones y no me refiero a Santa sino al puto pueblo. Llevamos ya más de 15 kms. de cuesta en un mar de montañas desoladoramente vacías de seres humanos; nos damos cuenta de que algo huele mal a sur de Dinamarca. Bastante mal.

Vemos, por fin, un restaurante donde dos ínclitos granaínos están sentados a la sombra del infierno. Me apeo del coche, es decir, me bajo, y el calor me abofetea el careto de tal manera que por poco si me da una lipotimia; diligentemente, me acerco a los dos  señores y les espeto:

-Por favor, caballeros, pueden decirme Uds. si vamos bien para Capileira?

-Pabajo!…Tiene que ir Ud. tó tieso pabajo y después atravesar Órjiva

– Muchas gracias dilectos campesinos. Zupatamadre III.

Oootra vez para abajo.15 kms. más. Desesperada Santa abre una cerveza y se toma otro chupito de la petaca que ya va pidiendo compasión ante el irremediable vacío.

Después de otra hora de camino, llegamos a Capileira Father se tomados chupitos en cuanto aparca para aminorar tensiones sufridas… Y pal Hotel.

Vamos a la mini recepción y allí contactamos con el Paradigma de la Desatención: Gloria. La más ilustrativa representación de la malafollá granaina.

-Uds. sooon… Er matrimonio, noverdad? Grrrr.

-No Señora- pensamos- somos Ortega y Gasset.  SI! le contestamos

Grrrr…

Nos pide que la sigamos por un pasillo, unas escaleras (16 escalones contaos), un recoveco y otro largo pasillo hasta llegar a la habitación.

-Vissentaaaa!!!!! Vissentaaaa!!!! Nostá. Vissenta Nostá! Vénganse Uds. Conmigo! Pabajo! Grrrr…

Nos vamos detrás  de la –ya percibimos- íalagranputa, y la volvemos a seguir por un pasillo, unas escaleras (Otros 16 escalones), un recoveco y otro largo pasillo hasta llegar a la mini recepción.

Todo eso, cargados con el equipaje.

-Nostá Vissenta. Aquístán la llaves.

Subimos otra vez con la Señorita Rottenmayer que nos ha vuelto a pedir que la sigamos por el pasillo, las escaleras (He dicho que eran 16 escalones?), el puto recoveco y otra vez el largo pasillo hasta llegar a la habitación de marras.

Nos abre la puerta y de adentro sale una tufará de calor que ríete de las salas de calderas del Titanic. Será esporádico y circunstancial, nos decimos los afectados clientes. Y nos introducimos “motu proprio” en la antesala del Averno.

Nos ponemos los bañadores y nos bajamos a la piscina donde un agua fresquita nos libera de todo mal rollo sufrido en el viaje de ida.

Alguien puede suponer el placer que se experimenta al sumergirse en una piscina llena de agua de Lanjarón y sola para nosotros?

Santa me dedica un número de baile acuático que le agradezco profusamente con aplausos.

Nos comemos a la sombra de un enorme pino un entrecotte y una ración de panceta con unas cervezas fresquitas (Father ya puede y se toma otros dos chupitos del tirón para quitarse, otra vez, la tensión acumulada) y esperamos al grupo a que llegue.

Siesta en los infiernos. Polvitos de la Traspuesta. (No mal penséis -o sí- que ya explicaré eso que es).

Llega el Alpujarrenian Group: Merca y Donna; Meripiss, Shati, Interruptus, Girilín, Incineración… besos y arrumacos. Llenada de petacas…y todos gozosos y saltarines nos vamos para la piscina para, nosotros otra vez, sumergirnos en agua mineral.

A las 21.30 abandonamos la piscina y por fin descansa el hotel. Desde la lejanía se oye, el perpetuo Grrrrr! de la Doña que estará peleando con su sombra. Zuputamadre IV.

Paseo precioso por Capileira; vamos a saludar a Jóse y a Eduardo a La Tapa. Me tomo un agua mineral. Aurori ( Interruptus) es encantadora. Y nos vamos a cenar.

 

Un precioso restaurante: La Catifa con unas vistas magníficas. Un precioso y embelesador ambiente. Dirigido por un impertérrito Luismi. Es lento, desesperadamente lento. Pero aquí, como en Marruecos, La prisa mata. Y se asume la tardanza con paciencia. Con muuucha paciencia. Buena comida y gran ambiente, ya os digo, el sitio es memorable.

Restaurante- alojamiento Catifalarga (La Alpujarra) Capileira, Granada 18413

Una actuación de un peculiar grupo de flamenco con un cantaor, un guitarrista, una bailaora y un ¡Violinista alemán! Que les aporta un aire distinto y fascinante: Kurtulus Flamenco se llaman.

Fascinantes, ya te digo. Nos tomamos dos o tres copas. Bajamos a Capileira dejando Al Catifa por encima de una niebla roja que invade el pueblo. Precioso ya lo veréis.

Volvemos a Capileira…

La gente se va a saludar a Nina Salvatoros y nosotros, agotados, abrimos la ventana de la terraza de nuestra habitación para que salga el olor a azufre y a magma y… a dormir al tostadero.

To be continued…

TABLETOM EN CONCIERTO. 30 AÑOS DE ROCK.

La idea de realizar este post sobre el concierto 30 años de Rock de Tabletom, me vino -como muchas cosas pasan- por casualidad. A través de un enlace en el Caralibro del reencontrado émulo Carlos López Linares.

Un enlace, que me lleva, irreprimiblemente, a otro, y a otro y a otro… Y así a los temas que conforman el citado concierto. Pero no queda la cosa ahí:  El DVD grabado en la Sala Vivero de Málaga y magníficamente realizado por Mario Delgado, se complementa con un Extra donde una entrañable Señora madre de Perico y Pepillo narra con profusión de datos los comienzos artísticos de los hermanos, el historial de música clásica de la familia Ramírez y multitud de detalles que yo desconocía  (o conocía poco y de oídas) de los comienzos de Tabletom. Del propio Rockberto.

Impagables la anécdotas del gitano enviado por Camarón de la Isla al domicilio familiar preguntando por “El del pito” a la madre de Pepillo y la otra que yo ya conocía -por el propio Salvi, coautor del estribillo- de cómo se gestó el tema “Me estoy quitando”. (Sólo me meto de vez en cuando)

Este Extra es un paseo por la historia del grupo Tabletom. Un paseo acompañado de Camarón, de Kiko Veneno, de Raimundo Amador, de Los delincuentes…

Como quiera que siempre me da por pensar si no será intromisión el -en este caso- agrupar los videos que conforman el concierto y colgados uno a uno por Hizem en Youtube, dudaba yo si realizar este post. Pero como quiera que, no es esto, sino una relación de enlaces directos al trabajo tanto del que lo ha subido (Hizem) como del productor del fantástico DVD (Mario Delgado), Artquimia y  -por supuesto- al propio grupo Tabletom… y, además, como decía Rockberto:

“La piratería es legal porque la música, el arte, es gratis, al menos el auténtico, porque se hace para que todo el mundo disfrute con él. Todo lo que se vende se corrompe. La industria es la primera pirata. Ellos crean la ley y la trampa”.
“A mí me encanta que me pirateen, me gustan los piratas aunque no tengan barco, aunque lo perdieran en Trafalgar”

 

…Me decido a elaborar este post, aunque -por supuesto- no constituye este, acto alguno de piratería. Sí de homenaje. De agradecido homenaje.

Viva Porups!!! Vivas Hermanos!!! Viva Polula!!! … Balambambúm (Rockberto dixit)

Que Viva Tabletom para siempre. Eso lo digo yo.

Que lo disfrutéis:

EL PARADIGMA DE LA DESATENCION

EL PARADIGMA DE LA DESATENCIÓN.

El súmmum de la antipatía. La antítesis de la amabilidad. Ella, es doctorada en hostilidad y animadversión. Un dechado de irresolubilidad. Un verdadero monstruo de la desfachatez y del desagrado. Osada hasta el espanto

Gloria (que nombre mas poco apropiado) es la regenta- gobernanta- propietaria del Hostal / Hotel Poqueira y no se cuantas posesiones mas en el precioso pueblo que es  Capileira en Las Alpujarras Granadinas.

Adoradora absoluta del dinero, y antipática a ultranza, antepone todo ante su afán recaudatorio.

Nos brindó nada mas llegar una habitación de la cual el mismísimo Satán se hubiese quejado por calurosa. Con unos armario cutres e insolentemente viejos, que hicieron que nuestro equipaje reposase en las maletas durante toda nuestra estancia. A salvo también -todo hay que decirlo- de las legiones de moscas que, por allí, pululaban a su antojo. Quizás esperando nuestra muerte temprana por hipertermia.

Algún compañero de viaje, le solicitó a la pérfida hostelera, una almohada aduciendo problemas cervicales. ¡Es que si usted tiene problemas de espalda, debe de viajar con almohada propia! Le espetó.

Sabiendo, por nuestros compañeros de viaje, de la disponibilidad de habitaciones mejores (igual a las suyas; nada más queríamos) y ante la súplica del cambio de horno crematorio, la callada fue su respuesta. Ante la súplica también de otros amigos del cambio de habitación, por el mismo motivo dos día después, ésta, solícita, accedió y les corrió la suya un solo puesto en el corredor del Averno hasta situarla junto a la nuestra. No falleceríamos calcinados solos, al fin y al cabo. Y eso es de agradecer.

El agua del grifo caliente y repugnante de sabor. Y estamos hablando de Las Alpujarras!! Un lugar donde las piscinas se llenan con agua mineral de las propias montañas. Allí, donde habitan Lanjarón, Bubión…Y Campaneira.

Pedimos un ventilador y se nos ofreció un secador. Cuando fuimos a pagar, hasta una inmisericorde botella de agua no solicitada se nos cobró. Y se pagó esta, por no discutir.

Un pan seco y del día anterior, duro hasta el quebranto y la fractura, nos sirvió cada día de desayuno.

Colmo del descaro y la poca vergüenza la de esta mujer al mandarnos callar desde una terraza a la piscina donde estábamos (A nueve clientes de su hotel, con una compulsiva afición al consumo desaforado y religiosamente pagado Ipso Facto) con el pobre argumento de molestar a una mesa de incautos que habían tenido la inoportunidad de intentar tragar un agua medio caliente y desazonada, tornada amarillo peomona a base de colorante, con tres picatostes náufragos resignados a la desesperanza y  a la soledad, nadando en su propia ausencia de huevo, jamón y de la sustancia que se le supone. Sopa de ajos le llaman allí…

Puede que me intervenga -que no- el temor de que no sea bien acogido la próxima vez que vuelva a ese establecimiento -que volveré- para poder disfrutar de la parca hospitalidad de los dos resignados hermanos que siempre nos dispensaron las justas palabras amables. De los jóvenes que nos atendieron en la terraza y el restaurante BBQ con una actitud risueña, afable y cordial (Quizás para compensar tantísima antipatía y la roñosa miserabilidad de la Doña)

Y digo que volveré sin miedo, porque ese derecho me asiste. Pero… Si no fuese alojado en sus mejores habitaciones – que las hay- y no fuese atendido debidamente como se le supone al que te cobra el precio estipulado, júrolo por mi honor, que sacaré de los aposentos de este blog este escrito; y reseñaré este post, que ahora estáis leyendo, en todas las páginas de alojamientos y restaurantes de Internet, que haberlas las hay, y muchas.  Sin olvidar los cauces legales para denunciar, que también, haberlos, haylos.

No olvidemos que hacen abstracción de los pertinentes impuestos; y la negrura del dinero que recaudan es incuestionable teniendo en cuenta que la factura figura escrita a mano en una hoja de una  libreta publicitaria de Anís Arruza que he tenido la precaución de guardar junto a otras evidencias.

¿ Que pensarían si supiesen que, entre los que vamos -además de la doctora – uno de los más perjudicados por el trato inhumano es Inspector Fiscal ?

Unas habitaciónes, ya te digo, que hubiesen hecho las delicias de Belcebú y Leviatán. Un trato personalizado que hubiese dejado chicos a Luzbel y a Mefistófeles. Un infierno. Un puto infierno tirando a horno incinerador. Y que me perdonen los hornos incineradores.

Este post debería de figurar como prólogo al relato de ese fantástico periplo que hicimos por las Alpujarras granadinas. Pero, después de meditarlo, he decidido no emponzoñar tan entrañable viaje con esta queja tan descarnada como real. Porque todo lo demás, fue absolutamente perfecto. Y esta queja, deberá de quedar -por mi parte así será- enterrada de por vida en este sitio y quedará como una incomprensible anécdota. Si ellos así lo quieren, porque así les conviene.

Porque quitando la inmerecida Gloria, todo lo demás fue tal y como se esperaba. Una delicia de viaje.

LLAMANDO A LAS PUERTAS DEL CIELO. (Sólo un Momento)

LLAMANDO A LAS PUERTAS DEL CIELO.

(Sólo un momento)

Casi nunca de los nuncas, doy explicaciones acerca de mis motivos para realizar un post en este blog. Mas que nada, porque a nadie le atrae los entresijos de mis intereses.

No obstante, en este post concurren cuatro circunstancias que me obligan a la aclaración pertinente. Y, por si queréis saberlas, estas son. Las cuatro.

La primera de estas circunstancias es el tema en sí. Knockin’on Heaven’s Door. Una de mis canciones preferidas de uno de mis idolatrados autores, si no el que más: Bob Dylan. Mi mito particular.

La otra circunstancia que me afecta es que, los que interpretan este tema, es un grupo llamado “Sólo un Momento” que lo componen distintos amigos; cuasi hermano, algún que otro componente.


Tres: Como quiera que se le dedica este tema  a otro cuasi hermano querido -Antonio Abril, ausente ya para siempre- la cosa como que me va embargando el ánimo y mi reticencia a la intervención va menguando.

Y por fin, la última circunstancia que me atañe, es que llevaba en mi poder una armónica Hohner Blues Harp en Sol, que viene que ni pintada para un asalto que ya voy previendo y temiendo no poder reprimir.

Y esto pasó:

Que… abusando de las circunstancias antes citadas de amistad y del momento apropiado… en mitad de la canción, solicito a Fernando Cumpián -Alma Mater del grupo- y desde abajo del escenario, que me pase el micro. Así, por la cara.

Este -no se cómo, la verdad- se arriesga; y vehementemente, desde arriba, me lo pasa. Y así, de esta manera, se continúa ese tema: con una armónica intrusa, inesperada y no solicitada; que ni estaba prevista ni ensayada, ni tan siquiera -fíjate lo que te digo- soñada por el espontáneo.

Que queréis que os diga. A mi me gusta esta especie de Jam Session; un ensayo sobre la improvisación que se dice.

Llamé a las puertas del cielo, aunque fuese Sólo un Momento. Y a mi bastó. ¡Vaya si me bastó!

¡Gracias Tatú por la hospitalidad y por la paciencia!




Si queréis oír el tema podéis bajaros esta presentación en Power Point con la versión que os estoy comentando. Aquí:

https://skydrive.live.com/?sc=documents&cid=9b5ad4b7dbd9e872#!/?cid=9b5ad4b7dbd9e872&sc=documents&nl=1&uc=1&id=9B5AD4B7DBD9E872!2196

Y mientras se baja, podéis distraeros con un video de mis amigos. Disfrutadlo.

La Buena Música (De MAF) José González

La Buena Música (De MAF)

José González.

A veces, las sugerencias que te hacen los amigos, te pueden llevar por un camino distinto al indicado. MAF -mi gran amigo- amablemente como siempre, me envía una preciosa selección de “Covers” es decir versiones de temas conocidos.

El oír esta selección me ha llevado a descubrir a un músico que, si no fuera por MAF, jamás le hubiese prestado la debida atención. Aunque sólo fuese por el nombre tan común que tiene. Común en mi tierra claro.

Oír la música de José González te lleva a un mundo de sonidos y voces cuando menos intimista y sosegante. Un mundo que me recuerda a un muy joven Cat Stevens (también un poco físicamente) en plenitud de capacidad compositora justo después de salir del hospital y crear la mas enternecedora  trilogía del pop de los 70. Mona Bone Jakon. Tea for the Tillman y The Teaser and the Firecat. Tres verdaderas maravillas.

Sigamos con José.

Me puse a investigar a este hombre y, como no, saqué la información que ahora inserto de la Wikipedia.

De Youtube he seleccionado estos videos para que lo degustéis.

Son intimistas y sosegados, ya lo he dicho. No es música para devorar en diez minutos.

Sentaos cómodamente, poneros un espirituoso con graduación mayor de edad, y deleitaros con unos arpegios suaves y una voz que trasmite tranquilidad. Y belleza. Como dicen en Chefchaouen: La prisa mata.

A los irreflexivos les parecerá algo así como lentas  y/o parecidas entre si. No os engañéis; ya sabéis que los álbumes buenos hay que oírlos unas cuantas veces. Esta selección con la primera, es suficiente.

Esta es la info de la Wiki; y a continuación los videos. Que los disfrutéis.

JOSÉ GONZALEZ.

José González nació en Gotemburgo en 1978, de padres argentinos emigrados a Suecia. Aunque González creció escuchando música folk latinoamericana, en especial la música protesta del cantautor cubano Silvio Rodríguez, la primera banda a la que se unió fue una que tocaba hardcore punk, influenciada por The Misfits, Black Flag y Dead Kennedys llamada Only If You Call Me Jonathan, y editaban sus discos en el sello de la República Checa, Day After.

Grabó una cancion de la banda sonora para el videojuego “Red Dead Redemption” titulada “Far Away”.

También grabó una cancion de la banda sonora para el programa de televisión “House M. D.” Titulada “Teardrop”, que es una versión de la canción de Massive Attack.

LOS VIDEOS

A %d blogueros les gusta esto: