ÁNGEL IDÍGORAS. MÚSICOS

ÁNGEL IDÍGORAS.

MÚSICOS

264440_10150222057888955_6652517_n

Mi querido amigo, el insigne dibujante Ángel Idígoras, ha realizado últimamente una serie de caricaturas -todas ellas magníficas- las cuales va a exponer en Barcelona para los afortunados que puedan asistir a dicha exposición.

Me comunica Ángel:

Álvaro, la exposición “Del blues y otros colores”, desde el 8 de Noviembre en Barcelona, concretamente en el Centre Cultural Collblanc La Torrassa. c/ Mare de Deu dels Desemparats, 87. L’Hospitalet. Metro L1 Santa Eulalia. L 5 Collblanc.

La mayoría son artista de blues, porque lo organiza la Sociedad de Blues de Barcelona. También aparece algún flamenco como El Cabrero, intérpretes clásicos como Glenn Gould, intérpretes de otro tipo de jazz como Scott Joplin y Fats Waller -este lo puse hace tiempo- y alguno más. En el flyer, ya sabes, la tarjetita que ponen de recuerdo, va un dibujo que puse hace poco, en el que se ve a Mississippi John Hurt y a Skyp James a blanco y negro, algo más realista. Si quieres algo, dímelo.”

(Pues si! Quiero un flyer firmado para mí!!)

Esa nueva remesa, continúo, me sirve de excusa para que el amigo artista se vuelva a dar un paseo por mi blog y se quede en él (otra vez) para siempre.

970315_10200641733639088_1502964009_n

Pero particularizo.

Y particularizo en la otra pasión -lo sé fehacientemente- del amigo dibujante: La Música.

Así que, con su beneplácito, escarbo en los baúles polvorientos -que diría Jamís- y saco a sus músicos para que les de un poco el aire libre, para que se oxigenen y liberen un poco de la tinta y del grafito.

En la búsqueda, me encuentro no sólo a los que van a estar expuestos en la anteriormente mencionada exposición, sino que me encuentro a amigos reales y verdaderos que me hacen, esta presentación que ahora viene, más entrañable y cercana: Los fantásticos The Tiritos, Los Tambletom, o a Rockberto, que aún sigue en las nubes…

1016097_10200883467802291_1737342668_n

Pero también a amigos intangibles que me han acompañado en no pocos momentos de mi vida: Django Reinhardt, John Lee Hooker, Van Morrison, Ray Charles, Tom Waits, Leonard Cohen, Simon & Garfunkel, Muddy Waters…Muchos más. Aunque falta uno que él y yo sabemos quien es; y que además, me tiene prometido. A ese, porque una dura lluvia va a caer, me lo callo.

Ángel Idígoras sigue dotando a sus dibujos de alma (estábamos hablando de blues, verdad?) y de vida propia. De movimiento. Con esos trazos que, a veces enfurruñados, y contra la lógica de la técnica, consigue – a base de garabatos, pintarrajos y borrones- darles esa viveza; milagrosamente: A Federico Monpom, o al Cabrero, a Leo Maslíah, al mismísimo Enrique Granados o a los anteriormente mencionados.

1234861_10201296139318821_1758577335_n

Un placer que estés de vuelta por estos Lares, Maestro. Un placer, absoluto, categórico y tajante. Sin ninguna duda.

Si queréis ver la presentación que he realizado en Power Point, podéis hacerlo desde aquí:

 

angel idigoras musicos

Disfrutadla. Yo lo he hecho.

969939_10200977281107565_833580143_n

Anuncios

MIS DOS DESENCUENTROS CON LOU REED

 musicos lou reed

MIS DOS DESENCUENTROS

CON LOU REED.

Tenía yo en mente, el escribir sobre otra cosa en este blog. Pero va el cabrón del Lou Reed y se me muere. Mal año éste, que está acabando con mis mitos de toda una vida musical. Este año 2013 ha acabado con la vida de uno de mis versionadores favoritos de Bob Dylan: Richie Heavens; el ex guitarrista de Yes: Peter Banks; el casi de la familia J.J. (YeiYei, no Gigi) Cale; y ahora se va el de Brooklyn. En fin.

 Tengo dos desencuentros con Lou Reed antes de nuestro cara a cara:

 El primer desencuentro, fue en 1975. Una guardia inoportuna (no tuve los suficientes cojones como mi amigo el guitarrista Lito para abandonarla) me impidieron ir a verlo en concierto junto a Soft Machine, Wishbone Ash, Caravan, o John McLauglin. Al final no apareció. Y un íntimo y oscuro placer envidioso me invadió y consoló. Ya se sabe, mal de muchos… Aunque eso, no quita que me perdiera al resto. Porque dicho concierto, lo puede contar mi querido amigo Carlos: el del nombre bonito, fue un hito por aquellos tiempos en que el color verde no era de la esperanza (que también) sino el verde picoleto. Sempiterna tonalidad que nos acompañaba a todos los conciertos de pro.

 El segundo desencuentro fue en Berlín; 1979. Días antes de que yo llegase a la ciudad (aún tenía esta la herida del muro) había actuado Lou Reed. Y yo, por pocos días, me lo había perdido. Poder asistir a un concierto del autor del “Berlín” en esa misma ciudad, hubiese sido una muesca imborrable en mi culata de los conciertos inolvidables.

 Llegó el 2000. Y por fin me saqué la espina en Málaga. Aún me duele la garganta de implorar al artista -a base de tu-turú-turú-turututú-turú-turú-turututú-turú… que me guiara por la senda salvaje. Pero no hubo forma. De ninguna de las maneras. No tuvo el detalle.

 No voy a hacer una necrológica del cantante ni de su magna obra. Ya hay personal más sesudo que se está encargando de ello. Solo escribo estas letras para que quede constancia, en esta bitácora, como homenaje y agradecimiento a Lou Reed. Uno de mis indispensables. Uno de mis irreemplazables.

 Hasta siempre compañero. Hoy no es un día perfecto.

http://youtu.be/Uc26EFI1_nw

DE LA FIESTA DEL CINE… A LA ECONOMÍA DE GUERRA

fiesta del cine

DE LA FIESTA DEL CINE…

A LA ECONOMIA DE GUERRA

 

Debo de confesar y confieso -completamente abochornado y avergonzado- que no iba  una sala de cine desde que acudí a ver la terrible y atrozmente mala película “Piratas del Caribe” Primera de las restantes malas partes.

 Y el motivo de ese abandono, lo achaco más que nada al tostonazo de película que me tragué y al pastón que me costó. (Aconsejo desde esta página a Johnny Depp que deje de trabajar con Disney -por muy rentable que sea- pues el papel de indio “Tonto” en la versión de El Llanero Solitario, tira para atrás desde el primer minuto del tráiler) Quédese por favor (el del Capitán Sparrow es insufrible también) con los papeles más “adecuados” y si entra en la temática de la fantasía y el entretenimiento, que sea  exclusivamente bajo las órdenes de Tim Burton, porfapliss.

llanero-solitario-spo553

Hablando en serio. Así como el vídeo mató a la estrella de la radio, el DVD mató mi asistencia a salas de proyección; lo que los iletrados llamamos comúnmente “Cines”. Cierto es que cambiaba la gran pantalla, el sensorround -o como se llame-  el ambiente mágico que te proporciona la oscuridad y esa intima comunión con el argumento (según sea la peli, claro)  por la comodidad del salón, el poder parar para mear y- sobretodo-por  lo económico de la cosa.

Pero hete aquí que, después de años de doloroso y voluntario exilio, vuelvo -tal  si fuese una tableta de Turrón El Almendro- al cine por casi Navidad.

 

 

La Fiesta del cine…

cola-cine-buena-1024x683

La promoción de las empresas de distribución y proyección, acuciadas por problemas económicos debido a la enorme ausencia de público en sus sala, ha instaurado cada año unas jornadas económicas llamadas “La Fiesta del Cine” que, con el ánimo de atraer a éste, pone a la venta localidades a 2,90 Euros. Un precio magnifico para lo que acostumbran y que vienen muy bien en los tiempos que corren.

Yo estoy seguro que dado el éxito de afluencia, estarán –los empresarios- ciertamente proclives a bajar precios; porque si no, de lo contrario, seguirán abocados a disponer salas para ocho personas. Y no sé sí  (les cuesta lo mismo abrir la sala para ocho que para doscientas) les va a salir rentable.

1378401_643491075701502_64019790_n

Tres han sido las películas que hemos disfrutado los Gorgonzola en estas felices jornadas:

Gravity-595126003-large

“Gravity”: Una película del “espacio”. Temática por la que tengo debilidad. Le hago también a Sandra Bullock una advertencia: que se preocupe más, igualmente, por coger papeles más “adecuados” y se deje de policías con aspecto de bollera  que acaban ganando concursos de belleza, y demás comedietas intranscendentes, y que se dedique a hacernos disfrutar con papeles como el de la astronauta Ryan. También al Clooney; que cambie Don George el careto de estar tomándose un Nespresso en cualquier papel que interprete. La peli muy bien. Me ha gustado. Aunque la cara de “masca chicle – controla situaciones” del Clooney, ya te digo.

Capitan_Phillips-273270973-large

“Capitán Phillips”,  ha sido la segunda; una amena trama (propaganda militar  yanqui incluida) y un papel estupendo de Tom Hanks que -al contrario de Nicolas Cage, que siempre actúa de Nicolas Cage- elabora un trabajo tan sensacional como creíble. Muy bien Tomás!

El_mayordomo-642628841-large

Y dejo para el final, la mejor: “El Mayordomo”. Una fantástica película donde a través de un mayordomo negro y su servicio para diferentes Presidentes de los States, narra la historia americana desde el prisma de la represión racial.

Las actuaciones son memorables. Unos magníficos Forrest Whitaker y Oprah Winfrey como principales. Pero también unos magníficos secundarios -imponentes los Presidentes Nixon (John Cusack) y Reagan (Alan Rickman); aunque al Eisenhower de Robin Williams, le estuve todo el tiempo esperando a que me pusiera cara de Popeye o voz de Pato Donald. Cosas del histrionismo.

En fin, una magnifica iniciativa cuyos precios  debieran de ser implementados todo el año. Más que nada para que las salas ganen dinerito y para que los espectadores acudamos sin mediar el atraco como guarnición a la  asistencia. Y de eso se trata ahora lo que viene; de…

 

La Economía de Guerra…

cinema

Lo único bueno que ha tenido, y sigue teniendo, esta crisis galopante que nos ocupa, es que nos ha bajado a todos los pajaritos de la cabeza. Tengo una cuñada que emplea una palabra para definir a los pobres ilusos que nos creíamos lo que no éramos: Riquitos. Y es verdad; nos hemos creído riquitos.

Hemos (obsérvese que pluralizo, aunque muchos casos no sean los míos) comprado casas con hipotecas inasumibles, coches de alta gama que nunca hubiéramos soñado. Viajado por encima de nuestras posibilidades, comido y cenado en platos cuadrados de pizarra y patédefuá a tó meter, y para rizar el rizo, cuando hemos ido al cine, hemos pagado una fortuna por la salidita con la familia.

pizza_peli_cine

Pongamos por caso: Hace unos años -a mí me gusta ir al cine en familia- las entradas me salían por 24 euros; los refrescos 8; las palomitas, 12; dos chocolatinas, 6 más. Después ante la petición lastimosa de los gorriones, acudíamos al McDonald’s -en el  mismo centro comercial donde estaban ubicados los cines- para saciar el hambre con 27 euros en McMenús. Si a eso le sumamos gastos inherentes al desplazamiento y varios imprevistos. Salía le peliculita de los cohoness por un huevo de la cara: 90 Levros; que si te ponías a pensarlo era quince mil de las antiguas.

Pero no importaba!!! Éramos riquitos. Tus huevos Zapatero!!!

Hoy, las cosas han cambiado una barbaridad porque nos hemos dado cuenta de la demencia despilfarradora que vivíamos. Y, no ha habido más remedio, se ha vuelto a los orígenes. A esos días en los cuales se acudía al cine con bocata de la casa propia y se comías pipas a troche y moche adquiridas en el carrillo de la esquina. Además, si se me apura, las palomitas de hoy son de un insípido que tiran para atrás. Igual dan que sean palomitas que puñados de paja; solo saben -en el mejor de los casos- a sal.. No sabéis como añoro el sabor a maíz de las primeras palomitas  -rosetas se llamaban entonces- del Cine Victoria.

palomitas cine

Hoy, insisto, ha calado profundamente el ambiente de economía de guerra en nuestras entendederas. Esos tres últimos días, he comprobado cómo muchísima gente, acudía a las salas pertrechados de bolsas que contenían, refrescos, bocatas, chocolatinas, y palomitas de microondas. El último día hasta pizzas metidas en fiambreras!!!

Sandwiches-380418

Nosotros mismos, llevábamos sándwiches, y latas. Tan solo nos permitíamos algún agua y un recipiente mediano de palomitas insaboras. El tercer día, hartos de sosería insípida, también nos llevamos un paquetón de Doritos;  con lo cual, la economía familiar, se beneficiaba aún más.

Así que visto lo visto ya sé lo que me voy a auto regalar para los próximos Reyes Magos: Una cesta de Picnic. Con dos cojones. Que está la cosa mú mala. Y lo que te dan a cambio de buenos dineros, peor que peor.

shoulder-picnic-bag

NUEVA YORK COMO NUNCA LA HABÉIS VISTO

article-0-16DBB484000005DC-221_964x454

NUEVA YORK CÓMO

NUNCA LA HABÉIS VISTO

 

Central Park cómo tú nunca los has visto. Y todo Manhattan. Un increíble panorama interactivo que te permite volar a través de la isla principal de Nueva York desde tu sofá.

Estas imágenes únicas han sido creadas desde fotos panorámicas de Nueva York unidas todas juntas electrónicamente.

Sergey Semenov,  un fotógrafo amateur ruso, es quien ha creado esto. Y ha ganado el premio a la mejor fotografía. La imagen de Central Park, es una de las varias imágenes panorámicas triunfadoras en el Pano Awards for panoramic photography.

Una serie de imágenes panorámicas de Nueva York que podréis ver desde todas las perspectiva a golpe de ratón

Una verdadera gozada para poder haceros una idea de lo que os espera en vuestra visita a la City

Aquí tenéis el enlace disfrutadlo!!!

http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2260276/New-York-youve-seen-Incredible-interactive-panorama-lets-zoom.html

JESÚS.

foto jesus cumpian2

JESÚS.

Déjame agrandar nuestro espacio

Y que el sueño abra su cortina invisible.

(Epitafio)

Casi todo en esta vida suele venir, si nos fijamos, en tríadas; en grupos  -dice el diccionario- de tres especialmente vinculados entre sí: las Virtudes Teologales, Los Mosqueteros, los Cerditos, las Gracias o las hijas de Elena, por poner dispares ejemplos. Tres son por tanto -pues me ciño a la costumbre- las circunstancias que me respaldan para escribir este texto que ahora viene. Porque también están íntima y especialmente vinculados entre sí.

 La primera de ellas, es el sentimiento apesadumbrado de una madre desolada por la partida, prematura e injusta, del hijo. La segunda es la pertenencia del ausente a una muy querida familia con el gen de los artístico en su cadena de ADN. Y por fin, la tercera, la enorme belleza desplegada en los textos poéticos que dejó Jesús como testamento. Un testamento tan atropellado, cómo indeseado. Todas esas circunstancias, ls tres, están ligadas a la poesía de mi admirado “in absentia” Jesús Cumpián.

 La guadaña -que es  injusta e inexorable- tuvo a mal el llevarse a Jesús a lo oscuro a la muy temprana de veintitrés. Una edad que a mí -teniendo un hijo que maneja la misma- me sobrecoge, compunge y  horroriza. Un accidente vital inesperado que regaló, a la familia, el indeseado bagaje de la aflicción y de la amargura.

 Jesús Cumpián, dejo un legado poético tras el cual, yo, llevaba un cierto tiempo detrás para publicarlo en este blog. Un legado poético tremendamente bello y maduro para un chico de su edad. Recuerdése la que manejaba: Veintitrés.

 Uno, que está acostumbrado a la poesía seria y circunspecta del editor de la familia y a la fresca e insolente de el del monóculo, el leer estas estrofas le causa -cómo al Piyayo- un respeto imponente.

 Esta es una selección que he realizado para su lectura.

 Disfrutadla!!

JESÚS CUMPIÁN MUÑOZ

1962-1985

POEMARIO BREVE

 205895_4030566355101_1686750729_n

#01

Deben de estar las olas

batiendo rumores de primavera.

Donde la inclinada orilla

 vuelca y desgrana mi voz

 por ti licuada

226128_4030563715035_1584532978_n

#02

 Entre los lóbulos

desiertos de tu abismo

me perdí buscando perderte

buscando perderte

de esta paz disfrazada

 y estas palabras

 perdida

entre los lóbulos

desiertos de tu abismo.

293095_4030563035018_1134437420_n

#03

Tengo una mujer, un balcón y una rosa

sólo quiero una, el balcón

para tirar la rosa

Tengo tres cosas, una rosa una mujer y un balcón

sólo quiero dos, el balcón y la mujer

para tirar la rosa

Sólo quiero tres cosas

una mujer, una rosa y un balcón

para tirarme yo

309138_4030564195047_1899039766_n

#04

Qué silenciosos los barcos

al pasar por el morro

hacia ti voy niña con mi quilla

a provocar la espuma

 

378256_4030565555081_1035138551_n

#05

No te pierdas

con ese desalmado

amor de las cumbres

resuena

y no me charles

en la oreja

que ansioso está

el aire de

palabras y de quejas

 426768_4030564635058_1189463755_n

#06

“No me dejes,

no me dejes en la parte trasera,

todo tú va

tan cabalgando hacia fuera”

 

SÚPLICA

Déjame acompañarte hasta tu altura

sin rencores que aplasten nuestro ánimo.

Déjame sentirme dueño

de copas que viajan vagabundas.

Déjame ser quien soy

y llora conmigo este momento.

Déjame enredarme alcoholizado

en la neblina del futuro.

Déjame ser tu sombra en mi huida

cuando caiga la noche sin motivo.

Déjame agrandar nuestro espacio

y que el sueño abra su cortina invisible.

Déjame simplemente un ápice de silencio

para terminar este poema que no muere

Déjalos que se sientan hombre grandes

porcelanas rotas y perfumes intensos

para que el pudor los invada

y dejen sus monedas.

Que se besen a escondidas, que el orgullo sea rutina

sobre los fríos salones

y sus monedas.

Déjalos que finjan ser humanos,

que compartan penas que no sienten

Déjame simplemente un ápice de silencio

para terminar este poema que no muere

 ***

(Fotos “chinescas”: Tony Cumpián)

 558491_4030562355001_1997371425_n

LA CAJA DE HERRAMIENTAS

studley_tool_box_1

LA CAJA DE HERRAMIENTAS.

“Heaven,
Heaven is a place,
place where nothing,
nothing ever happens.”
 
David Byrne.

Parafraseando a David Byrne -ex líder de Talking Heads- una caja de herramientas es un lugar donde nunca encuentras nada. (Y menos lo que necesitas).

 Mi querido amigo Inuit me sugiere, desde el retiro de su iglú, referencia escrita hacia las cajas de herramientas; pues él anda moderadamente desesperado con la instalación de un ventilador de techo. Que, por cierto, no se que cohoness hace montando un ventilador en un iglú a menos que quiera morir o congelado o decapitado. Pero en fin, ¿Que se puede esperar de un pueblo en que la mayor muestra de afecto consiste en restregarse los hocicos?

 Vayamos al lío.

 Reminiscenciando -que es un palabro que me acabo de inventar- la caja de herramientas, concluyo, es el símbolo indiscutible del “homínido apañatis”. El actual manitas.

 images2

No sé por qué extraña e injusta razón, se le achaca al hombre la destreza sin igual  y sin parangón en cuanto a la  perfecta realización de chapuzas, arreglos y/o reparaciones caseras. Debe de ser por los atributos que le cuelgan, o por la injusta, irrazonable e improcedente inoperancia que se les supone a las que también, con el tiempo, les cuelgan cosas, pero más arriba.

 Pongamos por caso a mí y a mi familia, porque no hay mejor empatía que la propia de uno.

 La hembra; la hermana mayor; con decir que ésta creía (es rigurosamente cierto) que un albarán era una lámpara, está dicho todo. No tenía caja de herramientas alguna. Tampoco de costura. Sí de bombones.

 Después viene otro hermano que piensa que todo es solucionable a base de pegamentos (también es cierto que dispone de una absoluta predisposición al taladro y  a los tacos de mil colores y tamaños, pero lo suyo es el pegunte). Siempre tiene a mano un tubo de pegamento; con ese último invento que es el llamado “No más clavos” llega al paroxismo del gozo y al orgasmo bricolajero. Su caja de herramientas, es un enorme e inabarcable muestrario de tubos, tarros y botes de colas, gomas y adhesivos, que le procuran un placentero viaje lisérgico cada vez que abre el armario que los contiene.

 Pegamentos

Tenía otro hermano, que hoy habita en el  desolado páramo de la indiferencia, que era como muy preparado y metódico. Muy así.

 Disponía siempre -para la chapuza en cuestión- las herramientas a utilizar en perfecta formación, estructura y colocación; -por material, tamaños y orden de utilización- junto a la escalerita que le procuraba la altura justa: siempre el boquete a la altura de los ojos; y como es natural para mente tan abyecta, no podía faltar el sempiterno trapito que le proporcionaba la limpieza, pulcritud e higienización que tanto escasea en este mundo de manitas y apañaos.

Herramientas-ordenadas

Su caja de herramientas fue tomada como modelo por la Nasa por detentar la mayor proporción número/espacio para el mejor aprovechamiento de objetos destinados a reparar el Transbordador Espacial STS 135, si se diese el caso.

 481px-Space_Shuttle_Program_Commemorative_Patch

Bueno… Y después…Después estaba yo.

 Yo. Estaba yo.

 Tenía mi amada madre dos frases pertinentes, convenientes y oportunas, destinadas hacia mi persona en cuanto me mandaba -por poner el mismo ejemplo- de colgarle un cuadro que se había descolgado por motivo imprevisto y  harto desconocido. Misterios inesperados de las casas humanas.

 images

Esas dos frases (Preguntas en realidad) que me definían perfectamente en cuanto a mi destreza en el uso y manejo de las herramientas, eran:

  1. ¿Se puede ser más inútil?
  2. ¿Pero cómo se puede clavar una alcayata con una mano metida en el bolsillo?

 Tal y cómo te lo digo, Rodrigo!

 Algo tremendamente descorazonador -esos comentarios críticos- para mi, porque lo que es uno, le dispensaba a la chapuza el interés justo y necesario. Aunque debo de reconocerlo, en mi caso, alcanzaba -ese interés- altísimas cotas de absoluta ineficacia e incompetencia.

 Pero hete aquí, que un día me caso. Con mi Santa. Y es a partir de ese momento, y por mor de un suegro súper eficiente y apañao -el “Abuelo Tornillo”, le llamábamos los pérfidos yernos- que no tengo mas cohoness que ponerme las pilas y aprender “grosso modo” el arte del arreglo, la restauración, la reforma, la reconstrucción, y el saneamiento integral en todas sus formas, procedimientos, modos y maneras. Una puta e inesperada monería.

 img4d9b8570791e7

Primer e imprescindible paso: Hacerme con una caja de herramientas; y a ello me puse: cogiendo un poco del orden del ausente, y de la buena intención del adicto al pegamento,  me hice con una pesadísima caja metálica de herramientas de dos pisos, la cual atiborré hasta el vómito de artilugios, trastos y artefactos; amén de multitud de cajitas conteniendo tacos, tornillos, clavos y alcayatas, que me confería -todo el contenido y la caja- un aspecto entre Mario Bros y un componente de los Village People versión cañí. Pesaba más que zu puta madre. La caja digo.

 4098012-oxidado-antigua-caja-con-herramientas-aisladas-en-blanco

Tal destreza e imaginación tenía el “Abuelo Tornillo” que disponía en cada una de las estanterías de madera de su taller de cantidad de tapas de tarro clavadas en la parte inferior de cada una de estas tablas; de modo que, para almacenar la pequeña ferretería, solo tenía que enroscar cada tarro en su tapa correspondiente y estos quedaban colgados, a modo de jardín vertical, a la Frank Lloyd Wright manera

 Recuerdo con estupor, y a modo de anécdota, como mis suegros se presentaron de súbito en mi casa a la cruel e intempestiva hora de las tres de la tarde de un sábado, para amablemente y una vez sacados de la siesta a golpe de timbrazos, instalarnos una encimera en la cocina. Mientras Santa y su madre Carmelita “La abuela Arandela” charlaban animadamente en el salón, yo, siguiendo órdenes e instrucciones del “Tornillo”, me metía a duras penas y refunfuñando para mis adentros -tal si fuese el escapista Houdini- debajo del hueco del fregadero para apretar una maldita y puta tubería de PVC que Thor Dios del Martillo y patrón de los fontaneros, maldiga para siempre y ahogue en silicona.

 caja-herramientas.art3

Tuvieron, para sacarme, que rescatarme a tirones mi suegra, mi suegro, mi mujer, mi incipiente hija, y nuestra perra Olivia; y a base de jalones, sacarme del infame escondrijo en el que me había metido; todo eso, en un mar de gritos y lamentos producidos por mil calambres que me torturaban tan cruel como insistentemente.

 Después de aquel episodio -nada más irse mis suegros, tres o cuatro horas más tarde- arrojé la caja de herramientas desde el balcón de mi casa (16 pisos de altura) hasta un derribo situado justo abajo del edificio al grito de ¡Que te jodan, puta! Y me fui dolorido y atormentado, a acostarme en la cama con la sola, triste e indiferente compañía de dos Ibuprofenos y un Espidifén.

 Málaga. Circa 1984

 10460798-antiguo-utilizado-herramientas-bricolaje-sobre-fondo-negro

DOS NOTAS DE AMOR Y UNA DE SUICIDIO

watercolorfairytaleillustrations5_tatyanakartasheva

DOS NOTAS DE AMOR Y UNA DE SUICIDIO

 

Palabras de amor y de muerte son las que vienen. De pasión, y también, de resignación. De júbilo y desesperanza. Conjugadas, todas ellas y bailando la danza de las letras, en un mismo sitio; éste.

Sigo despegando los carteles antiguos (una ordenanza municipal de remembranza me obliga a ello) de mi muro de Facebook; una operación de profilaxis que me acarrea no sólo el recuerdo de los tiempos en que fueron escritos estos mensajes, sino también, el convencimiento de que ninguno ha perdido vigencia.

Porque esas epístolas, aun siguen manteniendo -por la coherencia que les supone, soberbia y arrogantemente, el autor-  las cualidades de afecto y amor en unas, de irremediable fatalidad en la otra.

 Estas son:

 

DOS NOTAS DE AMOR:

23ggg

 

CIEN MIL VECES CIEN



Estamos tan malacostumbrados a no fijarnos en las cosas, que la mitad de la vida, sin darnos cuenta, se nos pasa por delante. Apresurada, rápidamente; y acabamos perdiéndonosla.

Me viene esto a la cabeza, porque observando -a través de mi ventana- pasar corriendo las nubes -ayudadas por el viento- incansablemente, como persiguiendo no se sabe qué, caigo en que no son ellas las que avanzan por el cielo, es la tierra la que va para atrás.

Pero eso, a mí, me da igual… Porque conmigo no va. Pues yo, si a algo estoy acostumbrado, es a retroceder. A ir para atrás.

Y sabes porque? Porque eso es lo que provocas en mi, amor. Con cada pestañeo y cada mirada tierna, con cada risa y con cada caricia, mi amor. Mi más querido amor. Una vuelta atrás. Una sensación insoportablemente íntima y particular.

Un gozo irreprimible: El que siento cuando te atenazas a mi cuello, y desde abajo -desde esa distancia que nos procura la diferencia de altura- me dices riendo y besándome tiernamente con la mirada, ¡Que loco estás Hijo!

Entonces…No tengo mas remedio que volver atrás y besarte -esta vez con la boca- y decirte cien mil veces cien, que te amo. Y que sí, que estoy loco; pero por ti.

 

 26ggg

LA HABITACIÓN CONTIGUA.

“Las miradas cruzadas, reemplazaban las llaves que abrían nuestras bocas. Y entonces, en la clandestinidad, y sellando los labios, empezaba una danza mojada de lenguas que se movían al compás de nuestro deseo. Amparados por la seguridad que procuraba, la inmensa lejanía de la habitación contigua.”

 

 

 

Y UNA DE SUICIDIO:

 JVL man eats words 1992067

 

SUS PROPIAS PALABRAS

 

Tan desesperado estaba, que decidió quitarse la vida de la manera más cruel que nadie pudiera imaginarse: Tragándose sus propias palabras. Empezó con las de amor y las de cariño. Siguió con las de devoción y entrega; con las de entusiasmo y las de piedad. Luego vinieron las palabras de consuelo, las de afecto y de recogimiento; las de veneración. Para al final tragarse las de odio, rencor y resentimiento. Las de aversión, desprecio y aborrecimiento. Fueron esas las que más trabajo le costaron.

Tras un tiempo interminable de suplicio, se tumbó en el suelo jadeante y moribundo; hinchado hasta el extremo de lo grotesco con una enorme indigestión de palabras en su estómago. Para al final  -en un ultimo estertor, casi sin fuerzas- dejar involuntariamente salir un descomunal eructo de letras.

Y, sin poderlo evitar, sentir como se le escapaban, en un suspiro, de entre los dientes, tres únicas palabras. ¡QUE TE DEN! Y murió con una sonrisa en los labios.

*

Pattern800

A %d blogueros les gusta esto: