ARTHUR FERISMENT Y EL BARBERO DE BOB DYLAN

Uno, es animal de costumbres. Y para corroborar esa cualidad, pensaba días atrás el cómo y el sobrequé  iba a versar, en este blog, el tema de la Semana Santa de este año. Porque, insisto, uno es animal de costumbres y cada Semana de Pasión, cada Pascua Florida, tengo a bien el elaborar un post adecuado al tiempo que nos ocupa por estos días en que la ciudad de perfuma de claveles y de azahar. De incienso y de romero.

Los pasados años fueron relatos humorísticos uno con Manolo Vicente Nazareno Penitente y la Cofradía del Nazareno del Paso y María Santísima de la Esperanza como protagonistas. El otro con el calé de la Cruz Verde: Er Demetrio y su Cristo de los Gitanos y María de la O.

Después vino una preciosa colección de fotos semanasanteras realizadas por mi gran amigo Antonio Ruiz-Molero. Tres entradas en este blog adaptadas a la temática cofrade. Una por cada año de existencia del mismo.

Pero este año, el cuarto recién estrenado, estaba este que sus-escribe, absolutamente perdido en cuanto al asunto a tratar y relativo a la época que ahora llega. Que ya ha llegado.

En blanco estaba uno. En absoluta vigilia de inspiración

Pero como el destino -aparte de estar escrito- tiene a veces el don de la generosidad y de la oportunidad, va, y como caído del cielo, me realiza una llamada mi querido amigo el Poeta Juan Miguel González y me soluciona, sin el saberlo, el contratiempo.

Tiene Juan Miguel, una manera modestísima de ofrecer las cosas. Con un deje de humildad (absolutamente injustificada), como avergonzado. Parece que ignora que siempre estoy encantado por publicar su letra escrita. Sigo…Va y  me ofrece un romance en el que su personaje Arthur Ferisment, felicita por la Pascua Florida a Roberto González; vocalista de Tabletom y Barbero de Bob Dylan que fue. Y desde Boston, para mas señas.

Una preciosa congregación, este romance, de verso octosílabos. Por medio de ellos, nos hace un recorrido por una Málaga llena de gayombas llenas de flores amarillas y de espliego. Por un Guadalmedina, que por esta época, se transforma en mar de los hebreos. Brindamos en La Campana con vino de Moclinejo mientras -dice el poeta- suenan floreadas las plumas de los bomberos.

La ciudad se transforma en estos días en gentío impaciente. Incómodamente resignado a la espera en la tortura de las sillas de madera; apretados los malagueños de seis en seis -como espetos de sardinas- en los balcones; esperando el paso del Paso. Del Nazareno o del Cautivo. De la Paloma o de la Estrella. De la Expiración o del Rocío.

Málaga es un exceso de unicornios aterciopelados. Y es desfile de Caballeros Malteados; de militares trasnochados sin destino. Málaga son castillos de cirios y de luceros. Piedades desconsoladas y forzados cireneos. Crucificados acompañados por la ausencia del silencio.

También, de botellones que excluyen al devocionario. Ligues y magreos al amparo del cortejo. Autoridades en los palcos que venden su devoción al fotógrafo del diario. Manzanas rojas pinchadas en un palo. Chupetes de caramelo y limones cascarúos; esos del Camino del Calvario.

Málaga es Semana Santa.

Esta es la propuesta de este año: Un precioso romance –un poco bastante surrealista, según me aclara el autor- que Arthur Ferisment dedica desde Boston a su amigo Roberto. Cantante que fue de Tabletom, de Bob Dylan su Barbero.

Que lo disfrutéis.

 

ARTHUR FERISMENT Y

EL BARBERO DE BOB DYLAN

 

ARTHUR FERISMENT FELICITA, DESDE BOSTON,

LA PASCUA FLORIDA A ROBERTO GONZALEZ,

VOCALISTA DE TABLETOM Y BARBERO DE BOB DYLAN.

ROMANCE

Hoy le escribo desde Boston

y en romance, fray Roberto,

cuando allá despierta Abril

y aquí nunca duerme Enero,

escuchando el Mississippi

rimar a lo Samaniego,

como si alegres rodaran

barriles de Moclinejo

Por las mañanas transmigro

de Ceuta a Montevideo,

de medio oído teniente

y navarro el otro medio,

de tanto espantar alúas

y ahuyentar tantos mastuerzos

que de Mollina a Sidonia

no son todos macabeos.

Hábleme del Molinillo,

cuénteme del Melillero,

y dígame si Torrijos

aun se mantiene derecho,

sin que lo injurien andamios

ni infamen botelloneros,

con que doblarlo quisiera

La Alianza del Progreso.

 

Mañana es Semana Santa

en tejados y el aleros,

indiscreta en las gayombas,

retraída en el espliego;

mañana, el Guadalmedina

será el mar de los hebreos,

no un cauce con verdes malvas

y un viejo puente de hierro.

Te sueño por La Campana,

y de tu brazo yo sueño

que seguimos castigados

en un rincon del colegio,

yo, por coger gurripatos,

tú, por rezarle a Di Stéfano,

mientras suenan floreadas,

las plumas de los bomberos.

 

Lejanos los dos, tan juntos,

cercanos ambos, tan lejos,

hermanos de fiambreras,

cofrades del semiseco

requebrando a nazarenas,

camino de las Pedrizas,

silbando el himno del Tercio.

Esto escribo en Covadonga,

esperando el tren expreso,

dictándole al amanuense

los sesenta y cuatro versos,

que dicen que son columna,

y yo por calvario tengo,

cuando no suenan a tango

y no saben a bolero.

Desde Montilla le envío

saludos de Paco Gento,

recuerdos del Pocarropa

y un barril del doce y medio,

hoy que de arroz las cazuelas

tambien lo son de fideos.

Quien almorzara en Asturias,

o de gorra en Casa Pedro.

Primigeniamente, este articulo fue publicado el Martes 7 de Abril de 2009 en las páginas cultarales del Diario El Mundo.

Editado por el periodista Cristóbal G.Montilla.

Que asi se sepa y así quede escrito.

(Vale Dictum)

…///…

UNA NOCHE EN EL BALNEARIO

UNA NOCHE EN EL BALNEARIO

SÓLO UN MOMENTO.

Cada vez que acudo a un concierto del grupo amigo “Sólo un Momento” me acompaña no solo la intención y el deseo de oír el repertorio de estos músicos; sino también el agradable sentimiento de cariño que siento hacia cada uno de sus componentes. Hacia mi querida familia amiga sobretodo. Si!, esa misma: La del Pelúo!

Ellos, me imagino, acudirán a su propio concierto temblando. Y digo eso de temblando, porque están seriamente considerando el cachearme antes de cada actuación por si el que suscribe llevase escondida entre sus ropajes, esa armónica letal rompetemas;  esa misma que, a base de resoplidos disparatados, sorpresivamente, boicotea  la actuación a base de solos nada ensayados en ese diabólico y perverso instrumento de viento que Alá confunda.

Consideran también -los “Sólo un Momento”–  poner guardia de seguridad en los accesos o, en su caso, disponer pasquines con mi retrato en cada uno de los rincones de los alrededores donde se celebrarán estos conciertos. También, alguien del grupo –me temo que la deliciosa Sole Villalba o mi querido Girilín-  han sugerido el amputarme los labios.  No es mala idea, al fin y al cabo;  pues así, de ese modo, mi vida transcurriría en una eterna y  perenne risa forzada. Que al menos, es risa.

Eso, o cambiarse el nombre a “Sólo un Momento & The Inesperated” (Unexpected, en realidad)

Fueraparte chascarrillos y bromas (que todo o anterior es mentira), la realidad, es que  cada vez que acudo a un recital, me lo paso fantásticamente bien; porque no solo es espectáculo lo que ofrece este grupo, es también la sobremesa posterior.

“Solo un Momento”, es un cúmulo de disciplinas artísticas que se reúnen en un escenario. Poesía, música, teatro y danza. Una placentera combinación  que debiera, que tendría que oírse y contemplarse en recintos adecuados; aquellos donde la nefasta acústica , no estropease  -en parte- el sonido fantástico que esta banda desplegó –pongamos por caso- en su concierto del pasado mes de Febrero en el Teatro Echegaray de esta ciudad.

El amigo pintógrafo Eduardo Guille ha tenido el detalle de enviarme una colección de fotos realizadas esa noche durante el concierto desarrollado en El Balneario del Carmen. De entre esas, yo he entresacado algunas que componen la presentación en Power Point que viene ahora.

Todo el grupo al completo en estas fotos – y como no podía ser menos- el maletilla intruso también.  Que para eso se lo curra. Digo lo de subirse al escenario sin que nadie lo llame. Por la puta cara. Que después hay que echarlo abajo con agua caliente. Jirviendo, diría yo! Ya me callo!.

Si queréis bajaros esta presentación, podéis hacerlo desde aquí:

https://skydrive.live.com/redir.aspx?cid=9b5ad4b7dbd9e872&resid=9B5AD4B7DBD9E872!2419&parid=root

Que la disfrutéis. Yo ya lo he hecho dos veces; arriba y abajo.

Just a Moment. In Concert!

 

 

 

…///…


TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS!

LOS ANDALUCES TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS!!

 (Hasta Luego Lucas!!!)

Estoyyy… Como se diceee… Como se diiceeee…  Si!  Estoy hasta los mismísimos cojones de tanto petardo que no hace mas que indicar que los Andaluces, después de los resultados electorales, tenemos lo que nos merecemos.

Toy dacuerdo! Nos merecemos no tener un Presidente pagado de sí mismo que se veía rodeado de campeones (rodeado de campeones) para llevar a Andalucía a la meta del progreso a través de la honradez, y el buen gobierno. (A través de la honradez, y el buen gobierno.)

Hasta luego Lucas!

Y estoy hasta la gorra, de los soplagaitas  que -creyéndose en posesión de la verdad política- menosprecian al pueblo andaluz, y a sus votos, con el argumento de que estamos TODOS subvencionados, comprados con empleos públicos, resignados -y felices- a vaguear en el bar de turno a costa de los subsidios de desempleo…y tal… y tal…y taaal.

Me parece una enorme falta de respeto, (una enorme falta de respeto), dicho argumento. Mas que nada, porque no creo que haya ningún partido político que puedan dar ejemplo de integridad y honestidad completa, en aquella comunidades autonómicas en las que gobiernan. En las que gobiernan.

Si no han sabido ganar la presidencia, que se le va a hacer. Tal vez con otro candidato. (Tal vez con otro candidato.) Campeón!!!

Como quiera que no quiero dar más rienda suelta a mi indignación, os dejo otras sabias palabras de mi querido amigo el escritor Jotapunto Rebuscá. El sabe escribir lo que yo quiero decir. (Lo que yo quiero decir.)

Terminaré con una frase de Rosa Diez: “A Arenas, el éxito histórico le ha durado un minuto”.

Comunicado post-electoral por j. Rebuscá

 

Un reconocido poeta malagueño, maestro de la ironía y al sarcasmo, sentenciaba en una de sus habituales columnas de prensa que ‘los políticos no saben estar callados’ La frase es de las que le viene al pelo al populismo callejero para maquinar un repertorio de chistes a costa de dirigentes y los militantes en activo, pero lo que está aconteciendo tras las elecciones andaluzas da que pensar si el poeta, lejos de recurrir a la risa fácil para amenizar a los lectores con sus peroratas, advertía de una triste realidad.

 

 

Hasta el 25 de marzo de 2012, cuando concluían las votaciones, y los candidatos subían a la palestra para celebrar la victoria, era raro presenciar a uno admitiendo eso que llaman ‘un revés electoral’, tomaban la palabra durante días y semanas en las cuales se repetían frases hechas como ‘estamos aún lejos de nuestro techo’ , ‘el pueblo no ha sabido recoger nuestro mensaje’ la abstención ha favorecido a otras candidaturas o las políticamente correctas de que ‘gobernaremos persiguiendo el más amplio consenso’ o ‘haremos ejercicio de una oposición constructiva’. Un repertorio agotador e inagotable.

 

Pues tras esa fecha, nada de eso. Los políticos permanecen mudos mientras una caterva de comentaristas, tertulianos, analistas sociales, críticos, editorialistas y parásitos de las ondas y la pluma, la han emprendido contra los andaluces y el estercolero andaluz (sic) con tal saña, que cabe entender que quizás eso sea lo que les tiene sin reaccionar.

 

Porque aunque el resultado haya sido extraño, con unos ganadores que han perdido y unos derrotados que han ganado, han sido las descalificaciones hacia los andaluces, oídas y leídas “a posteriori”, lo ha tenido que dejarles tan perplejos que no se atreven a decir ni esta boca es mía. La palma se la lleva un cretino que asegura a través de la pantalla que ‘no pisará Andalucía en los próximos cuatro años’. Pues cuando venga, gentileza de la tierra, a ver si le ofrecen un menú exquisito: el par de ostias.

 

La situación descrita confirma que el poeta iba con segundas cuando escribía la frasecita de marras: ´no saben estar callados´. Porque si supieran hacerlo, con idéntica parsimonia que están encajando el hatajo de improperios que está lloviendo sobre sus electores, tanto los ganadores que han perdido como los derrotados que han ganado, redactarían un silencioso manifiesto conjunto exponiendo:

«Comentaristas, tertulianos, analistas sociales, críticos, editorialistas y parásitos de las ondas y la pluma, váyanse a tomar por culo»

 

Pero, por desgracia, los políticos no saben estar callados.

 

Serie: POLITICAMENTE INCORRECTO

j.rebuscá. A.D. MMXII

 

APOLOGÍA DE LA INMADUREZ

APOLOGÍA DE LA INMADUREZ.

Tengo que reconocer, que algún componente de inmadurez debo de tener aferrado en mi personalidad y en mi carácter. Afortunada y dichosamente.

Y digo eso de afortunada y dichosamente, porque desdichado e infeliz es aquel que es viejo prematuro, que no se guarda en la faltriquera restos de la infancia pasada; incluso, diría yo, aquel que se siente lejano y trasnochado en cualquier época de su vida. Debe de dejarse eso, para el momento en que se encara la decrepitud mas inevitable e irreversible. Esa de la luz del final del túnel; el diñe que le llaman.

El espíritu, debe de- para conservar la salud, física y mental, mas o menos domeñada- intentar permanecer siempre unos años por debajo de la edad biológica. A pesar del peligro existente de que los envidiosos te llamen justo eso: Inmaduro.

Mirusté; Yo Grá y Adiós, tengo que reconocer que soy algo inmaduro. Lo suficiente como para que todavía me emocione viendo brincar de nuevo a Tintín de la mano de Spielberg. Es más, aun conservo y tengo expuesta en mi despacho- ese que está rodeado de muros de Afectos- mi colección de tomos y lomos de tela de colores del amigo del etílico Capitán Haddock.

También, como es natural una fantástica colección de muñequitos de capa y espada; algunos Cow Boys y sus coetáneos nativos norteamericanos que se llaman ahora los indios de toda la vida. De Asterix (más sus libros al completo -originales- por supuesto) y, como no, un nutrido y carísimo (zuputamadre!) muestrario del elenco del ya tres veces citado reportero belga.

Pero ítem más que dicen los picapleitos: Conservo colecciones de tebeos históricas y de álbumes de cromos de cuando yo era un pezqueñin (Si alguna vez lo fui) En fin… Creo que ya estoy dando bastantes muestras de mi inmadurez, isn’it?

Pero…otro ítem más para gozo y algarabía de los de la gran puñeta: Todavía disfruto como un enano cuando veo alguna historieta animada de Bugs Bunny, Correcaminos o el diablo de Tasmania. Que decir de la lagrimilla huérfana con Popeye o Félix el gato. Moriría por Tiroloco McGraw. Cualquiera de los antiguos de Hanna Barbera o de la Warner antes que Disney.

Esta bien decir que tengo algún DVD de estos personajes? No sería demasiado vergonzoso que -para escarnio de mis hijos, que se burlan de mí- confesase que tengo (en DVD) la película de Los Tres Cerditos?

Lo sé; afortunada y dichosamente, soy un inmaduro. Pero estoy feliz de serlo, aunque si me lo propongo, mirusté, puedo ser un perfecto íolagranputa; porque para eso no hay que estudiar, sino observar detenida y atentamente a tu alrededor. Sobre todo a los medradores y rapiñadores de la clase política.

Hay muchos viejos prematuros, mucha alimaña suelta por ahí rodando, empeñados en que perdamos la ilusión.

En que sólo estemos preocupados por una futura –y ya casi presente- sociedad del malestar que se lleva gestando hace ya unos cuantos años. Por eso, en este blog, esos tontopollas, no tienen cabida para la crítica que se merecen.


Porque estos, ya tiene bastante con vivir (de puta madre casi todos, eso sí) en su propia ruindad y miseria moral. Del cuento mas descarado y descarnado que existe. De nuestra malgastada y dilapidada confianza

Siempre me gustaron los personajes de cuentos. Esos personajes desgraciadísimos con finales terribles, o que en el mejor de los casos, acababan empachados de comer perdices; que, por otro lado, debe de ser un asco.

Brujas envenenadoras. Enanos que trabaja a destajo en las minas. Niños proclives a la diabetes por mor de casitas de chocolates. Ogros caníbales. Madrastras crueles y envidiosas. Reyes y asesinos a sueldo… ¡¡¡Que delicia!!! Hasta los soldaditos eran de plomo y los patitos feos.

Pero, como soy un inmaduro, y no me creo, que la gente esté pensando que estos personajes estaban desaparecidos, observo con estupor, que aun siguen jodiendo al personal. Solo hay que darse una vuelta por cualquier partido político sean del color que sean las cortinas que decoran las ventanas del salón su casa ideológica.

Para que sepáis que todavía existen cuentistas expertos (de los de verdad) os he preparado esta selección de personajes victorianos; de dibujos que ilustraban libros de Jane Austen (Sentido y Sensibilidad) de Shakespeare (Las alegres Comadres de Windsor). O de J.M. Barrie (Ya sabéis, el autor de Peter Pan). Todos ellos, creados por Hugh Thompson. Mas que nada para que podamos apreciar primero, a los profesionales del ramo; y segundo, la belleza del dibujo de su autor. Personajes que vivían en las historias. No del cuento.

Si queréis ver esta preciosa selección de dibujos, que he realizado en esta presentación de Power Point, podéis descargárosla desde aquí:

https://skydrive.live.com/redir.aspx?cid=9b5ad4b7dbd9e872&resid=9B5AD4B7DBD9E872!2417&parid=root

Mas que nada para que veáis a los auténticos, no a los mercachifles de subvención y comisión (sea parlamentaria o no) que son los que ahora, nos producen pesadillas de las de verdad.

Está bien eso de ser un inmaduro. ¡Pá lo que hay que ver!

Mientras se descarga el archivo, podéis distraeros con esto:

Que lo disfrutéis!

JUAN MIGUEL GONZÁLEZ. FANDANGOS SURREALISTAS.

JUAN MIGUEL GONZÁLEZ

FANDANGOS SURREALISTAS
(Y otros palos tambien Surrealistas)

Las jornadas Rockbertianas- esas en las que compartí mesa con el Poeta Juan Miguel González- me trajeron alguna que otra satisfacción imperecedera. Ya dije que la primera fue la ser contertulio (que palabra mas denostada hoy día gracias a la televisión) junto al Poeta y a la también polifacética Mariví Verdú.

También, que fue el germen del texto acerca de la reivindicación de la Plaza de San Pedro de Alcántara para la futura Plaza de Tabletom (Busto del eximio barbudo incluido) y además, también -ya lo dije- me proporcionó un buen rato de conversación con el Poeta que –como siempre- me resulto, amena, didáctica y enriquecedora.

Pero lo mejor, creo, estaba por llegar. Durante la alocución de Juan Miguel en torno a la figura de Roberto González -cantante que fue de Tabletom- recitó algunos pasajes de un libro co-publicado al alimón con Javier López Navidad. Otra pata del mismo banco. Otro pirata del mismo barco.

La estrofa hablaba de Ducatis y Bultacos Metrallas. De mangos de paraguas, de martillos de bolas o de mortadela Mina. Un poco demencial, ya lo sé!

El personal se quedó sorprendido. Yo -que estaba a su lado-, ojiplático, boquiabierto y carialucinado. Ciertamente capitidisminuido y un poco estupefacto ante tanta agudeza palabreril.

Inmediatamente mi amigo Ángel Céspedes, me solicitó que yo sin discusión alguna, me hiciera con el libro de donde Juan Miguel leía y recitaba.

Sabiendo yo que Juan Miguel, casi nada me niega, le comenté lo que nos habían gustado dichas estrofas.

Así que me apostilló dos cosas: Una: de donde venían los textos; y dos: que el libro de referencia, me sería entregado –para mi gozo y regocijo- en calidad de préstamo (para su fotocopiado) el día del Concierto de Tabletom en el Teatro Cervantes.

Juan Miguel González, puede desfallecer ante el Terral inclemente; ese de los tres días de martirio. Puede sentirse aturdido por la escandalera y la jarana de la parrilla humana; incluso azotado por las libérrimas corrientes de aire. Zozobra también, ante la estupidez osada y no perdona, ni por asomo, la falta de humor ni de ingenio.

Pero lo que si lleva a gala –y yo lo compruebo cada vez que lo veo- es que su palabra dada, goza de una fortaleza y una durabilidad a prueba de tiempos y desmemorias.

Así que el día del concierto, yo tenía, no solo el libro prometido, sino un ejemplar de su ultima publicación fechada en las pasadas Navidades, firmado y dedicado este último, con ese cariño al que me tienen malacostumbrado.

Fandangos surrealistas. Les llama el. Un libro ya te digo co-escrito con Javier López Navidad. No se preocupe este último malandrín, pues, en breve, también tendrá sitio reservado en este Ateneo’s Alas con Secuencias.

Fandangos surrealistas, digo, pero también Alegrías. Y Bulerías y Tangos del Piyayo. Tientos, Soleares y Seguiriyas …toda una suerte (digo bien con eso de suerte) de Palos Flamencos que también padecen esa fantástica cualidad y enfermedad contagiosa surrealista.

La particularidad que a mi me sorprendió, es que los textos se corresponden, con una absoluta fidelidad, a la métrica y a la cadencia del cante de cada uno de los palos. Si está titulado “Tiento” hay que leerlo o cantarlo, para sus adentros o para sus afueras (Que viva el libre albedrío!) con la musicalidad que le pertenece.

Fíjense Uds. que también está la melodía por antonomasia de Méjico: Cielito lindo. Quien iba a pensar que esta canción, que está basada en una seguidilla de Lope de Vega: Una flecha de oro/ metiró el amor. / ¡Ay, Jesús, que me hadado / en el corazón…” que aparece en varios cancioneros y manuscritos del siglo XVII. (Wikipedia, como comprenderéis).

Esa, vendrá otro día.

Así que, aquí esta la selección que he realizado. Otra muestra más de la maestría inacabable e inalcanzable de mi querido amigo Juan Miguel González del Pino. Poeta que es y Letrista de Tabletom que es también en sus ratos libres; y que son -sus ratos libres- los que se sienta a escribir cada Jueves desde la media noche hasta entrada la madrugada. Que de todo se va enterando uno.

Aliño estas letras y los escritos del Maestro, con ilustraciones de trabajos de mi otro admirado artista, el pintor Andrés Mérida. Para que lo Cortés, no quite lo Pizarro.

Porque entre caballeros andamos, Señores.Como es natural.

FANDANGOS

Salió volando un chavea
del depósito de agua,
y le tocó en la pedrea
treinta mangos de paraguas
y una bicileta Orbea.

Sin careta ni pistola,
en calle Tomás Heredia,
se bajan de la guindola
y atracan una ortopedia
con un martillo de bola

De doblarla, ni mijita.
Madrugar, nati vitati.
Y entre el magro y la mezquita,
se hizo un gorro de uralita
Y se compró una Ducati.

Se apostaba en la taberna
que para el tren con la mente.
Y en la vía y sin linterna,
le vino el Talgo de frente.
Perdió un brazo y las dos piernas.

Se lo buscó porque quiso.
Va en carrillo desde entonce.
Fue en el polígono El Viso,
sin explicación ni aviso,
Por pedir una diez once.

Una noche en Albacete,
vencí a Poyatos Pagín.
Solo con la “veintisiete”
levanté un cubo de zinc
con diez kilos de chanquetes.

Ni la grifa ni el mollate.
Ningun vicio me domina.
Sólo alegran mi canina
las tortillas de alicates
y la mortadela Mina.

TANGOS DEL PIYAYO

Gran río Guadalmedina
donde jugué de chavea,
eso sí que eran pedreas,
Y canutos y almencinas.
Vendia en calle Cotrina
luqitriquis El Boqueras;
treinta Caunys de pulsera
Se sacaba del abrigo.
Infancia de pan de Higos
frente al cuartel de Nateras.

En la calle San Agustín,
se ha escondido un benavides;
Rafael, no te descuides,
porque lleva un adoquín.
Se ha llenado de Savín
dos o tres veces la bota,
el mango de una machota
le asoma del berbetón
y el himno de la legión
de silbar no para el nota.

BULERÍAS

Me bauticé en Peñarrubia,
hice la mili en Muriano,
y me gano las alubias
con el flamenco asturiano.

Por más que trepes y medres
se volverán tus ganacias
fabes dures como piedres

Las cazuelas de fidedos
han sido mi perdición,
y los Montes Pirinedos.

No me gusta la ferralla
me gusta más Tetuán
y la Bultaco Metralla.

Hasta el Puente de Armiñan
llevé a Evaristo Gañote,
y se bajó sin pagar.

En la parada del Centro,
se subió una gabardina
sin gafas ni nadie dentro.

De un portal de Capuchinos
recogí yo sin saberlo
una noche a un asesino.

Sentrañas mía,
sentrañas mías,
yo no reniego
de mis encías.

ALEGRÍAS

Dos progresistas a un tiempo
salieron bajo fianza.
Uno gritando:¡Fascista!
Otro pidiendo pancartas

Te apodan el Mititilla,
pero te llamas Pardal.
Vale mas tu sobrenombre
que el Cañón de Ibraltar.

Tirolés de Pedro Mira,
Varón Dandy y guayabera,
y aunque parezca mentira,
teniente de hormigoneras.

Al Estudio del Talento,
que yo te voy a llevar,
y aunque te pongas Barrientos
te reirás, reirás.

Te reirás, reirás,
sé que te vas a reir.
Que en el ropero,
yo tengo un moro,
que canta en cueros por ti.

CAMPANILLEROS

Lo pasemos bomba.

Una noche.

Una noche en la Venta “El Caníbal”
celebrando estaban la vuelta al poder,
dando cuenta de los langostinos
treinta compañeros de Visa y Carnet.
Y el más cachipé,
con el móvil cerrado en el puño
cantó va pensiero y brindó por Fouché.

Compañeros.

Compañeros de rosa y pancarta,
quinta columnistas de la subvención,
cantautores, colegas: ¡Uníos!
¡Viva el presupuesto! ¡Viva el botellón!
Y en eso estalló,
En la España de Atocha y el Pozo,
pacificamente, la revolución.

Tanto tiempo.

Tanto tiempo sin Audi y poltrona
por mor del gobierno de los dobermán,
diez Prestiges merecen que hundamos
y que celebremos la guerra de Irak.
¡Que casualidad!
que lo mismo que en el treinta y cuatro
su progreso sea de clorato y Gal.

TANGOS

Terry y cante en Antequera.
Carretera de los Montes,
¡curvas a lo que Dios quiera!

Cruzó el cielo una primilla
-noche de atraco, me dije-
saliendo de Bobadilla.

Señalando a Don Pelayo
lleva desde que no bebo
la flecha del pararrayos.

Si me tiras al pantano
me cortaré de una en una
las venas del cuerpo humano.

Y tú cartitas me mandas,
y me tiré por el morro
con el churrero de Aranda.

Y que viva la aerofagia
de son florido
y pa sociales
los chorizos del partido.

(Estos textos, está sacados del libro Salvemos la Risa o El Duende de Zaragoza. Cuyos autores son Juan Miguel González y Fco. Javier López Navidad. De la Coleccion “Con el canto en los Dientes” 2006)

…///…

La Buena Música (De Father Gorgonzola) Paul Simon

La Buena Música (De Father Gorgonzola)

Paul Simon.

Casi siempre es muy difícil el aparcar la admiración que se siente hacia el trabajo discográfico de un artista concreto para componer una entrada (y elegir los temas adecuados) en la sección de La Buena Música de este blog.

Tampoco resulta fácil el ser ecuánime y objetivo; porque hablando de este músico, Paul Simon, que ahora viene, Father Gorgonzola -que tiene una deuda enorme contraída con él, y que le dispensa un sentimiento de empatía, de simpatía y de agradecimiento profundo- no puededejar de emitir loas, albricias y alabanzas hacia este ciudadano biennacido en Nueva Jersey.

A veces es realmente dificultoso, vuelvo a decirlo. Otras – como ocurre con esta- es tan inviable aparcar la devoción, que no hago nada para disimular mi fascinación por la música del antiguo duista. Así pues, digamos que me ha sido muy complicado el escoger unos temas (entre todos los disponibles) que configuraran la nómina a insertar en este post.

Tan sumamente complicado ha sido, que no he tenido mas remedio que incluir al menos ocho o nueve de ellos; diez al final han sido, fíjese Ud.

Ya que, si hubiese descartado alguno, me hubiese sentido traicionado por mi mismo. Porque ha creado un enorme número de espléndidas canciones que han sido fieles compañeras de mi recorrido vital. Que me han acompañado y lo siguen haciendo. Próxima y afectuosamente.

Este post no va a ir acompañado de biografía ni discografía alguna. Porque – doy por supuesto- que toda persona decente, conoce de sobra la vida y obra de Paul Simon. Aún sin su inseparable Telefunken. Ya sabéis: Simón y Telefunken!

Paul Simon, ha influido en mi trayecto musical de una manera excepcional. Su primer trabajo en solitario, “Paul Simon” ha estado -y está- entre los diez discos favoritos de toda mi discoteca. Uno de los primeros que me compré. Y esos temas- muchos me los enseñó (a la guitarra) mi querido Antonio Abril- los incluyo en una versión nueva y fantástica, de un concierto en vivo en Londres. Julio 2011

No diré más. Solo quiero dejaros a solas un rato con Paul Simon. Prestadle la atención debida. Su genial toque de guitarra acústica, su inconfundible voz, su sensibilísima forma de componer. Es absolutamente fascinante. Un lujo y un placer para los sentidos.

PS Once of my favorites!

TARDES DE ABRIL

 

Esta vez, y faltando a mi costumbre, no habrá prolegómeno alguno. Porque hay veces que las palabras del escriba, no vienen a cuento. Y esta, es una de esas veces. Esta es una de las veces que debemos dejar que nos inunde la paz,como si fuese un río. Peace Like a River.

 

 

 

TARDES DE ABRIL

 

Que se hace con los pinceles de tu amigo el pintor.

Con la ropa y con la maquinilla de afeitar. Con el cepillo de dientes.

Ya se que estas cosas no se preguntan. Ya se que no es cosa mía.

Pero es que resulta que, al fin y al cabo, esas cosas han estado contigo.

Las chaquetas, las camisas, las sábanas, los silencios…

Que harán con ellas?

Porque resulta que yo las he vivido, y algo mías si que son.

 

Que se hace con las sonrisas, con las canciones de los Beatles,

con lo partidos de futbol. Con los zapatazos en el salón de mi casa.

Con el medio tono que siempre le faltaba, con tantas tardes de Stela, Antonio y yo.

Que se hará con lo que no se puede olvidar?

 

Y ahora, nos miramos intentando no perder su presencia.

Y a menos que la fiesta cambie por un rato, luego vuelve la calma.

Y que harán con sus pinceles y sus otras cosas?

Aunque no son cosas mías, sí que lo son.

 

Yo pienso que sus pinceles pintan. Que el medio tono que le faltaba está.

Que su sonrisa sigue. Y aunque no son cosas nuestras, Stela y yo nos miramos,

Y eso, si que es nuestro. Absolutamente nuestro; y a la vez, de todos.

 

No decimos nada porque nos conocemos y no sabemos que hacer.

Entonces, nos hacemos el tonto como los tontos hacen.

Y cuando llegue la feria, temprano, antes de que anochezca,

nos montaremos en el carrusel de los caballitos.

Y daremos vueltas y más vueltas.

Y el viento, a esa hora, dejará los pelos detrás de nosotros.

Cogidos para no caernos; y alguien nos dirá adiós en tierra firme.

Con la sonrisa que conocemos.

Y diremos…adiós …adiós…adiós….

                                                                  Miguel Ángel Cumpián

 


 

 

A %d blogueros les gusta esto: