EL FIN DE LA LEYENDA NEGRA

Dice el autor:

Queridos,

 Al concluir aquella etapa de columnista imaginario, inicié un nuevo reto como escritor cuyo objetivo se centraba en la elaboración de reportajes variados que superaran las limitaciones de un simple artículo. No obstante la fase de creación continuó siendo  la misma: breves relatos autónomos, auqnue entre si guarden cierta coherencia

 Hasta la fecha han sido elaborados tres; uno sobre los festejos taurinos, otro dedicado a los vascos y éste que os envío,  en el que traté de demostrar no sólo que la Leyenda Negra  acumulara un sinfín de falsedades, sino que en si misma es falsa, una invención de nosotros mismos, a caballo entre el XIX y el XX: nunca existió una leyenda negra antiespañola y lo que se denomina como tal es pura fantasía de nuestra cultura.

 Recopilado, os la envío para vuestro deleite y para que entendáis un poco el desprecio que abiertamente profeso hacia ciertos intelectualoides, a los que disfruto calificando de afrancesados.

 ¡vivan las caenas!

 Un saludo

J. Rebuscá

Su queréis leer esta entrada, podeis bajarosla desde aquí:

http://cid-9b5ad4b7dbd9e872.office.live.com/self.aspx/EL%20FIN%20DE%20LA%20LEYENDA%20NEGRA/El%20fin%20de%20la%20Leyenda%20Negra.pdf

Que la disfrutéis.

GLENNRAY TUTOR

Creo que como esto siga así, voy a tener que abrir en este blog una nueva categoría dedicada al Fotorrealismo. Porque son ya unos cuantos los autores de esta disciplina que forman parte del elenco de intervinientes en la página Ateneo’s (Alas con Secuencias)

Y voy a tener que hacerlo porque no paro de encontrar fantásticos representantes de este estilo pictório. Grandes maestros que son como el que ahora presento en este trabajo:

GLENNRAY TUTOR.

Glennray Tutor es un pintor norteamericano nacido en 1950. En Missouri concretamente. Desarrolla este una pintura tan realista que difícilmente podríamos diferenciar lo salido de sus pinceles con una fotografía o una imagen o composición real.

La temática que sigue, tiene unas connotaciones nostálgicas que le lleva a recrear en los lienzos grupos de luminosas y brillantes canicas, juguetes antiguos y unos preciosos bodegones elaborados a base de cohetes, tracas y petardos. Que decir de sus tarros de cristal o de sus frascos de salsas.

Todo con un colorido excepcional que nos deja con la boca abierta ante tanta belleza cromática.

De una belleza indiscutible, es un placer ofreceros esta presentación en Power Point sobre la obra de Glennray Tutor.

Espero que os guste.

Desde aquí os la podéis bajar.

http://cid-9b5ad4b7dbd9e872.photos.live.com/self.aspx/GLENNRAY%20TUTOR

Mientra se baja, distraeros con esto:

 
Que la disfrutéis.

TABLETOM

TABLETOM

 

Parece ser que por fin, esta Málaga va dejando, poco a poco, de ser madrastra con sus hijos.

Por fin hace honor a su lema y se demuestra a si misma noble y hospitalaria. Por fin hace justicia con los suyos poniendo el nombre de un  grupo reverenciado en la ciudad a una de sus calles. Vivitos y coleando, que es la manera correcta de hacerlo.

Ya lo hizo, en su día, con el actor Antonio Banderas o con el entrañable poeta Manolo Alcántara. En vida. Y ahora lo hace con el grupo mejor y mas querido por el público malagueño: Tabletom. El más querido, repito, el mejor.

Al actor y al poeta los admiro profundamente. No hay duda de eso, pero a los músicos, además de admirarlos, les tengo un gran cariño, porque además de ser amigos, han sido compañeros de viaje musical desde que mi memoria tiene uso de razón.

Y ahora, por fin va Málaga, y deja de ser cainita con los suyos y pone en su sitio a estos hijos de la gran provincia. Situando a Tabletom con justicia en la posteridad del callejero. Calle Tabletom; suena bien. Sabe a chocolate.

 

He seguido a los Tabletones desde esos comienzos en los que daban recitales en sitios tan poco apropiados para la acústica como los salones de actos de los colegios. Recuerdo -y ya hace años- los conciertos de los Salesianos y del colegio de los Olivos, por poner dos ejemplos. Donde a golpe de chupitos de ginebra en vasos de plástico, y humo estancado, flipaba con los solos de flauta de Pepillo; con los tremendos riffs de Perico, las escalas imposibles de Jesús el bajo, los redobles de Nono y por supuesto, con ese chorro de voz rota del amigo Rockberto.

Mas tarde, llegaron muchos más conciertos y componentes. Aunque siempre permanecia el alma del grupo; los grandes: Rockberto, Pepillo y Perico.

Recuerdo con cariño dos anécdotas de Rockberto. Una de ellas eran las disertaciones acerca de Lindsay Kemp- creo recordar que dio unas clase magistrales de teatro o algo así con el  Maestro, y  nos explicaba a base de mímica lo que aprendió de el. Eso era en casa de Salvi -el Artista de la vida-

 

Otra vez  – entre muchas más que, por prudencia, no cuento- nos encontramos con él en la Plaza de La Merced. Mi mujer, mi hijo pequeño  y yo; Roberto se abalanzó sobre el chiquillo y se lo comió a besos mientas el infante era engullido literalmente  y desaparecía entre las barbas del cantante amigo.

 

Otra más:

No hace mucho, un intimo amigo, Quino, antiguo flautista, me contaba que yendo por la calle- impecablemente vestido de trabajo- se encontró también a Roberto  sentado en la misma Plaza de la Merced y le pregunto… Rockbertooo!!! Te acuerdas de mí???

Rockberto levantó la mirada. Vio al músico- ya te digo impecablemente vestido de traje y corbata- le hizo un ademán con la cabeza y meneó los dedos como si tocase la flauta en señal de que si! Que lo recordaba. Entonces, antes de que Quino dijese una sola palabra, le espetó:

Oyeee, y a ti… que te ha pasao?????  Genio y figura.  Quino no supo que contestarle.

Para los Hermanos Ramírez solo tengo palabras de admiración hacia su técnica y elegancia tocando saxo, flauta y guitarra. Impecables. Maestros que son.

Perico es, si acaso, más cercano a mí, pues nos frecuentamos de vez en cuando en casas de comunes. Aún recuerdo cuando no hace mucho, en una fiesta en mi casa, tocó unos preciosos estudios clásicos en una de mis guitarras. Una Ramón Marín del 72. Después se pasó a la Ovation y ahí, vencida mi verguenza gracias al alcohol,  nos tocamos un blues.

 

No he tenido en ningún momento la tentación de elaborar una mini biografía del grupo porque ya las hay por ahí a montones. Tan solo con este trabajo -que a continuación expongo- quiero manifestar mi alegría por el reconocimiento hacia ellos, de unos políticos que, desgraciadamente, suelen dar la espalda a grupos como el que nos ocupa a los que dejan huérfanos muchas veces. La mayoría de las veces.

Este ya no es el caso afortunadamente.

Porque el cariño especial que a todos los malagueños nos inspira Tabletom, no ha podido pasar desapercibido a este Ayuntamiento muchas veces ciego y lo que es peor sordo a los deseos de sus vecinos. Esta vez han acertado. En pleno.

Es un privilegio ser amigo de tan ilustres ciudadanos. Fíjate si son ilustres que ya tienen calle. Espero que se la den en un lugar céntrico y transitado para que yo pueda pasar a menudo por ella y así poder presumir de haber estado allí alguna vez con ellos.

 

Bella contradicción, enigma amado,

la rosa se eterniza en las tabernas.

Lesbiana juventud, muestra las piernas

para que el viejo Dios viva endiablado.

 

A fuerza de ternura y de botellas

logramos que también Dios tangueara,

era normal de Dios que se endiosara

y llamase Señor de las estrellas.

 

Pero que emperador fuera del todo

y vitalicia majestad del uno,

que fuera el éter y que habitara el lodo

y la torta ramos de mi desayuno…

 

Venga, por Dios, un poco de respeto,

y aquel día perdimos la paciencia,

y en lugar de la cruz, el amuleto

al cuello nos colgamos de la ciencia.

 

Aquel fisgón abstracto y timorato,

aquel glorificado absolutista,

no lo mato el materialismo chato

ni la bomba infantil del anarquista.

 

Y es que Dios no es la espiga ni el minuto,

ni la azarosa Historia y sus abismos.

Dios es la copa, el chute y el canuto :

Los martes trece de nosotros mismos.

 Si queréis ver este trabajo, podéis descargároslo desde aquí:

http://cid-9b5ad4b7dbd9e872.office.live.com/self.aspx/TABLETOM/TABLETOM.pps

Y mientras lo hace, oíd al grupo:


  Que lo disfrutéis.

JASON de GRAAF

 JASON de GRAAF

Jason de Graaf es un artista canadiense que explora también el universo del fotorrealismo. Con una fidelidad absoluta, sus pinturas abarcan desde las transparencias del agua y del cristal hasta las esferas de cristal brillantes y con unas preciosas tonalidades.

Hay alguna referencias a fruta, a flores, a canicas de colores -al estilo de Glennray Tutor, aunque sin llegar a su producción, del cual habrá aquí en este sitio, una próxima entrega- y pasando por un autorretrato que no es sino un  homenaje a su admirado M.C. Escher.

Jason, es muy joven; nació en Montreal en 1971, estudió Dibujo y Diseño. Después de varios encargos, se dio cuenta de que estos realizaba no era el camino deseado y poco a poco empezó a crear sus propios trabajos  que fueron cada vez mas personales y sofisticados.

Todo esto, como comprenderéis, lo he entresacado de diversos sitios de Internet donde me he informado para no solo- como acostumbro- insertar imágenes en una presentación, sino  para aportar  al que la vea, y a mi mismo -por supuesto- algo del “espíritu” del autor.

Lo podéis comprobar, si así lo queréis, viendo el trabajo que he realizado con su obra.

Si queréis, bajaros la presentación de la que os hablo desde aquí:

http://cid-9b5ad4b7dbd9e872.office.live.com/self.aspx/JASON%20de%20GRAAF/JASON%20de%20GRAAF.pps

Mientras  se descarga, podéis distraeros oyendo esto de mi adorado Byrne.

Que lo disfrutéis.

DE LEON Y PAZ

De León y Paz.

 

Ayer por la mañana, sorpresivamente, me encontré con un  precioso regalo en mi mesa de trabajo.

Acostumbrado uno como está a sólo encontrarme notas de petardadas, coñazos y problemas, me sorprendió el presente con mi nombre manuscrito.

Iba acompañado de una tarjeta en la que se mostraba el nombre de un gran amigo. De un gran amigo perdido entre las brumas oxidadas del desuso pero nunca olvidado.

El paquete contenía un libro. Una preciosa edición del Rubaiyat de Omar Jayman. También había un mensaje epistolar.

En una inefable y absolutamente kitsch tarjeta postal (como te agradezco el detalle, amigo. Siempre sacando lo mejor de mi) . Contenía esta, unas preciosas y entrañables palabras. Reproduzco solo una parte.

“Se lo regalo a personas a las que aprecio y sé que lo van a disfrutar”  y dentro del libro -en la primera hoja- “Para Alvarito, en recuerdo de los tréboles de cuatro hojas del Molino”

 

El Molino. Pues no va el cabrón y me emociona?

Y me emociona, no por el regalo en sí que es precioso, No por la dedicatoria que también es preciosa. Tampoco me emociona por la postal con gitana –y traje de flamenca en relieve- que me envía. No; me emociona porque me hace rememorar una época, una gente, y sobre todo una filosofía de vida que hoy- mucho me temo, amigo mío- no se lleva.

Porque eran unos tiempos -los de alrededor de la Casita de Pedregalejo- donde no existía la propiedad privada, ni afectiva ni material. Donde el buen rollo no había que aplicarlo ni explicarlo porque ya estaba implementado en toda la Basca Per se… La Basca.

 

Pocos grupos de los que han estado presentes en mi vida, han tenido el HONOR de llevar ese nombre. Tan solo dos, que yo recuerde.

Aun mantengo uno en activo. El otro, este nuestro, poco a poco se va reavivando en mi memoria.

Porque nunca me fue posible olvidar esas excursiones al Molino de Coín donde después de llegar en coche y bajar una cuesta infame, y después de haber buscado los tréboles de cuatro hojas –todos nos lo parecían-  debías de subirla en unas condiciones que no voy a definir. Después de las excursiones por el Torcal de Antequera. Después de las conversaciones profundas o de los festejos de carcajadas  interminables en la casa de González Anaya.

Después de esos conciertos de música (los primeros de los primeros) acompañándonos  siempre una manta para sentarnos en un ruedo casi privado y un botijo tuneado para según que menesteres. Después de miles de paseos por el centro de Málaga donde solo había una tribu. Una tribu donde primaba lo lúdico y lo cultural, Donde todo el mundo era leído e instruido. Donde abundaban los músicos y poetas- buenísimos algunos- la gente del mal bienvivir. La gente del rollo. La Basca.

Época irrepetible esa que vivimos, porque aunque todas lo son, esa fue realmente enriquecedora. Aunque también  -por los excesos- también se cobró algún tributo de vida. Algunos casos conozco.

Y viene ahora Carlos de León y Paz (Que nombre tan bonito) y me hace rememorar una época que  a mi- particularmente- me enriqueció de una manera absoluta; y que además, me proporcionó una filosofía de la vida que, aunque empañada ahora  por la desmemoria, ahí está. En los tuétanos del carácter.

 

Y viene ahora Carlos de León y Paz (He dicho que es un nombre muy bonito?) y me recuerda lo que fui; lo que a duras penas -gracias a el- sigo siendo aunque la edad se ponga en lo contrario.

Gracias a el, a mi queridísima Silvia (Como cantaba la íaputa el Mercedes Benz de la Joplin!) Silvia, que fue una de las más grandes de mis mejores amigas. Una de las que pagó el tributo.

Gracias a Jóse y a Nines. A mi querido Roberto. A Josemanuel y a los dos Juanes (Agüera y Sierra) Salvis y Carapapas. Rockbertos y sus Tabletones, Los Hermanos Villalba y su Axarquía. Abriles, Guzmanes y Zambranas; Cumpianes y demás poetas. Angelin y Josemaríaalonsos…. Maripaz!!! Tantos amigos que siempre estábamos a la Buena Sombra de Dios. O del Guru Majaruche, como dice mi amigo el Artista de la Vida.

Tantos amigos que fuimos y somos, que pesa que esos tiempos hayan pasado y que se diluyan en estos -ahora nuevos- que son tan inhóspitos. Tiempos aquellos donde la amistad a ultranza, la camaradería, la generosidad y el colegueo, formaban parte de nuestra irrepetible vida cotidiana… Indeleblemente. Para siempre.

Por eso hoy me ha emocionado el regalo de Carlos. De Juan Carlos de León y Paz (que nombr… Me callo ya!)

Porque, aunque el se crea que lo que me ha emocionado es el libro, o el detalle en sí, lo que verdaderamente me ha emocionado es volver a tener  esas sensaciones -que creía perdidas- de los tiempos de antaño. Los mejores de mi vida. Los mejores de mi vida. Como lo oyes.

“No te preocupes por el ayer:
ha pasado…
No te angusties por el mañana:
aún no llega…
Vive, pues, sin nostalgia ni esperanza:
tu única posesión es el instante.”

                                                                        Omar Jayman

No es tan fácil, Omar. No es tan fácil.

 Gracias Carlisss. Esto también es un regalo para ti:

FRANK RAMOS. FOTOGRAFIAS

FRANK RAMOS. FOTOGRAFIAS

Un domingo por la mañana, arropado por unos tintos de verano en el Balneario de El Carmen, reconocí cuando se acercaba a Frank que se dirigía a una mesa situada tras de mí; ante su sorpresa, le espeté:

 Tú eres Frank Ramos, verdad?

Mi miró extrañado, puesto que no me conocía.

Si, me dijo esperando una explicación,

Le comenté, entonces, que lo conocía por sus fotos – que había visto en el Facebook de Toni- y que me encantaban. Además le dije que debía de ser un buen guitarrista. A la gente que sabe tocar bien, se le nota hasta en las fotos. Negó con modestia.

 Por la tarde cuando llegué a casa, Frank me había agregado a su Face. Y así hasta que un día en un chat, le comenté mi intención de realizar esta presentación con su trabajo.

  Dicho y hecho. Me dio permiso para entrar en su Flickr y me mandó algunas ante mi sugerencia de tener le elección -en parte de- del autor. El toque de distinción que siempre digo.

 Una serie de fotografías esta donde prima la situación inesperada. El momento captado y robado a sus protagonistas que ignoran – en muchos casos- que están siendo inmortalizados. Paisajes de la ciudad de Málaga con preciosos tratamientos y, por fin, una muestra de adonde lleva la conjunción entre las dos pasiones de Frank: La música y la fotografía.

  Cuando hice la presentación sobre las fotos de Toni Molero, me dí cuenta -una vez terminado el trabajo, guardado y cerrado, de que se me había deslizado- sin querer- una foto de Frank. Así que cuando este me lo dijo, le dije que sí, que ya me había dado cuenta, pero que para cumplir el Quid Pro Quo, haría lo mismo con su trabajo.

 De esta manera -como en un juego- hay una foto de extranjis adrede. Ellos sabrán cual.

 Si queréis ver esta presentación, podéis bajárosla  desde aquí:

 http://cid-9b5ad4b7dbd9e872.office.live.com/self.aspx/FRANK%20RAMOS.%20FOTOGRAFIAS/FRANK%20RAMOS%20FOTOGRAFIAS.pps

  Y mientras se baja, distraeros con esto: Una maravilla de Albert Collins con el recientemente desaparecido Gary Moore.

  Este es:

Que lo disfrutéis:

DANIEL ADRIAN MADEIRO. SARABANDEANDO

 A MODO DE INTROITO:

En el mes de Diciembre, publiqué en este blog, un precioso poema  acompañando al Sarabanda de Haëndel. Así me lo habia impuesto el autor del texto de Poesía Hilvanada: Miguel Angel Cumpian.

Me decia que en esa entrega deberian figurar -como acompañantes de lujo- un cuento sufí de Goytisolo y un precioso poema del argentino Daniel Adrián Madeiro “Sentir sobre Sarabanda de Haëndel” asi se llamaba el poema; ahora lo sé. Asi lo hice. Y sanseacabó. Elaboré y publique el post y ya está.

LO QUE SON LAS COSAS.

Tres meses mas tarde, recibo un mensaje de este último, de Madeiro, en el que me felicita -primero, y es muy de agradecer- por mi blog, pero me indica una inexactitud: Me dice que él no es el autor del poema insertado. Y me solicita que corrija el error.

Le contesto y me deshago en disculpas;  y le indico, a su vez, que yo siempre compruebo las fuentes y que este caso fue un lapsus que no partía de mi. Vuelvo a diculparme y prometo corregirlo.

 

TRES DIAS MAS TARDE

Vuelve a escribirme el poeta asumiendo un Mea Culpa, pues recuerda que – en su día – escribió ese poema para un blog de guitarra que el mismo insertó. Además en un  acto de generosidad que le honra, se puso a mi disposicion para escribirme y enviarme cualquier texto para mi blog.  Poesia..Prosa… Relato corto o lo que fuese menester.

Y entonces vino…

LA DESFACHATEZ POR MI PARTE

Aprovechándome de su laguna mental y del posterior ofrecimiento, le sugerí (bajo amenazas) que sería un detalle de buen gusto que, ya que yo pensaba hacer una entrega de su obra poética con su permiso, sería estupendo, que el primer poema fuese de su elección y que me lo enviase el mismo. Para darle un toque de distinción a la entrega. A touch of distinction

Y ASI LO HIZO.

Asi lo hizo y me envió cuatro escritos los cuales guardo atesorados en una carpeta de documentos inextraviables.

Solo incluyo un poema corto -el primero- pues los demas textos, no encajan (por extension) en este Ateneo’s (Alas con Secuencias) y que acompaña, como es costubre, a cinco más de mi libre elección.

Aunque, no puedo resistirme, a volver a poner el poema  incitador -este irá en útimo lugar- que dio pie a este malentendido. Sin el, al fin y al cabo, no se habria originado esta entrega.

Y porque, además, es precioso.

Quiero agradecerle a Daniel Adrián Madeiro su deferencia y generosidad otra vez.

Para adornar la lectura de sus poemas he puesto un tema de guitarra española  interpretado por Pedro Javier González  que a muchos les sonará. Es para mi uno de mis favoritos, pero con un toque diferente.

Espero que, todo lo que acontinuación viene, os guste.

SARABANDEANDO

 

# 01

 

Estoy envolviendo el envase.

Me pongo

Las medias,

Los pantalones,

La remera,

Las zapatillas.

El envase envasado

Sale a la calle

A enfrentar otros envoltorios,

A ver otros disfraces,

A fingir que es “ese”.

 

# 02

 

 
Escuchen como James
cuenta una historia
de horror,
de cobardía,
de letal humanitarismo.

Escúchenlo aunque no hable.
Él no perdió la vida,
se oyen sus resoplidos,
pero es una piltrafa,
un fantasma que bebe,
que fuma,
que delira.
James Blake
carga veintiuno
y preguntas de guerra
y dedos que al dormir
recuerdan gatillazos.

James Blaker Miller,
luchó en Faluya,
muere en Kentucky.

Y si estuviera sano,
después de tantas muertes,
sería de los miles
que al poder le dirían:
No a la guerra.

 

# 03

 

Sobre tu pecho

Encuentro el sentido,

La razón de las mañanas,

El momento perfecto

Que apaga la noche.

Y me adormezco

Como en un sueño,

Con el alma tranquila,

Con el corazón atento.

Así debiera ser la vida,

Un licor dulce,

Agua fresca,

Miel en los labios.

Agradecido duermo,

Anhelándote vivo.

Un jardín frente a mis ojos,

Un manantial,

Quizá un espejismo.

Puede que se trate

De la realidad.

# 04

 

Un pasillo oscuro,
una fragancia a rosas en el aire.
Viajan las manos
hacia cálidos destinos
de carne.
El rocío empieza en ella,
el vigor se desata en él.
Los labios no descansan,
la respiración se agita.
El instinto
apagó al entorno.
Hay dos,
solos,
vistiendo de eternidad
sus cuerpos finitos.

# 05

 

Cuando yo digo DIOS
estoy diciendo Todo
y a la vez estoy diciendo Nada;
digo Universo Infinito y Big Bang,
y Agujero Negro tragando una galaxia;
digo Luz y Sombra,
Vida y Muerte;
el Resplandor más fuerte,
la Oscuridad más cerrada;
digo el Desierto más grande que imagines
y a un mismo tiempo
la mayor fuente de Agua.
Digo todo lo que Existe y lo que No,
y por si no fuera clara mi palabra
digo CREADOR, pero no digo nunca
deificación de una cosa creada.

# 06 y # 06 bis

 

Haiku 1024

A un trémulo lago

Zarpan desde el árbol

Naves amarillas

     …///…

Haiku 10

Un transeúnte y otro y otros

Solo eso la vida

“transeuntismo”

“Sentir sobre Sarabanda de Haëndel” 

 

Solo, muy solo

Así me siento desterrado de tus manos

Vacío de la esperanza por la cual soñaba

Triste hasta lo más profundo

Privado de una luz que me ayude a sentir

Que la vida vale la pena.

Solo, muy solo

Así me encuentro en esta hora de ausencia

Preso de la lejanía de los buenos tiempos

Desdeñado de tu amor

Ajeno a la alegría de tus labios

Moribundo como las ultimas ascuas de la tarde

LOS SECRETOS MEJOR GUARDADOS DE MADRID

Me lo envía mi gran amigo MAF sin ningún rastro de autoría. Así pues me ha sido imposible pedir la venia acostumbrada al autor.

 

 

LOS SECRETOS MEJOR GUARDADOS DE MADRID


¿Moscú?


 

No, Madrid. Hace poco más de cien años, entre 1902 y 1910, el arquitecto Fernando Arbós levantó en la calle de Alcalá la iglesia de San Manuel y San Benito. Es el mejor ejemplo de aquitectura neobizantina de la capital. Tiene planta de cruz griega y una cúpula en cuyas pechinas se representan los cuatro evangelistas. Durante la Guerra Civil se salvó de las llamas, pero sólo porque el Gobierno del Frente Popular decidió utilizarlo como almacén.

¿Nueva York?


No, Madrid. La fachada del Banco de España es uno de los edificios más conocidos de Madrid, no así su interior, que no desmerece en nada la magnificencia que se ve desde fuera. Aunque el Banco de España fue fundado en 1856 no ocupó la actual sede hasta finales de siglo, cuando se levantó este edificio en el mismo corazón de la ciudad. Por fuera es de estilo neoclásico con toques venecianos, por dentro se asemeja a estaciones de tren como la neoyorquina de Grand Central Station.

¿Roma?


No, Madrid. Al noreste de la ciudad, no muy lejos del aeropuerto de Barajas, se encuentra el parque del Capricho. En origen fueron los jardines del palacio de los duques de Osuna, un palacete neoclásico que se encuentra en uno de los extremos del parque. Tanto los jardines como el palacio fueron levantados entre a finales del siglo XVIII.  El templete dedicado a Baco, dios del vino, es uno de los monumentos más característicos de estos aristocráticos jardines.  


¿Florencia?


No, Madrid. Las Escuelas Pías de San Fernando, en Lavapiés, fueron el primer colegio de los Escolapios que hubo en Madrid. El edificio, dedicado al santo patrón del entonces monarca Fernando VI, se construyó en el siglo XVIII y era una escuela para niños pobres. El 19 de julio de 1936 le metieron fuego, pero no fue reconstruido posteriormente. Mantuvo su estado de ruina hasta que en 2002 la UNED lo habilitó como biblioteca dejando visible parte de la ruina como recuerdo de la Guerra Civil.

¿París?


No, Madrid. La Escuela de Ingenieros de Minas de la calle Ríos Rosas fue inaugurada en 1893. El arquitecto ideó un edificio de planta rectangular estructurado en torno a un patio central con dos torreones rematados por cúpulas de estilo francés. El patio lo cubre una estructura de hierro y cristal. Todo el edificio rezuma influencia parisina.


¿Viena?


No, Madrid. La de Santa Bárbara era la iglesia que pertenecía al Convento de las Salesas Reales, fundado por la reina Bárbara de Braganza en 1748. A finales del siglo XIX las monjas fueron exclaustradas y el edificio del convento dedicado a Palacio de Justicia. La iglesia se convirtió en parroquia, una más de Madrid, aunque con regios inquilinos. En ella está enterrada la propia Bárbara de  Braganza y su esposo, el rey Fernando VI, que no quisieron ser sepultados en el monasterio de El Escorial como el resto de reyes de España.

¿Lisboa?


No, Madrid. La catedral de Alcalá de Henares es sede de la diócesis homónima y la única en el mundo, junto a la iglesia de San Pedro de Lovaina, que posee el título de “Iglesia Magistral”, lo que implicaba que todos sus canónigos tenían que ser doctores en teología. Fue levantada en el tramo final del gótico, de ahí que muchos de sus elementos sean ya típicamente renacentistas.

¿Barcelona?


No, Madrid. El Caixa Forum del paseo del Prado es el último añadido a la ya grandísima oferta cultural de la ciudad. Fue inaugurado en el año 2008. El complejo es obra del prestigioso estudio de arquitectura Herzog & De Meuron, que consiguió levantar un museo desde cero respetando la antigua central eléctrica de Mediodía. Lo más llamativo del conjunto es el jardín vertical obra del botánico francés Patrick Blanc. El jardín ocupa la medianera del edificio adyacente y está compuesto por 15.000 plantas de 250 especies diferentes,

¿El Pirineo?


No, Madrid. Al norte de la comunidad se encuentra Buitrago del Lozoya, un pequeño pueblo amurallado que custodia el paso de Somosierra. Fue fundado por Alfonso VI de Castilla en el año 1096, cuando sus habitantes recibieron las armas del escudo. Aparte de su muralla, que data del siglo XI, Buitrago tiene un castillo, una iglésia gótico-mudéjar y hasta un museo dedicado a Picasso con obras que el pintor regaló a su peluquero, nacido en el pueblo.

¿Finlandia?


No, Madrid. Cerca de Rascafría, en las inmediaciones del monasterio de Santa María del Paular, se encuentra el bosque de Finlandia, un bosque de coníferas y árboles de hoja caduca similar a los del norte de Europa. El bosque se beneficia del microclima que existe en el alto valle del Lozoya, a 1.000 metros sobre el nivel del mar y rodeado de picos de más de 2.000 metros de altitud y una pluviosidad mayor que en el resto de la meseta. La nieve suele hacer acto de presencia a menudo en invierno. En verano la suavidad de sus temperaturas lo han convertido en meca de senderistas y amantes de la naturaleza.  

¿Chicago?


No, Madrid. A 230 metros del suelo, altura a la que se encuentra la azotea de la Torre Espacio ,  el tráfico del paseo de la Castellana no es más que un lejano rumor. El conjunto de rascacielos conocido como “Cuatro Torres” fue levantado entre 2004 y 2008. La más alta es la Torre Cajamadrid , que con 250 metros es también la más alta de España y la quinta de Europa.

¿Escocia?


No, Madrid. En 1907 Alfonso XIII inauguró el embalse de Santillana, construido sobre el cauce del río Manzanares. Para rematar la presa los arquitectos diseñaron una torre de estilo-gótico plateresco que sirviese de anticipo al castillo medieval que se encuentra al otro lado del embalse. En los años 60 se había quedado pequeño y se levantó una nueva presa delante de la antigua aunque sin conservando ésta. De este modo la torre se quedó en mitad del lago artificial, y ahí lleva más de un siglo viendo subir y bajar el nivel de las aguas.      

¿Islandia?


No, Madrid. Durante el verano de 1964 la sequía castigó severamente a la capital. Fue entonces cuando se pensó en retener las aguas del Lozoya en su curso alto, donde más llueve de toda la región. El embalse se inauguró tres años después dejando un soberbio lago artificial de 480 hectáreas a los pies de la sierra. Aparte de este el río Lozoya tiene cuatro embalses más, de ahí que decir agua de Madrid, famosa por su calidad, es casi lo mismo que decir agua del Lozoya.  

¿Borgoña?


No, Madrid. En 1782 Carlos III fundó en Aranjuez la Bodega del Real Cortijo para conservar y envejecer los vinos del mismo nombre. Después de una historia muy ajetreada hoy la bodega sigue haciendo lo mismo que entonces. Produce muy pocas botellas (unas 25.000 al año) que sólo pueden disfrutar los socios de un selecto club enológico. Ofrece también la posibilidad de celebrar eventos en sus centenarias cuevas y, ya de paso, catar el vino.  

¿Madrid?


Si, Madrid. La mole de la catedral de la Almudena se levanta poderosa encaramada sobre el promontorio donde hace mil años nació la ciudad. Unos metros más abajo discurre el humilde Manzanares, el aprendiz de río vilipendiado hasta la extenuación. Cuentan que, en cierta ocasión, un regidor de la Villa invitó a Lope de Vega a la inauguración de un puente. El dramaturgo se presentó en la ribera y, al ver el contraste entre la magnificencia del puente y la miseria del río, le dijo al regidor que Madrid tenía que elegir entre comprarse un río o vender el puente. Hoy, después varias obras hidráulicas que han estabilizado su caudal y le han devuelto la limpieza al agua, la ciudad puede tener las dos cosas: agua (aunque no mucha) y pequeños puentes como el de la reina Victoria , construído en 1908.

MUJERES DE DIAS LLUVIOSOS

 

 

 

Y siguen las mujeres de días lluviosos

Vistiéndote de limpio.

Como cada noche,

Sin contar contigo

Sin darte cuartel.

 

Como si fueses un canto rodado cualquiera.

Mientras tú tratas de ahogarte,

-Sin quererlo-

Antes de que llegue el Ejército de Salvación.

Las mujeres de días lluviosos.

 

Cómo te sientes?
Cómo te sientes?


Muerto estoy solo.

A base de justlikeawomanes con hielo

Luchando contra un Adsl sin corazón

Que no hace más que importunarme

Con esa lentitud exasperante e inmisericorde.

                                                                                                                                                                                                     Mientras, Mientras, las mujeres de días lluviosos se distraen

Vistiéndote de limpio a lo largo de la atalaya.

Paral que le guste, pos tábien.

A mi no, desde luego que no.

Desde luego que no.

 

Siguen las mujeres de días lluviosos,

Matando el tiempo.

(Por eso llueve)

Vistiéndote de limpio

Mientras  flotan en el viento

Sin darse cuenta

De que los tiempos están cambiando

Y que les van a pillar desprevenidas.

 

Pero no desesperéis

Porque a todos los quiensabequien,

Les llega su San Fermín

Uno de enero

Dos de febrero

Tres de Marzo

Laikarrolinstón.

 

Cómo te sientes?
Cómo te sientes?
Al estar sin un hogar.
Como un completo desconocido
Como una piedra rodante.

 

Bueno… No te preocupes Má,

Que solo me estoy desangrando.

Anda! coge la pandereta,

Y tócate esa canción para mi.

Esa que nos gusta tanto.

 

Pero si por un casual,

Solo por un casual,

En la luminosa mañana,

Se os ocurre ir por las tierras del norte

No lo hagáis, hacedme caso

porque allí, el viento,

Golpea duramente en la frontera.

Y os vais a arrepentir.

 

Recordad lo que os he dicho…

Que los tiempos están cambiando,

Y que algún día os pueden pillar.

De improviso…

 

… Al final de la noche,

Fijate tu lo que son las cosas,

Acabé nadando -inesperadamente-

Por el paseo de la desolación

Que es su boca.

 

Uno de enero

Dos de Febrero

Tres de Marzo

Cuatro de Abril

Cinco de Mayo

Seis de Junio

Siete de Blowin’n

In the Wind.

 

 

 

 

TONI MOLERO. LAS TRES COINCIDENCIAS

LAS TRES COINCIDENCIAS.-

Siempre que se quiere aseverar, rebatir o puntualizar algo, se suelen usar tres razones. Siempre tres; invariablemente.

“Mirusted! Le voy a decir tres cosass…”

La primera (blablablá)… La segunda (blablablá)… y La tercera (blablablá)…. Y así, de esa manera, queda establecida la diferencia o la puntualización en el discurso.

Muchas veces dos razones son suficientes para conseguir el propósito; el objetivo. La mayoría de las veces, es suficiente incluso con una sola.

La última de las citas de la terna- casi siempre- suele ser gratuita. Para cumplir con la tradición del terceto y de paso proporcionar una ración extra de elocuencia y de fluidez dialéctica. Que oratoria tengo, ío!

Y aunque este no sea el caso, voy a usar aquí esta figura – la de las tres razones- para explicar lo que a continuación sigue; y mucho me temo que al final de esta alocución, aun me haría falta una cuarta…

… Tres coincidencias tengo con mi amigo Toni Molero. Nombre corto de Antonio Ruiz-Molero Pérez. Tres coincidencias que hacen que me sitúe cerca de él. Que hacen que, sinceramente, me caiga bien este tío. Este gran fotógrafo.

Y todas tienen que ver con el cariño. Si no con el amor. Tres coincidencias.

Estas son: Sin ningún orden de prioridad.

La Primera…

El cariño que le tiene – y le demuestra- a sus amigos. A todos.

Cuando habla conmigo se despide con un: Lo que tú quieras, Rey!!! Y yo soy el menos importante de sus innumerables amigos. No queráis saber como trata al Pery por poner un ejemplo incontestable. A todos, repito.

Sé como trata a sus amigos por el enorme poder de convocatoria que tiene en todos los ámbitos que frecuenta y que yo sigo. Cuando ejerce de periodista fotográfico. En Facebook… en Flickr… En ObjetivoMálaga…. Se llama así? Y sobre todo: en el cara a cara.

Que decir de esos anuncios optimistas matutinos, casi diarios, haciéndote llegar los buenos deseos para el jueves….para el viernes, para el finde….incluso- me atrevo a decir, y fíjate hasta donde llego- para el lunes… Bienvenidos sean los ánimos que nos infunde con sus mensajes.

La Segunda (Y la más importante)…

El amor desaforado y rendido que siente hacia su mujer, Marisy.

Y yo por que lo sé? Porque se lo declara públicamente cada vez que puede. Yo lo he comprobado al menos cuatro veces en las cuatro últimas semanas de los últimos cuatro meses, y quiero pensar, de los cuatro últimos años, que eso ya se me escapa. Y esa proclamación manifiesta, pública y notoria de amor, es cuando menos muy apreciada, valiosa y valiente en estos tiempos tan desapasionados y materialistas que corren.
Y eso, como te lo diría yo, me gusta un montón. Me gusta un montón de muchísimos montones, porque ahí es donde más coincido con el. El con la suya y yo con la mía; no nos confundamos.

Y la Tercera (Y vale, la última)…

Su amor por Málaga; por todo lo malagueño. Le encanta su ciudad y ese amor le hace ir todo el día – que pesao, afortunadamente para nosotros- cámara en ristre robándole amaneceres a las playas de Huelin; tomándole prestados atardeceres al Balneario del Carmen. Y entre esas dos luces, coger lo que le venga en gana.

Y yo- no en ese orden necesariamente- coincido totalmente con él. Por eso me cae tan bien este tío. Porque hago mía sus tres pasiones. Querencias comunes que se llama.

Para demostraros ese amor que le suscita su ciudad: Málaga, me ha proporcionado, para hacer honor a la cita primera -la del cariño profesado a sus amigos- una sarta de imágenes inusuales de Málaga.

Una serie de fotos donde se reconoce – no en todas – la ciudad desde una mirada distinta. Una mirada que a muchos nos pasa de soslayo involuntariamente. Inadvertidamente.

Y esa, es la que es la que os ofrezco en su nombre. Una mirada distinta a Málaga. Una serie de fotos donde tendréis que adivinarla.

Espero que -tal y como me ha prometido- sea esta la primera de un triunvirato de entregas.

Tantas como coincidencias tenemos el y yo. Aunque, al final, seguro que serán más.

Si queréis, podéis bajaros este trabajo desde aquí:

http://cid-9b5ad4b7dbd9e872.office.live.com/self.aspx/TONI%20MOLERO.%20LAS%20TRES%20COINCIDENCIAS/TONI%20MOLERO%201.pps

Podéis distraeros mientras os bajáis este trabajo con este espectáculo de percusión. Otra pasión del artista.

Que lo disfrutéis.

A %d blogueros les gusta esto: