EL MALAGUEÑO ESMAYAO (Letrilla)

Gourmand 3

EL  MALAGUEÑO ESMAYAO

(Letrilla)

“¡Qué jambre tengo María!
¡Qué jambre es la que tengo!
Tengo una canina, ía
Que apenas me sostengo.

(F.G.)

Esta es una letra para una canción que narra la llegada a su casa de un malagueño de pro –por la mañana temprano, tras una noche de jarana– con una gazuza incontrolable y le pide a María , su mujer, que por favor le prepare un tentempié para reanimarse.

Esta es:

Letrilla del Malagueño Esmayao

***

separador

LISTADO DE CONCIERTOS EN NUEVA YORK. OCTUBRE 2014

Grandstand-3

Listado de Conciertos

en Nueva York.

A celebrar en:

Octubre 2014.

Estos son los conciertos a celebrar en la ciudad de Nueva York en Octubre del 2014. Una buena lista.

Y además, van en un documento pdf, por si lo queréis consultar o imprimirlo y llevarlo con vosotros.

Estos son todos; que los disfrutéis:

Listado de conciertos en Nueva York Octubre 2014


81

¡POR EL GRAN BATRACIO VERDE!

 

trueno

POR EL GRAN

BATRACIO VERDE

 

¡Cárape y Sapristi!
¡Diantres y Pardiez!
¡Cáspita, Caray!
¡Atiza y Córcholís!

¡Caramba, Caracoles!
¡Mosquis, Zapatiestas!
¡Truenos y Centellas!
¡Ostras ya, Crispín!

¡Albricias y Canastos!
¡Repámpanos, Zambombas!
¡Santiago y Cierra España!
¡Venid prestos hacia mí!

¡Todos sus y a una!
¡Pues toma, Malandrín!
¡Cielos, Repanocha!
¡¡¡Habréis de morir!!!

¿Qué quieren estos tíos?
¿Qué quieren? ¡Voto a Bríos!
¡Por Sigrid la de Thule!
(Pasálo ya que rule)
¡El porro ya, Crispín!

¡Cárape y Sapristi!
¡Diantres y Pardiez!
¡Cáspita y Caray!
¡Atiza y Córcholís!

¡Caramba, Caracoles!
¡Mosquis, Zapatiestas!
¡Truenos y Centellas!
¡Ostras ya, Crispín!

***

81

EL ANTIPÁTICO-GORRÓN.

2-skull-surreal-drawing-by-laurie-lipton.preview

EL ANTIPÁTICO-GORRÓN.

Ya se ha escrito antes pródigamente, en este cuaderno de bitácora, acerca de dos de los personajes –a mi entender– más abominables y deleznables que existen en el mundo mundial: Las impertinentes y las siesos maníos. Hoy, cambiando el género –pues vamos a personalizarlo en lo masculino– nos vamos a referir a otro ejemplar, que siendo muy similar y análogo, difiere bastante de las dos prójimas que ya fueron, en su día, “huéspedes de honor” en este blog. Blog con vocación de servicio público hacia el resto de la humanidad y el universo mayormente conocido…

Hoy nos referiremos al antipático-gorrón. Al desagradable, enojoso e irritante antipático-gorrón.

El antipático-gorrón, ya lo he dicho antes, pertenece a la especie a la que le cuelga protuberancia en la entrepierna. Aunque también conozco alguna malaje o “singrasia”, suelen pertenecer éstas a los dos tipos antes reseñados (impertinentes y sieso maníos); pero conocer alguna antipática, verdaderamente antipática, si me pongo a pensarlo y paso el filtro de la generosidad, no conozco a ninguna. O a casi ninguna. Bueno, a una.

8-skull-surreal-drawing-by-laurie-lipton

Pero antipáticos-gorrones machos alfa…Antipáticos-gorrones machos alfa, de esos conozco a varios. Y si a esas “cualidades” de lo seco, brusco y grosero, les añades las de la petulancia y la pedantería, el tacañeo y la avaricia, entonces pasan directamente a la categoría inmediata superior: el antipático-gorrón imbécil, pamplinoso y mentecato.

Conozco algún caso pertinente y adecuado; su “modus vivendi” suele ser el funcionariado.

Esa circunstancia laboral le permite al soplapollas, el creerse un escalón por encima del resto de los mortales. Si, además, el funcionario antipático-gorrón se protege detrás de una mesa, mostrador o ventanilla, ese amparo –que le proporciona salvaguardia y protección– lo hace aún más irritante, altanero y fastidioso. Un insoportable y endiosado estúpido. Además de cobarde y cagón, pues no sólo se ampara en esas barreras físicas (mesa, mostrador o ventanilla) sino también en ese poder omnímodo que se creen disponen, por cortesía del Todopoderoso, y que supondría –en el improbable caso de que ellos la dispensen– la solución a los problemas del solicitante.

1-skull-surreal-drawing-by-laurie-lipton.preview

Los antipáticos-gorrones, tienen unas características especiales; y si ya de jóvenes suelen tener aspecto de lechuzas, cuando llegan a mayores son verdaderos búhos (o cualquier otra rapaz nocturna), pues suelen usar gafa pastas y sufren de ojeras debidas a la vida insana que llevan y a la insania de vida que soportan; por su indigno y agotador comportamiento y por su afán de sobresalir a costa de los incautos que caen en su trampa. Porque no se crean Uds. que ser un estúpido en toda regla, no tiene su trabajo.

El antipático-gorrón, suele ser persona culta y leída. Ilustrada y “escribida”. Tiene pues su estrategia preconcebida: Para medrar en la inexplicable sociedad que les ha tocado vivir, se alía a un líder de manada que le procura la complacencia forzada y el compromiso del resto del grupo. Se hace amigo de este y lo agasaja (cosa que no hacen con absolutamente nadie) y le dora la píldora y pelotea hasta la extenuación para conseguir el beneplácito del alegato, la exculpación y, por fin, la aceptación en la recua con lo que conlleva eso de fiestas, eventos y guateques en los que se atiborra “pour la visage” hasta el hartazgo.

4-skull-surreal-drawing-by-laurie-lipton.preview

La infidelidad del antipático-gorrón es notoria, manifiesta e incuestionable. Pues su “amistad” siempre está condicionada por los vientos que soplan, y –si así le interesa– cambia de líder sin ningún reparo dejando al abandonado con tres palmos de decepción y una insoportable sensación de haber hecho el canelo y el maharón.

Folla poco o casi nada el antipático-gorrón. Debido a dos causas esenciales; la primera es que el acto carnal implica amor, cariño, amabilidad, cordialidad, cortesía, afabilidad, gentileza, agrado, amenidad, afecto, benevolencia, complacencia, sencillez y, por fin, simpatía. Y esas, son licencias que el antipático-gorrón no está dispuesto a conceder. De ahí su imperecedera afición al onanismo cuartobañero.

La otra causa simplemente es que su Doña, ante la ausencia de todo lo antes mencionado, cierra las puertas de la República Independiente de su Coño, y se conforma y se agarra al sempiterno dolor de cabeza, o al “No! qemestoy poniendo mala”.

14-skull-surreal-drawing-by-laurie-lipton.preview

Suelen tener los antipáticos-gorrones –de ahí su característica gorrona– un buen colchón dinerario amasado –en cuenta distinta a la marital– como resultado de sus caudales sin consumir. Disfruta su tacañería hasta límites insospechados. La falta de generosidad y el uso y abuso del gorroneo, al final, les procura una vida solitaria y limitada socialmente. Solo compensada en su ánimo, ya te digo, con el dinero atesorado que su hijo único (suelen tener un solo vástago) tendrá a bien el dilapidar vertiginosamente cuando herede.

tumblr_lbd3uhj5nf1qzn25do1_500

Se dirán Uds. que el que escribe esto se está basando en algún conocido, verdad? Pues no! Se equivocan absoluta y plenamente. De pe a pa. Está basado en dos.

19-surreal-drawing-by-laurie-lipton

Todas las ilustraciones de este post son obras de Laurie Lipton-

***

81

LISTADO DE MERCADILLOS CALLEJEROS EN NUEVA YORK. OCTUBRE 2014

FLEA MARKET MAY

LISTADO DE MERCADILLOS

CALLEJEROS

EN NUEVA YORK.

OCTUBRE 2014

Para los que viajéis en Octubre de 2014; una lista de los Mercadillos Callejeros que podréis visitar en vuestro viaje a la Gan Manzana.

A mi, particularmente me sorprendieron; pues nada mas lejos de mi imaginación que el poder contemplar un ejercito de tenderetes vendiendo todo tipo de objetos y vestuarios y, además, toda clase de comidas, flanqueados por los enormes rascacielos de la ciudad de Nueva York.

Disfrutados si podéis y queréis , no os arrepentiréis!

Está elaborado este listado en un documento pdf, para -si así lo queréis- imprimirlo o descargarlo en vuestro dispositivo.
Este es:

Listado de Mercadillos Callejeros en Nueva York Octubre 2014

 

***

separador10

 

Sobre Apollonia Saintclair y Luis Centeno.

12052950233_d8d17c209c

 

Sobre Apollonia Saintclair

y Luis Centeno.

El sexo en mi trabajo tiende a atraer a los admiradores
que a menudo me confunden con mis diseños”.

(Apollonia Saintclair)

Fue una muy querida amiga –la marida Anita Iglesias Cumpián– la que me puso sobre la pista de Apollonia Saintclair. Este chica –a Anita me refiero– tiene el don de la ocasión y de la oportunidad para hacerme descubrir a impagables ilustradoras que dominan no solo el dibujo en sí mismo, sino que también poseen la habilidad del trasmitir sensaciones al publico que contempla sus obras. Otra magnifica artista de la ilustración que me subyugó en su día –gracias a su oportuno chivateo– fue Sara Herranz. Otra maga de la perfecta línea dibujada y de la aparente simplicidad en el trazo. Vayamos a Apollonia.

fbdfzgerhdfv

Apollonia Saintclair va –en cuanto a eso del erotismo y la sensualidad dibujada– algunos pasos por delante de Sara Herranz. Muy por delante; pues sus trabajos –casi en su totalidad dedicados a la figura femenina, aunque salpicada (no es aposta esta palabra) muy de vez en cuando con alguna presencia masculina– rozan lo obsceno y lo sicalíptico. La carnalidad más palpable y evidente. El porno, dicho mal y pronto para entendernos. Apollonia es mucho más directa, evidente y manifiesta. Insolente y procaz. Y eso, me encanta.

Apollonia Saintclair posee un halo de misterio en cuanto a su persona; pues nadie, conoce su verdadera identidad. Nadie. Y al estilo del popular grafitero Bansky, ese halo de misterio, esa fijación por la privacidad, provoca una enorme curiosidad en su público. Esta expectativa, se acrecienta cada vez que publica un dibujo y que ella tiene a bien el colgar en las redes sociales. Trae loco a los censuradores de Facebook con sus trabajos, pues ya os digo, tienen tan alto contenido erótico y tales dosis de lascivia, que violan casi todas esas reglas pacatas, pusilánimes y timoratas que imperan en dicha red social. No sé, la verdad, cuando van a espabilar.

fdfgsdhsd

“Ink is my Blood” La Tinta es mi Sangre, ese es su lema. Dibuja Apollonia con sangre negra. Adora el trazo simple y sencillo. Aunque con esa sencillez, transmite un enorme caudal de efectos y de afectos: Pasión…Lujuria…Deseo…Auto placer y –para quien así lo quiera entender– pecado, prohibición, transgresión y algunas dosis de perversidad.

Empecé a ver los dibujos de esta chica y –como es habitual en mí– las fui descargando en mi disco duro en una carpeta con su nombre para guardarla con mis otras cientos de carpetas de distintos artistas de la pintura. Pero lo que yo esperaba –unas docenas de dibujos– se transformaron en un par de cientos; y eso, porque paré de bajarme más, pues con lo que ya me había descargado, ya tenía muy mucho bastante para realizar la selección que ahora vais a ver en este artículo.

tumblr_n4i84xCAQi1rojfyfo1_1280

El estilo de Apollonia Saintclair, está muy influenciado por el cómic. En los trabajos de Moebius, de Guido Crepax o de Liberatore. Pero sobre todo, sobretodo en Milo Manara; uno de mis ídolos del cómic de cuyo trabajo (bueno, de Moebius también) doy buena fe en este blog.

Pero, como uno no para de darle vueltas al magín, se me ocurrió el porqué no acompañarlo con un poema. Un poema que –como podéis apreciar– iría (y va) insertado entre estas palabras de entrada a este artículo y la  selección que he realizado con la obra de Apollonia. Pero claro, teniendo en cuenta la temática de la obra de la artista, no podría ser un poema cualquiera. Debería de ser un poema inédito.

Debería de ser un poema con una carga erótica muy importante. Debería estar escrito –yo, desde el primer momento, sabía quién era la persona idónea– por alguien con la capacidad creativa pertinente. Una persona capaz de hacer textos hermosísimos de amor y de deseo, pero también con la suficiente idoneidad y talento cómo para adecuarse a los requerimientos de mi encargo, aunque ahora, no le corren buenos tiempos de tranquilidad y sosiego.

nnfhnfnfn

Y llamé a mi hermano Luis Centeno. Y le propuse mi plan. Le propuse, y exigí –como sólo los amigos tienen permitido hacerlo– que debería de ser un texto original y nuevo; y tan erótico, que rayase lo pornográfico. Así. Tal cual. Luis, tardó lo que tarda una mirada en decir “!Ponme otra caña!”. Y aceptó el reto. Así que en ese mismo momento –eran pasadas las diez de la noche– se dirigió a ese bar literario “de las putas, aluminios y silencios” que tanto le inspira, para escribir mi encargo no sin antes hacerme una aclaración; “Compadre, aclara que es un encargo especifico y dirigido por ti; no se vaya a pensar la gente que soy un salido, un obsceno reprimido y un pajillero”

Yo todavía no entiendo demasiado bien la diferencia entre un salido y un poeta. Éste último, el poeta, con un marcado estilo voluptuoso y sensual; también obsceno y lujurioso a veces; a pesar de su enorme carga de carnalidad y concupiscencia, si él lo quiere así, a pesar de todo ese arsenal verbal que el poeta despliega, el desenlace –sólo separado por la belleza de las palabras– es el mismo: El gozo, la complacencia y el deleite. En definitiva: El catre y el baile más antiguo del mundo que diría mi amiga la Ayuso Sarmale. Pero yo, cómo soy un señor que se viste por los pies y un caballero de los de antes, lo aclaro y aclarado queda. Luis Centeno, no es “un salido, ni un obsceno reprimido, ni, por supuesto, ningún pajillero” (en el sentido estricto de la palabra, claro está). No nos confundamos.

luis

Este es el poema que le he obligado a crear a mi amigo; no se que dirán Uds. pero a mi me parece el aperitivo perfecto para retahíla que al final de estas letras viene.

***

Y DE ESO ME LAMENTO.

Cada segundo que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese segundo se me torna en minuto.
Un minuto que hace, mi amor, que no lleno mi boca de tus besos derramados.
Y de eso me lamento.

Cada minuto que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese minuto se me torna en hora.
Una hora que hace, mi amor, que no lleno mis manos con tus pechos arrebolados.
Y de eso me lamento.

Cada hora que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que esa hora se me torna en día.
Un día que hace, mi amor, que no lleno tu sexo con mi miembro entusiasmado.
Y de eso me lamento.

Cada día que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese día se me torna en año.
Un año que hace, mi amor, que no lleno mi vida de tu aliento.
Y de eso me lamento.

Hace tanto, tanto tiempo amor, tanto tiempo amor… Que no lleno mi boca de tus besos, ni mis manos de tus pechos, ni tu sexo con mi miembro, ni mi vida con tu aliento… ¿Que sabes qué, mi amor? Que de eso me lamento.

(Y me siento absolutamente desolado.)

(Luis Centeno)

***

Disfrútenlo todo. De arriba abajo y de abajo  arriba; por todos lados y rincones; sudando, sobando y ensalivados convenientemente. Que es como tiene que ser, naturalmente.

Que es como tiene que ser.

Apollonia Saintclair:

“La Tinta es mi Sangre”

12052686155_c8968dc568_z                                vmcm                                       tumblr_nbjttvMMfR1rojfyfo1_1280 tumblr_n70ygvISWU1rojfyfo1_1280 tumblr_n48vy9Mdez1rojfyfo1_1280 tumblr_n37wv642Bv1rojfyfo1_1280 tumblr_n32jepPsKa1rojfyfo1_1280.png tumblr_n7tsaiRTjR1rojfyfo1_1280 tumblr_n7p30ppU6k1rojfyfo1_1280 tumblr_n4urfnasSp1rojfyfo1_1280 tumblr_n4i84xCAQi1rojfyfo1_1280 tumblr_n3o5yzETBV1rojfyfo1_1280 tumblr_n2xo384WQa1rojfyfo1_1280 tumblr_n2i1npPjG41rojfyfo1_1280 tumblr_mzvmaxurW71rojfyfo1_1280 tumblr_mzs43x3AUM1rojfyfo1_1280 tumblr_mzaevzwWxq1rojfyfo1_1280 - copia tumblr_mz231iKgjv1rojfyfo1_1280 tumblr_myz2s0L3aQ1rojfyfo1_1280 tumblr_myvrqk07wa1rojfyfo1_1280 tumblr_mxvjaanhcK1rojfyfo1_1280 tumblr_mxt68q90p61rojfyfo1_1280 tumblr_mxqqctvDIS1rojfyfo1_500 tumblr_mxm95j1EXM1rojfyfo1_1280 tumblr_mxc7wbkqAH1rojfyfo1_1280 tumblr_mx36gjrOq41rojfyfo1_1280 tumblr_mww83ewIvA1rojfyfo1_1280 tumblr_mw2ngcmqFL1rojfyfo1_1280.png tumblr_mvrd9mGhBA1rojfyfo1_1280 tumblr_mv6zhnCXXM1rojfyfo1_1280.png tumblr_muz5f0S3El1rojfyfo1_1280 tumblr_mugzo2SN8W1rojfyfo1_1280 tumblr_mu61dkr4ju1rojfyfo1_r1_1280 tumblr_mu1sc8VOM71rojfyfo1_1280.png tumblr_mts9tqZkmo1rojfyfo1_1280.png tumblr_mtnk9s623S1rojfyfo1_1280.png tumblr_mtg5mi9X9L1rojfyfo1_1280 tumblr_mt9o9jtr6B1rojfyfo1_1280.png tumblr_mt6spjlsgq1rojfyfo1_r1_1280 tumblr_msbcskjHqW1rojfyfo1_1280 tumblr_mrn79iPb481rojfyfo1_1280 tumblr_mrmpuhCjAI1rojfyfo1_1280 tumblr_mr4o1iDHXP1rojfyfo1_1280 tumblr_mqwkaskXTo1rojfyfo1_1280 tumblr_mqnkaxfqC71rojfyfo1_r1_1280 tumblr_mqb1k33RUy1rojfyfo1_1280 sghthhh nxnxgh nnfhnfnfn nhhnfnfn ngngngng hjgcxgfg gydjxgfjy gnxnxfnfgnfnfg gnxgnxgnfg gnxfggnfgng gnhmchmnnc gfynxgnfgg fdfgsdhsd fbdfzgerhdfv dfzggfzggb bnxnnhn 12053591266_bac6b72b59_z 12053416616_4f3d4304d6_z 12053087964_60394ba49c_z 12053056414_546ff4c812 12053045304_e51b4d8178_z 12053029164_13cc045139_z 12053019694_ac97d2ce43_z 12052937953_8c38cf5404_z 12052884463_cd2bbcbdbd_z 12052747195_169bdfc7aa_z 12052686155_c8968dc568_z

EL PIDIÓN, EL NODOYNÁ Y EL MAHARÓN.

3_singing_chicks

El Pidión, el Nodoyná y el Maharón

Hay tres tipos especiales de personas que a veces nos acompañan en la vida, y que ahora mismo –y en base a mi propia experiencia– voy a mostrar aquí al personal. Estos son: El Pidión, el Nodoyná y el Maharón. Tres patas para un banco malo.

Suele darse también ¡oh paradoja del destino! la especial y terrible circunstancia de que esta congregación de personajes puede habituar un mismo grupo de amistades para horror y desesperación del resto de los integrantes medio normales. Tienen Uds. ahora pues el privilegio de apreciar el modo “gorronensis” de los dos primeros y la indolencia, la negligencia, la indiferencia, y más coyunturas terminadas en “encia” del alelado y tontolculo que completa el trío.

Pasen y vean; entren y caigan en las redes del asombro, del pasmo y de la fascinación, pues seguro que les van a resultar muy familiares algunos conocidos suyos. Amigos que son, ya lo verán, muy semejantes a estos sujetos.

 

4Vamos a ellos:

El primero: El Pidión.

El Pidión –como su propio nombre indica– es un sujeto que, de manera sutil, leve y vaporosa –y poniendo cara de desolado gatito de Shrek– te demanda y solicita bienes y servicios cómo si nunca te los hubiese pedido antes y ésta última vez, fuese una situación única, especial y circunstancial.

Noooo…Veráaas… Si no te importaaaa…. Perdónaaaa… esas, son sus armas letales.

Carecen, a ojos vista, de los medios apropiados para subsistir en la comunidad (no digo ya en la de propietarios, que también) sino en la comunidad de las amistades. Pero Oh! milagro! nada les falta a los pidiones. Nasty de plasty. Ni un peregil. El Pidión saca, además de traslados gratuitos, tabaco y libros; además de copas y manduca, fiestas y saraos. Toooodo gratis.

7

En todos los sitios aparece milagrosamente, como salido de la nada, sin haberlo avisado nadie en concreto; y disfruta de la fiesta como las personas de baja estatura (lo que antiguamente, antes de la mariconería del buen rollito, se llamaban enanos). El Pidión de todo se entera –a través de su muy estudiada y organizada red de cándidos e ingenuos informadores– y cuando llegas a una reunión, el primero que está allí –tragando disimuladamente y ocupando el sillón del anfitrión– es él.

El medio de transporte no es importante para ellos; incluso les parece una ordinariez y un signo de distinción innecesario. Los transportes públicos son magníficos, cómodos y puntuales, dicen. Y además (como son muy ecologistas) no contaminamos como el resto de los mortales que sois unos guarros, apuntan. Apuntan el comentario, y se apuntan, naturalmente, a tu coche cuando lo necesitan.

6

***

El segundo: El Nodoyná.

Íntimamente unido en estrategias, usos y costumbres al Pidión, está el Nodoyná. El Nodoyná se distingue principalmente del resto de los mortales en tener (cosas de la evolución) los dedos índice y corazón de la mano derecha visiblemente desproporcionados y aplanados por las puntas. Esto es: Tienen una enorme habilidad y destreza en extraer sus propios cigarrillos de los bolsillos, o de las mariconeras, sin sacar al exterior el paquete de tabaco. Solo meten los dos dedos indicados y, en un baile ensayado durante décadas –y en un tiempo denominado “periquete”– abren el paquete, sacan el cigarro, vuelven a cerrarlo, y en un plisplás, lo tienen en la boca encendido con un mechero arañado que tienen en propiedad desde los tiempos del Naranjito.

Las copas: el Nodoyná, es capaz de conservar –no sé el método empleado, pues es un secreto muy bien guardado– es capaz de conservar, digo, una copa gélida en sus manos durante al menos tres horas. Aún en pleno Agosto. Hablo de lugares públicos; es decir, de “Paganini” porque en recepciones privadas no para de libar ininterrumpida e inagotablemente. En lugares públicos, permanecen a la caza y captura del Maharón de turno (que ahora definiremos) para acercarse a él subrepticia y solapadamente cuando el incauto se acerca a la barra. Pone cara de Oliver Twist (igual que el Pidión) y suplíca sin abrir la boca, ración de chupitos para echársela al coleto, en el más genuino estilo Dickensiano. “Pofavó Señor…Quiero un poco más! que decía el Oliverio.

 

1

***

El tercero: El Maharón.

El Maharón es la pobre victima de estas dos alimañas. Acostumbrado y educado en otras maneras y formas, es sacudido económicamente por el Pidión y por el Nodoyná inclementemente durante toda una vida y media; por eso de que este no sabe decir que no y porque no soporta las esperas interminables entre consumiciones para pagar. No como los otros dos que manejan paciencia infinita y dominan los silencios.

¿Cómo poder distinguir a un Maharón entre esta fauna perversa?

Muy fácil. Por un simple y nimio detalle: A ver… Si un sujeto o sujeta llega a una terraza, saluda cordialmente, se sienta, pide una cerveza (con intención de pagarla) y Atención!!! Se saca del bolsillo el paquete de tabaco, y el mechero, y Atención!!! Lo pone encima de la mesa al alcance de todo el mundo… Atención!!!! Habéis dado con un Maharón. Un auténtico y genuino Maharón.

El paquete de tabaco de un Maharón –al contrario que los de sus otros dos colegas– suele tener una vida media de “hasta la tarde” en el mejor de los casos. Los de los compinches, llegan a los tres días cuando menos y sin una arruga digna de mención.

Pero hay aún más detalles definitorios y determinantes: El Maharón, suele llevar el dinero suelto en el bolsillo; esa manera de llevarlo –despreocupadamente– le procura la rapidez y la disposición necesaria para pagar sin tener que recurrir el cutre, mísero y pobretón argumento del “ademán” (ese que consiste en no encontrar, incomprensiblemente, la cartera que lleva siempre en el bolsillo trasero del pantalón.) para invitar una ronda que le suele tocar –por turno– al Pidión o al Nodoyná.

il_570xN.358073170_gjm2

Y ya que hablamos de esto: La forma de llevar el dinero encima también da pistas para distinguir el carácter pecuniario y crematístico de cada uno de estos sujetos de una manera clara y transparente; vamos allá…

El Pidión. El Pidión suele llevar un único billete de cinco euros a la “vista” dentro de la cartera. En la zona de billetes. Después – y para emergencias, por si no tuviese éxito en la consecución del transporte gratis– otro billete, doblado en dos, justo detrás del carnet de identidad caducado hace años. Dicho billete es azul. De 20 euros. Para el Taxi.

El Nodoyná, lleva un montón de dinero pero oculto en los sitios más recónditos de su billetera; y esta, la billetera, a su vez escondida en algunas de las zonas muertas de la mariconera; que haberlas haylas. Las zonas muertas digo.

2

La cartera–billetera del Nodoyná, está llena de guaridas y escondrijos que solo conoce su propietario (y a veces alguno se le escapa). Allí, en estas madrigueras, anidan decenas de billetes repartidos por los “locales” doblados hasta lo imposible. Siendo el número de dobleces que le realiza al billete, proporcional al valor económico de este: Un doblez para el de cinco. Dos para el de diez. Tres para el de veinte. Cuatro para el de cincuenta. Los de mayor valor duermen el sueño de los justos en la, cada vez más abultada, cartilla de su muy estimada cuenta de la Caja de Ahorros del Menda.

El Maharón sin embargo, espléndido cómo es hasta la estulticia y la bobería, lleva el dinero suelto en el bolsillo, ya lo he dicho. Lleva los billetes arrugados junto con las monedas siempre dispuestas a su liberación y sacrificio. El Maharón siempre es el primero que paga. Y si –por un imponderable del momento– es el último en hacerlo, paga lo que falta y se hace cargo de las propinas, pues ninguno de los otros dos sujetos, ¡Que casualidad! Nunca llevan nada suelto. Y, menos mal para el camarero, pues cuando aportan algo, lo suelen hacer (obligados por las miradas ajenas,) en el sistema métrico centesimal. De céntimos, digo, como es de suponer.

Animal (262)

En fin, es parte de la fauna. Fauna gorrona y desvergonzada, aprovechada y chupóptera, sablista y caradura que disfrutan la vida a su manera: una manera cicatera, tacaña y roñosa que a ellos les procura el placer del “¿Que me he habré ahorrado hoy?”.

Yo –así me educaron– que quieren Uds. que les diga; que a pesar de que mi mujer, de Maharón, no me baje, prefiero ser como soy. Aunque a veces, no quede como un Maharón, ya lo sé, sino como un verdadero Gilipollas.

***

81

A %d blogueros les gusta esto: