EL HIJO DE LUCÍA LA PORTUGUESA

duende(Autores: Idígoras & Pachi))

EL HIJO DE LUCÍA LA PORTUGUESA

“La guitarra, una hija de la gran puta, eso es lo que’s pa’ mí.

 Me come el coco. Es un instrumento muy difícil, de verdad.”

Paco de Lucía.

 

Ayer, me quedé consternado al leer la noticia de que el Maestro de Maestros, el Genio de la guitarra flamenca Paco de Lucía, había muerto a causa de un infarto en México. Mi primera reacción fue el expresar de inmediato en este blog, mi más sentido y verdadero pesar por la irreparable pérdida de quien es (lo digo en presente) el más innovador y mejor guitarrista flamenco de la historia.

Pero la multitud de mensajes en esa línea, me convencieron de que nada nuevo podía  yo aportar a lo dicho; y que mejor sería dejarlo correr, porque insisto, ¿Que podría decir yo que fuese medianamente original y/o que mejorase lo que mis amigos indicaban, con tan buenas palabras, en las redes sociales?

Pero hete aquí que recibo un mensaje de mi amigo Fco. Javier  López Navidad que contenía un escrito realizado en colaboración con el Poeta Juan Miguel González e ilustrado por la mano divina de Ángel Idígoras, (el grupo Margarita*) en el que se expone de una manera fuera de lo común, de una manera bellísima, una reflexión de cuando el Maestro Paco de Lucía aún vivía; tan bien escrito, diciendo tanto, que no creo que haya que poner nada más que lo que ahora viene; y por eso, en este mismo momento, callo.

(*) El grupo Margarita lo componen Fco. Javier López Navidad, Juan Miguel González  del Pino, Ángel Idígoras y un servidor. Viene el nombre por el local donde se realizó una  fantástica reunión en las nubes. Reunión que resultó, para este que sus escribe, tan interesante como pedagógica y divertida.

 

Este es el texto; disfrutadlo!!!!

 1932303_10202495954513451_601116960_n(Autor: Ángel Idígoras)

Hoy no me queda más remedio que recordar a Paco de Lucía, al hijo de la portuguesa, a aquel joven que un día con Camarón de la Isla me pagó un café una noche en el Café Madrid, tras su actuación en la Taberna Gitana. Hoy recuerdo su estilo, su manera de manejarse por la vida, su generosidad y su callada fe.

Siempre será materia fundamental de estudio este andaluz bien nacido, este jíbaro capaz de achicar el universo y meterlo en el seno ilimitado de una pequeña caja de madera. Esta bella criatura con el don de la música, de todas las músicas, de todas las virtudes y de todos los pecados capitales entre sus dedos; este trasgresor de las normas clásicas, pero vivificador del espíritu de la ley -porque en clave musical no hay más ley que el sonido- es hoy, lo que quiso ser ayer: el celoso perseguidor de los sueños, el mañoso artesano constructor de la memoria.

La guitarra en manos del hijo de Lucía la portuguesa deja de ser un mero instrumento de concierto, se transforma en un medio de comunicación con vida propia: habla, siente, grita y blasfema, manifiesta su alma, por tanto, es bella, generosa, locuaz, imaginativa, armoniosa, melódica…soberbia y humilde, casta y lujuriosa, templada y vehemente, elegante…más que un instrumento, es la elongación de un estilo complejo y contrastado.

¿De qué huye este andaluz en sus borrascosos picados? ¿Adónde va en sus bien templados accesos bucólicos de la cercana serranía? ¿Qué busca en los abismos de piélagos y neptunos? ¿Qué lucha tumultuosa lo lleva a vericuetos sórdidos, a cálidos lupanares, a cañadas solitarias, a veredas de silencio entre la hojarasca de la armonía? ¿Huye acaso del hambre y del frío de su niñez? ¿Baila, sufre, llora, languidece…tal vez calla con gesto sombrío y trémolo, casi distante, la timidez del talento? ¿Persigue, quizás, la vuelta al hogar con su brasero de picón y secas retamas, donde la caricia y la voz de su madre, Lucía, se confunden? Hay siempre un deseo de aire purificador en sus notas, una ansiedad por llenar los pulmones de vida del ahogado.

Técnica y sentido no le faltan: es la suma del fue y el será de la guitarra española. Intuición, recursos y conocimiento sobreabundan: no hay nota que pueda esconderse en la eterna dimensión de sus cuerdas. Si tu nombre fuese eslavo, Yepes aplaudiría tu interpretación en el Concierto de Aranjuez, como lo hizo Rodrigo en la cercanía de dos sillas de enea.

Benditos por siempre seáis los que no sabiendo música, sois música en sí mismos.

Sólo te queda tumbarte en un jergoncillo de tu casa o en una lona colgada frente al mar y no hacer nada el resto de tus días. Te lo tienes merecido, maestro.

Fco. Javier López Navidad, del libro “El Compás y el Lápiz”,

 hecho en colaboración con Angel Idígoras y el poeta malagueño

Juan Miguel González.

LA BATALLA PERDIDA.

c421

LA BATALLA PERDIDA

 La escogí sin que lo sospechara. Aunque pienso que en su fuero interno siempre supo que, entre todas, ella  y nadie más que ella, era la elegida; que siempre había sido, mi más secreta debilidad. Desde siempre; desde los años primeros de mi vida consciente y adulta.

 Desde que su pelo –de un  color amarillo azafranado por el Sol– se metiera por la puerta secreta del deseo y del apetito más carnal e irrefrenable. Por esa insoportable frescura que irradiaba, por esa lozanía  tan insultante cómo lujuriosa e imperecedera; por esa compañía que, sin saberlo, me dispensaba cada noche en la que estaba hambriento de ella y me saciaba breve y exiguamente.

Primero, la seduje con el tacto y con la caricia disimulada y la arranqué cuidadosamente del grupo para llevarla conmigo al sitio más cómodo y confortable de la estancia; y en la íntima soledad del apartado, la acerque a  mi cara para, aspirando ese olor fuerte  y sensual -cómo de azahar- que desprendía, sin quererlo, dejarme llevar al éxtasis rendido por sus encantos. La lleve a mis labios y dejé, con un beso, que su frescura me traspasara y me preparara para lo que había de venir.

 La despojé de las vestiduras justas y convenientes; poco a poco, con un cierto trabajo, pues al principio no se dejaba. Al final –no sé si porque soy un pesado impenitente o porque mi insistencia no tiene rival– se dejó ir y me permitió, no sin sentirse falsamente ofendida, que entrase en su universo fresco, suave y terso. Limpio e intacto por ahora.

 La abrí lentamente con la suave presión de mis dedos índice y anular (debía de dejar el corazón para el trabajo más arduo, cansado y placentero) y penetré en la húmeda cueva que me daba acceso al recinto del gusto, del sabor y del deleite.

 La separé en dos gajos y penetrando en su hendidura, noté como mi dedo se mojaba hasta arrugarse y volverse blanco; y me llegaba ese olor que te abre el apetito más irreprimible y anhelado. Intolerable. Irresistible. Mi dedo estaba aprisionado; capturado dentro de ella. Se resistía; se resistía hasta que por fin, en una fina lluvia de líquido dulce y dorado, se rindió. Se deshizo y se derramó sobre mi mano rompiendo a llorar en una mezcla de sensaciones de gozo, placer y de batalla perdida. Y eso,  la batalla perdida, me llevó a la convicción de que ya, por siempre, sería mía. Y que habitaría dentro de mí.

 Entonces, comencé a devorarla poquito a poco a base de cuidadosos, deliciosos y exquisitos mordisquitos.

 Así fue como gané la apuesta a toda mi familia, que estaba sentada en la mesa junto a mí, de que era capaz de pelar y comerme un mandarina con una solo mano en menos de dos minutos.Todos me aplaudieron a rabiar, y yo me sentí, ya te digo, orgulloso de mi habilidad, de mi capacidad y de mi inocencia.

 ¿A que si?

RECETARIO DEL CERDO IBÉRICO

secreto-iberico-membrillo_3_1092935

RECETARIO DEL CERDO IBÉRICO

 Vámonos otra vez a comer que tengo vuestros estómagos más que olvidados. Esta vez os voy a proporcionar un recetario de ibéricos que viene desde el Valle de Los Pedroches en Córdoba.

 Soy más de comer gorrino que ternera. Un pecado me dirá algún ternerómano; pero es que como se da la circunstancia de que soy un poco tiquismiquis con eso de comer en  un plato ensangrentado a lo Mel Gibson, cuando quiero comerme un buen entrecotte de vaca o un chuletón de su primo eunuco, pasan dos cosas: o me lo como torrado hasta la textura suela de zapato, o -para no aguantar la mirada despectiva  y altanera del camarero, cuando le digo que  muy muy muy hecho- me ponen el filetito en el plato y al primer corte, me lo inunda como si a la puñetera erala le hubiese venido la regla delante de mis propios ojos. Un asco!!!

 Pero del gorrino –y para no caer en lo reiterativo de los andares- me gusta hasta la caída de ojos. Desde un buen jamón, hasta unos torreznitos bien frititos. Desde esa maravilla gustativa que es el Secreto Ibérico hasta la Pluma ibérica, pasando por la Presa también ibérica, cómo es natural. Un despiece nuevo todos estos (hace unos años que su demanda y consumo está desbordado) y que acompañados con unos pimientitos de Padrón,  culminando la cima de la colina de patatas bien fritas, constituyen un placer de dioses el comerlos.

 Este es un recetario donde podéis apreciar un buen surtido de recetas elaboradas por algunos de los  restaurantes de más prestigio de la zona del Valle de Los Pedroches de Córdoba.

 Disfrutadlo, se os hará la boca agua!

 Este es:

Recetario ibericos-11

 Que aproveche!!!

NO SOPORTO…

sebastiano-del-piombo-martirio-de-santa-c3a1gara-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

NO SOPORTO…

 

 
No soporto a los que te miran, desde el pedestal de su propia insolencia; desde la atalaya inestable, que se mueve, alrededor de su insufrible intransigencia. No soporto, al que guarda el dinero escondido en los mil recovecos de su cartera.  Esa que nunca sale a pasear, y que nunca se encuentra  -perdida como está- en el laberinto del ademán de su añeja faltriquera. No soporto al chiquilicuatre envanecido, ni tampoco al que se siente (sin motivo aparente) humillado permanente, y por siempre ofendido. No soporto a los cofrades sibilinos que se golpean el pecho, suplicando al que llevan, la disculpa y el cohecho, del perdón divino. No soporto a los defensores a ultranza, ni a los abogados del diablo de medio pelo. Ni tampoco a los Sancho Panzas ni a las que van a la misa con el velo. No soporto a los que van disfrazados por la vida, de poeta o de espantajo. Ni a tristes ni a mohínos; cabizmundos y meditabajos. No soporto al que habla afectado, cursi y ñoño, y que le sienta la cátedra hasta al mismísimo moño.
No soporto a las sumisas ni tampoco a monosabios, ni tampoco a aquellas que son remisas a ser besadas -es la moda- en los labios.
No soporto al imbécil refanfinfla ni al majara impenitente.
No soporto al palurdo complaciente, ni al que bebe vino, huele el tapón y asiente. No soporto a los pedantes ni a los falsos ilustrados de la Wiki. No soporto a rollistas melindrosos ni a gatitos edulcorados. No soporto a piojos resucitados ni a listillos ignorantes. No soporto al iletrado que se adorna de laureles inmerecidos. No soporto el olor a pies sudados ni las uñas enlutadas sin motivo. No soporto al taciturno compungido, ni al lloroso atribulado. No soporto las voces engoladas ni las eses arrastradas. No soporto a la gente fina, mala espina y con mala leche implementada. No soporto al ingenuo que siempre esconde la cabeza. No soporto al idiota  inoportuno ni al que se queja  ya de vicio. No soporto al que te ve de lejos -y saludas- y se hace el sorprendido. No soporto al idiota que no conserva sus amigos.
 
Por no soportar, hoy, de tanto NO soportar, ni yo mismo te soporto, Alvarito.
 

EL ESPANTOSO GABINETE DEL DR. COCKROACH.

XKAE000A

El Espantoso Gabinete

del

Dr. Cockroach

***

(No leer antes de comer)

 

“Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco.”


-Basado en hechos reales-.

 Puede sonar a exageración, pero puedo jurarles y les juro que ese ha sido un  sueño recurrente durante meses. Y no se crean que es porque he vuelto a leer la Metamorfosis de Kafka después de 30 años; sino que sufrí una horrible experiencia hace ya casi un año con una bandada de blatodeos, conocidos también como cucarachas, que por si no lo sabéis, son un orden de insectos heterometábolos paurometábolos de cuerpo aplanado, que miden del orden de 3 cm a 7,5 cm. Y lo de la horrible experiencia, no es el acto en si de transformarme en Jumanji exterminador cruel e inhumano; sino la obligación de tener que mantener el tipo y hacerme el héroe delante de mi hija y de mi amigo. Los dos, casualmente llamados Cuqui. Fíjense lo que es el destino!.

 

Cuento la historia:

  la-cucaracha-vintage-menu

Mi hija, había alquilado un precioso apartamento frente al Paseo Marítimo de Málaga.

 Estaba ubicado dicho inmueble en un bloque construido en la década de los sesenta y – al margen del precioso aspecto vintage del edificio- dicho apartamento, disponía de una enorme terraza que le dispensaba a sus ocupantes unas vistas maravillosas. Lo que amariconadamente se llama unos amaneceres y atardeceres de postal.

 Cuando Santa y yo fuimos a verlo para darle nuestro consejo, nos encantó. Eso si, Santa tuvo la ocurrencia de preguntarle a la gobernanta del edificio…

 -Servanda…Aquí no habrá cucarachas, verdad?

– Aquiiiii….Noooo!!! Contestó horrorizada la gobernanta Servanda que la Diosa Cucal maldiga.

 ????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Cris, que así se llama mi hija, estaba feliz de modo y manera que no paraba de enviar fotos a toda la familia de amaneceres, atardeceres, de oleajes, vientos y mareas. Y de vez en cuando, alguna cucarachilla que se colaba –suponíamos que por la ventana- procedente del vivero de enfrente o del cercanísimo Balneario del Carmen. Pecatta minuta.

 Las fotos de las “cuquis” se hicieron más frecuentes; y de frecuentes a diarias. En la cocina alguna enorme, en el cuarto de baño otra enorme, en el dormitorio más de lo mismo!!!! Otra enorme en …. Hasta que se hizo especialmente enojoso vivir con esa amenaza. Mejor dicho: un puto y repugnante martirio.

 Pero a base insecticidas y de otro métodos, se iba soslayando la cosa. Lo malo fue, Lo malo fue que…

 badnovels

Con mi querido amigo Cuqui, suelo realizar caminatas diarias por el Paseo Marítimo por eso de mantener los niveles en sangre más o menos controlados. La noche de autos íbamos caminando cuando de pronto, recibo una llamada de Santa:

 –         Gorgón! Vete para casa de la niña que está histérica y aterrada!!! Tiene Cuquis!!!! Muchas Cuquisss!!!!

         Para tanto es? Pregunte un poco mosqueado en suponiendo la gratuidad del susto de la niña.

         Vete para allá, ya!!!!

 

De vuelta de la caminata, le dije a mi amigo Cuqui (el humano) que me iba a quedar en casa de mi hija: De Cuqui? (Cristina) me pregunto. Pasa algo? Preguntó preocupado.

 –         Tiene Cuquis!

         Vale, dale besos a Cuqui.

         Mañana nos vemos Cuqui.

         No! Te acompaño, hombre!!!

 En fin un lío. Llegamos. Subimos. Y nos encontramos a mi hija aterrada en medio del pasillo frente a la cocina subida en un banquillo. En el suelo docenas de cucarachas enormes corriendo por todas partes. Desde lo alto del calentador eléctrico caían en cascadas multitud de esos asquerosos insectos. Mi hija completamente histérica con un spray mata cucarachas en la mano- dirigía enormes chorros de insecticida hacia el boquete de encima del calentador por el que los bichos, agobiados y nerviosos, salían en tropel medio asfixiadas cayendo al suelo al golpe de clack, clak, clak. Decenas y decenas de claks.

 David_Miller_Bug_Battle_photography_13x19-Vintage

Mi hija, la pobre trataba de aplastarlas con un cepillo de barrer pero lo único que conseguía era trasladarlas de un rincón a otro de la cocina.

 Cuando entramos a la casa y vimos el paisaje, Cuqui (mi amigo el humano) y yo nos quedamos acojonados ante la marabunta cucarachera. Mi hija no paraba de llorar y yo -cómo no podía ser de otra manera en un padre crecido ante la dificultad de su hija- me planté de un salto en medio de la cocina, e improvisando un asqueroso Zapateado de Sarasate, empecé a machacar a las malditas infectas que morían inmediatamente machacadas con un crujido ante la contundencia del zapatazo y de mi enorme personalidad.

Le dije a Cuqui (mi amigo) que se fuese. Que Cuqui (mi hija) dormiría esa noche en mi casa. Que no se podía estar allí con tantas Cuquis (los insectos) Y así lo hizo, se fue y me dejó allí con ella. Dejamos toda la casa sumida en una irrespirable neblina de insecticida y nos fuimos a la seguridad de la casa paterna con la intención de volver al día siguiente para ver si habíamos acabado de una vez con las putas asquerosas.

475px-Snodgrass_common_household_roaches 

El día siguiente, volvimos, pertrechados de una pistola de silicona y su cartucho correspondiente, y de unas redecilla anti mosquitos para tapar todas las rendijas de los respiraderos de la casa y el foco del cuarto de baño.

 Llegamos a la casa. Las putas seguían recorriendo la casa en un frenético y animado guateque de antenas y patitas cortas. Vuelta al baile paterno filial, esta vez ejecutando el famoso Zapateado de La Tempranica. Decenas de víctimas otra vez. Tapo el boquete del termo. Y quito la tapa del foco del cuarto de baño. Me caen dos cuquis encima; una en el pelo y otra en el brazo desnudo, me las quito estoicamente sin duda ni estremecimiento -pues mi hija contempla a su padre cómo un héroe a sus ojos- y tapo todo boquete, Nos quejamos a Servanda que prometió fumigar, como así hizo. Las cuquis, después del fumigado, seguían saliendo- y después para que no se encontrarán solas y pareciera la casa un club de lesbianas, invitaron a unos enormes gusanos rojos que se subían por las paredes del salón. Te lo juro, Carburo!!!

 cucaracha del espectaculo.1

A los tres días Cris se mudó. Cada vez que Cuqui (mi amigo) y yo pasamos por la antigua casa de Cuqui (mi hija) nos acordamos de la aventura vivida. Desde aquel día el muy mamón me llama Jumanji.

 Ahora, han alquilado otra vez el apartamento. Siempre nos fijamos por si vemos a la nueva inquilina  subida en un banquillo gritando o ahorcada directamente.

 Post  Scriptum.

 Si algún día, vais, en Málaga, por la preciosa librería Mapas y Compañía de mi sobrina, preguntad por ella: Se llama Cuqui.

 Ninoninoninoninonino (música de Psicosis)

WallFon.com_20437

 

LA BUENA MÚSICA DE MAF. IRON & WINE

Iron & Wine 2

LA BUENA MÚSICA DE MAF

Iron & Wine

Mi querido amigo, y agente en la sombra, Maf suele enviarme fantásticas sugerencias para ilustrar este blog. Siempre, sus aportaciones, son extraordinariamente interesantes y brillan por el buen gusto y la elegancia de sus elecciones. Sus referencias musicales, -que tienen un viento renovador y estimulante- suelen girar alrededor de músicos que no pertenecen a ese círculo célebre y enormemente popular que es el gran público. Sus músicos, habitan esos parajes de la sencillez y la naturalidad; de la falta de esa afectación, envanecimiento y pedantería que suelen envolver, si no a los artistas en sí, sí a los moscones que les abrazan y los sacan de la realidad y del contacto directo con su audiencia.

sb0

Tan solo ver el primer video, “Boy with a Coin”  que ahora inserto en este artículo, ya sorprende y fascina porque te sumerge en un mundo de delicadeza musical y de gracia y estilo visual. También desconcierta (por eso fascina y sorprende) eso de ver a un grupo de flamencas bailando un número coreográfico, y eso, ya te digo, despista muy mucho acerca de lo que va a venir. Maravillaos, contened la respiración emocionadamente. Prepararos para acercaros a un mundo “simonygarfunkeliano”; si no lo creéis oíd atentamente “Nakes as we Come”, una delicia por la que yo apostaría mi vida asegurando que habría sido compuesta por Paul Simon, y perdería. Con gusto, pero perdería.

iron300-daf9364845442214a168c563223283236df63ba6-s6-c30

 En fin, ahí lo dejo…

Esta es una somera información sacada de la Wiki. Después los trabajos de Sam Beam:

Iron & Wine es el nombre artístico usado por el cantautor estadounidense Sam Beam. Oriundo del estado de Florida, pero arraigado en Carolina del Sur, Beam lanza su primer álbum The Creek Drank the Cradle por el sello Sub Pop en el 2002. Beam escribe, toca, graba y produce cada tema del álbum por sí mismo en su propio estudio casero. El sonido del álbum, que incluye guitarra acústica, banjo y otros instrumentos, ha sido comparado con el sonido de músicos como Nick Drake, Simon and Garfunkel, Neil Young, Elliott Smith, John Fahey o Ralph Stanley. A menudo es caracterizada como country alternativo, folk progresivo o indie folk, y su lírica se puede caracterizar cercana al gótico sureño.

rbz Sam Beam Musician 3.jpg

Disfrutadlo!!!

CRÓNICA DE SUCESOS Y ECOS DE SOCIEDAD (III)

He aquí la remesa mensual de dimes y diretes. Esta, quiero dedicársela expresamente a aquellos que careciendo del debido y obligatorio sentido del humor, pontifican y tratan de dar lecciones a quien no las necesitan.

Si alguien se siente ofendido, indicarle que la salida de este blog, está, según se sale, al fondo a la derecha. Bastante a la derecha.

999922_687387754645164_360474995_n

CRÓNICAS DE SUCESOS.

Y

ECOS DE SOCIEDAD (III)

 Y cómo siempre, y para poneros en antecedentes, comunico que:

Desde hace algún tiempo, vengo realizando una serie de notas tremendamente surrealistas, que a modo de “Ecos de Sociedad y Crónicas de Sucesos” inserto en mi muro de Facebook.

Como quiera que ya son unas cuantas las referencias y que, además, tengo la precaución de guardar dichos retazos informativos, he decidido realizar otra entrada en este blog con algunos de estos “graffitis” que he arrancado con mucho cuidado, para que no se estropeen, de mi muro y los cuelgo aquí en este mi sitio, que para eso es mío.

 Empecemos:

 1560743_10201991767529652_221554950_n

  1. Cambio, por ollón de caldito de pintarroja, impenitente y memorable resaca. Muy apropiada para estos días nublados y de sofá. Garantizada. Cómo nueva. Apenas media noche de uso. Elaborada de manera artesanal con productos de primera calidad originales todos ellos de la República Dominicana y con todos los permisos y aranceles en regla. Regalo con ella puntito de dolor de cabeza, algo de remordimiento y un pelín de asco.
  1. Unas reflexiones acerca de El Señor de los Anillos.

 Primera: Porque a pesar de haber visto la trilogía completa cincuenta pares de veces, no me cansa nunca el verla otra vez?

Segunda: porque los orcos desfilando son tan patizambos y torpones?

Tercera: Porque las partes que menos me gustan son las del Señor Frodo y su “blandito” amigo Sam?

Cuarta y la más importante: Que clase de mente enferma tengo que cada vez que veo el Ojo de Sauron, se me asemeja a un coño flamígero?

Y Quinta: porque me recuerda tantísimo Gollum al Cabo Corneta de la Banda del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga?

  1. Era tan bueno y tan rápido haciendo el amor, que sus íntimas le llamaban El Correchuminos. Bip ~Bip.
  1. “Y tomándolo entre mis manos, me lo acerqué a la boca; y abriendo está – sin dejar ni un instante de mirar hacia arriba– dejé que saciara mi sed permitiéndole que se derramara dentro de ella hasta dejarlo agotado y vacío.” -Joderrr, tía! Menuda mamada le hiciste; se quedaría a gusto!!!
    -Perdóname, pero te confundes. Yo lo que estaba haciendo era beber agua de un botijo!

1618442_10201991777329897_957304586_n

  1. Quiero aclarar, para despejar dudas, que no es lo mismo el Bolero de Ravel que el Bollo de Raquel. Aunque ambos hayan sido tocados en multitud de ocasiones.
  1. Como está tu Loli del resfriado?
    Tose mucho y esputa.
    Mujer… tampoco es como para pregonarlo!
  1. Acabo de ver cerrado un negocio de dos inmigrantes. Una verdadera pena. Eran dos estupendas personas ~ una de origen chino y otra marroquí~ No me explico como ha cerrado por falta de ventas el Bazar Chung Alí.
  1. Me acabo de enterar de que la madre de Michael Jackson se llama Asunción. Nunca había caído en que el niño que tiene Asunción ni es blanco ni es negro ni tiene color.
  1. ~Y quien eres tu, oh Diosa admirada?
    ~Soy la frigia Cibeles; la que cabalga sobre un carro tirado por leones.
    ~ Pues Cibeles, no conduzcas!!.
    (Es un consejo de la Dirección General de Tráfico y Cuadrigas)
  1. Cuando dejará de picarle el coño a la niña de Vaginesil?
    Es que me angustia muchísimo verla todos los días con los rascones.

 maxresdefault

  1. —Oye… Que significa I Don`t know?
    —No lo sé.
    —Pero es que en este puto país nadie sabe inglés!!!!
  1. Y cual nombre habrá de ponérsele a vuestro hijo, oh! divinidad suprema?
    — Se llamará Artajerjes.
    — por su ascendencia, divinidad suprema? Rey de toda las Persias?
    — No. Porque no para de reírse el hijodelagranputa!!
    Este, te lo digo yo, va a ser un cashondo.
  1. No obstante,  se cree que el enorme sentido del humor del sátrapa, era heredado de su padre; Jerjes. Pues se dice que durante la batalla del Paso de las Termòpilas, cada vez que se oía gritar a Leónidas… !!!Espartanoss!!! El enorme ejército persa, obligado por su rey, gritaba al unísono: AGÁRRAMELA CON LAS DOS MANOS,¡¡¡ Lo que sacaba de quicio al rey de Esparta. Y eso le llevó al más terrible mosqueo y, por consiguiente, a la más cruel de las derrotas.
  1. Europa impone a Mariano Rajoy el Toisón de Oro de la Orden de Revilla y le nombra Adalid del Cantimpalo.

 1555354_572585552827278_179754174_n

  1. -Antes…lo evitaba, ahora lo busco! No veo el momento en que los niños se vayan a la cama! Y ahora, gracias a Chilly, tengo el potorro como un Pictolín.
    -De fresquito?
    -No! de chupao!
  1. JUEGO DE TRONOS

(Sólo para admiradores de George R.R. Martin)

1524964_10201900638611486_1760831761_n

 Nuestro Padre del Desembarco del Rey y María Santísima de Altojardin, llegaban -finalizando su recorrido- a las puertas de su Casa Hermandad. ¡Un pasito para la derecha, mis señores! Medio pasito más! Gritaba el gran Maestre de Trono. Asíasíasí… Mirandoar siélor!!

 ¿Quieeen lleva el Trooonooo? ¡¡ Los Lannister!!! ¿Quien lleva el Trooonooo? ¡¡ Los Lannister!!! ¿Quien lleva el Trooonooo? ¡¡ Los Lannister!!!

 ¡¡ Los Lannister!!!  ¡¡ Los Lannister!!! ¡¡ Los Lannister!!! Arriiibasetrono!!!! Aaaarriba!!!

 Los Hombre del Negro aplaudían a rabiar mientras sus titulares entraban gloriosamente al compás de la Marcha del Gnomo… Tyyyyrion, tata Tyyyyrion, tataratata tata tatatá tatatá… Tyyyyrion, tata Tyyyyrion.

 Todo el mundo se encontraba, una vez más, tremendamente emocionado más allá del Muro (de San Julián, claro). Mientras Diana Navarro, moría atravesada por una saeta.

 la ultima cena juego de tronos

***

A %d blogueros les gusta esto: