DESPACHADOS

RTYYJTYYDESPACHADOS

He disfrutado mucho, con cada uno de los distintos Luis Centeno que conozco.
Con el Luis compositor, he pisado escenarios y respirado atmósferas artísticas y escénicas. Con el Luis Centeno poeta, he compartido copas en esos bares cutres de putas y aluminios que tanto nos gustan a los dos. Con el Luis Centeno triste y melancólico he recorrido playas y paseos a la luz de una Luna compungida y suplicante. Con el Luis músico he hermanado su guitarra con la mía y he situado mi voz una octava por encima de la suya. Con el Luis Centeno colega, he derribado no pocos muros de humo a golpe de risas y lágrimas nacidas de la carcajada contenida. Con mi querido amigo Luis Centeno –Señor del Negro Anaranjado– he visitado multitud de países acompañándole como fiel escudero; dejándome aconsejar por su experiencia y, a veces, por su subidilla impertinencia. Como amigo franco y verdadero, con mi querido hermano Luis Centeno, he compartido, robándole un poco para hacerla mía, a su propia madre. A su propia familia.

fotonoticia_20160202195247_1280
Después de toda esa vida, que ya dura unos pocos cuarenta y tres años ininterrumpidos, sigo con Luis respirando atmósferas; compartiendo copas, recorriendo playas y paseos, hermanando guitarras y voces, derribando muros, visitando lugares, y por fin, sigo teniéndole retenida, porque yo así lo quiero y no la suelto, esa parte de familia que en su día le robé e hice mía.
Ahora, cuando todas esas cosas por duraderas y constantes, ya se han transformado en parte acostumbrada y habitual de mi vida, sigo pisando escenarios con él aunque de distinta forma; a distintas alturas. Yo, desde el acomodo y la complacencia que proporcionan la oscuridad del asiento espectador. Él desde la luz acusica y fiscal de los focos; desde el centro fastidioso de atención que proporcionan las tablas. Él, destinatario obligado de miradas inquisitivas e interesadas (menos mal para mí) de demasiados pares de ojos.

1-Despachados
Anoche tuve el privilegio de acudir a ver una representación teatral del Luis Centeno actor. “Despachados” se llama. Una obra escrita por el dramaturgo Samuel Pinazo; dirigida por Pedro Lanzas e interpretada por unos magníficos Paco Inestrosa, Miguel Zurita y el propio Luis.
A Paco Inestrosa, la primera vez que lo vi actuando fue en la era de Acuario metido en el alma de madera del Pinocho de Collodi. La última, había sido (antes de anoche) en la fantástica película “La Isla Mínima” de Alberto Rodríguez. A Luis, desde siempre lo sigo. Y Miguel Zurita –con su voz imponente y su capacidad para hacerse con el público– ha resultado para mí un hallazgo como actor y, posteriormente, como persona afable y cercana.

x012ma01
El trabajo desarrollado por estos tres actores en Despachados, puede considerarse de extraordinario. Durante el tiempo que dura la obra, mantienen –a base de una enorme exhibición actoral– la atención y el interés del público de manera ininterrumpida y expectante. La trama de Pinazo toca varios palos como el de la amistad y la traición; la generosidad y la infamia. Un mundo, el empresarial, tan competitivo como desleal. La inopinada, y mal ponderada, simpleza y la necedad. Los roles de Alvarito, Diego y Babas, voy a repetirlo porque así lo siento, están absolutamente bordados por Inestrosa, Zurita y Centeno; así que no voy a decir nada más no se me vaya a colar algún spoiler indeseado y reviente alguna sorpresa –que haberlas haylas y muchas– de esta muy recomendable obra de teatro. Una obra llena también de guiños de ingenio y de humor.

reflejartever.php
La tenéis hasta el 18 de Marzo; todos los jueves y viernes a las 20:00 horas en la sala B del Teatro Cánovas en la Plaza de El Ejido. Precisamente en el edificio colindante a donde Luis Centeno y yo estudiamos COU y que conformó uno de los años mas dichosos de nuestra vida.
Os lo recomiendo muy encarecidamente: Id a ver esta obra de teatro. No os la perdáis; merece muy mucho la pena.

IMG_20160226_215709

(Entre Luis Centeno y Miguel Zurita)

.

81

EL RÓTULO DE LA MEMORIA

1960

EL RÓTULO DE LA MEMORIA

“Un amigo es la mano que despeina tristezas”.
Gustavo Gutiérrez Merino, Filósofo y teólogo peruano.

“Amigos. Nadie más. El resto es selva”.
Jorge Guillén, Poeta español.

.
Uno vale tanto, como los buenos y valiosos amigos que tiene. Y yo –que estoy completamente de acuerdo con eso– me considero un tipo muy, muy, rico. Rico en afectos y en consideraciones; rico y acaudalado en cariño y en ternura. Un hombre es, Father Gorgonzola, que se siente enormemente satisfecho (y feliz) con ese hatajo de maravillosas personas que le rodean. Se me permita la vanidad del uso de la tercera persona.
Ayer, sin ir más lejos, mi más que querido amigo Diego Cumpián, me /nos regaló a Santa y a mí un perfecto gazpachuelo en Benagalbón y una posterior tarde de tocada musical. Ambos dos regalos, difícilmente superables.

IMG_20160224_175747

(Diego Cumpián con Father)

Pero al margen de lo tangible y de lo palmario –vuelvo a generalizar– mis amigos me aportan una riqueza instructiva y una inestimable ganancia en lo intelectual; un adorado dividendo en cultura, ilustración y en saber, que es muy difícil de encontrar con tantísima abundancia, como yo –y afortunado me siento– lo encuentro en todos ellos. En todos.

IMG_20160224_175718

(Ángel Céspedes)

Particularicemos otra vez. Entre esos muchos amigos enriquecedores que tengo la fortuna de manejar, se encuentra mi muy querido Pedro Rojano; escritor y articulista que es. Una extraordinaria y magnífica persona. Alguien que, escribiendo, hila las palabras de una manera tan ejemplar y acertada, que leer cualquiera de sus textos resulta un inevitable y profundo placer. Este bloguero que os escribe, se jacta de que, en este sitio, casi nunca inserta textos completos corta–pegados de otros autores; salvo contadas excepciones en que dichos textos, poseen o la belleza incontestable de lo escrito, o la más indiscutible coincidencia con la opinión del citado bloguero. Dueño y Señor de este sitio que es.

Por ese motivo, inserto el articulo de Pedro Rojano publicado hoy en el diario “La Opinión de Málaga”.

pedro rojano

(Pedro Rojano)

Leedlo y ya me contaréis! A ver si no se están cargando los comercios tradicionales de los centros históricos de la ciudades. Los rótulos que son, de la memoria.

Este es:

EL RÓTULO DE LA MEMORIA

Una ciudad se recorre tres veces: La primera en la ensoñación del viaje. Inspirada por sus monumentos, por el glamuroso nombre de sus calles, por la huella histórica de lo verídico. La segunda vez con inevitable sorpresa. En el callejeo por calles anónimas, en el café escondido, en la plaza deshabitada o en el atestado mercado. Y la tercera se recorre en la memoria, momento en el que la ciudad cruza la íntima frontera. Un espacio recreado por el recuerdo, anclado en los días en el que lo fotografiamos. Detenido para siempre en el óleo de la evocación. Y entonces la ciudad, esa ciudad, deja de ser la misma que muestran las enciclopedias, las guías de viajes, los portales de internet o las fotografías de los amigos. Esa ciudad nos pertenece.

escanear0001
Cuando eso ocurre, descubrimos que la identidad de una ciudad también está escrita con el rótulo de sus comercios. Singulares escaparates donde además del género se expone la cultura y tradición de un pueblo. Recorrer la estancia, sentarse en sus mesas, aspirar el aroma de la mercadería? Todo forma parte indivisible de la ciudad, porque solo a ella le pertenece.

La globalización ha infectado las calles de las ciudades con la vulgaridad de lo repetido. Ha repintado de franquicia las fachadas históricas, convirtiendo en un dejá vu el paseo por cualquier capital. La verdadera ciudad está sepultada bajo esa capa de rótulos multiplicados. Visitable tan solo en horario de madrugada, cuando el recuerdo y el sueño son en blanco y negro.

cereria-zalo_7559829
Málaga sigue amenazada por las aguas del progreso, aunque aún quedan remansos donde admirar lo antiguo. Lugares en los que comprar es una mera excusa para perderse entre los expositores, para deleitarse con el olor de las paredes, para reconocer que los años perdidos están escritos en las vigas que sostienen el tejado. Por eso me gusta pasear por mi ciudad como un extraño. Hacerme el olvidadizo y perderme por sus calles como un buceador frente a un pecio de adoquines. Tomar una caña en La Campana, Casa Guardia o el Pimpi. Oler las especias en El Reloj, probarme unos zapatos en Calzados Alas, embriagarme con el olor a tocino de Zoylo o ajustar el reloj en la relojería Miguel Heredia. Tomar un sombra en la terraza del Bar Central y entrar en la ferretería El Llavín de calle Santa María recordando el arreglo de casa que aún espera. Disfrazarme de comedia en Carrasquilla. Decidir entre los churros de Aranda o el sabor de lo antiguo de Aparicio.

Confitería Aparicio. Málaga

Acomodarme unas alpargatas en Hinojosa de calle San Juan, saborear el helado de Casa Mira e inventar algún motivo para entrar en la cerería Zalo Y así seguir caminando hasta que la noche comience a encender el neón de mi memoria y pueda salvar del naufragio mi ciudad interior.

La semana pasada cerró sus puertas La Veneciana. Horadada en sus cimientos por un gusano perezoso que no acaba de llegar al Centro y que ha devorado la fragilidad, la paciencia y la ilusión de pequeños comerciantes. Las aguas precipitadas de la modernidad han inundado las cubetas donde se fabricaban helados sorprendentes al paladar que sólo eran posible degustar en Málaga. La góndola de helados quedará sepultada bajo las precipitadas aguas de la modernidad. Como un pecio hundido por los cañones de la globalización, su stracciatella de carnaval, su antifaz de tutti frutti y el chocolate de murano quedarán al pairo de bancos de peces atraídos por su deliciosa mercadería. La heladería La Veneciana sólo estará al alcance del recuerdo.

veneciana--575x323

(Alberto Murante)

.

81

DE MIS FILIAS Y ABERRACIONES SEXUALES. # 1

Sample-0001

DE MIS FILIAS Y ABERRACIONES SEXUALES.# 1

.
Hay que ver, cómo es esto de Internet, que con toda la información disponible, no acaba uno nunca de conocerse.

A mucha de esta información se llega, como es este el caso, de forma casual. Buscando el significado de una palabra, esta palabra, te lleva a otra, y esta otra a un inesperado sitio de Internet. De este sitio, pasas –con una agilidad impropia de la edad que se maneja– a otro más inesperado aún y así, después de unos minutos de navegación, estás situado en un lugar al que nunca se te hubiera ocurrido acudir.

.
Eso me ha pasado esta tarde; que saltando de URL a URL, he llegado a poder tener acceso a un diccionario que me parece de lo más interesante. Más que nada, porque he podido saber cosas de mi propia persona que ignoraba absolutamente y que “Date cuén, pecadorr” ignoraba absolutamente. Este que os escribe –en un inestimable ejercicio de sinceridad, objetividad y franca espontaneidad– (que no de lucidez) retrata aquí su verdadero “yo aberrante” si a aficiones sexuales nos referimos. Una catarsis necesaria e inevitable para guiarme yo mismo por el intrincado laberinto de mi existencia erótica y carnal. Yo que te diga, Maguila.

Sample-0002.
Ha llegado a mis manos y ahora  –si así lo desean, también a las de los lectores de este artículo al final de esta serie– un “Diccionario de filias y parafilias sexuales” que después de leerlo atentamente, me ha aclarado meridianamente el porqué de esas apetencias sexuales que “vezencuando” me intervienen y asaltan y que tanto placer me proporcionaron en tiempos y que aún, muy de tarde en tarde, vienen a visitarme.

.
Estas –las que ahora vienen– son algunas; y las confieso públicamente con el único fin de expiar mis pecados y mis más intimas y ocultas pasiones eróticas.

A ver (y por orden alfabético) ahora resulta que he padecido y padezco; que he disfrutado y disfruto de la…

Sample-0003

.
Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.

Cierto es. Debo de reconocer que después de tomar un baño de sol en la playa, –y de observar cómo las mozas se solazan brillantes y resplandecientes en las tumbonas– algo en mi interior me avisa de que es hora de un reconstituyente y gélido chapuzón. Para prevenir espectáculos deleznables.

Acrofilia: personas que se excitan sólo lugares altos. Los acrofílicos gustan de masturbarse o tener encuentros sexuales en las alturas, ya sea la terraza de un rascacielos, en un helicóptero o en el andamio de una obra.

Pues sí; lo admito. Nada me excita más que hacer el amor en el andamio de un edificio en construcción. Mucho más si es de viviendas residenciales con permiso municipal. Si son protegidas (las viviendas) uso, como es natural, preservativo homologado por el MOPU.

Adulterio: Ayuntamiento carnal voluntario entre persona casada y otra de distinto sexo que no sea su cónyuge. Del latín adulterium.

Miren ustedes, me van a perdonar, pero del Ayuntamiento –por la cuenta que me trae– no voy a hablar, que después todo se sabe y uno tiene su re putación.

Sample-0004

Agonofilia: excitación proveniente de una lucha con la pareja.

De las patadas que me propina mi mujer por la mañana para que me levante, perdónenme ustedes otra vez, pero tampoco voy a hablar.

Agorafilia: atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.
La misma situación que la Acrofilia, pero situándome en la planta baja del andamio antes mencionado.Especial predilección, por lo tanto, de obras de viviendas unifamiliares y colegios públicos concertados.

Agrexofilia: excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Me pasa mucho en bodas, bautizos y comuniones. Sobre todo en estas últimas. Esa situación, suele ser la hostia de excitante! Recomiendo el gemido quedo y sigiloso pero, a la vez,  rotundo y contundente.

Sample-0005

Algofilia o Algolagnia: excitación producida por el dolor (se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico). La Algomanía es la perversión caracterizada por la afición a sentir dolor. Del griego algos: dolor.
Cierto es también. Inexplicablemente –yo creo que es algos– suelo tener una pétrea erección espontánea cuando me arranco un padrastro levantisco e insurrecto. Cuando involuntariamente, rompo una esquina del sofá con el dedo chico mi pie.

Alifineur (Aliphineur): Uso de lociones, cremas o aceites para excitar a la pareja sexual.

Debo de reconocer el enorme éxito, que el uso de la colonia Varón Dandy y la loción Floyd me proporcionan, en las mujeres pertenecientes a las más altas y selectas capas de la sociedad. Seh!

Alopelia: experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.

Siempre pensé que la Alopelia era quedarse calvo. Pero bueno…

Sample-0006

Alveofilia: atracción por tener relaciones sexuales en una bañera. A la práctica del coito en una bañera llena de agua se le llama Coitobalnismo (de balneum: baño).

También plenamente satisfactorias son estas relaciones acuáticas; si le quitamos las quejas por inundación proferidas por los vecinos de abajo que son tan tiquismiquis cómo pertinaces y porfiados en la protesta. Fueraparte el arrugamiento inevitable y duradero de la gurrina tras el coito.

Amomaxia: excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

O témporas, O mores. Hoy necesitaría un monovolumen.

Androidismo: excitación con muñecos, maniquíes o robots con aspecto humano.
Breao tenía yo a mi muy entrañable y amoroso muñeco Virkiki. Ni que decir tiene a Masturbita y Pajotín, los muñecos viciosos de Gesmar.

Sample-0007

Anime Figure Bukkake: termino anglosajón para referirse a la práctica que consiste en cubrir de semen las populares figurillas de Manga/Anime, aunque en ocasiones se usa leche condensada, de aspecto y consistencia parecida a la del esperma.

Esta gratificante práctica, hay que realizarla en lugares limpios y ventilados; al abrigo de insectos himenópteros y dípteros tales como: Avispones, tábanos, hormigas guerreras, moscas, y alúas del Monte Coronado; pues se da la fatal circunstancia de que si te untas el cipote con leche condensada, todos ellos, indefectiblemente, serán atraidos y quedaran atrapados en el glande –ya lo avisó Samaniego– presas de patas en él. Otro caso distinto es el de la mosca cojonera que merecerá descripción aparte.

Anomeatia: penetrar con el pene por el ano a una pareja femenina.

No confundir con la Homeopatía, que supongo, debe de ser lo mismo, pero con un tío. Muncho cuidadín. Tampoco me hagan mucho caso, que de esta aberración, no estoy yo muy seguro.

Antolagnia: excitación por oler flores.

De ahí mi tremenda afición por pasear por entre los puestecillos de La Alameda. Huyo, no obstante de los capullos y ninfos aéreos y narcisos ibañezmenta.

Sample-0008

Astenolagnia: atracción por la Humildad y la Humillación.

Cómo es fácilmente comprensible, voy a pasar por encima del tema de las Cofradías de Penitencia para no herir susceptibilidades entre los hombres de Trono, uno que yo me sé, y demás cofrades procesionantes.

Autoconsuerofilia: Coserse con aguja e hilo alguna parte del cuerpo con fin de obtener placer sexual.

La vainica doble en un cojón, es algo que recomiendo encarecidamente por lo resultón que queda el testículo en comparación con el otro que solo ha sido pespuntado levemente. Misterios de la pasamanería vinculante.

Autofelación o autofellatio: una forma de masturbación masculina que consiste en estimularse oralmente el pene.
Después de intentarlo, infructuosamente, durante quince años, un férreo corsé y tres hernias discales me recuerdan cada día lo cerca que queda el dolor cuando el placer se pretende y ves que se te escapa de entre los pedos. (Por la postura, claro)

Sample-0009

Autopederastia: Introducción del pene en el propio ano.

Ni lo intenten! Ni lo intenten. En el mejor de los casos, propónganse como mejor objetivo el ombligo.

Autoscopofilia: Placer disfrutando de la observación de propios genitales.

Un consejo: Cuando se disfrutan de determinados volúmenes, el espejo ha de situarse estratégicamente en el suelo y usar las gafas de lejos.

Autosexualidad: sexo con uno mismo. La masturbación solitaria es una de sus formas. El autoerotismo o Autoerastia es la práctica de auto–estimularse sexualmente.

Después de años de hábito y costumbre, puedo recomendar sin dudarlo esta práctica por lo buena, bonita y barata. Las tres B que le llaman y por la inconsciente memorización de los dibujos de los azulejos del cuarto de baño.

Sample-0010

Autoungulafilia: conseguir placer rascándose los propios genitales.

!Que quieres que te diga que tú ya no sepas, Maria del Rosario Yerolai!

Avisodomía: relación sexual con aves.

El binomio Pollo–Polla funciona desde los tiempos más pretéritos. Recomiendo encarecidamente para el acto el Alzacola rojizo o el Chochín culinegro por la facilidad que demuestran para la penetración. Sin embargo desistan de determinadas aves del altiplano andino; ya se sabe que el Cóndor, pasa.

Y por fin, y para terminar esta primera entrega, el…

Axilismo: masturbación dentro de la axila de la pareja. También llamado Cópula axilar.

Deberán de prevenir a su pareja, en el no uso de desodorante de barra, pues el escozor producido, puede llegar a ser muy bastante irritante. Y asaz pegajoso y denso.

Sample-0011

CONTINUARÁ!…

Nota: Todas las imágenes que ilustran esta primera entrada de la serie -y que son obras de Agostino Carracci- han sido robadas impunemente de uno de mis sitios de referencia (y preferidos) en esto de lo virtual: Cultura Inquieta. Un lugar que recomiendo absoluta y encarecidamente.

Este es: Cultura Inquieta

.81

 

 

LA DELIBERADA MALA EDUCACIÓN.

2

LA DELIBERADA MALA EDUCACIÓN.

Habeo quem fugiam, quem sequar non habeo
“Sé de quién tengo que huir, pero no sé a quién debo seguir”.
(Proverbio Latino)

Cuando lo innecesario se alía con la ofensa, se torna en provocación (también innecesaria) incluso para las personas que, como yo, nunca se han echado las manos a la cabeza ante la irreverencia y el desacato. Ante la extravagancia y el desvarío. Pero cuando me hieren la vista o el oído, me mosqueo aunque ni me vaya ni me venga. Y me mosqueo, porque concurre una circunstancia queridos míos; sepan ustedes que lo respeto todo menos la deliberada mala educación.
Adoro el doble sentido. La palabra malsonante crítica y oportuna; el disparate sin exceso y la burrada comedida.

8

Soy consciente de que el “tocacojonamiento” es, las muchas de las veces, imprescindible y conveniente. Pero me repito: Todo lo respeto, menos la deliberada y adrede mala educación. Y no me gusta, en absoluto, que determinados imbéciles, traten de provocar situaciones, que en un momento dado, puedan desembocar en coyunturas y posiciones indeseadas y peligrosas.
La altivez, la altanería y la arrogancia de determinados sectores catalanes están colmando la paciencia de muchísimos paisanos (aunque renieguen de ellos) suyos; españoles y catalanes. Yo, que sólo entiendo la convivencia pacífica y próspera, dentro de los parámetros del respeto, de la tolerancia y del miramiento, lo estoy viendo venir.

27
En referencia a la difusión del innecesario Padrenuestro “coñero” –y desde mi más convencido agnosticismo– tomo prestadas las palabras de mi muy querido amigo el Poeta Juan Miguel González del Pino, que con absoluta clarividencia, define el momento actual con unas bellísimas palabras escritas para mi blog hace ya algunos años.

“Frente a la cochambre hegemónica de coleguillas subvencionados, ¡La insurrección de la delicadeza!; contra la plaga de advenedizos trileros, ¡La noble apuesta por la belleza!; frente a tanta voraz ramplonería monotemática, ¡La rebelión del buen gusto!”

Debemos de respetar, incluso más, a las personas con las que no comulgamos (miren que oportuno!). Porque si no, esto se va a transformar en el coño de la Bernarda . Y la Bernarda, últimamente, no está para que le toquen mucho el coño y puede que empiecen a pagar justos por pecadores, y lo que es peor, que empecemos a pagar los pecadores de toda la vida, por imbéciles provocadores. Iniciemos pues, todos juntos, la rebelión del buen gusto y dejemos a cada uno con sus convicciones y sus creencias.

32

Las imágenes que ilustran esta entrada, son obras del artista Michael Hutter

81

 

PUÑETAZOS EN LOS OJOS

eye_painting_no_1___watercolor_by_lucahennig-d65m1lc

PUÑETAZOS EN LOS OJOS

Cuando inserto una publicación en este blog, nunca sé de antemano la aceptación que va a tener en cuanto a número de visitas. A posteriori, sí que tengo suficiente información –proporcionada por los proveedores de mi sitio web– para poder ver fehacientemente los vistazos de cada post y si se me apura y “grosso modo”, de donde vienen esas visitas. Muchas de ellas, tienen origen en las suscripciones que la gente ha efectuado a mi blog, o a mi cuenta de Facebook o a la de mi Twitter; y también, de los grupos de correos electrónicos de amigos que tengo configurados para comunicarles las publicaciones de Father Gorgonzola.

eye_painting_no_1___watercolor___part_1_by_lucahennig-d65ie01
Pero la inmensísima mayoría de las visitas –que ya están rozando los 2.600.000– vienen, como es natural, de personas desconocidas desde lejanos países y muchas veces, desde recónditos y pintorescos lugares del planeta. ¿Y cómo es que llegan a este blog? se preguntarán. Pues sencillamente tecleando en Google (casi de cualquier manera) que es lo que quieren o pretenden conocer. De ese modo –y de eso se trata ahora– se producen estrafalarias peticiones de información que ocasionan verdaderos puñetazos en los ojos.

eye_painting_no_2___watercolor___part_1_by_lucahennig-d65oxsh
Verán… Esas palabras escritas –que son las que manejan los buscadores– se llaman “Términos de búsqueda” y quedan registradas en muchos sitios que nosotros, probos mortales, ignoramos donde. Pues bien; en el mundo de los blogs, también quedan registrados esos “Términos de búsqueda” que el usuario ha utilizado previamente para encontrar la información que desea. Así, que si alguien en el otro lado del Atlántico busca fotos de, pongamos ejemplo literal: “Potorros peludos”, el buscador de Google le remitirá, según el número de visualizaciones (es lo que se llama posicionamiento) a todos los artículos y entradas donde figuren las palabras “potorros” y “peludos”.

eye_painting_no_2___watercolor_by_lucahennig-d664bha

Muchas de esas veces, y por caprichos del destino, le señala mi blog porque en alguno de mis artículos sale la palabra “potorro” y en otro mucho más alejado en el tiempo de inserción, pone “peludo”.
Todo esto lo he explicado de una manera tan llana como poco profesional.
Bueno, a lo que vamos. Yo, cómo administrador de blog –en este caso “El Blog de Father Gorgonzola” que es el mío– tengo cierto acceso a las tripas de dicho blog (el que me permite mi servidor) y puedo conocer cosas como las estadísticas, los comentarios, los sumarios, y muchos más parámetros que nos hacen saber (a los administradores) qué es lo preferido o lo más buscado en nuestros artículos por el lector que nos visita.

face_painting_no_1___watercolor_by_lucahennig-d65qam4
Lo malo de eso (o lo bueno, porque yo me meo de risa) es que también sé cuáles son las frases con las que las visitas llegan al blog, y esos “Términos de búsqueda”, son muchas veces tan hilarantes como surrealistas. Tan cómicos, que invariablemente causan la sorpresa, el pasmo y el desconcierto de este bloguero.
Por ejemplo, y ya termino: Yo tengo en mi blog entradas muy solicitadas y muy visitadas diariamente: Apuntes de Gramática de Inglés, información sobre la ciudad de Nueva York, artículos sobre series antigua de televisión, y muchísimos, muchísimos etcéteras.

b477f3571b2ad0145d4450636c51107d-d5pz88b
Pues bien, a esas entradas se llega, porque el peticionario ha escrito en Google: “Apuntes de Gramática” “Información de Nueva York” o “Series antiguas de Televisión” en ese o en otro orden. Es lo lógico. Lo gracioso es cuando el visitante escribe una fórmula de búsqueda chocante (que queda registrada en mi sección de “Palabras claves para buscadores” ) y que puedo asegurarles que, insisto, algunas de ellas son singulares, sorprendentes y, algunas incluso, bastante demenciales y dignas de estudio.

eye_no__2_by_lucahennig-d5zkmv7
Esta que ahora podéis leer, es una selección que he hecho. Cierta profusión de palabras (por ejemplo: pies, chochos, peludos) nada tiene que ver con la intención de este Father Gorgonzola.
La he puesto (la selección) en orden alfabético. Y, para que no pierdan ni un ápice de naturalidad, no están corregidas gramatical ni ortográficamente para que conserven su naturaleza disparatada. Para que vean ustedes, cómo se maneja el personal. Juro por mi honor que ni he retocado ni inventado ninguna de ellas.

Protéjanse los ojos; se avecinan puñetazos.

eye_no_1_by_lucahennig-d5zkmm4
Estos son los …

TÉRMINOS DE BÚSQUEDA.

• 1150159327421 en ingles
• apr4ender hablart y pensar en ingles
• bajar fotos de venga la alegria culonas en jeans ajustados
• blog anecdotas jovenes nudista
• blog de gordos osos latinos de pene grande
• blogger de chochitos
• bonitas pies de la salvadoreans pies posts
• buenos potorros
• calzas patas de camello
• chocho peludo
• chocho sanel si moda
• chochos afeitados
• chochos afeitados con figuras
• comicerotico
• como hacer cortina para baño con tela bio stes
• como se llamo la serie ambientada en los anos 20 emitida en los 60
• como tocar canciones de fili wey en guitarra
• coño peludo
• coños con motivos navideños
• cuento que le paso a gorgonzola
• fotografias de una señora rica bajandose de su carros y llega un mendigo
• fotos d pies mui sexis
• fotos de padre gorgonzola
• fotos lesbiana cuqui blongger
• heterosesual
• horario para miscelania e mailui valley mall
• imagenes de enamorados con chupetones
• imagenes de poetisa loca
• la cancion debajo de tu valcon cantame una jota maño debajo de tu valcon
• la cucaracha del espectaculo father gorgonzola
• ligar tios en nueva york
• lindos pieses de mujer
• mata chuchum de yucatan
• mi pobre jose lloraba lloraba que daba pena
• mujeres de vagina pequeña siendo follada por negro mandingo
• mujeres programa gorgonzola
• muñequita gentil de sueños de ilusion de manos de marfil y cuerpo de ensoñacion
• padre gorgonzola
• patada en el coño
• pies bellos con sandalias
• pies de mujeres hermosas
• pies hermosos de mujeres feas
• pies susios con uñas estrosadas
• piesermosos
• poemas con titulo y autor largos
• polizambo significado
• porno grati de portugesa virjen resien rota sangrando
• potorros
• potorros frescos
• potorros estraños
• pubis peludo
• que significa la moraleja no desprecies a los mas debilesquizas tengan mejor suerte q nosotros
• recuerdos de azotainas con zapatilla y madres
• series vaqueras viejas
• sieso manio
• soli pedos
• uma thurman pies horrorozos
• uru uruajim
• videos zapatillazos culo castigos
• zapatillazos

Esoestó… Esoestó… Esoestódo amigos!!!

Todas las imágenes que ilustran este artículo, son obras de Luca Henning.

untitled_by_lucahennig-d5sjy6s

*

retro-floral-decorative-text-divider-design_23-2147486735

LOS POEMAS HUÉRFANOS DE JUAN GAITÁN

10b-Alexander-Sennikov-11

LOS POEMAS HUÉRFANOS DE JUAN GAITÁN

No duden ustedes de que existen sentimientos a primerísima vista, de afinidad, de inclinación y de simpatía hacia determinadas personas. No lo duden ustedes. Lo digo con esa seguridad que me proporciona el haberlo experimentado con muchos, ahora amigos, que obtenidos a través de las redes sociales, han llegado a formar parte de una consolidada cuadrilla –en muchos casos inmaterial e impalpable– más que apreciada y querida por mí. Seh! 😉
Y no se crean ustedes, tampoco, que ese aprecio –a pesar de estar condicionado ya les digo, por la distancia y por la carencia del contacto personal– deba de sufrir demérito alguno en comparación con el que disfruto de los amigos presenciales de toda la vida.

12-Naturaleza muerta con libros
Tiempos modernos son estos en que las relaciones personales han sufrido una transformación que, a mentes proclives a la estrechez y a lo pacato; a la negación de lo evidente y de lo ya, para siempre establecido, les cuesta entender.
Amigos y amigas virtuales (muchos de ellos ya, refrendados por el beso y por el abrazo; por el café y por la copa compartida) que me proporcionan momentos de compañía; de asueto y divertimento. De descanso de la rutina diaria y de un mucho de feliz e inteligente esparcimiento. Estos amigos, forman ya parte de mi congregación; una singular y atípica cofradía de “pecadores” donde la ironía, el sarcasmo y el chiste rápido e ingenioso, cabalgan por las redes desbocados y sin control alguno.

13-Cuaderno
Una ilustrada, irracional (las muchas veces) divertidísima y disparatada manada son, que no sólo me producen la carcajada; sino también, la reflexión, la admiración y la sorpresa.

Entre estos últimos está –por méritos más que evidentes– el escritor, periodista y poeta Juan Gaitán. Un tipo –ya sólo por llevar una camiseta de Dylan, me tiene ganado– un tipo digo, que cada vez que llegan esos días que vienen después del domingo (no me atrevo ni a citar su nombre) se me aparece en forma de poema huérfano de título. Un poema, tan precioso siempre, que suele arreglarme la mañana que acaba de empezar.
Esta es una nueva selección de esos poemas huérfanos que Juan Gaitán nos regala invariablemente, cada lunes (vaya, ya lo he dicho!!).
Disfrutadlos; son de una belleza incontestable.

*
Las imágenes que ilustran este post son obras del fotógrafo ruso Alexander Sennikov.

12522911_1023880147669693_6660329708711427087_n

“Quiero que las tardes dejen de acortarse.
Que los calcetines vuelvan de la lavadora.
Aprender a vivir con mi libertad.
Empezar a usar tacones,
y solo un poco de la maldad del mar.”
(María Gaitán)

15-Por la mañana, te frio
***
Sobre las prisas, los disfraces,
el aire arisco del invierno
y el sólido peso del vacío
invento días que no poseo.
Me tengo recomendado
aprender a no hacer nada,
a dejar que el tiempo solo sea
el largo paseo de la luz
tras la ventana,
contar
las olas que tropiezan en la orilla,
las placas capicúas de los coches,
las nómadas monedas del bolsillo.
Y desdeñar los días rojos del calendario.
Y leer a Salgari una vez más.

17-Libros. Te. Tarde.
***
Y pasear contigo, amor,
solo contigo.
Algunas veces el mar
se parece al verano
y murmura una canción
que no le pertenece.
Estos días de noviembre
tienen los ojos grandes
y sucede más tardía
la floración del verso.
El poema es un éxodo
un modo de deserción,
un torpe plan de fuga.
Silencio traducido.
Están de viaje los vencejos.

19-Preparando la mudanza-blg
***
Muy Temprano me habló
del hambre y de la guerra.
Maldijo alguna vez
no haber sido niño
más que un rato corto
y que la felicidad
le alcanzara ya cansado.
De él aprendí lo esencial,
a guiarme por el mapa
infalible del amor
y a sobrellevar
la íntima soledad
que cargamos todos.
Perduran en mí
sus costumbres,
sus yerros,
y la lagartija
verde de sus ojos.

21-El dia a dia-blg
***
Ahora que ya es octubre
y me embarga la desgana
de todos los octubres,
y se escucha más cercana
la tormenta, y la lluvia es
un viajero cansado
que intenta volver a casa,
ahora mi amor, escucha.
Ahora que ya es octubre
y no me quedan codicias,
y el calor es un dulce
recuerdo de la inocencia,
ha llegado el tiempo, amor,
de terminar la máscara,
de llegar hasta la linde
y alzar al azul la vela.

25-Libros sobre la silla (3)-blg
***
Con la oficialidad de los calendarios,
cual si fuese un mandamiento,
la luz ha variado.
Otoño es una palabra
levemente arisca,
del mismo tamaño
que el color gris,
un tiempo desconsiderado
que mata a los últimos jazmines,
ahuyenta a las golondrinas
y obliga a las tardes de domingo
a recuperar su condición de interminables.

26-De tinta púrpura (2)-blg
***
Adrede dejo a medias los poemas,
las cartas, la labor de nuestra casa,
distraído, amor, entre las luces y las dudas.
Tengo pendientes aun varios viajes,
algunos años de ocio merecido
y contar a nuestra hija la historia de sus alas.
Me calma confiar en que no me iré
hasta que haya concluido la tarea,
aunque sé que al final solo el tiempo sobrevive.
Será entonces, amor, cuando descubra
los secretos trabajos de la muerte,
su irremediable, estricta disciplina del final.

08


Mira, amor,
el eslabonado quehacer de las hormigas.
Levantar el poema, combatir el silencio,
es así:
Esclarecer la vida, contradecir el día,
ser pájaro o brújula para soñar el norte,
ser brújula o pájaro para idear el sur.
Y dudar.

diseno-floral-retro_23-2147486730

CONSIGNAS FAMILIARES.

5d231997759398fd54d0c1f438d55347_L

CONSIGNAS FAMILIARES.

(Para Fernando)

“Dijo que no estaba equipado para la vida
porque no tenía sentido del humor”.
(J.D. Salinger)

Tengo la inmensa fortuna de haber nacido en el seno de una familia con un prodigioso y fantástico sentido del humor. Un sentido del humor que nos ha regalado multitud de momentos inolvidables de risas y sus posteriores réplicas en forma de anecdotario. Pero que también no pocas veces, y por lo inoportuno lo digo, nos ha proporcionado muy malos ratos puntuales e indeseados. Aunque he de reconocer, sin embargo, que estos “malos ratos” a la postre resultaron, una vez pasados, los más hilarantes y los más disfrutados. Los más comentados a posteriori, ya te digo.

1
Tendría que dejar de lado la modestia, la vanidad y la autocomplacencia; pero debo de indicar, no tengo más remedio, que la familia Souvirón siempre dispuso de una chispa especial y una ironía fina, sagaz y muy personal (a veces al filo de la inconveniencia); y sobretodo, una prolija imaginación rápida e ingeniosa. Pido disculpas por la presunción que raya la soberbia; pero consideren lo que acabo de decir acerca de lo del dejar de lado, al principio de este párrafo.

3
El sarcasmo, el doble sentido, la mordacidad y el saber, casi siempre, cuando es el momento oportuno de soltar la chuscada, fueron siempre los invitados perennes en nuestras reuniones de familia. De modo y manera que cuando algún invitado compartía velada con nosotros –fuese amigo o pretendiente a entrar en la parentela– debía de estar al loro, súper atento y rápido con la oreja y la risa dispuesta para no quedarse más colgado que una percha, pues si se distraía, le era imposible sumarse a la “demencial conversación”; porque los chascarrillos y las bromas fonéticas iban siempre, hilvanadas y estrechamente unidas la una con la siguiente; y la siguiente con la que tocaba. Debo de indicar, que una vez empezada la demostración surrealista, esta podía durar más de lo humanamente soportable para aquel no acostumbrado a la verborrea sin control y a la locura colectiva.

8

Había en la familia, diversas consignas familiares. Estas consignas, en forma de palabras inventadas, en gestos ya consolidados en nuestro entendimiento por la costumbre, o en ruidos ininteligibles (una verdadera lástima la imposibilidad de reproducirlos por escrito) nos permitían un lenguaje personal e intransferible que nos proporcionaba, tanto en público (los más hilarantes y exasperantes ) cómo en privado, incontenibles y maravillosos ataques de risa.

4ec29108efab5

Pongamos ejemplos:

Cuando en una reunión externa, alguien cometía un “lapsus linguae” es decir, un desliz del lenguaje tipo: ” Y claro, como no había comido, pues al pobre le dio una lipotómia”. Inmediatamente, cualquier miembro de la familia, alzaba el cuello cual perrito de la pradera; miraba de soslayo al que estaba al lado y doblando el labio superior hacia la izquierda y el inferior hacia la derecha, hacía un mohín perfectamente reconocible y que nos indicaba a todos los que estábamos “El palabro”. Palabro, que por supuesto, todos habíamos cazado al momento.

44_ben_goossens
Si el desliz de lenguaje era de los llamados de “rima grosera” o, sobretodo, de doble sentido, jamás se decía eso de “Premio!” o se le contestaba de forma “mal asonante”. Nunca. Nunca, nunca. Sólo se pronunciaba una palabra: “morse”. O su variedad más sonora “samorsa”. Por ejemplo: Un conocido (y refiriéndose a su mano vendada a causa de un golpe… le decía a mi padre: ” Y entonces, Don Fernando, al meterla, se me puso gooorda, gooorda, gooorda y tó morá!” El señor herido, se extrañaba, y fruncía el ceño al oír espontáneamente y por lo bajini, algo así como un “samorsa” y una incontenible retahíla de gruñidos producidos por la risa irreprimible con las bocas apretadas como puños y las venas de las sienes hinchadas y a punto de estallar.

53_ben_goossens

Otro: Cuando alguno de nosotros – no siempre voy a poner de ejemplo a alguien extraño– decía pontificando o indicando algo de manera auto elogiosa, solíamos ponernos la servilleta encima de la cabeza (algo habitual) pero acompañando el gesto con otra exclamación. En este caso, un sonoro… “wachu wachu wachu”. El hablante, sabía en ese momento que debía de cambiar el discurso, porque intuía lo que se le podía venir encima. Los invitados, ante esta unánime reacción, flipaban en colores.

520654c56ea60

Había palabras especiales que explicaban de manera concisa cuando una cosa era gustosa y primorosa; confortable, cómoda y acogedora. Una de esas palabras era “senne”. Decir “senne” (y su superlativo “senenne zacatín”), era indicar de una forma rápida y aclaratoria, todos los sinónimos que acabo de nombrar.
“!Que senne se está aquí!” Decíamos cuando en días de lluvia, estábamos en casa echando una partidita de Póker o de Continental, al amparo del tormentón con estufa catalítica, té y sándwiches de lechuga, pepinillos y mahonesa preparados para la ocasión. Después, dejémonos de mariconadas, nos abrazábamos al noble arte de la libación en su variante escocesa.

Ben Goossens - Tutt'Art@ - (46)

Sigamos.

También se podía describir una acción cotidiana de una forma culta o de una forma directa y basta. Bastante basta, diría yo. Pongamos otro ejemplo; ahora conmigo mismo: Si estábamos sentados en la mesa almorzando, y a mí me encantaba algo muchísimo y no paraba de tragar, mi Tío Ignacio –que vivía con nosotros y era un intelectual– exclamaba, “Que barbaridad, Alvarito! comes cómo Heliogábalo” (un emperador romano preso de la gula) pero también mi madre, para ahondar más en la observación, completaba la especificación de una manera absolutamente descriptiva: “El niño éste se come el desperdicio de un tinao” menos sutil que Tío Ignacio, pero mucho más gráfico sabiendo que un tinao es el sitio donde se guardan las vacas. Y los desperdicios… pues ya se imaginarán ustedes cuales eran los desperdicios.

ben-goossens-artworks23

En fin… un montón de palabras y de situaciones tales cómo: “A poblemate” era que debíamos ponernos a estudiar. “La Pedorreta” el primer coche que tuvo mi padre. Dicho nombre era debido al ruido que hacía éste cuando arrancaba. “Muerde mi prima” cualquier chica mona que pasara a nuestro lado y en la que había que fijarse; y “La Roulotte” (vulgo la ruló) el culo que manejaba “Mi prima”.
Cualquier niño no avezado en el retozar caprino por los montes de Málaga (yo, a pesar de lo que me decía mi Tío Matías, tengo titulación por los montes de Gibralfaro, Tres Letras y San Antón) cualquier niño no avezado en eso del triscar, decía, era llamado “Señorito de Piso”. Los modernos muy extravagantes en el vestir, “Chicos descarriados” ; los sombreros grandes “Castrojas” y los Pictolines “Caramelmus”. Y en mis largos paseos por la playa con mi padre, íbamos siempre en busca del “Gran Cipotudo” No porque éste estuviese muy bien dotado (que también) sino porque iba siempre armado de un largo palo acabado en punta. (Las historias inventadas por mi padre eran tan surrealistas cómo divertidas).

benfahrenheit1-620x300

Bueno… Y ustedes –si pacientemente han llegado leyendo hasta aquí– se preguntarán… ¿Y a mí que me importa y a qué viene esto? Pues verán, viene a que cómo este blog es mío, y hoy me ha intervenido la añoranza familiar, inserto esto porque me sale del “nípero” y que lo que escribo, lo escribo tranquila y pausadamente, porque ni tengo prisa, ni quien me la meta. “Samorsa!!”. La prisa digo.

Trees_Walker_animationstudios

Nota: Las imágenes que ilustran este relato,

son obra del artista belga Ben Goossens

diseno-floral-retro_23-2147486730

A %d blogueros les gusta esto: