LA CIGARRA Y LA HORMIGA

 

Confieso que he bebido.

Ayer, el POETA Miguel Ángel Rufián, me prohíbió (últimamente está muy reprobador) que utilizase  la palabra POETA para definirlo como escritor.

“Nunca digas de mi que soy POETA” Te lo prohíbo!!!! ¿Me oyessss?

Y yo me pregunto…..¿Prohibir al escriba? …¿Prohibirrrrr…al escribaaaa? ¿He oído bieeen? ¿Prohibir al escribaaaa? Pues vas listo! El Varisto.

Ya lo dijo la chica cuya boca sabe a agua de mar: ” Tienes al escriba muy consentido…le has dado alas al viento”

Ahora pues, paga las consecuencias de tu generosidad.

¿Prohibir al escribaaaa?… ¿A ese al que has dado la credencial  y el titulo? la acreditación y el beneplácito? . ¿El permiso, la venia y la aquiescencia para cambiar, elegir texto y transcribirlo al entendible lenguaje de los humanos? Que por cierto, no es el tuyo.

¿Prohibir que te llame POETA? Tústáschalao, Migué! (Si, sin ele)

“Nunca digas de mi que soy POETA -vuelve a repetir- di de mi que solo soy un tío que escribe lo que le sale de los cojones (sic)” Me dice mi amigo Miguel Ángel Rufián. POETA que es, muy a su pesar.

¡Pues no! Entiende de mi, que solo soy un escriba que escribe y que transcribe  también, lo que le sale de los cojones.

Así pues, si quiero definirte como POETA, lo hago. Puntopelota.

Y como además de tener conferido por ti el poder para desempeñar mi trabajo, y , además otra vez, soy el administrador de mi blog y puedo permitir la publicación de los mensajes que me salgan del rulfo, puedes refunfuñar toodo lo que quieras que yo, por mis cojones , no haré públicas tus quejas.

También puedes pegarte cabezazos contra las paredes que es una terapia no demasiado saludable pero si efectiva. Para ti, no para la pared.

Y podrás amenazarme con la retirada de la palabra escrita. Que la hablada, aunque a veces, amigo, es difícil entenderte, la palabra hablada digo, se que nunca me la retirarás. Aunque sea a trompicones.

Así que seré : El escriba que  no tiene quien le escriba. Que diría el coronel. O algo así.

Y….Cuando cambies algo! -continúa diciendo el POETA- O haya algo que no entiendasss… Llámame!

Desconoce el POETA y amigo Rufián  (Nótese que he vuelto a las fuentes  como castigo al autor) que todo escriba tiene también  un código de honor. Y que ese código de honor le obliga a transcribir; no a corregir; ni por supuesto a remodelar pasajes escritos por la persona que le da el leit motiv de su trabajo.

Aunque a veces me lo pone difícil el íolagranputa . POETA íolagranputa.

Así que decidí castigarlo sin el trabajo transcriptor que todo escriba de Pro ejerce. Pero también, recapacitando, me dije si algunos de sus lectores , de los pocos que le van quedando, se merecían el castigo que a el le impongo.

Para que conste que soy estricto a la vez que clemente, incluyo algo que me dio ayer. Se llama : La Cigarra y la Hormiga. Le dije al POETA… te importa que lo llame la Cigala y la Hormiga?

Una mirada monocorde me partió en dos y salí apresuradamente de la habitación donde habita su pendrive de madera. Que carácter, ío!

(Nota aclaratoria del escriba: Las hembras de las cigarras, ponen sus huevos y mueren poco después. Los insectos jóvenes (o ninfas) caen al suelo y penetran en la tierra.

Las ninfas viven dentro de la tierra de 4 a 17 años (dependiendo de la especie) y se alimentan de la savia de las raíces.)

 

LA CIGARRA Y LA HORMIGA:

(Pincha aqui,para la música:

 Diecisiete años esperando para nacer, son muchos años. Y mis luces me dicen

Que pa tanto, no tenemos.

 Son las diez y media, Andrés ya se ha acostado y como alas no tiene y yo no voy a esperar diecisiete años para que me revolotee con su barba por el salón de esta casa, escribo este cuento que era el que mas le gustaba a mi hija Sarita. La cigarra y la hormiga:

 La hormiga trabajaba continuamente en recolectar comida, porque sabía que el invierno que vendría será muy duro. Mientras tanto  la cigarra, bailaba,se reía, se bañaba y cantaba como cantan las cigarras después de diecisiete años esperando para nacer.

 ¡Hormiga…que te den!

¡Hormiga…que te den!

 Al día siguiente, yo le decía a Sarita….¿Que cuento quieres que te cuente?

Y ella me decía otra vez…El de la Cigarra y la hormiga!

 Intenté persuadirla para que entendiera que ella, con cinco años que tenía, si quería ser cigarra aún le faltaban doce años para nacer. Y que si era hormiga, trabajaría tanto que no bailaría, no se reiría, no se bañaría, ni tampoco, cantaría como solo saben cantar las cigarras.

 Ella decía ..¡El cuento de la cigarra y la hormiga!

 Ahora, como con ella cada dos semanas, y yo le digo….¿Quieres que te cuente el cuento de la cigarra y la hormiga que tanto te gustaba?

 No. Me dice que otro día. Que tiene que entrar a trabajar dentro de una hora. Pero antes de irse, me da un beso, como solo las hijas saben darlo Y ese beso y ese cuento, bien merecían otro cuento y otro beso.

   Luego, por la noche, cuando estoy en mi cama y solo, me imagino que abro mis alas y revoloteo. Y bailo, y me baño, y canto como solo las cigarras saben cantar.

 Y mientras me cuento el cuento, me duermo. Porque ese cuento siempre me gustó. Mas cigarra que hormiga. Pero ya no puedo ver como cierra sus ojos y entonces…lo cierro yo.

 

A mi hija Sarita. Un dos de Junio..Con todo mi amor.

 Miguel Ángel Cumpián.

 

 POETA  (Eso lo digo yo, sin ningún afán.. Pa joerlo y para  que le vayan dando!)

 

 

 

CRONICAS CUMPIANAS: INTERFERÓN BLUES

 

CRONICAS CUMPIANAS: 

 

El escriba ,esta vez , y conociendo los gustos del autor, propone –y pone- banda sonora a esta entrega con trabajos de Leonard Cohen.  Y para que haya una concordancia artística, los dibujos son obra  también del Maestro Cohen.

Como siempre ,sugiero que pinchéis el enlace musical del principio para adornar la lectura con música. Y si esta se acaba, ya sabéis… pinchad el enlace que inserto al final de la nómina de poemas de Miguel Ángel Cumpian. Pelúo que es.

 

#1

 

Otra vez habéis bajado a la oscuridad

Solo los que tienen miedo

Conocen la victoria

La oscuridad soy yo

He bajado mil veces la escalera

El miedo es la sombra que dijo:

La victoria no existe

Yo soy el infierno

Y vosotros los escribas

Estáis perdidos para siempre

Pero mi oscuridad es tan enorme

Que al miedo le da miedo mirarme

Porque el agujero oscuro que os espera

No es un cadalso.

Un cadalso es una primavera.

Y yo tengo un otoño.

La muerte es una cosa

El miedo es otra cosa

No me llames Miguel

Llámame  miedo.

#2

 

Para Maripaz

Para los santos

Para los trenes

Para los taxis

Para todos

Para la perra

Para los niños

Y también…para mi mismo.

#3

 

Cuando el medico me preguntó

Que que me pasaba

Yo le dije que tenia algo así

Como una pena en el corazón

El me dijo: no sabe usted que

Con una pena no se puede ir al medico?

Al medico no se va con una pena

Como mínimo se va con dos

Pero con la que tiene  tan grande

Que mas que una parecen dos

Le voy a recetar:

Tres besos por la mañana

Al mediodía ,no mas de dos

Y por la noche todos lo que pueda

Mientras mas, mejor.

#4

 

Hay palabra a las que

Es mejor coserles la boca

Para no pronunciarlas

Hay palabras que se cruzan

Y el miedo y la muerte

Son casi la misma cosa

Temblad amigos….

El otoño se acerca.

#5

 

Después de tantos años

Después de todo lo que

Nos hemos jugado

Después de perder la novia

Los amigos, la salud,

Después de un ojo.

Después de lo que perdimos

Hemos ganado el premio

Pregunté que premio era

Y el premio, el premio

No era nada.

Agité los brazos diciendo

Que no había ganado nada.

Aquí está el ganador

Y el premio era el mejor

Y el mejor premio

Era no ganar nada

Intentaba mirarlo

Porque cuando ganas

el premio mayor

no se ve nada

¿Cómo se llama el premio?

Nada de nada.

 #6

 

 

Del hombre dormido a la sombra del sicomoro-higuera loca-

que no da higos, pero tampoco te los quita

 Y poco a poco

Se fue haciendo de noche

Amigo mío.

(Amigo: palabra fácil de decir y difícil de tener)

Y ahora silencio

Absoluto silencio

Ocurre a veces que la confusión es tan grande

Que lo mejor que uno puede hacer

Es irse a su cuarto, apagar la luz

Y dormirse despacio y placenteramente.

#7

 

(con un levante suave rolando hago poniente)

Quité el plumero de delante del espejo

Pues parecía una palmera

Para ponerlo encima de la radio antigua

Miré el plumero encima de la radio

Y luego miré donde antes estaba

Delante del espejo.

Y ahora tengo dos plumeros

Uno encima de la radio antigua

Y otro delante del espejo

Debe de ser la magia

Ahora tengo dos palmeras y dos plumeros

Mi salón era una playa

Inmensa y absolutamente limpia

El hombre sonreía

La magia navegaba.

#8

 

Ella me decía que eran las dos

Y yo decía que eran las tres

Ella que dos. Y yo que tres

De pronto me di cuenta

De que me había equivocado

Le dije-perdóname-

No son las tres, son las dos

Me miró y me dijo:

Como pasa el tiempo

Cuando tenía razón eran las dos

Y cuando te diste cuenta

Y yo te dije que no.

Que no eran las dos

Porque ahora son las tres.

Desde entonces ya no miro el reloj

Hasta las cuatro

Porque las cuatro son las cuatro

Y las cuatro, cuatro son.

#9

 

Ahora que he vuelto

A sentarme en el pupitre

Para acabar los deberes

Que nunca terminé

Ahora que vuelvo

A hincar los codos

Y te miro y me besas

Ahora que me abrazas

Ahora que otra vez tengo dudas

Porque el amor es una duda inmensa

Que me das de comer  y me sonríes

Que me dices que ya no te escribo

Me siento y te escribo

Y aunque no sepas, mí amor,

Donde está la derecha

Ni la izquierda

Me haces seguir recto y derecho

Hacia tu amor y hacia tu pelo

Hacia tus pechos y hacia tu sexo

Hacia tu boca. Hacia tu inmenso corazón

Para decirte que te quiero

Con los brazos abiertos

Porque llenas mi vida, y te ofrezco

Lo poco o lo  mucho que me queda

Porque tu me has dado

Todo lo que tienes

Y espero que sea suficiente.

Te lo juro, mi amor,

Espero que sea suficiente.

#10

 

Y ni el ladrón bueno

Ni el malo hablen.

Ni porqué me has abandonado

Y no quieras sentarte a la derecha

Ni a la izquierda de mi padre

Porque mi enfado

Después de pisotear el trono abandonado

Donde antes de huir y queráis  embaucarme

No haya piedra donde esconderse

Porque mi enfado será tan grande

Que por el bien de todos cuando me despierte

Procurad que sonría. Procuradlo.

Porque ya sabéis lo que os espera.

#11

 

Si la punta de mi lápiz

Describiera mi gozo

Si el invierno

No llegara nunca

No me importaría.

Porque creo que algo tenemos entremanos.

No estoy muy seguro

De que es lo que tenemos

Pero si me has llamado, mí amor

Creo, que algo si tenemos entremanos

#12

 

No sabía como explicarlo

Un papel en blanco

Tarda uno horas

En empezar

Pero si pones la primera letra

Sea una vocal o sea una consonante

El papel te dice que sigas hablando

Y uno no sabe

El papel te dice:

¡Apóyate, imbecil!

Tienes conjunciones

Adverbios y pronombres

Tienes miles de artículos.

El punto y aparte

El punto y coma

El punto y final

Y que me dices de los verbos

¡De las admiraciones!

¿Y de las interrogaciones?

Pues si no lo sabes…

Pon un asterisco *

 #13 (De regalo)

 

Estoy en blanco

Inmensas nubes negras iban llegando

¿ Que puedo hacer?

Esa si es una buena pregunta

Y ya sabes amigo

Que no tiene respuesta.

MIGUEL ÁNGEL RUFIÁN.ESTROFALARIUM TREMENS

Miguel Angel Rufián. Estrofalarium Tremens

(Ilustraciones del autor. Serie Fumadores)

 

#1

 Hay veces que te gano

Y hay veces que te pierdo.

Hay veces que te tengo

Y veces que no puedo encontrarte

Hay noches que te quiero tanto,

Te lo juro mi amor,

Que casi no puedo soportarlo

Y entonces , te miro largamente

Y te beso la boca

Y tu emites un gemido

Y te abrazo, y placidamente…

Dejo que me venza el sueño

Y me siento el hombre mas feliz del mundo.

                                          A mi amor

 

 #2

 Antes de que acabase Enero, el cielo dijo invierno

Y empezó a llover como si invierno fuera.

No se entendía como ese cielo gris

Podía mandar tanta lluvia.

En un momento llovía a cantaros

Estaba con nosotros, casi daba susto

Los almendros lloraban

Hasta los gatos arañaban

Sin saber porqué

jugándose la vida

Y la lluvia caía.

  

#3

 El patricio romano

Cuando tuvo el primer hijo

Le puso de nombre: Primero

Cuando tuvo el segundo

Le puso: Segundo.

Pero cuando tuvo el tercero, dudó.

Y no sabía si ponerle Juan Antonio

O Francisquito Miguel.

No por alterar el orden numérico

Que Tercero no era nombre feo

Ni que tuviese nada en contra

De las Azores (entiéndase Terceira)

Ni siquiera, porque fuese rubio

 y con los ojos azules

sino porque , si llegaba el cuarto

tendría que ponerle

Cuarto de pollo sin remedio.

  

#4

 Un día

Sin saber como

Tuvimos que poner

Las cosas en claro.

Las cartas encima de la mesa

Los Ases los gastamos

Pero una Sota de Copas

Se quedó escondida

En los pliegues del corazón

Y se convirtió en tu boca,

En tus ojos y en tu pecho.

En tus piernas y en tu amor

Un día, sin saber como,

Pondremos las cosas en claro.

Ya sabes, mi amor

Las cartas encima de la mesa.

  

#5

 Cuando solo mirar

Es suficiente

Y le dices a alguien

Que no te cuente nada

Que no quieres saberlo

Que solo te miraba

Y si encima le dices

Que con eso te basta…

Lo mas normal

Es que te dé una hostia enorme.

  

#6

 Hoy he decidido

Estar por ti

Y olvidarme de mi

Porque ya no me escucho.

Es mucho mejor amarte

Porque el cariño ya no tiene fugas

Porque tu eres mucho mas que eso

Y no puedo perderte.

Aunque cuando me miras

Me sigo perdiendo

Y quiero perderme en ti

Ni abriendo los brazos

Puedo ser tan grande

Dime como lo haces

Ayúdame, nunca he sido tan fuerte

Pero si puedo hacerlo

Y si no, estas putas palabras

Se quedarían en nada y ni tu ni yo

Nos mereceríamos esto.

Confía un poco mas en mi

Se que es difícil.

 #7

 Llovió tanto ese día

Que casi sin darse cuenta

Su propio pensamiento

Se convirtió en paraguas.

Y mientras mas reía, mas llovía

Y poco a poco se fueron alejando

Sus lagrimas y la lluvia. El fin.

Cuando intentó llorar de verdad

Las lagrimas le salían por el ojo de mentira

Y mientras mas confuso estaba, mas llovía

se dijo el a el mismo:

 Extraño país este, amigo.

 

#8

 Ayer, cuando me besabas

Estuve a punto de decirte

Que siendo como eres

Te merecías a alguien mejor que yo.

Mas joven, mas guapo

Sano. Con dos ojos.

Pero solo fue un instante.

Al día siguiente, ya no me acordaba.

Hacía un día precioso.

  

#9

Mañana temprano

Robaré las rosas a hurtadillas

Para llevárselas a la mujer que amo.

Y si por casualidad, me encuentro con una rosa negra,

Después e darle un beso

La dejaré delante de tu tumba

Porque una invención tan hermosa como esta

Bien merece un premio.

#10

Me llamaste al pueblo

Que no me llamas nunca

Para preguntarme

Que que me parecía.

Mi amor, soy tartajoso

Conozco el primer que

Y también el segundo.

Tu voz era clara y segura

Y repetiste el que

Solo para saber

Que que me pareció.

#11

Tus ojos esta noche

Serán mucho mas grandes.

Y a todos nos parece bien.

Estoy seguro que a todos nos parece bien.

#12

Que podría yo

Mortal inmundo

Que solo soy el portador

De tus infames pesadillas

Con una sola bala en la recámara

Podría rematarte

Y todos dormiríamos tranquilos

Allí en la oscuridad de aquella

De donde nos sacaste.

Pero ya no hay remedio

Al final moriré

Y tu vendrás conmigo

Y estaremos juntos. Para siempre.

#13

Siempre que estamos juntos

Me pongo un poco triste

Ya me conoces, no puedo remediarlo

Por eso eludo los encuentros

Y prefiero mantenerte en el recuerdo

#14

La distancia que existe entre tus ojos

Que se ponen verdes cuando el sol te da

Donde el color del mar nos va confundiendo

Entre el beso y el beso que nos vamos dando

En ese instante tan hermoso donde ahora estamos juntos

En este lugar para abrazarnos y perdernos

Entre una ola y otra. Dulcemente

#15

Donde se pierde se gana

Aunque por la mañana

(con la mirada perdida)

Otro gallo nos cantara

#16

Cuando te llamo, nunca estás.

Y cuando estás, nunca te veo

Creo que hay un malentendido

Y ese malentendido, como Kafka decía

Será nuestra ruina.

(música para aeropuertos,

Para trenes de largo recorrido.

Para los autobuses, para los taxis)

Aquí mi amor, hay flores para todos

Para los vivos y para los muertos.

Es un país extraordinario.

Te lo juro mi amor,

Hay flores para todos.

#17

Te voy a llamar por teléfono

A ver si te despierto

(me encanta despertarte)

Porque conozco casos de gente

Que se despierta por si misma

Sin que nadie las llame

Se desperezan igual,

Pero te juro, mí amor,

Que no tiene tanta gracia.

Miguel Angel Rufián. Estrofalarium Tremens. Recopilacion 2010

 

A %d blogueros les gusta esto: