LOS TRES QUIROFANOS DE SANTA

Los Tres Quirófanos de Santa.

(The Santa’s Three Operating Theatre)

 No! No es un cuento de Navidad; pero confío que, como en casi todos los cuentos, terminemos con el consabido final feliz.

 El planteamiento:

 Father Gorgonzola disfrutaba sentado placidamente en su sillón favorito,  de un magnifico cólico nefrítico que hacia las delicias de su parte mas masoquista.

 Como quiera que nunca esta uno contento con nada, le sorprendió Santa con una suerte de elucubraciones referentes a lucecitas y moscas que se le aparecían sin haberlo solicitado y algo así como un tercer parpado longitudinal (Como el de los cocodrilos). Y todo esto sin haber ingerido sustancia psicotrópica alguna.

 Llamamos a amigo medico anestesista que nos sugiere ,como quien no quiere la cosa, que nos vayamos, era un Domingo noche, a la urgencia hospitalaria pues se rumiaba, como así fue, un desprendimiento de retina.

 El Father mientras tanto, contrito de dolor que se llama.

 Se opera, pasamos una noche en el hospital, le dan el alta …y reposo domiciliarlo con indicaciones previas de cómo realizar el susodicho. Le inyectan en el ojo un gas cuya finalidad es que la retina quede en su sitio fija.

 El Nudo.

 Father Gorgonzola disfrutaba sentado placidamente en su sillón favorito  de un magnifico dolor de muelas que hacia las delicias, por segunda vez , de su parte mas masoquista.

 Como quiera que nunca esta uno contento con nada, le sorprendió Santa con una suerte de elucubraciones referentes a una especie de telón oscuro que se le estaba apareciendo en la parte superior del ojo.

 Nos vamos a Urgencias de nuevo donde una Docta Doctora, valga la “repugnancia”, nos dice que eso son los efectos de gas introducido en el ojo a Santa en la operación y que Nasty de plasti. No poblemo.

 El Father mientras tanto, contrito de dolor que se llama. Mecagontolaputa.

 Al día siguiente, el doctor que nos asiste habitualmente, nos indica que hay otro desgarro y que hay que volver a operar. Le quitan el gas antes inyectado. Le limpian la retina y le inyectan un aceite de silicona que además deberá de tenerlo entre tres y seis meses.

 Así pues. Se ha operado por segunda vez, pasamos una noche en el hospital, le dan el alta …y reposo domiciliario con indicaciones previas de cómo realizar el susodicho. For second time.

 Se le realiza posterior reconocimiento y se le indica que está divina de la muerte.

 Vuelve unos días antes de Navidad.

Se le realiza posterior reconocimiento y se le indica que: se le ha vuelto a abrir lo cerrado en la primera operación.

 Se le cita de urgencia para que otro facultativo ,le haga la operación que consiste en sacar el aceite de silicona, limpiar los restos de este y por fin volver a inyectar ooootra vez mas  aceite de silicona  para que le quede sujeta la retina de una puta vez. Santa apunta que si no podría ponerle la silicona en otra parte para “levantarle” la moral. Que con el tamaño está contenta.

 Nos enteramos que el primer doctor, parece ser, ha sido demasiado generoso con el postoperatorio y que el resultado ,al fin y al cabo resulta desalentador.

 así pues llegamos al …

 Desenlace.

 Para curarse en salud, que frase mas apropiada, el nuevo doctor conmina a Santa a que haga un estricto reposo postoperatorio.

De 60 minutos que tiene la hora, 55 completamente boca abajo. La cena de Nochebuena deberá de realizarla en menos de 30 minutos. Si es menos mejor. Dormir con la cabeza en los pies de la cama (nuestra cama no tiene pies) para que esta cuelgue y los ojos estén en la posición correcta. Y por supuesto ni pasear, ni salir, ni ir de bares ni ir a celebración alguna. Que aunque parezca una temeridad, si lo teníamos permitido en las dos anteriores intervenciones ,aunque nosotros ,motu proprio, desistieramos de ello.

 así que una vez dictada la sentencia postoperatoria. Al no poder asistir a cena de Nochebuena ni a la de Fin de año. Father Gorgonzola se ve obligado a tomar las riendas del hogar.

 Y entre puestas de lavadora. Elaboración de comidas diarias y cuerpo de casa en general…Tengo que decir que el ínclito Cigalowsky y la preclara Cris, también colaboran en el sostenimiento, en cuanto a orden de hogar, Father, continúo, elabora los pertinentes menús de los dos días tan señalados ,que para distraeros han quedado así:

CENA DE NOCHEBUENA:

 El surtido de Ibéricos.

El Tartare de Salmón ahumado.

Los Boletus edulis con crujiente de jamón y foie.

El lomo relleno de pasas y piñones con sus patatitas asadas

Y de guarnición para esta:

Las castañas y cebollitas francesas caramelizadas con su puré de Batata.

Dulces variados, Cava, y Licores.

 CENA DE FIN DE AÑO:

 El surtido de Ibéricos.

El Micuit de Foie con confitura de naranja amarga y sus crackers.

La tabla de salmón ahumado.

El cocktail de langostinos en cama de aguacates.

Los solomillos rellenos de bacon y paté con sus zanahorias baby y coles de Bruselas con salsa holandesa.

Dulces variados, Cava, y Licores.

Uvas de la suerte.

 Todo esto , por supuesto, en cantidades moderadas para que podamos degustar todo el menú.

 Apañao ques uno.

 En fin, esta es la historia. Solo queda el final feliz que tendrá lugar, esperemos, dentro de diez o quince días en que el medico dictamine que todo progresa adecuadamente.

 Solo resta insistir en mi deseo de que todos os vaya bien y que seáis moderadamente felices.

FELIZ 2010!!!!!

A %d blogueros les gusta esto: