NUEVA YORK. De Edward Rutherfurd

NUEVA YORK

De Edward Rutherfurd

Bueno…pues ya me he terminado el tocho. Casi mil páginas. Y esto es lo que me ha parecido:

La primera impresión que tiene el libro en si, no el texto ni la historia, es mala. Papel malo, color de las páginas oscuro y demasiado finas (las páginas). Me imagino que tenían que ser así. De lo contrario pesaría un kilo al menos.

A lo importante:

La historia no es solo la historia de la ciudad de Nueva York- que lo es- es también la historia de la formación de los Estados Unidos desde la época de los indios Algonquinos hasta hoy día. Tambien la Europea en su relación con los States.

Va la historia de la ciudad pasando por la guerra de la Independencia de Inglaterra, la de Secesión, por los cracks económicos, por todas las épocas de construcción de lo que hoy nosotros conocemos como la gran manzana.

Todo a través de la Familia Master –como eje central-y otras adláteres que complementan la historia.

La historia de una saga familiar al estilo de los Cole de Noah Gordon que empezó con El Medico…siguió con Chamán…La doctora Cole… y no me acuerdo de más, porque ahí la dejé; que ya iba bien.

Quiero decir con esto, que es una novela que puede parecer semejante a cualquier otra que contenga los parámetros de saga familiar y situación histórica.

Pero pasa una cosa. Que esta opinión no la está dando un crítico literario, como es manifiesto. La está dando alguien –como yo- que no está preparado en modo alguno para emitir opinión objetiva de este libro. Porque soy un friki de Nueva York. Y a mucha honra.

Y esto es lo que me pasa a mí con el libro:

Era un placer arañar ratos al día, o cuando llegaba la noche, para poder retomar la lectura del tocho. Porque para, repito, un friki de Nueva York, era mágico que una historia estructurada en torno a una ciudad, me diese a conocer otra mirada de ella a través de la suya propia.

Y me situase continuamente en muchísimos rincones donde se desarrollaba la acción. Y no sabéis como eso ayuda a la lectura y como produce añoranza por la vuelta.

Y era muy interesante saber como se desarrollaba el comercio –al principio de la saga, y en torno a un cinturón Wampum del primer Master- en el río Hudson. Como se construyó la Trinity Church, como se incendió la ciudad en aquellos días. La construcción de Wall Street…. Y mas tarde… Como y cuando colocan la cúpula al Chrysler, o como planean y construyen Central Park. El Empire State…Y el porqué  aquel sitio era un deposito de agua antes que una Biblioteca Pública … Cómo son los barrios que ahora visitamos tan tranquilamente y antes era una arriesgada aventura meterse en ellos.

 Como se erigen las Torres gemelas y como sucumben. Tomarte un perrito en Nathan’s.

Pasear por la Tercera Avenida y saber como vivia por allí la gente antes que Roy Batty. Mi querido y añorado amigo de Manhattan.

Una historia de Nueva York que para el que no forme parte de su corazón – como todos nosotros- Les parecerá una historia como muchas. Histórica y de saga familiar, ya te digo.

Pero para algunos – como nosotros- nos resultará entrañable conocer como se construyó El Pier 17 cuando recordemos que hemos paseado por el. O el Puente de Brooklyn cuando sabemos lo que es atravesarlo andando. Saber como vivía la gente en Park Avenue, cuando vamos hacia la Grand Central Station. Y entender la soplapollez que aún mantienen los propietarios de edificios -como el Dakota- para decidir quienes serán merecedores de ser sus nuevos vecinos.

Conocer que, cuando nos sentemos en Bryant Park a tomarnos un capuchino, estamos ante un no muy lejano estercolero lleno de ratas y vendedores de drogas.

Yo, sinceramente recomiendo la lectura. A todos vosotros que tenéis el mismo sentimiento que yo hacia la ciudad de Nueva York. Porque ese sentimiento te hace querer volver allí para poder verla con mucho mas conocimiento. Como decía antes… Con otra mirada.

Anuncios

6 comentarios

  1. Pues los reyes me lo regalaron… y la verdad, que si pinta tan bien… me lo leeré con tranquilidad, para poder disfrutarlo.

    De todas formas, cuando ya has estado en un lugar, y luego hablan de él, o lees sobre él… creo que eres más consciente y disfrutas muchos más.

    Me gusta

  2. Toi da cuerdo, paisa. Leí hace un par de meses El médico y ahora estoy con Chamán y gusta enterarte, a través de una trama, cómo se han organizado los paises y ciudades.
    En medio he leido Entre Costuras y me ha recordado mil cosas de Tetuan, donde viví 4 años, que tenía en el subconsciente, pero me hacía desplazarme por la ciudad con los protas.
    Acabo de terminar “Dime quien soy” e igual. Ves el Madrid antiguo y parte de una Europa en destrucción-construcción que inevitablemente te hace recordar lo que has vivido por ahí.
    Creo que ese es uno de los secretos para engancharte a un libro.
    New York me gusta mucho y a mi mujer e hijos tambien, hemos ido diez o doce (o ninguna, je, je), pero no me llama como para llerme su historia. Ya me contarás cosas interesantes tú.

    Me gusta

  3. La comparación con Noah Gordon me da un poco de miedito, pero igual me animo… ¡aunque sólo sea para saber con qué fantasmas convivo! ;-D

    Me gusta

    • Sé indulgente al principio, Roy. Ya sabes a lo que te enfrentas: a una saga familiar a través de la historia. Novelada. Por eso hice la comparación con la saga del Gordon. El Médico me encantó e inmediatamente despues de este, fue perdiendo fuelle el resto de la produccion de Don Noah.

      La ínclita Sarmale la sigue liando parda allá por donde pasa. Si la lees, dale SALUDOS de mis partes. Verás la ilusión que le hace

      Batty…me alegro de “verte” . Triste está la charca desde que se fueron mis caimanes predilectos.

      Me gusta

  4. Pues igual me animo ahora que voy a terner tiempo. Cuando acabe la docena larga de libros que tengo pendientes.

    Es cierto que leer un libro que desarrolla su historia en un sitio en el que has estado produce una sensación especial. Me pasó con “El primer hombre de Roma”, de Colleen McCullough, que recrea las luchas por el poder en la antigua Roma. Y con “Un día de cólera”, de Arturo Pérez Reverte, en el que me parecía estar viendo a los gabachos en Madrid, acampados en el Retiro y subiendo hacia la Puerta del Sol.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: