EL DOBLE RESCATE

  

EL DOBLE RESCATE.

 “ Simplemente las cosas vuelven a la vida

De quien hizo de la vida nuestra  suerte”

  Estas son unas líneas de un poema que – tengo el privilegio- me dedique mi mas que amigo, hermano, Luis Centeno.

 Y vienen a cuento, lo del doble rescate, por  dos circunstancias que ahora expongo:

 La primera y la mas importante: Un poema; porque rememora este, otro que me dedicó en los años primeros de nuestra amistad y que se perdió en quien sabe que episodio de mi vida y que permanece ahogado en la memoria . Y la segunda circunstancia : mi primera guitarra acústica. Aquella que perdí por mor de un queridísimo amigo común que se llamaba José María Alonso. Se llamaba digo; desgraciadamente.

 Esa amistad ,la de Luis y la mía, que con los años se afianzaría de tal  modo  que ya no solo lo considero hermano, sino que su familia, es también la mía.

 ¡ Es que tu eres inevitable ! Me dice siempre. Y si , somos inevitables. Inevitables discontinuos el uno para el otro. Afortunadamente.

 Le sugerí pues , abusando de esa amistad que no entiende de sutilezas, a Luis Centeno, actor y poeta  atormentado cuando escribe , que me recuperara del recuerdo esa declaración de amistad escrita y que si podía ser, y para que no se lo llevara el viento y se volviera a perder,  pegara esta a mi primera guitarra acústica que sabía yo, por él mismo, tenia en su poder desde hacía mas de treinta años. Tres décadas  de exilio forzoso. Cadena perpetua de polvo y silencio obligado.

 Y así fue.

 Tuya es!! Me dijo sin tan siquiera tener el buen gusto de dejarme suplicar  e implorar  por el susodicho instrumento.

 Días antes de la entrega, me hizo llegar un escrito que a continuación  transcribo y  que ahora permanece colgado de la pared de mi casa con la perfecta compañía de una caricatura elaborada por Antonio Abril, otro gran amigo,  que también me honra con su trabajo.

 Ya tengo las dos cosas en mi poder. Doble rescate

 Y el manuscrito de afecto dice así:

 Te veré, amigo mío, en este día;
y te daré mi mirada y mi sonrisa,
te daré un vacío de cuerdas de guitarra,
una caja obsoleta, un nada eterno.

 
¿Pero que quieres que diga? me parece tierno,
entregar en un momento nuestra vida;
la que le diste a aquél, y él hizo el giro,
para volver a tí lo que era nuestro.

 
Simplemente, las cosas vuelven a la vida,
de quien hizo de la vida nuestra suerte.
Vuelve a hacer sonar la cuerda inexistente,
a recobrar la melodia mas querida.

 
 En el bar que a nuestros hijos no le arriendo,
lleno de putas, aluminio y silencios,
te mando, estas lágrimas sencillas,
envueltas en palabras sin sentidos…


 … No te preocupes, no me he ido.
Porque sigo cogido de la mano,
de quien me dio un enorme abrazo adolescente,
y prometió, eternamente, ser mi hermano.

  A mi amigo Alvarito, a las 12.00  del 11 de Marzo de 2010.

                                                                 

                                                                         Luis Centeno

 Ya te digo, un privilegio  joder!  Que quieres que te diga Luis… a mi  tambien me parece tierno.

Una respuesta

  1. anoche soñe contigo fue como un sueño de hadas yo comprando el pollo asado y tu no decias nada

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: