AQUELLOS LOCOS CACHARROS.

coches_clasicos

AQUELLOS LOCOS CACHARROS.

Mi querido amigo el Cónsul, me trae a la memoria aquellos tiempos en los que – habiendo tenido cada uno un Seita 600- subíamos cuestas imposibles marcha atrás y bajábamos las mismas completamente a ciegas –debido a la niebla- sacando la cabeza por las ventanas. Coches indestructibles (cómo nosotros) y que no se averiaban así cómo así (también cómo nosotros).

Aquellos coches; aquellos locos cacharros que además de tener motor, tenían su corazoncito y que siempre procuraban – por eso de la empatía entre conductor y vehículo- no dejarte tirado, si podían evitarlo, en ninguna carretera.

SAM_7518__640x480__mth8

Un Seiscientos de aquellos, que solo se paraban por dos motivos exclusivamente: o se habían quedado sin gasolina, o se les había obstruido el chiclé. En ambos casos la solución era bien sencilla, dejar caer el coche, si tenías la suerte de haberte quedado seco en una cuesta (o empujarle si era en llano) y en el segundo –ya lo he comentado antes en este blog- sacar una cucharilla de café (robada en la Cafetería Samoa) para quitarle el chiclé, y limpiarlo mediante el sofisticado método del resoplón enérgico y vigoroso.

Una cucharilla de café de la Cafetería Samoa y ríanse Uds. de cajas de herramientas sofisticadas.

Desde siempre, he tenido los coches más estrafalarios y originales que nadie se pudiera imaginar. El primero fue este Seat 600 que me llevó sin problemas por todos los lugares que le encomendé sin miedo a las alturas. Tan solo cuando sufría un calentón – al igual que los ocupantes del vehículo- debía de llenarle el depósito del agua y tírar palante! O patrás. Porque cuando el cochecito leré se quedaba exhausto y no podía subir más, lo ponías mirando hacia abajo, le metías la marcha atrás y párriba otra vez, que ya habría tiempo de llenarle otra vez el radiador cuando le entrara sed de justicia y de agua con colorante.

Por cierto, este Seat 600 era descapotable, por lo que puedo asegurar que fue uno de los primeros modelos “Cabrio” que circuló por la ciudad de Málaga atestado de amigos puestos de pie porque así cabían más.

Renault_4-3

Tuve después del Seita un “Cuatro Latas” marca Renault. También tenía este algunas características especiales y distintivas. La primera, intrínseca: sólo tenía tres marchas hacia delante y una hacia atrás. De modo y manera que cuando con mi amigo Carlos de León y Paz (que nombre tan bonito!) hacíamos giras lisérgicas -en nuestros tiempos hippies con el resto de la manada hacia el Torcal de Antequera- nos sentíamos terriblemente agobiados cuando el coche nos pedía la 4ª marcha y no podíamos proporcionársela al pobretico.

Este “Cuatro Latas”, también tiene su historia; fue uno de los primeros coches tuneados de la ciudad, pues lo pinté de negro; con mi amigo Roberto Agüera, le fileteamos en dorado –al más puro estilo John Player Special- puertas y recovecos, y en un alarde de tecnología puntera, el amigo Agüera –y sirviéndose de un cubo de fregar, dibujó un enorme Ying-Yang en el capó del incrédulo vehículo. Y para que nada le faltase, un OM en la parte trasera, también dorado. Además, las contrapuertas interiores estaban todas forradas de tela de Vichy blanco y negro. Una monada de coche que más de una correría se llevó en sus tripas. Ainssss… Por cierto que a este, se le rompió el Béndix (el motor de arranque), y duarante un par de año no lo arreglé. Así que me sabía todas las cuestas de Málaga para poder arrancarlo dejándolo caer con la segunda metida y soltando embrague rapidamente. Un maestro era yo en la arrancada.

Morris_Mini_Minor_Traveller_1966

Vino después un Mini Morris furgoneta amarillo y negro. Furgoneta, ya te digo. Con dos puertas traseras verticales que le daba un aspecto inequívoco de coche funerario para enanos. La gente flipaba cuando me veían salir a mí, con mi tamaño, de semejante habitáculo. Tengo que reconocer, que por imposible que parezca, ha sido uno de los coches más cómodos y amplios que he tenido. Por esa circunstancia de ser furgoneta, puedo también asegurar que fue unos de los primeros Station Wagon de la ciudad. Con dos cojones! Y un palito.

2

Un precioso y elegante Morris Authi 1100 genuinamente inglés fue el siguiente. Fino,distinguido y estiloso, tan solo tenía un defecto: que cuando llovía, se le mojaba la tapa del delco y se paraba. Asi que cuando lo conducía, tenía que tener la especial precaución de evitar los charcos, pues con un simple salpicón, le entraba el sofoco y el ataque de agobio y en tres “cof-cof-cof” asmáticos se quedaba desvanecido, aplanado y, por fin, extenuado y muerto. Dicha dolencia la solucioné, definitiva y magistralmente, tapando el puto Delco con una bolsa de Almacenes Mérida y tres gomillas elásticas y a tomar por el culo. El coche, no yo!

dodgecaliberip (2)

Vinieron después un Ford Fiesta, un Opel Corsa y un Nissan Almera (que aún rula en manos de mi mujer) hasta que por fin llegamos al mejor de todos: mi actual Dodge Caliber. Un coche este –tocarémos madera- que todavía (lo tengo desde hace casi ocho años) no ha pasado por el taller, que no ha pinchado rueda alguna en todo este tiempo… Un coche fuerte que dándole los mínimos mimos (cambios de aceites y alguna lámpara agotada) me resulta de lo más cómodo, fiel y efectivo. Un coche austero y espartano. Americano de cuerpo; alemán de alma (tiene chasis y carrocería Dodge americana y motor Volkswagen-Audi alemán para eso de la fiabilidad y del consumo ajustado y eficaz) Un coche sin tantísimos chochajos electrónicos -inservibles muchos de ellos- que, a la larga, sólo son viveros de averías y conflictos.

Este es mi árbol genealógico automovilístico. No se puede decir que haya yo tenido coches corrientes y aburridos. No señor; no se puede decir eso. Ainnss si ellos hablaran!!!

***

separador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: