LA VIDA EN UN MURO

facebook-like

LA VIDA EN UN MURO.

Mi amigo, estaba absolutamente encadenado y vencido por el uso de determinadas redes sociales. Cualquier acontecimiento que le sucediese en su vida cotidiana, era inmediatamente reflejado en esos paneles publicitarios y chivatos que representaban sus muros de escrituras y opiniones. Tanto, tanto, lo hacía, que ya casi que no distinguía la vida real de la virtual. Ya se sabe… La vida en un muro.

Pero esa mala costumbre, lo de todo pasarlo por el filtro de su Facebook, le pasó tributo.

Porque hasta en la misma intimidad, cuando su mujer estaba deseosa de amor y le solicitaba la pertinente dosis de placer, él bajaba la mano hasta su entrepierna y, con el dedo corazón, le tocaba el botón de “Me gusta”.

Ella ponía cara de éxtasis y de relax; y entonces, él pulsaba “Me encanta”. Cuando ella, mientras era tocada, reía relajada y satisfecha, él le daba a la tecla de “Me divierte” .

alegra

Y cuando al final, después de hacerlo, llegaba la hora del cigarrito, pulsaba “Comentar” y hablaban. Eran esas, las pocas ocasiones en que lo hacían. Hablar. Porque el resto de su tiempo libre, él estaba sentado delante de la pantalla de su ordenador y ella, a sus cosas, soberanamente aburrida.

Un día, sin saber muy bien el sobre qué, esta le hizo un comentario banal que a él le molestó mucho. O lo que es lo mismo: No le gustó nada. Pulsó este pues, de inmediato, el botón de “Me asombra” para seguidamente, el de “Me enoja”. Una y otra vez. Una y otra vez, una y otra vez –quería demostrar su fastidio– una y otra vez. Hasta que accidental e involuntariamente, pulsó “Compartir”. Y esa fue su perdición; porque desde aquel día ella vive con el vecino. Un hombre que sólo lee libros en papel, que le cuenta cosas divertidas, y que le hace el amor cada noche, desaforadamente, mirándola a los ojos.

enfada
Desde aquel nefasto día, mi amigo, sólo pulsa el botón de “Me entristece” y muere cada día un poquito más pidiéndole al destino, y a los administradores de Facebook, que consideren el incluir en los muros el botón de “Recuperar” para así, poder rebobinar y volver a su página de “Inicio”.

Iconos-botones-emoji-Facebook_MDSIMA20151008_0725_21

***

not_facebook_not_like_thumbs_down

Anuncios

2 comentarios

  1. Tal cual, como que yo me he puesto a cavar, oler y sentir la tierra.

    Me gusta

  2. Conste que hoy para llegar me ha costado. Estaba escuchando a https://www.youtube.com/watch?v=fUjHtSR1orE, me deja muerto, y no sé cómo me has llamado, primo, pero la llamada me ha dejado sordo. Ni adónde viene ni adónde vá. Vengo del valle del guadalhorce, La escuartera, pero según me corrigen, las cuarteras. Y hace poco, me encuentro la foto de mi madre adolescente, y no la reconozco, me parece una chiquilla apetecible, Apetitosa , primo. Y por nó sé qué avatar del destino, ni hace un mes siento la imperiosa necesidad de tocar la tierra. Y me voy a la internet y me alquilo un huerto, eso sí,en cuanto lo encontré a pié de estación. ¡Y en qué condiciones!.Y ya sabes, los llamas y quedas.Las cuarteras, más o menos, pero lo que sí es seguro es que lo que yo mamé de ella tenía que ver con el lugar. Al menos así lo estoy sintiendo. Eres como de mis entrañas. Tú, Alvarito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: