EL OZNI

 Segunda entrega del anecdotario tunero.

 nauticos

 

Una de las cosas que se hacían en la Tuna para sacar dinero cuando los contratos con hoteles y demás escaseaban, era los denominados “Parches”.

 Los Parches es lo que hoy se conocen como BBC: es decir Bodas , Bautizos y Comuniones.

 Los Tunos se desplazaban a lugares estratégicos donde poder cantar y después pasar el pandero (parche) para sacar beneficio. Y si encartaba,tambien comer “de gratis” que se llamaba.

 Los primeros tiempos de Marbella, de La Carihuela fueron magníficos e históricos lugares para sacar dinero. Mucho,mucho dinero, todo hay que decirlo.

 No obstante, había un lugar fuera de la zona “guiri” que algunos explotábamos y sacábamos mucho tambien. Era la zona Cutre- BBC. El Puerto de la Torre.

 El Puerto de la Torre era y es, un lugar lleno de ventas con capacidad para 500 personas algunas de ellas donde se celebraban Bodas, Bautizos y Comuniones.

 Al ser el público no foráneo ,no era lugar del agrado de los parcheleros profesionales. Pero… Vive Dios! Que daba sus buenos duros.

 A esta segunda entrega, le daremos el nombre de:

 EL OZNI.

 Esta anécdota ocurrió en uno de esos parches para españoles. Concretamente en la Venta Restaurante Dalí. Que todo el mundo ,no se porqué, llamaba Dáli. Fue durante la celebración de una boda.

 Le aconteció no a nuestra Tuna, sino a la Tuna de Medicina.

 Se celebraba la boda alegremente. La Novia estaba feliz, consciente de que era el día mas gozoso de su vida.

 Estaba rodeada de su ya marido y de todos sus familiares. Comían y reían, celebraban con jolgorio el evento. Decenas de camareros paseaban las bandejas con el condumio y el bebercio. Everybody ‘r happy.

 Mientras tanto en las afueras del local, un grupo de cuatro o cinco Tunos afinaban sus instrumentos. Y el pandero preparaba el billete de mil pesetas, el llamado cebo, para ponerlo dentro del pandero, para que al pasarlo, todo el mundo se creyera que era habitual echar un billete similar. Casi nunca daba resultado. Pero formaba parte del ceremonial.

 Clin…Clin….Clin…daba la nota el mas diestro de los guitarras para que los demás afinasen en el mismo tono.

 El pandero en ese momento pasaba absolutamente de todo ,pues no había nada que afinar, ni tan siquiera el oído, pues no he visto nada semejante en desafinación y falta de oído que en los panderos de la Tuna.

 Este pandero, Nacho, le llamaremos era bastante peculiar. Era fuerte como un toro y muy corpulento. Nada habituales estas características en panderos de Pro. Que deberían de tener la particularidad de ser elásticos y gráciles.

 Volvamos con Nacho.

 Nacho no solo era corpulento y fuerte como un toro, como hemos dicho, sino que era muy rápido y vehemente en la ejecución de la danza panderetil. Saltaba con un brío innecesario y alzaba la pata para golpear el pandero a la altura de la lámpara mas próxima. Rudamente.

 Se disputaba, Nacho, el honor con otros panderos de Tunas de la competencia de ser el mejor pandero de la provincia y si se me apura de toooda España!

 Pero carecía del don de la finura y de la delicadeza en el baile.

 Era un poco áspero, brusco en sus saltos. Casi violento. Esa violencia se transformaba en unos saltos que realmente eran especaculares, aunque carecía de la gracia del pandero del Bolshoi.

 Para hacer esta imagen mas rotunda, calzaba Nacho, unos zapatos de los que se llamaban en aquella época  Gorila y/o Apache , que eran una especie de mocasines náuticos pero de una rusticidad absoluta  y que Nacho había teñido de negro para que le sirvieran para el uniforme de Tuno.

 Tenían los zapatones el aditamento de una gruesas y enorrrmes suelas de tocino que ,según la teoría del pandero, le procuraban saltos de mas altura y por tanto mas espectaculares.

 Suena el Julio Romero de Torres. Y entra la Tuna en el comedor.

 La gente ya achispada,(siempre se entraba en el momento apropiado) empieza a aplaudir frenéticamente.

 Los guitarras cantan y tocan moviéndose acompasadamente. La bandurria se oye con su sonido estridente. Y Nacho…..Nacho…..

 Nacho, salta como un galopín. Vaya que si salta!!!

 Pata parriba , paata pabaaajo! Pata parriba , paata pabaaajo! Pata parriba , paata pabaaajo!

Plass Plass Cloc Cloc. Plass Plass Cloc Cloc. Plass Plass Cloc Cloc .Plass Plass Cloc Cloc.

 Golpea con contundencia el pandero que implora piedad.

 Pata parriba , paata pabaaajo! Pata parriba , paata pabaaajo! Pata parriba , paata pabaaajo!

Plass Plass Cloc Cloc. Plass Plass Cloc Cloc. Plass Plass Cloc Cloc. Plass Plass Cloc Cloc.

 En plena faena, de manera incontrolada y sin poderlo evitar, un enorme zapato con ribetes blancos de suela de tocineta ,sale disparado del pie del bailarín.

 Empieza a volar dando vueltas por el aire en dirección a la mesa principal del banquete. Allí donde se sientan Novia, Novio, Padrino y Madrina y la élite de las dos familias.

 Los Tunos horrorizados ,contemplan con los ojos que se salen de las orbitas, como el OZNI (Objeto Zapatil No Identificado) vuela dando vueltas rapidísimamente en el aire en dirección al objetivo. Inexorablemente.

 En un microsegundo, el enorrme y atocinado zapato negro cae encima de la Tarta Nupcial entre el segundo y tercer piso de nata y ribetes de chocolate ; produciendo una suerte de tsunami pastelero que acaba por salpicar de churretones a los comensales prominentes.

 El silencio es sepulcral, solo roto por los sollozos de la Novia, que observa que el impoluto blanco de su vestido se ha tornado en blanco roto. Muy roto, diria yo.

 En el otro extremo de la sala se oye de improviso un grito rompiendo el silencio ,tal si fuese un zapato cortando la nata.

 Niñooos…. Sebastopooool!!!!!!

 Seeevaaasevaaaasevvaaaasevá. Sevaaasevasebastooopooool…..sevasevasevasevaaaaaá. Sevasevasebaaaastooopol…

 Y todos salen huyendo por patas seguidos de cerca por el pandero semi descalzo que avergonzado huía dando cojetadas.

 Málaga. Puerto de la Torre. Circa 1980.

A %d blogueros les gusta esto: