EL RINCON DE LA LUJURIA: ESPUMA SALADA

El Rincón de la Lujuria:

Espuma salada

…///…

 

Debo de estar muy agradecido a los usuarios de este blog por la aceptación en general que le dispensan a todos sus contenidos. Si es verdad, que hay algunos que son más aceptados que otros. Mas populares. Que levantan pasiones y eso.

Unos de los que más lecturas suele tener -y no solo los primeros días de su publicación- son los relatos que van incluidos en la subpágina del Ateneo’s Alas con Secuencias de un sitio de esta bitácora llamado “El Rincón de la Lujuria” por causas obvias y que no creo sea preciso explicar. Es el erotismo un asunto que interesa a todo el mundo. Para que engañarnos.

Además, ese sentimiento, el erotismo digo – el efecto que produce la excitación sexual, el ansia de amor físico- se desboca incontrolablemente en la época veraniega. Debe de ser (es) por la exposición en las arenas de las carnes tostadas al sol, y por consiguiente, a la ración doble de endorfinas liberadas  que conlleva el tueste. Ese que domeña y somete la mente y provoca el deseo. Tambien, para que engañarnos otra vez, influye notablemente la precariedad en las vestimentas que alegran las pajarillas.

Para los que -por mor de la inevitable edad- vamos siendo invisibles para el sexo opuesto, y sufrimos el calvario de la desatención, vemos  con alivio, que quedan dos semanas escasas para que la estación del año llamada verano… ¡¡Se vaya ya por donde ha venido !! Y que entre ya por fin el moderado otoño y se condenen los pantaloncitos cortos, escotes y minifaldas a penas no inferiores a seis meses y un día de reclusión en el armario ropero.

Aunque se va el nombre, no las temperaturas.

Este post que ahora estáis leyendo, se va a realizar, porque un amigo me ha provisto  de unos bellísimos poemas eróticos (no son suyos) con la intención de que confeccione una entrada a modo de despedida estival. Diciéndole con ellos adiós al Sol en la duna de Bolonia, a la piscina de agua mineral helada a los pies de Sierra Nevada en Monachil. A las playas de Cajíz. A la luna Azul de Valleniza. A las moragas en Pedregalejo. A las columnas decadentes del Balneario del Carmen, a la interminable retahíla de fiestas y de celebraciones. Adiós verano… Adiós!

Sigo…

No me importa el envío del amigo, claro que no! Me encanta que mis amigos –que, por otra parte, disponen de licencia cedida por este humilde administrador- me envíen sus sugerencias; aunque yo -como es natural- hago de mi capa un sayo y publico lo que realmente me viene en gana. Pero eso ya lo saben ellos y me lo permiten. Saben por donde soplan los aires.

 

Estos poemas eróticos, detentan, ante todo un respeto absoluto.  Es por eso, que  incluyo estos que son de una belleza erótica sin parangón. Voluptuosos y con la ración de lascivia justa para que compongan un todo donde se complementen la sensualidad y la carnalidad. El deseo íntimo y la caricia. La añoranza por la ausencia del ser anhelado.

Espero que os gusten. Que los disfrutéis!!

Estos son:

 

 #01

Hoy anhelo desmigar mi cuerpo,
tenderme lujuriosa en tus muslos
para amarte suave, lenta,
profunda y brutalmente.

Querido,
desde el mes pasado hasta hoy,
tan sólo ha sido abrirme de piernas,
fingir para hacerte feliz
para que pronto me bajes
de la cruz objeto de tu instinto,
para que pronto llegues al orgasmo
y me dejes dormir.

Pero esta noche no habrá tregua,
lavaré mi ansiedad
en el pulso de tu carne,
te lloveré por cada poro
hasta que aprendas de memoria
como amando se tiene sexo.

Querido,
esta noche tengo ganas
y te haré el amor
hasta complacerme.

(©Silvia Rodríguez Bravo)

#2

 

A orillas de tu piel, como un abismo,
el vértigo me acucia de alfileres.
Ya resbalo en la dorada lujuria
de tu pecho, en el beso

minucioso y ebrio de tu cintura,
navego en tus cabellos;
en la aurora violeta, reiterada
de tus hombros, me abraso de fulgores;

mis manos, hilvanadas en un duelo,
perdidas en tu espalda, se enajenan,
te habitan al calor de tu costado.

Y caigo en la sonrisa de tu vientre,
mecido en la alegría de tu
abrazo,profundamente lento.

(© Manuel Camarero)

 

BAÑADA EN TUS MIELES. POEMA SENSUAL.

 (en tres partes)

 

# 03 /1

 

Permíteme amor
cerrar las puertas
con cerraduras de oro
Sellarlas todas
y encender las lámparas
Quede esta noche
la casa iluminada
mientras me despojo
de todas las ropas

Observa en mí, vida mía
las cinco señales
El rostro enrojecido,
las orejas calientes,
la nariz sudorosa,
los pezones erguidos,
la voz dulce,
lujuriosa e intensa,
las cuevas rojas
manantiales ardientes
y los pies del loto
levantados hacia los cielos

# 03/2

 

 Ven aquí amor gentil,
iniciaremos la cópula festiva
Enciende con la punta de tu jade
toda la lujuria de la piel
a propósito
en la profundidad de los valles
penetra hasta lo más profundo
desborda los canales

Cerraré los ojos
y asomará la lengua inquieta
para que mientras me mires
avances y retrocedas
Elévame amor al éxtasis
insaciable de esta agonía
en donde el tiempo
nunca venza
el esplendoroso sable.

 

 # 03/3

 

La bola roja late
bañada en mieles
y el gran colmillo mojado
de aceite de castaños.
De derecha a izquierda
despacio, de prisa,
en libre danza del sexo
y de placer inmenso.

Que el tiempo longevo
no desgaste
al enorme árbol,
ni erosione las bases
erguidas del templo
Ven amor,
comienza de nuevo
marca el paso
que los hierros
nunca se quiebren en el acto.

 (© Jem Wong)

 

…///…

Anuncios

Una respuesta

  1. Estoy en New York,tu blog me ha servido mucho,gracias de corazón.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: