CIEN MIL VECES CIEN

nubes.JPG

CIEN MIL VECES CIEN

 

Estamos tan malacostumbrados a no fijarnos en las cosas, que la mitad de la vida, sin darnos cuenta, se nos  pasa por delante. Apresurada, rápidadamente; y acabamos perdiéndonosla.

Me viene esto a la cabeza, porque observando -a través de mi ventana- pasar corriendo las nubes -ayudadas por el viento- incansablemente, como persiguiendo no se sabe qué, caigo en que no son ellas las que avanzan por el cielo, es la tierra la que va para atrás.

Pero eso, a mí, me da igual… Porque conmigo no va. Pues yo, si a algo estoy acostumbrado, es a retroceder. A ir para atrás.

Y sabes porque? Porque eso es lo que provocas en mi, amor. Con cada pestañeo y cada mirada tierna, con cada risa y con cada caricia, mi amor. Mi más querido amor. Una vuelta atrás. Una sensación insoportablemente íntima y particular.

Un  gozo irreprimible: El que siento cuando te atenazas a mi cuello, y desde abajo -desde esa distancia que nos procura la diferencia de altura- me dices riendo y besándome tiernamente con la mirada, ¡Que loco estás Hijo!

Entonces…No tengo mas remedio que volver  atrás y  besarte -esta vez con la boca- y decirte cien mil veces cien, que te amo. Y que sí, que  estoy loco; pero por ti.

Anuncios

Una respuesta

  1. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡HAYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: