THATCHER Y LA BOTELLA

spitting-image-thatcher-006

THATCHER Y LA BOTELLA

Perdóneseme la ordinariez del comienzo, pero no puedo evitar empezar esta entrada dedicada a Margaret Thatcher con un chiste soez, muy popular en los años ochenta entre el gremio de los oficinistas, administrativos y auxiliares de despachos. Este es.

 Se trataba de coger un clip metálico; desdoblarlo y tirarlo al suelo a la vista de todos. Entonces, se le preguntaba al becario o al último que había llegado a galeras…

 Toñito! – y se señalaba el clip en el suelo- tu sabes lo que es eso? Y antes de que respondiera el incauto, se le decía  -entre el jolgorio general de los probos empleados- “Un pelo der shosho de la  Dama de Hierro!!!

 En fins… ya te digo: No he podido evitarlo.

 p_zoom_margaret_thatcher_illustration

Ahora Doña Margarita Techador Callejón (Mrs. Margaret Thatcher Alley) duerme el sueño de los injustos, bailando el Vals de las Tortugas, con su amigo Ronald Reagan.

 Su amiga íntima: Mrs. Anne Bottle from Ánsar ( Doña Ana Botella; Sra. de Aznar)  -alcaldesa inesperada, fortuita y casual de Madrid-  pretende, en una acto último de exaltación  de la amistad entre líderes mundiales, darle el nombre de la ex Primera Ministra a una calle de Madrid. A Jose Luis Sampedro, mientras tanto, que le den por el mismísimo callejero.

 He titulado esta entrada en el blog como Thatcher y la Botella, sin ningún mensaje subliminal por supuesto, ni doble intención por mi parte. Como es natural.

thatcher 1

El enviado de Father Gorgonzola en Alaska Jotapunto Rebuscá, manda desde su iglú en la capital del Estado: Juneau, crónica referente al tema de la dichosa callecita, en un capítulo de su serie Políticamente Incorrecto que ahora, a continuación transcribo. Disfrutadlo!

MAGGIE THATCHER ALLEY

Por J.Rebuscá

 margaret-thatcher-the-iron-maiden

Con la consiguiente sorpresa para propios y extraños, la corporación del Ayuntamiento de la ciudad de Madrid se dispone a bautizar a una calle de la otrora reputada como villa del oso y del madroño, con el nombre de la recién fallecida ex-Primer Ministro del gobierno británico, Mrs Margaret Thatcher.

 Oficialmente la iniciativa ha partido del Área de las Artes, Deporte y Cultura, al frente del cuál se encuentra un tal Fernando Villalonga, hombre de confianza de Ana Botella y ‘primísimo’ de las “stock options” en las que anduvo enredado su marido. Político profesional, figura como una de las cabezas visible del proyecto olímpico Madrid 2020, donde se confía use mejor la cabeza de lo que está demostrando en este gatuperio dela calle, propuesta chocante se mire por donde se mire.

 80s_tv_shows_spitting_image

Si se mira desde la parcela del ultraconservadurismo hispánico, terreno donde peor sevive la visión de la “Union Jack” ondeando sobre ese ‘paraízo fiscá de inglezes’, lo de homenajear con una calle a una Premier… como que ni mencionarlo. Por su parte, en el híbrido mundo de los conservadores y neoliberales se preguntan ¿pondrían el nombre de Suárez, Calvo-Sotelo, González, Aznar, Zapatero o Rajoy a una calle de Londres, Liverpool o York? La pregunta es retórica: ni lo harían ni tendrían motivo para ello ¿Qué motivo tendrían los madrileños?

ana botella 2 23-12-11

 Ambiente parecido se vive en el territorio del centro de los socioliberales y compañía, tan legalistas ellos, que no salen de su asombro ante la idea de enaltecer a la persona que amparó a un prófugo de la justiciainternacional, alardeándolo frente a las cámaras de la ‘bibisiguán y la bibisitú, a pesar de que la acusación que pesara sobre su protegido fuera la de genocida. Y por razones políticas obvias, las izquierdas, incluyendo a la moderada y a la radical, no sólo ven un disparate en este asunto sino una especie de afrenta, dado que la protagonista personifica la supuesta destructora del estado social y de bienestar que preconizan.

.facebook_1314113526

 Conclusión: que salvo un sector exiguo del anglosajonismo del ñoñeo que tanto gusta a los Botella, la casi totalidad de las derechas, centro e izquierdas consensuan: ni un solo argumento invita a emplazar a la dama de Hierro en el callejero capitalino, dama de Hierro, que por otra parte, lucía más pinta de ama de llaves de Agatha Christie que de “Lady of the Old Empire”.

 Precisamente su ama de llaves delató la afición la señora por el güisqui de los Highlands, pasatiempo que por las eses que hacía recorriendo los pasillos de Down Street ejercía con escasa profesionalidad. Buena idea sería que la DYC de los highlands castellanos patrocinaran el acto de colocación de la placa vial con su nombre, presentando a su vez el DYC Tatcher, especial para botellones. Se vendería como rosquillas en los chinos.

Y ya puestos que venga el Premier llanito a presidir el acto. Total, él preside un ‘paraizo fiscá’ pegado al paraíso de tanto cortito de mente. Y todos en la gloria.

Anuncios

Una respuesta

  1. Vivir para ver querido Álvaro!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: