MIS DOS DESENCUENTROS CON LOU REED

 musicos lou reed

MIS DOS DESENCUENTROS

CON LOU REED.

Tenía yo en mente, el escribir sobre otra cosa en este blog. Pero va el cabrón del Lou Reed y se me muere. Mal año éste, que está acabando con mis mitos de toda una vida musical. Este año 2013 ha acabado con la vida de uno de mis versionadores favoritos de Bob Dylan: Richie Heavens; el ex guitarrista de Yes: Peter Banks; el casi de la familia J.J. (YeiYei, no Gigi) Cale; y ahora se va el de Brooklyn. En fin.

 Tengo dos desencuentros con Lou Reed antes de nuestro cara a cara:

 El primer desencuentro, fue en 1975. Una guardia inoportuna (no tuve los suficientes cojones como mi amigo el guitarrista Lito para abandonarla) me impidieron ir a verlo en concierto junto a Soft Machine, Wishbone Ash, Caravan, o John McLauglin. Al final no apareció. Y un íntimo y oscuro placer envidioso me invadió y consoló. Ya se sabe, mal de muchos… Aunque eso, no quita que me perdiera al resto. Porque dicho concierto, lo puede contar mi querido amigo Carlos: el del nombre bonito, fue un hito por aquellos tiempos en que el color verde no era de la esperanza (que también) sino el verde picoleto. Sempiterna tonalidad que nos acompañaba a todos los conciertos de pro.

 El segundo desencuentro fue en Berlín; 1979. Días antes de que yo llegase a la ciudad (aún tenía esta la herida del muro) había actuado Lou Reed. Y yo, por pocos días, me lo había perdido. Poder asistir a un concierto del autor del “Berlín” en esa misma ciudad, hubiese sido una muesca imborrable en mi culata de los conciertos inolvidables.

 Llegó el 2000. Y por fin me saqué la espina en Málaga. Aún me duele la garganta de implorar al artista -a base de tu-turú-turú-turututú-turú-turú-turututú-turú… que me guiara por la senda salvaje. Pero no hubo forma. De ninguna de las maneras. No tuvo el detalle.

 No voy a hacer una necrológica del cantante ni de su magna obra. Ya hay personal más sesudo que se está encargando de ello. Solo escribo estas letras para que quede constancia, en esta bitácora, como homenaje y agradecimiento a Lou Reed. Uno de mis indispensables. Uno de mis irreemplazables.

 Hasta siempre compañero. Hoy no es un día perfecto.

http://youtu.be/Uc26EFI1_nw

Anuncios

2 comentarios

  1. Vicious, you hit me with a flower

    Me gusta

  2. Por cierto, la traducción correcta de Vicious no es vicioso/a sino malvado/a, perverso/a

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: