ROBERT CRAY EN EL PORTÓN DEL JAZZ. LA CRÓNICA

robert cray porton

ROBERT CRAY

EN EL PORTÓN DEL JAZZ

LA CRÓNICA.

Las cosas -cómo mandan los cánones-  hay que hacerlas ordenadas y justamente. Más que nada, para cumplir con las adecuadas y debidas normas de educación y cortesía. Así que, de esa manera lo hago; en este orden: primero referencia de agradecimiento a los amigos; después, al lugar donde se celebró el concierto, y por ultimo y más importante, al protagonista absoluto de la noche: el fantástico bluesman americano Robert Cray.

 4da2cea3274e4d294de4c0eb0a97b

Los amigos: Mi apreciado amigo/hermano Luis “Toro” Bravo -amigo desde los tiempos del negro anaranjado- tuvo, ante la terrible avalancha de asistentes al concierto, el detalle de proporcionarme gentilmente un par de entradas para el evento que ahora vamos a narrar. Desde aquí no voy a hacer apología de esa amistad, porque con entradas o sin ellas, él y yo sabemos el grado de amistad y cariño mutuo que nos dispensamos.

 Pero -visto lo visto, y oído lo oído- no tengo mas que reiterarle mi más enorme y obligado agradecimiento.Porque asistir a ese concierto, fue un placer inolvidable.

 RCB2_1024x768

Aparte de los habituales, la siempre entrañable presencia de nuestro común amigo Jesús “Roo” Sánchez Prieto contribuyó también a la que velada quedara grabada en nuestra memoria indeleblemente. A pesar de los efluvios de la República Dominicana y los aromas de Jamaica -que también los hubo- como es preceptivo en todo concierto de blues que se precie.

El Lugar: Pocos pueblos de la provincia de Málaga me es tan  apreciado y querido como lo es Alhaurín de la Torre. Desde mi más tierna infancia, Alhaurín de la Torre, Alhaurín el grande y Cártama, eran lugares de visitas obligada para la familia Souvirón, que nos desplazábamos a ese triangulo rústico, para comprar mostachones, pan cateto, flores y carnes y embutidos;  y fíjense Uds., también a bañarnos en las acequias del río Fahala, donde mi madre me obligaba a recolectarle enormes manojos de gayombas para después ella, hacer precioso ramos que colocaba en jarrones por toda la casa.

 images

El Pueblo: Alhaurín de la Torre ha cambiado de una manera extraordinariamente positiva. Lo que podría ser una ciudad dormitorio (que lo es) caótica y desordenada, llena de edificios aborrecibles y pasados todos por la aflicción del mal gusto, la ordinariez y la irremediable fealdad urbanística, resulta ser todo lo contrario. Una localidad acogedora y hospitalaria, llena de urbanizaciones cuidadas; habitadas por ciudadanos que contentos por vivir con tal alta calidad de vida, deben -me imagino- proporcionar gustosamente buenas dineros con sus impuestos a las arcas del Ayuntamiento. Y eso –tanto propios como extraños, lo notan en sus preciosas y cuidadas rotondas; en la limpieza y el embellecimiento en general del pueblo, y sobre todo, en la Joya de la Corona: La Finca El Portón. Cedida en su día por un tal Mr. Robinson, que ofrece en sus cuidados jardines, un entorno precioso y cómodo para la realización de conciertos, exposiciones y toda clase de eventos culturales, tal y como quería su legador. Felicitaciones al pueblo!!! Sinceras felicitaciones.

El Concierto:

 ROBERT CRAY

Verá Uds.: Referirse a  Robert Cray como un grandísimo e innovador guitarrista y cantante de blues, es quedarse corto. Muy, muy, corto. Indicar y referir como información sobre él,  que ha tocado y toca con los mas grandes exponentes de este estilo: Stevie Ray Vaughan, B.B. King, Eric Clapton, Albert Collins y un largo etcétera, no es lo mas apropiado. Porque no es que toque “con”, es que es uno de ellos. Él es, de por sí, uno de ellos. Uno de los grandes. Uno de los cinco mejores bluesmen del mundo.

El Portón, es el sitio perfecto para ver y oír un concierto; unas comodísimas sillas sobre gradas -lo que a los tíos grandes nos aporta una seguridad absolutamente tranquilizadora- amplias y situadas en altura sobre la fila delantera y más baja sobre la trasera, lo que te procura un concierto confortable, holgado y relajado. No le hace falta al escenario telón de fondo alguno teniendo como tiene un muro de frondosos árboles iluminados en colores por focos dispuestos para ello. Precioso, ya te digo.

 robert-cray-slt

Salió por fin Robert Cray. Acompañado por su banda última : Jim Pugh a los teclados ( un Hammond ensoñador) Pugh, es un fantástico músico que ha grabado acompañando a Van Morrison, y a B.B. King entre otros. El impecable bajista Richard Cousins ( B.B. King, John Lee Hooker y Eric Clapton ) y por fin un baterista Les Falconer (Keb’ Mo’, Billy Preston o Johnny guitar Watson) completaban la banda. Poco más hacía falta.

 Robert Cray, apareció con sandalias. Digo esto de sandalias pues a sus pies -exceptuando dos monitores de sonido- no había otra cosa. Ni tan siquiera esos socorridos pedales que ayudan sobremanera a producir efectos con las guitarras. Tres rutilantes Fender en este caso, que eran cambiadas, limpiadas concienzudamente, y afinadas, tras cada canción.

 robert-cray_1

No necesita Cray ningún otro instrumento de cuerda que llene los vacíos que se puedan producir en sus interpretaciones. Simplemente porque no los hay.

 Un blues sencillo y apabullantemente bello; ejecutado con una maestría innegable ,y alternando  gloriosos temas sosegados con otros de una fuerza  absoluta. Destaco dos temas que me encantaron, y que además, sirvieron para cerrar el concierto primero, y el bis después. El esperadísimo Smoking gun, y el inolvidable  Time Makes Two, que aún me hace temblar de emoción cuando lo recuerdo. Un esplendido y precioso tema.

 Fue en fin un concierto memorable que no solo cubrió todas mis expectativas, sino que las superó ampliamente- Un concierto de una hora y media, si llegó, con amigos, en un lugar preciosos y cómodo, y con una leyenda viva frente a mi. Tocando sólo para mí y –si acaso- para otras mil afortunadas personas.

 Playlist-Robert-Cray-Band-Angie-Stone-Nelly-L81VA621-x-large

Espero que el Portón del Jazz de Alhaurín , siga con esta trayectoria basada en la calidad y en la excelencia de los participantes. De ser así, seré un asiduo asistente; fiel, entregado e incondicional.

 Aquí tenéis un concierto completo de Robert Cray (sólo no está el baterista Les Falconer) para que sintáis lo que yo sentí. Termina este concierto, precisamente con  Time Makes Two. Debe de ser que guarda lo mejor para el postre.

 Aquí, en este enlace, tenéis el concierto. Una maravilla

Robert Cray in Concert

 Que lo disfrutéis!!!

BOLA BARRIONUEVO

BOLA BARRIONUEVO

Lo bueno de tener tantos amigos artistas, y el frecuentarlos, es que a base de conversaciones y de veladas enriquecedoras,  algo se te va pegando. No de su arte, por supuesto; porque hay cosas que no se pegan por más que te gustase que así fuesen. Pero si  algo, aunque sea poco, de ese espíritu estético libre del que solo algunos pocos disponen. De esa capacidad de plasmar en cualquier soporte físico lo que sólo ellos perciben de una determinada manera, para mayor gozo y entendimiento del de a pie.

Y uno, que es de a pie de toda la vida, y que, además, suele estar atento a las conversaciones de estos “tocados por la gracia” saca algunas veces el rédito pedagógico y didáctico del aprendizaje; de la ilustración. Y de ahí, a la curiosidad, no va nada.

Me pasó un día en casa de mi polifacético y más que amigo Jose Luis “Tato” Zambrano. Nos preparaba éste un opíparo almuerzo marroquí que comimos con absoluto deleite.

Un inciso: Me he dado cuenta que el artista (el masculino sobretodo) que domina alguna disciplina estética, suele estar dotado para la cocina. Es una reflexión sin ninguna base científica, ya lo sé; pero es así. O por lo menos, a mi me lo parece.

Sigo… Nos acompañaban otros dos grandes pintores; también grandes amigos: Eduardo Guille y Beatriz Taillefer. En un momento dado, mientras Tato, nos enseñaba su nutrida colección de arte salió a colación el nombre de Bola Barrionuevo ( por un comentario elogioso de Bea)y me llamó la atención: Este trabajo es de Bola!!! Dijo. De Bola Barrionuevo. ¡¡Me encanta!!.

El trabajo, la pintura, en cuestión era un friso de figuras humanas.

Este es la pintura en cuestión que Tato ha tenido la gentileza de enviarme para ilustrar este comentario:

Uno, que ya te digo que se queda con casi todo, retuvo inmediatamente el nombre ; por lo particular de Bola, por lo familiar de Barrionuevo. Pasado algún tiempo, hace un par de días, y no se como, apareció en la pantalla de mi ordenador el nombre de Bola Barrionuevo; y ese chip que llevamos de serie se encendió y me acordé de la pintura que había visto en casa de Tato y del comentario de la amiga pintora.

Así que empecé a indagar en distintas páginas de Internet para interesarme – y hacerme en su caso- con la obra de Jose Luis Bola Barrionuevo; también con algunas fotos, y como es natural, investigar algo de su biografía y de su trayectoria.

Una vez hecho los deberes, decidí que este pintor debería de figurar -para honrar con su presencia- en mi “Ateneo’s Alas con Secuencias” y que tendría que tener un lugar destacado entre los artistas malagueños que componen la íntima galería de aficionado de este que suscribe. O que sus escribe, que debe de ser algo parecido.

Así lo hice. Y con lo encontrado, elaboré esta presentación en Power Point para que -ya te digo- engrosara la nómina de ilustres malagueños en este más que humilde blog.

De él se dice, y cito textualmente: “Bola Barrionuevo (Torremolinos, Málaga, 1949) es uno de los artistas plásticos más sugerentes y versátiles de la llamada corriente neofigurativa española que surgió a fines de los años setenta y floreció al principio de los años ochenta del pasado siglo. De amplias inquietudes, de cultura universalista, sus temas pictóricos han oscilado entre las panorámicas nocturnas, aéreas, fugaces, y las naturalezas, arquitecturas y espacios ajardinados reales e imaginados: toda una puesta en escena que vela una mirada esteticista, moderna y aristocratizante del mundo: la esfera, la bola, que le simboliza y representa”

Como ya he dicho eso de lo del rédito que me llevo, el contemplar su obra, me sugirió el pasear por parques urbanos llenos de delicadas palmeras, por frisos de figuras coloridas, y por paisajes rugosos de otros mundos. Madagascares y Cabos de Hornos.

Me perdí por intrincados laberintos vegetales y por skylines malagueños desdibujados por sus propios reflejos en la noche. Por universos de colores –que en muchos de sus trabajos- llevan a Málaga por Bandera.

Esta presentación, que podéis descargaros desde aquí:

https://skydrive.live.com/redir.aspx?cid=9b5ad4b7dbd9e872&resid=9B5AD4B7DBD9E872!2410&parid=root

Es un compendio de la obra de Bola Barrionuevo. Joseluis. Dejaros abducir por el color de su obra; os encantará.

Que lo disfrutéis.

A %d blogueros les gusta esto: