LOS TOREROS MUERTOS EN CONCIERTO

toreros-16-02-11

LOS TOREROS MUERTOS

EN CONCIERTO

Aparte de mis propias inquietudes musicales, siempre me he sabido rodear de inteligentes amigos melómanos que, con una enorme generosidad y sapiencia musical, supieron aconsejarme debidamente tanto en eso de educar el oído, cómo en lo engordar satisfactoriamente mi discoteca privada.

En esa discoteca, y centrándome en la España de finales de los setenta y la extraordinaria e insuperable década de los ochenta, en esa discoteca, digo, guardo cinco discos de vinilo que configuran uno de mis tesoros surrealistas mejor guardados: Muñeca Inflable de la Orquesta Mondragón (con un alucinante Javier Gurruchaga y una fantástica guitarra de Jaime Stinus; Veneno, del grupo de Kiko Veneno, Raimundo y Rafael Amador; el Mezclalina de Tabletom con mis amigos Rockberto y los Hermanos Ramírez, y por fin, el Souvenir de Moncho Alpuente y los Kwai (Oh Carolina querida). Añadanle Uds.  el 30 años de Éxitos de los Toreros Muertos, y paren Uds de contar joyas.

toreros muertos (2)(Foto Diario Sur)

Todos estos grupos tienen cosas en común: unos líderes enormemente carismáticos, con una dilatada vena creativa y una imaginación desbordante para la elaboración de letras. Todas ellas, alocadas e ingeniosas, con grandes dosis de ironía y de virulencia hacia el orden establecido; y sobre todo, un talento especial para criticar y agitar. Para provocar y poner nervioso al sistema.

He tenido la suerte y la satisfacción de poder abrazar y comunicarles, presencialmente, mi admiración a algunos de estos músicos que acabo de nombrar; fíjense que algunos son muy amigos míos. Anoche, pude hacerlo con Pablo Carbonell, líder del grupo Toreros Muertos; y puedo decir que es una persona cercana y efusiva. De esas que te confirman con la mirada esa buena sensación que siempre te inspiraron.

20150222_001605-1 (Father Gorgonzola con Pablo Carbonell)

El grupo Toreros Muertos (Pablo Carbonell, Guillermo Piccolini y Many Moure) compareció la noche del sábado en los escenarios de la Sala Cochera Cabaret (uno de mis lugares preferidos para asistir a espectáculos) ante un público fiel y entregado. Una audiencia ya entrada en años que no ha olvidado todavía a estos músicos irreverentes que nos hicieron reír y bailar allá por mediados los años ochenta.

toreros-muertos--575x400
Mi admirado Pablo Carbonell saltó al escenario con una pinta horrible, que era lo él que pretendía; una suerte de zombie en bermudas que desde el primer segundo del primer minuto de la hora y media que duró el concierto, tuvo a un fiel y entregado público metido en su bolsillo. Volver a tararear “Manolito” “On the Desk” “Yo no me llamo Javier” o la mítica “Mi agüita amarilla” constituyó un ejercicio de rememoranza para aquellos que compramos en pesetas su primer disco llamado “30 años de éxitos” y que ahora -fíjense la ironía- pasado ese mismo tiempo vuelven a unirse para nuestro deleite.

Concierto de Toreros Muertos en la Sala Kapital 558/cordon press

Pablo Carbonell. El líder indiscutible del grupo y el más mediático sin duda, es una persona muy accesible, afable y abierta. Un artista imparablemente risueño y simpático que tuvo a bien el permitirme cambiar unas palabras con él en los camerinos y hacerse una foto conmigo para poder incluirla en este post. Un abrazo cariñoso me dio demostrándome lo lejos que está del engreimiento y de la tan vanidosa cómo efímera fama.
Toreros Muertos. Muy Toreros, nada de muertos. Estas son unas fotos del concierto; disfrutadlas; y si tenéis la oportunidad de poder acercaros a sus próximos directos, hacedlo. Lo pasaréis de putísima madre.

Las fotos del concierto y de la noche:

toreros-muertos5--575x323(Foto Diario Sur)

***

javier ojeda Father Gorgonzola con Javier Ojeda; líder y cantante de Danza Invisible entre otras muchas cosas)

***

toreros muertos (7)(Foto Diario Sur)

***

IMG-20150222-WA0003Con Jose María Centeno y el compositor y productor Antonio Meliveo)

***

20150222_002228(Waiting for the show I)

***

20150222_002146(Waiting for the show II)

***

entrada toreros(La Entrada al Concierto)

***

minimalist-swirl-vintage-style-decoration_23-2147486725

 

Anuncios

ROBERT CRAY EN EL PORTÓN DEL JAZZ. LA CRÓNICA

robert cray porton

ROBERT CRAY

EN EL PORTÓN DEL JAZZ

LA CRÓNICA.

Las cosas -cómo mandan los cánones-  hay que hacerlas ordenadas y justamente. Más que nada, para cumplir con las adecuadas y debidas normas de educación y cortesía. Así que, de esa manera lo hago; en este orden: primero referencia de agradecimiento a los amigos; después, al lugar donde se celebró el concierto, y por ultimo y más importante, al protagonista absoluto de la noche: el fantástico bluesman americano Robert Cray.

 4da2cea3274e4d294de4c0eb0a97b

Los amigos: Mi apreciado amigo/hermano Luis “Toro” Bravo -amigo desde los tiempos del negro anaranjado- tuvo, ante la terrible avalancha de asistentes al concierto, el detalle de proporcionarme gentilmente un par de entradas para el evento que ahora vamos a narrar. Desde aquí no voy a hacer apología de esa amistad, porque con entradas o sin ellas, él y yo sabemos el grado de amistad y cariño mutuo que nos dispensamos.

 Pero -visto lo visto, y oído lo oído- no tengo mas que reiterarle mi más enorme y obligado agradecimiento.Porque asistir a ese concierto, fue un placer inolvidable.

 RCB2_1024x768

Aparte de los habituales, la siempre entrañable presencia de nuestro común amigo Jesús “Roo” Sánchez Prieto contribuyó también a la que velada quedara grabada en nuestra memoria indeleblemente. A pesar de los efluvios de la República Dominicana y los aromas de Jamaica -que también los hubo- como es preceptivo en todo concierto de blues que se precie.

El Lugar: Pocos pueblos de la provincia de Málaga me es tan  apreciado y querido como lo es Alhaurín de la Torre. Desde mi más tierna infancia, Alhaurín de la Torre, Alhaurín el grande y Cártama, eran lugares de visitas obligada para la familia Souvirón, que nos desplazábamos a ese triangulo rústico, para comprar mostachones, pan cateto, flores y carnes y embutidos;  y fíjense Uds., también a bañarnos en las acequias del río Fahala, donde mi madre me obligaba a recolectarle enormes manojos de gayombas para después ella, hacer precioso ramos que colocaba en jarrones por toda la casa.

 images

El Pueblo: Alhaurín de la Torre ha cambiado de una manera extraordinariamente positiva. Lo que podría ser una ciudad dormitorio (que lo es) caótica y desordenada, llena de edificios aborrecibles y pasados todos por la aflicción del mal gusto, la ordinariez y la irremediable fealdad urbanística, resulta ser todo lo contrario. Una localidad acogedora y hospitalaria, llena de urbanizaciones cuidadas; habitadas por ciudadanos que contentos por vivir con tal alta calidad de vida, deben -me imagino- proporcionar gustosamente buenas dineros con sus impuestos a las arcas del Ayuntamiento. Y eso –tanto propios como extraños, lo notan en sus preciosas y cuidadas rotondas; en la limpieza y el embellecimiento en general del pueblo, y sobre todo, en la Joya de la Corona: La Finca El Portón. Cedida en su día por un tal Mr. Robinson, que ofrece en sus cuidados jardines, un entorno precioso y cómodo para la realización de conciertos, exposiciones y toda clase de eventos culturales, tal y como quería su legador. Felicitaciones al pueblo!!! Sinceras felicitaciones.

El Concierto:

 ROBERT CRAY

Verá Uds.: Referirse a  Robert Cray como un grandísimo e innovador guitarrista y cantante de blues, es quedarse corto. Muy, muy, corto. Indicar y referir como información sobre él,  que ha tocado y toca con los mas grandes exponentes de este estilo: Stevie Ray Vaughan, B.B. King, Eric Clapton, Albert Collins y un largo etcétera, no es lo mas apropiado. Porque no es que toque “con”, es que es uno de ellos. Él es, de por sí, uno de ellos. Uno de los grandes. Uno de los cinco mejores bluesmen del mundo.

El Portón, es el sitio perfecto para ver y oír un concierto; unas comodísimas sillas sobre gradas -lo que a los tíos grandes nos aporta una seguridad absolutamente tranquilizadora- amplias y situadas en altura sobre la fila delantera y más baja sobre la trasera, lo que te procura un concierto confortable, holgado y relajado. No le hace falta al escenario telón de fondo alguno teniendo como tiene un muro de frondosos árboles iluminados en colores por focos dispuestos para ello. Precioso, ya te digo.

 robert-cray-slt

Salió por fin Robert Cray. Acompañado por su banda última : Jim Pugh a los teclados ( un Hammond ensoñador) Pugh, es un fantástico músico que ha grabado acompañando a Van Morrison, y a B.B. King entre otros. El impecable bajista Richard Cousins ( B.B. King, John Lee Hooker y Eric Clapton ) y por fin un baterista Les Falconer (Keb’ Mo’, Billy Preston o Johnny guitar Watson) completaban la banda. Poco más hacía falta.

 Robert Cray, apareció con sandalias. Digo esto de sandalias pues a sus pies -exceptuando dos monitores de sonido- no había otra cosa. Ni tan siquiera esos socorridos pedales que ayudan sobremanera a producir efectos con las guitarras. Tres rutilantes Fender en este caso, que eran cambiadas, limpiadas concienzudamente, y afinadas, tras cada canción.

 robert-cray_1

No necesita Cray ningún otro instrumento de cuerda que llene los vacíos que se puedan producir en sus interpretaciones. Simplemente porque no los hay.

 Un blues sencillo y apabullantemente bello; ejecutado con una maestría innegable ,y alternando  gloriosos temas sosegados con otros de una fuerza  absoluta. Destaco dos temas que me encantaron, y que además, sirvieron para cerrar el concierto primero, y el bis después. El esperadísimo Smoking gun, y el inolvidable  Time Makes Two, que aún me hace temblar de emoción cuando lo recuerdo. Un esplendido y precioso tema.

 Fue en fin un concierto memorable que no solo cubrió todas mis expectativas, sino que las superó ampliamente- Un concierto de una hora y media, si llegó, con amigos, en un lugar preciosos y cómodo, y con una leyenda viva frente a mi. Tocando sólo para mí y –si acaso- para otras mil afortunadas personas.

 Playlist-Robert-Cray-Band-Angie-Stone-Nelly-L81VA621-x-large

Espero que el Portón del Jazz de Alhaurín , siga con esta trayectoria basada en la calidad y en la excelencia de los participantes. De ser así, seré un asiduo asistente; fiel, entregado e incondicional.

 Aquí tenéis un concierto completo de Robert Cray (sólo no está el baterista Les Falconer) para que sintáis lo que yo sentí. Termina este concierto, precisamente con  Time Makes Two. Debe de ser que guarda lo mejor para el postre.

 Aquí, en este enlace, tenéis el concierto. Una maravilla

Robert Cray in Concert

 Que lo disfrutéis!!!

EL FIN DEL MUNDO DE TABLETOM

tabletom2

EL FIN DEL MUNDO DE

TABLETOM.

“Teeén cuidadiiito con el fin del muundo… A ver si te vá caé!

Teeén cuidadiiito con el fin del muundo.. A ver si te vá a caé!

 Iguá que ayé. Iguá que ayé. Iguá que ayé”

 

 Igual que ayer, que todos los ayeres, Tabletom, se pone este mundo -que indefectiblemente se va a acabar pasado mañana- por montera. Y en un alarde de valentía y de vergüenza torera, nos propone a todos sus amigos que -ya que vamos a sucumbir- lo hagamos bailando. Acompañados por esa flauta y esa guitarra, por todo el grupo en general, por esa música en particular a la que nos tiene bienacostumbrados  -y mimados- desde aquellos tiempos en que las fuerzas de seguridad del Estado, vestían de un apropiado gris repressor y gorra de plato. Que buena facha!

Así que, sin pensárnoslo muy mucho, aconsejoal variopinto personal, que nos desplacemos el nefasto día para que,  acompañados de erupciones decibélicas, tsunamis de luz y color, y terremotos de riffs & shouts, nos caguemos respetuosamente en la puta madre de esos Mayas que nos llevan la intemerata dando por ahí con la dichosa profecía. Disfrutemos pues  -como siempre hacemos- con el insuperable espectáculo musical que el mítico grupo Tabletom nos endiña en cada uno de sus conciertos. Siempre! Lo que yo te diga.

Apocalipsis-12-guerra-en-el-cielo

El día 21, justo el día del fin del mundo, me iré feliz de este, saboreando un buen ron Barceló y cantando altito.

Y en la próxima edición del libro del Apocalipsis (edición revisada 2012), por lo menos se indicará, que así lo hicimos. Por Castor y por Pólux; por Baal y por Tanit. Por Marte y por Ramírez! Que si los dioses, así lo quieren, a la Cochera Cabaret acudiré pasado mañana. Y que los estos, me pillen confesao.

del-fin-del-mundo

Y me alegraré de hacerlo, por dos motivos. El Primero: porque si nos vamos todos al garete ( que es una manera muy fina y delicada de decir: a tomar por culo), en ese garete también estará incluida, la panda de mamones que nos han hecho más infelices estos cuatro últimos años. Y el Segundo: porque si me voy  -como es predecible- de este desangelado mundo de iniquidad, lo haré -por lo menos- brindando por todos nosotros y tocado con una corona de boquerones fritos.

De esa manera, cuando después del desastre, lleguemos a la Laguna Estigia, no pagaremos a Caronte -al modo González del Pino-con caramelos Quesada. Yo con mi moneda de plata, invitaré al barquero, a un cateto en La Campana.

fin

Acudid en tropel ¡!! Hermanos en aflicción!!! Muramos al son del Mezclalina….. Pidamos al Dios Inoxidable posada, alegando, que, aunque estemos -por fin- en las nubes, nos estamos quitando. Que sólo nos metemos, de vez en cuando. Que decía Camarón.

21 de Diciembre de 2012 .

Cochera Cabaret.

Avda de los Guindos, 19

A las 23:00 pm

tabletom 1

…///…

A %d blogueros les gusta esto: