LUIS CENTENO. POEMARIO V

 

LAS CORNEZUELAS DEL CENTENO

 

Insiste mucho el rapsoda culé en el título de esta entrega: El Corazón de la Alcachofa.

 Y, además, me dá  subrepticia y tajantemente la orden de que la presentación verse sobre sus hermanas. Por cohoness. Como si la inspiracion pudiera domeñarse.

 Fíjate tú que Pablo Neruda decía que las alcachofas son los guerreros medievales del huerto con el corazón tierno.

 “Ellas sabrán el porqué del título”. Me dice. Y vá el cabrón y no me lo aclara. A mi! Que soy su escriba, trascriptor y traductor. Queledén!

 En fin…Nada se me antoja, a priori, mas fácil que hablar del sexteto centenéreo. Porque las he vivido y mucho.

 Porque que las conozco de sobra a cada una de ellas. Desde el principio de mis tiempos y de los suyos. Y poniéndome a pensar y a escribir se me llena la cabeza de anécdotas sucedidas con todas. Con la  caterva de lobas que, perennemente, acompañaban a los que, ilusamente, se creian  los amos y señores de la manada. Ilusamente, repito.

 Pasé tanto tiempo y me pasaron tantas cosas con ellas, que a una, a Primera, estuve a punto de matarle dos veces al marido. Una vez de un abrazo fraternal (que solo se quedó en una costilla rota). La otra vez, de pura risa. Ellas pueden certificarlo. Al final, mira tu por donde, se fueron para siempre ambos dos. Una falta de delicadeza hacia sus afectos por otra parte.

 No se puede negar, pués, que hayamos pasado una vida entera juntos. De risas, de muchas risas; y tambien de llantos, que de todo tiene que haber en esta putesca viña del Señor.

 Muchas veces, cuando acudía a la Plaza del Obispo en busca de Luís, no importaba si estaba  este o no. Siempre habia alguna de las hermanas con sus novios – Fantástico Alborto- que suplian esta ausencia.Con creces.

  Casi siempre estaban Primera, Tercera  y Cuarta. Por no faltar, no faltaba ni Girilín.

 Yo llegaba. Saludaba. Me acurrucaba en la mesa de camilla, desplazando inopinadamente a Quinta y Sexta, que tambien solían estar, y que se dejaban avasallar ante mi inconmensurable personalidad y algún que otro culazo; sacaba mi bolsa de pesetas y a devorar horas jugando al Cinquillo. Interminables y entrañables partidas de cartas.

 Hasta que, mas tarde, cuando llegaba Luis de juntar magreos para futuras odas descarnadas, y me proponia salir de copas, yo le decia : Mmmmmm…NO! Me quéo! Y me quedaba jugando tó calentito. Y el también, claro está.. Hasta que la noche mas última me expulsaba a la puta calle. Acompañado siempre, eso si, de la amistad inquebrantable y leal de mi bolsa de basura.

 Hay algo mas parecido a un hogar interino?  Jugar fuera de casa se le dice a esto. 

Sabía y sé todavia, todo sobre ellas. Todos sus secretos mas íntimos. Lo que fumaban. Unas asquerosidades que iban desde el Sombra imposible hasta el Vencedor ya perdido de antemano. Humo negro matón.

Sabía lo que bebian. Gin tonics y cubatas de ginebra y cola. Sabía siempre el color de las braguitas que llevaban – siempre con un dia de retraso, desafortunadamente – Pués las veia, siempre, ahorcadas en el tendedero del patio de la casa… Sabía donde tenian sus nidos de amor. Hotel Maestranza. Ahora lo puedo decir por fin.

Sabía…Sabía que a  Segunda le llamaban la guapa, me lo decía Titalín. Y tambien sabía lo mucho que apreciaba yo a  Segundo, su  marido: porque este me enseñó- con su proceder- a ser mejor hombre. Más libre. Aunque tambien me hizo la putada y se me murió. Como Primero que se llamaba Buen Nacido de segundo.

 Y se me antoja fácil, ya te digo, porque podria hablar y mucho de cada una de ellas.

 Podria hablar de Cuarta. Pero no lo voy  a hacer. Porque es la que más quiero y ella sabe que todo lo que vaya a decir de ella, ya se lo he dicho. Porque me acompañó en la etapa mas enriquecedora de mi vida. Porque compartimos los mejores amigos que uno pueda tener en la misma. Porque sus hombres, fueron mis hermanos. Y algunos, a pesar de la lejanía, lo siguen siendo.

 Tercera siempre tenía una palanca de whisky DyC escondida en su cuarto. Y todos sabíamos donde. Mamaluísa tambien. Ejerció eficazmente de Coordinadora de Acólitos Anónimos en el Vaticano.

 De Quinta me pasa algo así como con Cuarta. Que forma parte inseparable de mi vida, pues tambien me acompañó en los primeros despertares. Tantos dias felices que se sucedían igualmente dichosos y divertidos unos tras otros. Sin parar. El día de la Mammota (sic)

 De Sexta -una preciosa, gruñona y pequeña Nutria- de corazón  mas feminista que ninguna, aunque todas lo son. Pero a esta la enervaba muchísimo la  reiterada displicencia que mostraban los machos de la manada (a los que dedicaré la próxima y última entrega de esta saga) para  levantarse de la cama y afrontar el dia.

 Y si se me pone en el brete de decidir quien es o quien fue la mejor, no sabre discernir si Sexta o Tercera. Ni tampoco si Segunda o Cuarta. O Primera más que Quinta.Porque todas son igualmente buenas y el orden de los factores no altera el resultado.

 Y si sé que todas son, como diría el malagueño mas perchelero y ordinario: De la leshe que mamaron. Y eso, afortunadamente, no se puede evitar. Porque se lleva en la sangre.

LUIS CENTENO. POEMARIO V.

EL CORAZÓN DE LA ALCACHOFA

 

# 01

 

Ay Luisito!

Con lo listo que eres y que torpe es tu vida

Ay Luisito!

La achicoria es amarga

Y te engañas con dos gramos de azúcar

Ay Luisito!

La colilla manchada de amor terminado

De noches sin ti,

Se volvió un huracán  

Gestionado como otro Katrina

No supiste la fuerza y la ira

Que te fue a matar

Ay Luisito!

Que conviertes tormentas de arena

En brisas ligeras

Y al momento una brizna de hierba

En un bosque sin sol.

Guárdate el estallido

Que quiere salir de tus ojos

Dosifica la lágrima que hay en tu corazón

Ay Luisito!

Que disgustos me das

Siéndome tan cercano

No te empeñes en hacerme espía de tu soledad;

No renuncio de ti

Pero a veces me cansas

Cuando sigues con la letanía

Cercana y constante

De la falsedad

Cuando llegues del tiempo pasado

Y quizás no me encuentres

Con los brazos abiertos

Y el alma pendiente de ti

No me pidas que olvide el vacío

De ese número oculto

Te fallé, lo cogí, lo lloré

Y ese anónimo puto

Me rasgó el corazón

Los pulmones, la vida y la piel

Pero en fin,

No eres tú

Quien merece que pierda este tiempo

No eres tú

Quien merece este instante de noche despierta

No eres tú

Quien merece este instante de noche sin luz

Ojala ni una lágrima asome por estas ventanas

Tan oscuras

Tan en las tinieblas

Teñidas de azul

No es preciso que diga

Que en la noche perdida

Ya no lloro por ti

Lloro, por mi Luisito

Tan listo

Y tan torpe en mi vida

Ay Luisito!

 # 02

 

Déjalo

No creo que merezca ya la pena

Que pienses que mis noches se me queman

Queriéndote  escribir.

Déjalo

Que importa que pasara las noches en vela

Si el tiempo para ti es la primavera

Y otoño para mí.

Déjalo

Ayer dijiste que si estabas sola

Querías venir conmigo a ver las olas

Pero hoy ya no es así.

Y calla que llega la primavera

Y desde que era invierno no has visto mi escalera

No digas otra vez quizás me cure

Hoy sé

Que si hay mal que cien años dure

Déjalo quizás olvide.

Déjame

Al menos que te escriba estas canciones

Aunque queden dormidas en mis cajones

Si no quieres volver.

Déjame

Que en sueños quede dormido en tus pechos

Si no quieres volver tienes derecho

No digas nada más.

Y calla que llega la primavera

Y desde que era invierno no has visto mi escalera

No digas otra vez quizás me cure

Hoy sé

Que si hay mal que cien años dure

Déjalo quizás olvide

 # 03

 

La música suena triste

Sus notas ya no son notas

No tiene aroma el jazmín

La lluvia no cae a gotas

Para mí.

Toda poesía es tristeza

Una canción añoranza

Una palabra una queja

Cuando no hay esperanza

Se deja.

El sol ya solo se aleja

La luna nunca aparece

Cuando se muere se reza

Cuando algo llega al cese

No empieza.

Ya no suena una guitarra

Que diga de entre sus cuerdas

Que el barco, el mar y la amarra

Haga que yo un día pierda

Mis ansias

Ya no hay un vaso de vino

Que me devuelva alegría

Ni me brinde en el camino

De vez en cuando, algún día

Un pino.

Ya no habrá nadie que grite

Para buscarme querellas

No habrá una voz que me chille

Ni en el cielo habrá una estrella

Que brille

Ya no habrá una voz que diga

Devuélveme aquella flor

Y si algunos ojos miran

Buscando ansiosos amor

Es mentira.

Ya se me ha muerto la flor

Ya he perdido su fragancia

Ya no tengo su calor

Y quisiera oír con ansias

Esa voz.

Ya no volveré a escuchar

Latidos de un corazón

Ya solo puede esperar

Poco a poco y sin calor

Soledad.

Ya no volveré a sentir

Ni una caricia ni un beso

Ni podré jamás pedir

Que me dejen un recuerdo

Ni alguien  me ayude a decir

Sentir lo que estoy sintiendo

No es vivir.

# 04

Bien. La situación es esta:

La mujer principal era un encanto

Un oasis de ternura, y entretanto

Se entremezclaban las obesas y las bestias

Y la madre de aquella deslenguada

Y la torti, que era de Riogordo

Y, en medio Enrique, como de la nada

Que unas veces era mudo y otra sordo

Yo, me encontraba en un mundo sin sentido

Me sentía como un objeto maltratado

La madre de estos versos anteriores

Me vio, sin yo saber; como follado.

# 05

Hoy,

No se si estoy inspirado

Pero quiero escribir

Y quiero escribirte

A ti mujer

Quisiera decirte tantas cosas

Tantas cosas que guardo

Desde hace tanto tiempo

Decirte

Que apenas si te recuerdo

Que apenas ya si te deseo

Que apenas ya te necesito

Decirte

Que apenas ya te quiero.

  # 06

           EL CORAZÓN DE LA ALCACHOFA

Que poco tiempo hizo falta para quererte,

Y cuanto tiempo he gastado en olvidarte.

Pero, mira, ahí está el arte,

En dejarse arrastrar por otros vientos.

A mí, la verdad, me va bien de momento,

Algo mejor de cómo siempre ha sido.

Pero no voy a hacer leña del árbol caído,

Encenderé la hoguera con los rastrojos

Del alma que quemaste con tus ojos

Y me tuvo tanto tiempo así, perdido.

He caminado lento, sin sur ni norte,

Y alguien sin saberlo me ha empujado,

Y me ha gritado: corre, no te cortes!

Y he corrido feliz, como un poseso;

No te ofendas. Tú ya sabes, es por eso,

De que Dios aprieta, pero no ahoga,

Y por fin, me han liberado de la soga,

Que me tenía atado a nuestros besos.

Y no es por nada,

Pero al ver que el mundo, no se para con mi historia,

No me entristece ver, que muere mi memoria

Solo me alegra saber, que ya  se ha ido

Esa triste persona, que nunca he sido.

Anuncios

6 comentarios

  1. Que puedo decirte, gracias, gracias, y mil veces gracias. Por cierto, lo siento mucho pero aun sabiendo el secreto de la alcachofa no soy quien para desvelarlo. Un besazo
    La sexta

    Me gusta

  2. Joío, más que joío. Siempre me emocionas. Y ya ves lo que dice la pequeña Nutria: El secreto está en el corazón de la alcalchofa. Chup chup. Abrazo y gordo.

    Me gusta

  3. Lo de gordo iba por el abrazo, no por el bloguero

    Me gusta

  4. Monisimas todas.
    La cuarta ya apuntaba maneras, tan graciosa con la falda levantá y luciendo pantorrillas jajaja……
    seguramente fuí a la única que le viste las braguitas.
    que nadie piense nada malo, eramos tan amigos y vivimos tantas cosas juntos…. para mi, tambien fue una epoca enrriquecedora y sabes que eres EL AMIGO, al que quiero mas junto al irrecuperable amigo de todos.
    Del secreto de la alcachofa no te hablaré, el sabe explicarlo mejor.
    Tan lejos y tan cerca Alvarito.
    Besooooooooooooooos………………

    Me gusta

  5. …llevo dándole vueltas para encontrar las palabras adecuadas, pero todas se quedan cortas para expresar la emoción por recordar lo que nos estás ofreciendo en capítulos.
    Imposible reflejar mejor la realidad de nuestra casa.
    Siempre dices lo orgulloso que estás de pertenecer a esta familia, pero sinceramente creo que somos nosotros los privilegiados por tenerte dentro.
    We are proud of you

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: