UNA PATADA AHÍ! (En el mismísimo coño)

 

carlos 2

UNA PATADA AHÍ!

(En el mismísimo coño))

Voy y me entero, de que hoy se cumplen nueve años de la patada que mi amigo le propinó -en el mismísimo coño- a la Parca. Empeñada estaba ésta en envenenarle la sangre a mi amigo, sin contar, con su cabezonería y obstinación; con su emperramiento en llevarle la contraria a la Inevitable y ganarle la partida con el noble arte del puntapié entrepernilero.

La Jodida, aún no se explica la enorme predisposición y afición que le tenemos a la Vida los frágiles humanos. Todos tenemos fecha de caducidad, lo sabemos, pero no nos gusta que nos toreen y nos lleven de gira cuando a ella (la Muerte) le apetezca; sin tan siquiera consultarnos -que falta de detalle- si nos viene bien o mal.

La Muerte, que ahora van y dicen que es otra forma de Vida, pero sin sexo, ni drogas ni rock & roll. No sé yo, la verdad, si a eso se le puede llamar Vida. A la Muerte digo. Bueno me callo que me estoy liando.

Mi amigo, conformó un apreciadísimo grupo en los ya lejanos 70 que aún estamos en contacto. Mi amigo detentaba el don de la generosidad (asaltábamos el negocio familiar en búsqueda del suministro manducar esporádicamente) el don de la esplendidez y del compadreo. De la más desinteresada camaradería. Me enseñó a oír la música de Triana -entre humos y sentados en el albero- con manta y con cacharra. Me acompañó a ver las piedras de colores en el Torcal; a seguir el cauce del rio en el Molino de Coín. Nos acompañamos (todos) mutuamente durante unos años de aprendizaje y experiencias tan útiles como inolvidables.

Nueve años van ya dándole esquinazo a esa buscona meretriz que se mete en las casas sin que nadie la llame. Hoy hace nueve años que mi amigo Carlos de León y Paz (que nombre tan bonito!), le propino una patada ahí, en el mismísimo coño, a la misma. Y no saben Uds. lo que yo me alegro.

***

81

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: