Y DICE ALFONSINA…

 Anita

© Fotografía: Francisco Valero. Posado: Anita Iglesias Cumpián

“Moderna”
Alfonsina Storni

Yo danzaré en la alfombra de verdura,
ten pronto el vino en el cristal sonoro,
nos beberemos el licor de oro
celebrando la noche y su frescura.

.
Yo danzaré como tierra pura,
como la tierra yo seré un tesoro,
y en darme pura no hallaré desdoro,
que darse es una forma de la Altura.

.
Yo danzaré para que todo olvides
y habré de darte la embriaguez que pides
hasta que Venus pase por los cielos.

.
Más algo acaso te será escondido,
que pagana de un siglo empobrecido
no dejaré caer todos los velos.

.

***

Anita 2

© Fotografía: Francisco Valero. Posado: Anita Iglesias Cumpián

***

diseno-floral-retro_23-2147486730

Y DICE NERUDA…

30364_10151646757481057_363632301_n

Esta entrada, referida a la poesía erótica de Pablo Neruda, iba a ir sin más. A pelo. Sin prolegómeno alguno que distrajera la atención sobre la palabra del poeta chileno. Pero como las circunstancias, las penosas circunstancias, mandan, y resulta que Neruda era un buen amigo de mi tío, el también poeta y escritor José María Souvirón Huelin, y como, desafortunadamente, ayer falleció su hijo –y primo hermano mío– Álvaro Souvirón Price (él tiene la culpa de mi nombre) quiero dedicarle esta entrada a él y a su recuerdo. A la familia.
Descansa en Paz. Ya estáis juntos.

***

Y DICE NERUDA…
Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

***
Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros
y en mí la noche entraba su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

***
Veinte poemas de amor y una canción desesperada,1924, poema I

***

10371678_10203869686239518_2356547964740815032_n

retro-floral-ornamental-graphic-element_23-2147486721

A %d blogueros les gusta esto: