Sobre Apollonia Saintclair y Luis Centeno.

12052950233_d8d17c209c

 

Sobre Apollonia Saintclair

y Luis Centeno.

El sexo en mi trabajo tiende a atraer a los admiradores
que a menudo me confunden con mis diseños”.

(Apollonia Saintclair)

Fue una muy querida amiga –la marida Anita Iglesias Cumpián– la que me puso sobre la pista de Apollonia Saintclair. Este chica –a Anita me refiero– tiene el don de la ocasión y de la oportunidad para hacerme descubrir a impagables ilustradoras que dominan no solo el dibujo en sí mismo, sino que también poseen la habilidad del trasmitir sensaciones al publico que contempla sus obras. Otra magnifica artista de la ilustración que me subyugó en su día –gracias a su oportuno chivateo– fue Sara Herranz. Otra maga de la perfecta línea dibujada y de la aparente simplicidad en el trazo. Vayamos a Apollonia.

fbdfzgerhdfv

Apollonia Saintclair va –en cuanto a eso del erotismo y la sensualidad dibujada– algunos pasos por delante de Sara Herranz. Muy por delante; pues sus trabajos –casi en su totalidad dedicados a la figura femenina, aunque salpicada (no es aposta esta palabra) muy de vez en cuando con alguna presencia masculina– rozan lo obsceno y lo sicalíptico. La carnalidad más palpable y evidente. El porno, dicho mal y pronto para entendernos. Apollonia es mucho más directa, evidente y manifiesta. Insolente y procaz. Y eso, me encanta.

Apollonia Saintclair posee un halo de misterio en cuanto a su persona; pues nadie, conoce su verdadera identidad. Nadie. Y al estilo del popular grafitero Bansky, ese halo de misterio, esa fijación por la privacidad, provoca una enorme curiosidad en su público. Esta expectativa, se acrecienta cada vez que publica un dibujo y que ella tiene a bien el colgar en las redes sociales. Trae loco a los censuradores de Facebook con sus trabajos, pues ya os digo, tienen tan alto contenido erótico y tales dosis de lascivia, que violan casi todas esas reglas pacatas, pusilánimes y timoratas que imperan en dicha red social. No sé, la verdad, cuando van a espabilar.

fdfgsdhsd

“Ink is my Blood” La Tinta es mi Sangre, ese es su lema. Dibuja Apollonia con sangre negra. Adora el trazo simple y sencillo. Aunque con esa sencillez, transmite un enorme caudal de efectos y de afectos: Pasión…Lujuria…Deseo…Auto placer y –para quien así lo quiera entender– pecado, prohibición, transgresión y algunas dosis de perversidad.

Empecé a ver los dibujos de esta chica y –como es habitual en mí– las fui descargando en mi disco duro en una carpeta con su nombre para guardarla con mis otras cientos de carpetas de distintos artistas de la pintura. Pero lo que yo esperaba –unas docenas de dibujos– se transformaron en un par de cientos; y eso, porque paré de bajarme más, pues con lo que ya me había descargado, ya tenía muy mucho bastante para realizar la selección que ahora vais a ver en este artículo.

tumblr_n4i84xCAQi1rojfyfo1_1280

El estilo de Apollonia Saintclair, está muy influenciado por el cómic. En los trabajos de Moebius, de Guido Crepax o de Liberatore. Pero sobre todo, sobretodo en Milo Manara; uno de mis ídolos del cómic de cuyo trabajo (bueno, de Moebius también) doy buena fe en este blog.

Pero, como uno no para de darle vueltas al magín, se me ocurrió el porqué no acompañarlo con un poema. Un poema que –como podéis apreciar– iría (y va) insertado entre estas palabras de entrada a este artículo y la  selección que he realizado con la obra de Apollonia. Pero claro, teniendo en cuenta la temática de la obra de la artista, no podría ser un poema cualquiera. Debería de ser un poema inédito.

Debería de ser un poema con una carga erótica muy importante. Debería estar escrito –yo, desde el primer momento, sabía quién era la persona idónea– por alguien con la capacidad creativa pertinente. Una persona capaz de hacer textos hermosísimos de amor y de deseo, pero también con la suficiente idoneidad y talento cómo para adecuarse a los requerimientos de mi encargo, aunque ahora, no le corren buenos tiempos de tranquilidad y sosiego.

nnfhnfnfn

Y llamé a mi hermano Luis Centeno. Y le propuse mi plan. Le propuse, y exigí –como sólo los amigos tienen permitido hacerlo– que debería de ser un texto original y nuevo; y tan erótico, que rayase lo pornográfico. Así. Tal cual. Luis, tardó lo que tarda una mirada en decir “!Ponme otra caña!”. Y aceptó el reto. Así que en ese mismo momento –eran pasadas las diez de la noche– se dirigió a ese bar literario “de las putas, aluminios y silencios” que tanto le inspira, para escribir mi encargo no sin antes hacerme una aclaración; “Compadre, aclara que es un encargo especifico y dirigido por ti; no se vaya a pensar la gente que soy un salido, un obsceno reprimido y un pajillero”

Yo todavía no entiendo demasiado bien la diferencia entre un salido y un poeta. Éste último, el poeta, con un marcado estilo voluptuoso y sensual; también obsceno y lujurioso a veces; a pesar de su enorme carga de carnalidad y concupiscencia, si él lo quiere así, a pesar de todo ese arsenal verbal que el poeta despliega, el desenlace –sólo separado por la belleza de las palabras– es el mismo: El gozo, la complacencia y el deleite. En definitiva: El catre y el baile más antiguo del mundo que diría mi amiga la Ayuso Sarmale. Pero yo, cómo soy un señor que se viste por los pies y un caballero de los de antes, lo aclaro y aclarado queda. Luis Centeno, no es “un salido, ni un obsceno reprimido, ni, por supuesto, ningún pajillero” (en el sentido estricto de la palabra, claro está). No nos confundamos.

luis

Este es el poema que le he obligado a crear a mi amigo; no se que dirán Uds. pero a mi me parece el aperitivo perfecto para retahíla que al final de estas letras viene.

***

Y DE ESO ME LAMENTO.

Cada segundo que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese segundo se me torna en minuto.
Un minuto que hace, mi amor, que no lleno mi boca de tus besos derramados.
Y de eso me lamento.

Cada minuto que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese minuto se me torna en hora.
Una hora que hace, mi amor, que no lleno mis manos con tus pechos arrebolados.
Y de eso me lamento.

Cada hora que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que esa hora se me torna en día.
Un día que hace, mi amor, que no lleno tu sexo con mi miembro entusiasmado.
Y de eso me lamento.

Cada día que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese día se me torna en año.
Un año que hace, mi amor, que no lleno mi vida de tu aliento.
Y de eso me lamento.

Hace tanto, tanto tiempo amor, tanto tiempo amor… Que no lleno mi boca de tus besos, ni mis manos de tus pechos, ni tu sexo con mi miembro, ni mi vida con tu aliento… ¿Que sabes qué, mi amor? Que de eso me lamento.

(Y me siento absolutamente desolado.)

(Luis Centeno)

***

Disfrútenlo todo. De arriba abajo y de abajo  arriba; por todos lados y rincones; sudando, sobando y ensalivados convenientemente. Que es como tiene que ser, naturalmente.

Que es como tiene que ser.

Apollonia Saintclair:

“La Tinta es mi Sangre”

12052686155_c8968dc568_z                                vmcm                                       tumblr_nbjttvMMfR1rojfyfo1_1280 tumblr_n70ygvISWU1rojfyfo1_1280 tumblr_n48vy9Mdez1rojfyfo1_1280 tumblr_n37wv642Bv1rojfyfo1_1280 tumblr_n32jepPsKa1rojfyfo1_1280.png tumblr_n7tsaiRTjR1rojfyfo1_1280 tumblr_n7p30ppU6k1rojfyfo1_1280 tumblr_n4urfnasSp1rojfyfo1_1280 tumblr_n4i84xCAQi1rojfyfo1_1280 tumblr_n3o5yzETBV1rojfyfo1_1280 tumblr_n2xo384WQa1rojfyfo1_1280 tumblr_n2i1npPjG41rojfyfo1_1280 tumblr_mzvmaxurW71rojfyfo1_1280 tumblr_mzs43x3AUM1rojfyfo1_1280 tumblr_mzaevzwWxq1rojfyfo1_1280 - copia tumblr_mz231iKgjv1rojfyfo1_1280 tumblr_myz2s0L3aQ1rojfyfo1_1280 tumblr_myvrqk07wa1rojfyfo1_1280 tumblr_mxvjaanhcK1rojfyfo1_1280 tumblr_mxt68q90p61rojfyfo1_1280 tumblr_mxqqctvDIS1rojfyfo1_500 tumblr_mxm95j1EXM1rojfyfo1_1280 tumblr_mxc7wbkqAH1rojfyfo1_1280 tumblr_mx36gjrOq41rojfyfo1_1280 tumblr_mww83ewIvA1rojfyfo1_1280 tumblr_mw2ngcmqFL1rojfyfo1_1280.png tumblr_mvrd9mGhBA1rojfyfo1_1280 tumblr_mv6zhnCXXM1rojfyfo1_1280.png tumblr_muz5f0S3El1rojfyfo1_1280 tumblr_mugzo2SN8W1rojfyfo1_1280 tumblr_mu61dkr4ju1rojfyfo1_r1_1280 tumblr_mu1sc8VOM71rojfyfo1_1280.png tumblr_mts9tqZkmo1rojfyfo1_1280.png tumblr_mtnk9s623S1rojfyfo1_1280.png tumblr_mtg5mi9X9L1rojfyfo1_1280 tumblr_mt9o9jtr6B1rojfyfo1_1280.png tumblr_mt6spjlsgq1rojfyfo1_r1_1280 tumblr_msbcskjHqW1rojfyfo1_1280 tumblr_mrn79iPb481rojfyfo1_1280 tumblr_mrmpuhCjAI1rojfyfo1_1280 tumblr_mr4o1iDHXP1rojfyfo1_1280 tumblr_mqwkaskXTo1rojfyfo1_1280 tumblr_mqnkaxfqC71rojfyfo1_r1_1280 tumblr_mqb1k33RUy1rojfyfo1_1280 sghthhh nxnxgh nnfhnfnfn nhhnfnfn ngngngng hjgcxgfg gydjxgfjy gnxnxfnfgnfnfg gnxgnxgnfg gnxfggnfgng gnhmchmnnc gfynxgnfgg fdfgsdhsd fbdfzgerhdfv dfzggfzggb bnxnnhn 12053591266_bac6b72b59_z 12053416616_4f3d4304d6_z 12053087964_60394ba49c_z 12053056414_546ff4c812 12053045304_e51b4d8178_z 12053029164_13cc045139_z 12053019694_ac97d2ce43_z 12052937953_8c38cf5404_z 12052884463_cd2bbcbdbd_z 12052747195_169bdfc7aa_z 12052686155_c8968dc568_z

Anuncios

SARA HERRANZ: CHISPA, SENSUALIDAD, INTELIGENCIA.

1515043_722920577742942_1023716275_n
SARA HERRANZ:
CHISPA, SENSUALIDAD, INTELIGENCIA.

Una noche antes de irte, me dijiste que si yo fuera un libro,
sería la edición de bolsillo de un poemario de E.E. Cummings.
Y nunca he podido olvidarlo.”

Podría decir que Sara Herranz es una chica de Tenerife; que es licenciada en Comunicación Audiovisual; que después de una desilusionante relación, inició un blog donde plasma sus dibujos. Y que así, de esa manera, se está haciendo un hueco en esto de la ilustración y del diseño gráfico. Podría decir todas esas cosas, pero como me gusta ser original, no las voy a decir. Aunque –no me hagan Uds. mucho caso– me da la impresión de que acabo de hacerlo. Nusé.

Lo “mío” con Sara Herranz, podría denominarse de amor al primer trazo. Por su chispa personal. Por la innegable sensualidad que despliega en sus dibujos. Una mezcla letal para el corazón de ternura y concupiscencia. De delicadeza y de carnalidad. Un amor – el nuestro, aunque ella no lo sabe– que viene desde los lejanos tiempos de ayer mismo por la tarde-noche.

1235528_648173511884316_783393844_n

El golpe de efecto que me produce el contemplar la primera ilustración de Sara Herranz, es evidente; pues de inmediato –rápida y fervorosamente – me pongo a navegar por los procelosos mares de la impertinencia y del fisgoneo (esos que te permiten este medio ) y voy me encuentro a una chica que, generosamente, todo lo que crea lo dispone libremente para el público desde su atalaya particular del Caralibro.

Me encuentro de sopetón con una sucesión de imágenes –a cada cual más tierna– aparentemente simples. Elocuentes y directas en cuanto a eso del asomar y mostrar planteamientos personales. Seductoras, sensuales, eróticas (son complementarias, no se crean). Con esa pasmosa sencillez que ofrecen sus dibujos con esplendidas gotas de color rojo que los enaltecen. Chicas desnudas para la ocasión. Vestidas si ésta –la ocasión– lo requiere. Jóvenes barbudos que –cómo el tractor amarillo– es lo que se lleva ahora. Escenas de películas inmortales en las que no podían faltar ni el fumador compulsivo del Rick’s Café Américain ni aquella que padecía el mal de piedra de tanto desayunar diamantes.

431584_359969214038082_866857162_n

Me recuerdan sus dibujos –sin parecerse– a aquellas Chicas de Kiraz que durante años publicaba la revista Hola! a toda página. O –también sin parecerse – a los dibujos de Dani Jiménez en el País Semanal. También detenta un razonable parecido al Milo Manara más tórrido por eso de la candidez sazonada de morbo y concupiscencia. Ramalazos de manga japonés y del Pop Art de Roy Lichtenstein

397699_530824196952582_1403915061_n

Sara Herranz no sólo te procura preciosos dibujos, sino también textos agudos e inteligentes. Con chispa. Con una perspicacia capaz y desarrollada a base de –supongo– vivir situaciones intensamente. Unos textos, decía, que siempre te sacan la sonrisa, pues te trasladan a las propias vivencias de la ilustradora; a esa intimidad provocada e ingenuamente sincera . Y eso, señoras y señores, no solo me encanta, sino que me pone sobremanera. Porque combinar arte y creatividad, con erotismo –a veces insinuado, a veces evidente– con ironía y sarcasmo; mezclar refunfuñeo quejoso con inocencia engañosa; y todo eso, con esa enorme frescura que emana de la mano, del cacumen, del magín de Sara Herranz, es terriblemente sensual y atractivo. Y me pone.

427983_541906572511011_1704288939_n

Estos son algunos dibujos de la Herranz, que por cierto los vende a precios más que razonables desde aquí:

Sara Herranz

Disfrutad con esta chica. Ya sé que lo he dicho, pero no me importa repetirme…Me encanta!!!! Por su chispa; por su sensualidad más directa. Por su inteligencia.

Al final de esta serie de dibujos que ahora asoman, pongo otra serie -esta vez de texts- que me parecen fantásticos:

582154_471439596224376_1274549438_n

 

156671_496648417036827_443356578_n 10169181_765323966835936_962246595_n 1959701_755840167784316_248461621_n 1947328_752581721443494_1653645866_n 1922133_740701705964829_2042439552_n 1898120_754651181236548_1012005893_n 1897950_741015369266796_691354712_n 1797388_739101546124845_2035014743_n 1653454_744134692288197_545836794_n 1619415_776976085670724_6684184996565116604_n 1601389_729661143735552_1180738163_n 1551487_717464551621878_708569544_n 1545994_732408853460781_1782367539_n 1533720_760654360636230_181591198_n 1525563_712028872165446_1255647825_n 1525285_713807731987560_1558733135_n 1524744_717041228330877_866768487_n 1521961_720409661327367_1399016248_n 1510474_710641448970855_1159426821_n 1506599_727666903934976_215854795_n 1470055_689862817715385_520953375_n 1468678_695114897190177_1312750023_n 1450862_685317278169939_1419522025_n 1422626_685506404817693_1640850282_n 1393642_675263552508645_1149910912_n 1374759_673661242668876_575069957_n 1260902_642803232421344_1536329882_n 1230048_657408930960774_519417901_n 1187182_646498828718451_1795079336_n 1186966_650841244950876_34262524_n 1012905_767333976634935_5502335926089919177_n 1012412_751010291600637_678261088_n 1010615_630442846990716_70507217_n 945343_596412357060432_1615531335_n 944314_598491733519161_907075583_n 931254_590558007645867_2087088643_n 735024_560134027354932_1548116397_n 604029_575785819123086_1665080659_n 602112_564513286917006_1283455446_n 600349_670310099670657_2136579908_n 599312_654199914615009_1447194816_n 579679_388442974524039_1729708926_n 578528_567445503290451_1661532501_n 559457_387737401261263_20739340_n 557718_501324483235887_356449166_n 537246_698209660214034_1451330139_n 536687_507801205921548_2070227586_n 527046_466219190079750_401009752_n 525649_386438884724448_1778841274_n 523753_408439052524431_784032794_n 488217_480666415301694_1025689816_n 485544_762291003805899_1797440216_n 482720_578464182188583_51417172_n 429718_359947210706949_1551917170_n 424287_359969260704744_1835066640_n 418184_359981177370219_769366937_n 406371_470810366287299_1184459927_n 394641_455828191118850_707746644_n 385239_538004989567836_2040522945_n 300920_595586763809658_524464495_n 269298_542341172467551_2110717358_n 216989_480654228636246_373492544_n 182176_452590388109297_1462937436_n


  TEXTOS

 

“Todos estamos igual de j̶o̶d̶i̶d̶o̶s̶. Sólo que algunos lo escondemos mejor.”
“Amistad es odiar las mismas cosas.”
“Poema de san Valentín: Lo nuestro es amor verdadero con escenas de porno casero.”
“Cumplir un año más. y mi cuerpo anclado en la pubertad porque los 28, son los nuevos 18.”
“El sexo oral es el nuevo beso de buenas noches.”
“Más cerveza y menos Prozac.”
“… Mi hombre perfecto tiene que tener barba, unas pestañas grandes, y, por favor, pelo en el pecho. Un hombre que sea muy masculino, pero a la vez sensible y que sepa hacer tortitas.”
“Y damos por inaugurada la temporada de comidas familiares del “a ver cuando nos presentas un novio”.
“Juzgo a los hombres por los libros que descansan en su mesillo, lo confieso”.
“Parece que la vida no es del todo tan mierda debajo de este enorme edredón de plumas”
“Tengo la teoría de que si bebes la suficiente cerveza, el cosquilleo que sientes en el cuerpo, es similar a estar enamorada.”
“Tus labios saben a alcohol y yo sólo quiero emborracharme hasta vomitar todo lo que he vivido.”
“Cómo siga entrando este frío por mi ventana, voy a acabar llamándote.”
“Y no. Para ser más atractivas no necesitáis tener mejores tetas. Lo que necesitáis es leer mejores libros.”

“El talento hace a cualquier persona un 80% más atractiva. Doy fe”.
“Porque es de noche he cambiado las sábanas y tienes que venir a mancharlas con tu amor”.
“Advertencia: El amor es la principal enfermedad de transmisión sexual.”
” Y a estas ganas de vomitar las llamaré estar enamorada.”


**

*
“Soledad es echarte a ti misma Aftersun en la espalda.”
“No quisiera enamoraros, porque imagino, que ya tendréis bastante con lo vuestro.”

A %d blogueros les gusta esto: