DE MIS FILIAS Y ABERRACIONES SEXUALES. # 1

Sample-0001

DE MIS FILIAS Y ABERRACIONES SEXUALES.# 1

.
Hay que ver, cómo es esto de Internet, que con toda la información disponible, no acaba uno nunca de conocerse.

A mucha de esta información se llega, como es este el caso, de forma casual. Buscando el significado de una palabra, esta palabra, te lleva a otra, y esta otra a un inesperado sitio de Internet. De este sitio, pasas –con una agilidad impropia de la edad que se maneja– a otro más inesperado aún y así, después de unos minutos de navegación, estás situado en un lugar al que nunca se te hubiera ocurrido acudir.

.
Eso me ha pasado esta tarde; que saltando de URL a URL, he llegado a poder tener acceso a un diccionario que me parece de lo más interesante. Más que nada, porque he podido saber cosas de mi propia persona que ignoraba absolutamente y que “Date cuén, pecadorr” ignoraba absolutamente. Este que os escribe –en un inestimable ejercicio de sinceridad, objetividad y franca espontaneidad– (que no de lucidez) retrata aquí su verdadero “yo aberrante” si a aficiones sexuales nos referimos. Una catarsis necesaria e inevitable para guiarme yo mismo por el intrincado laberinto de mi existencia erótica y carnal. Yo que te diga, Maguila.

Sample-0002.
Ha llegado a mis manos y ahora  –si así lo desean, también a las de los lectores de este artículo al final de esta serie– un “Diccionario de filias y parafilias sexuales” que después de leerlo atentamente, me ha aclarado meridianamente el porqué de esas apetencias sexuales que “vezencuando” me intervienen y asaltan y que tanto placer me proporcionaron en tiempos y que aún, muy de tarde en tarde, vienen a visitarme.

.
Estas –las que ahora vienen– son algunas; y las confieso públicamente con el único fin de expiar mis pecados y mis más intimas y ocultas pasiones eróticas.

A ver (y por orden alfabético) ahora resulta que he padecido y padezco; que he disfrutado y disfruto de la…

Sample-0003

.
Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.

Cierto es. Debo de reconocer que después de tomar un baño de sol en la playa, –y de observar cómo las mozas se solazan brillantes y resplandecientes en las tumbonas– algo en mi interior me avisa de que es hora de un reconstituyente y gélido chapuzón. Para prevenir espectáculos deleznables.

Acrofilia: personas que se excitan sólo lugares altos. Los acrofílicos gustan de masturbarse o tener encuentros sexuales en las alturas, ya sea la terraza de un rascacielos, en un helicóptero o en el andamio de una obra.

Pues sí; lo admito. Nada me excita más que hacer el amor en el andamio de un edificio en construcción. Mucho más si es de viviendas residenciales con permiso municipal. Si son protegidas (las viviendas) uso, como es natural, preservativo homologado por el MOPU.

Adulterio: Ayuntamiento carnal voluntario entre persona casada y otra de distinto sexo que no sea su cónyuge. Del latín adulterium.

Miren ustedes, me van a perdonar, pero del Ayuntamiento –por la cuenta que me trae– no voy a hablar, que después todo se sabe y uno tiene su re putación.

Sample-0004

Agonofilia: excitación proveniente de una lucha con la pareja.

De las patadas que me propina mi mujer por la mañana para que me levante, perdónenme ustedes otra vez, pero tampoco voy a hablar.

Agorafilia: atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.
La misma situación que la Acrofilia, pero situándome en la planta baja del andamio antes mencionado.Especial predilección, por lo tanto, de obras de viviendas unifamiliares y colegios públicos concertados.

Agrexofilia: excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Me pasa mucho en bodas, bautizos y comuniones. Sobre todo en estas últimas. Esa situación, suele ser la hostia de excitante! Recomiendo el gemido quedo y sigiloso pero, a la vez,  rotundo y contundente.

Sample-0005

Algofilia o Algolagnia: excitación producida por el dolor (se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico). La Algomanía es la perversión caracterizada por la afición a sentir dolor. Del griego algos: dolor.
Cierto es también. Inexplicablemente –yo creo que es algos– suelo tener una pétrea erección espontánea cuando me arranco un padrastro levantisco e insurrecto. Cuando involuntariamente, rompo una esquina del sofá con el dedo chico mi pie.

Alifineur (Aliphineur): Uso de lociones, cremas o aceites para excitar a la pareja sexual.

Debo de reconocer el enorme éxito, que el uso de la colonia Varón Dandy y la loción Floyd me proporcionan, en las mujeres pertenecientes a las más altas y selectas capas de la sociedad. Seh!

Alopelia: experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.

Siempre pensé que la Alopelia era quedarse calvo. Pero bueno…

Sample-0006

Alveofilia: atracción por tener relaciones sexuales en una bañera. A la práctica del coito en una bañera llena de agua se le llama Coitobalnismo (de balneum: baño).

También plenamente satisfactorias son estas relaciones acuáticas; si le quitamos las quejas por inundación proferidas por los vecinos de abajo que son tan tiquismiquis cómo pertinaces y porfiados en la protesta. Fueraparte el arrugamiento inevitable y duradero de la gurrina tras el coito.

Amomaxia: excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

O témporas, O mores. Hoy necesitaría un monovolumen.

Androidismo: excitación con muñecos, maniquíes o robots con aspecto humano.
Breao tenía yo a mi muy entrañable y amoroso muñeco Virkiki. Ni que decir tiene a Masturbita y Pajotín, los muñecos viciosos de Gesmar.

Sample-0007

Anime Figure Bukkake: termino anglosajón para referirse a la práctica que consiste en cubrir de semen las populares figurillas de Manga/Anime, aunque en ocasiones se usa leche condensada, de aspecto y consistencia parecida a la del esperma.

Esta gratificante práctica, hay que realizarla en lugares limpios y ventilados; al abrigo de insectos himenópteros y dípteros tales como: Avispones, tábanos, hormigas guerreras, moscas, y alúas del Monte Coronado; pues se da la fatal circunstancia de que si te untas el cipote con leche condensada, todos ellos, indefectiblemente, serán atraidos y quedaran atrapados en el glande –ya lo avisó Samaniego– presas de patas en él. Otro caso distinto es el de la mosca cojonera que merecerá descripción aparte.

Anomeatia: penetrar con el pene por el ano a una pareja femenina.

No confundir con la Homeopatía, que supongo, debe de ser lo mismo, pero con un tío. Muncho cuidadín. Tampoco me hagan mucho caso, que de esta aberración, no estoy yo muy seguro.

Antolagnia: excitación por oler flores.

De ahí mi tremenda afición por pasear por entre los puestecillos de La Alameda. Huyo, no obstante de los capullos y ninfos aéreos y narcisos ibañezmenta.

Sample-0008

Astenolagnia: atracción por la Humildad y la Humillación.

Cómo es fácilmente comprensible, voy a pasar por encima del tema de las Cofradías de Penitencia para no herir susceptibilidades entre los hombres de Trono, uno que yo me sé, y demás cofrades procesionantes.

Autoconsuerofilia: Coserse con aguja e hilo alguna parte del cuerpo con fin de obtener placer sexual.

La vainica doble en un cojón, es algo que recomiendo encarecidamente por lo resultón que queda el testículo en comparación con el otro que solo ha sido pespuntado levemente. Misterios de la pasamanería vinculante.

Autofelación o autofellatio: una forma de masturbación masculina que consiste en estimularse oralmente el pene.
Después de intentarlo, infructuosamente, durante quince años, un férreo corsé y tres hernias discales me recuerdan cada día lo cerca que queda el dolor cuando el placer se pretende y ves que se te escapa de entre los pedos. (Por la postura, claro)

Sample-0009

Autopederastia: Introducción del pene en el propio ano.

Ni lo intenten! Ni lo intenten. En el mejor de los casos, propónganse como mejor objetivo el ombligo.

Autoscopofilia: Placer disfrutando de la observación de propios genitales.

Un consejo: Cuando se disfrutan de determinados volúmenes, el espejo ha de situarse estratégicamente en el suelo y usar las gafas de lejos.

Autosexualidad: sexo con uno mismo. La masturbación solitaria es una de sus formas. El autoerotismo o Autoerastia es la práctica de auto–estimularse sexualmente.

Después de años de hábito y costumbre, puedo recomendar sin dudarlo esta práctica por lo buena, bonita y barata. Las tres B que le llaman y por la inconsciente memorización de los dibujos de los azulejos del cuarto de baño.

Sample-0010

Autoungulafilia: conseguir placer rascándose los propios genitales.

!Que quieres que te diga que tú ya no sepas, Maria del Rosario Yerolai!

Avisodomía: relación sexual con aves.

El binomio Pollo–Polla funciona desde los tiempos más pretéritos. Recomiendo encarecidamente para el acto el Alzacola rojizo o el Chochín culinegro por la facilidad que demuestran para la penetración. Sin embargo desistan de determinadas aves del altiplano andino; ya se sabe que el Cóndor, pasa.

Y por fin, y para terminar esta primera entrega, el…

Axilismo: masturbación dentro de la axila de la pareja. También llamado Cópula axilar.

Deberán de prevenir a su pareja, en el no uso de desodorante de barra, pues el escozor producido, puede llegar a ser muy bastante irritante. Y asaz pegajoso y denso.

Sample-0011

CONTINUARÁ!…

Nota: Todas las imágenes que ilustran esta primera entrada de la serie -y que son obras de Agostino Carracci- han sido robadas impunemente de uno de mis sitios de referencia (y preferidos) en esto de lo virtual: Cultura Inquieta. Un lugar que recomiendo absoluta y encarecidamente.

Este es: Cultura Inquieta

.81

 

 

Anuncios

Sobre Apollonia Saintclair y Luis Centeno.

12052950233_d8d17c209c

 

Sobre Apollonia Saintclair

y Luis Centeno.

El sexo en mi trabajo tiende a atraer a los admiradores
que a menudo me confunden con mis diseños”.

(Apollonia Saintclair)

Fue una muy querida amiga –la marida Anita Iglesias Cumpián– la que me puso sobre la pista de Apollonia Saintclair. Este chica –a Anita me refiero– tiene el don de la ocasión y de la oportunidad para hacerme descubrir a impagables ilustradoras que dominan no solo el dibujo en sí mismo, sino que también poseen la habilidad del trasmitir sensaciones al publico que contempla sus obras. Otra magnifica artista de la ilustración que me subyugó en su día –gracias a su oportuno chivateo– fue Sara Herranz. Otra maga de la perfecta línea dibujada y de la aparente simplicidad en el trazo. Vayamos a Apollonia.

fbdfzgerhdfv

Apollonia Saintclair va –en cuanto a eso del erotismo y la sensualidad dibujada– algunos pasos por delante de Sara Herranz. Muy por delante; pues sus trabajos –casi en su totalidad dedicados a la figura femenina, aunque salpicada (no es aposta esta palabra) muy de vez en cuando con alguna presencia masculina– rozan lo obsceno y lo sicalíptico. La carnalidad más palpable y evidente. El porno, dicho mal y pronto para entendernos. Apollonia es mucho más directa, evidente y manifiesta. Insolente y procaz. Y eso, me encanta.

Apollonia Saintclair posee un halo de misterio en cuanto a su persona; pues nadie, conoce su verdadera identidad. Nadie. Y al estilo del popular grafitero Bansky, ese halo de misterio, esa fijación por la privacidad, provoca una enorme curiosidad en su público. Esta expectativa, se acrecienta cada vez que publica un dibujo y que ella tiene a bien el colgar en las redes sociales. Trae loco a los censuradores de Facebook con sus trabajos, pues ya os digo, tienen tan alto contenido erótico y tales dosis de lascivia, que violan casi todas esas reglas pacatas, pusilánimes y timoratas que imperan en dicha red social. No sé, la verdad, cuando van a espabilar.

fdfgsdhsd

“Ink is my Blood” La Tinta es mi Sangre, ese es su lema. Dibuja Apollonia con sangre negra. Adora el trazo simple y sencillo. Aunque con esa sencillez, transmite un enorme caudal de efectos y de afectos: Pasión…Lujuria…Deseo…Auto placer y –para quien así lo quiera entender– pecado, prohibición, transgresión y algunas dosis de perversidad.

Empecé a ver los dibujos de esta chica y –como es habitual en mí– las fui descargando en mi disco duro en una carpeta con su nombre para guardarla con mis otras cientos de carpetas de distintos artistas de la pintura. Pero lo que yo esperaba –unas docenas de dibujos– se transformaron en un par de cientos; y eso, porque paré de bajarme más, pues con lo que ya me había descargado, ya tenía muy mucho bastante para realizar la selección que ahora vais a ver en este artículo.

tumblr_n4i84xCAQi1rojfyfo1_1280

El estilo de Apollonia Saintclair, está muy influenciado por el cómic. En los trabajos de Moebius, de Guido Crepax o de Liberatore. Pero sobre todo, sobretodo en Milo Manara; uno de mis ídolos del cómic de cuyo trabajo (bueno, de Moebius también) doy buena fe en este blog.

Pero, como uno no para de darle vueltas al magín, se me ocurrió el porqué no acompañarlo con un poema. Un poema que –como podéis apreciar– iría (y va) insertado entre estas palabras de entrada a este artículo y la  selección que he realizado con la obra de Apollonia. Pero claro, teniendo en cuenta la temática de la obra de la artista, no podría ser un poema cualquiera. Debería de ser un poema inédito.

Debería de ser un poema con una carga erótica muy importante. Debería estar escrito –yo, desde el primer momento, sabía quién era la persona idónea– por alguien con la capacidad creativa pertinente. Una persona capaz de hacer textos hermosísimos de amor y de deseo, pero también con la suficiente idoneidad y talento cómo para adecuarse a los requerimientos de mi encargo, aunque ahora, no le corren buenos tiempos de tranquilidad y sosiego.

nnfhnfnfn

Y llamé a mi hermano Luis Centeno. Y le propuse mi plan. Le propuse, y exigí –como sólo los amigos tienen permitido hacerlo– que debería de ser un texto original y nuevo; y tan erótico, que rayase lo pornográfico. Así. Tal cual. Luis, tardó lo que tarda una mirada en decir “!Ponme otra caña!”. Y aceptó el reto. Así que en ese mismo momento –eran pasadas las diez de la noche– se dirigió a ese bar literario “de las putas, aluminios y silencios” que tanto le inspira, para escribir mi encargo no sin antes hacerme una aclaración; “Compadre, aclara que es un encargo especifico y dirigido por ti; no se vaya a pensar la gente que soy un salido, un obsceno reprimido y un pajillero”

Yo todavía no entiendo demasiado bien la diferencia entre un salido y un poeta. Éste último, el poeta, con un marcado estilo voluptuoso y sensual; también obsceno y lujurioso a veces; a pesar de su enorme carga de carnalidad y concupiscencia, si él lo quiere así, a pesar de todo ese arsenal verbal que el poeta despliega, el desenlace –sólo separado por la belleza de las palabras– es el mismo: El gozo, la complacencia y el deleite. En definitiva: El catre y el baile más antiguo del mundo que diría mi amiga la Ayuso Sarmale. Pero yo, cómo soy un señor que se viste por los pies y un caballero de los de antes, lo aclaro y aclarado queda. Luis Centeno, no es “un salido, ni un obsceno reprimido, ni, por supuesto, ningún pajillero” (en el sentido estricto de la palabra, claro está). No nos confundamos.

luis

Este es el poema que le he obligado a crear a mi amigo; no se que dirán Uds. pero a mi me parece el aperitivo perfecto para retahíla que al final de estas letras viene.

***

Y DE ESO ME LAMENTO.

Cada segundo que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese segundo se me torna en minuto.
Un minuto que hace, mi amor, que no lleno mi boca de tus besos derramados.
Y de eso me lamento.

Cada minuto que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese minuto se me torna en hora.
Una hora que hace, mi amor, que no lleno mis manos con tus pechos arrebolados.
Y de eso me lamento.

Cada hora que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que esa hora se me torna en día.
Un día que hace, mi amor, que no lleno tu sexo con mi miembro entusiasmado.
Y de eso me lamento.

Cada día que me pasa por encima, amor, se me hace interminable.
Tan interminable, que ese día se me torna en año.
Un año que hace, mi amor, que no lleno mi vida de tu aliento.
Y de eso me lamento.

Hace tanto, tanto tiempo amor, tanto tiempo amor… Que no lleno mi boca de tus besos, ni mis manos de tus pechos, ni tu sexo con mi miembro, ni mi vida con tu aliento… ¿Que sabes qué, mi amor? Que de eso me lamento.

(Y me siento absolutamente desolado.)

(Luis Centeno)

***

Disfrútenlo todo. De arriba abajo y de abajo  arriba; por todos lados y rincones; sudando, sobando y ensalivados convenientemente. Que es como tiene que ser, naturalmente.

Que es como tiene que ser.

Apollonia Saintclair:

“La Tinta es mi Sangre”

12052686155_c8968dc568_z                                vmcm                                       tumblr_nbjttvMMfR1rojfyfo1_1280 tumblr_n70ygvISWU1rojfyfo1_1280 tumblr_n48vy9Mdez1rojfyfo1_1280 tumblr_n37wv642Bv1rojfyfo1_1280 tumblr_n32jepPsKa1rojfyfo1_1280.png tumblr_n7tsaiRTjR1rojfyfo1_1280 tumblr_n7p30ppU6k1rojfyfo1_1280 tumblr_n4urfnasSp1rojfyfo1_1280 tumblr_n4i84xCAQi1rojfyfo1_1280 tumblr_n3o5yzETBV1rojfyfo1_1280 tumblr_n2xo384WQa1rojfyfo1_1280 tumblr_n2i1npPjG41rojfyfo1_1280 tumblr_mzvmaxurW71rojfyfo1_1280 tumblr_mzs43x3AUM1rojfyfo1_1280 tumblr_mzaevzwWxq1rojfyfo1_1280 - copia tumblr_mz231iKgjv1rojfyfo1_1280 tumblr_myz2s0L3aQ1rojfyfo1_1280 tumblr_myvrqk07wa1rojfyfo1_1280 tumblr_mxvjaanhcK1rojfyfo1_1280 tumblr_mxt68q90p61rojfyfo1_1280 tumblr_mxqqctvDIS1rojfyfo1_500 tumblr_mxm95j1EXM1rojfyfo1_1280 tumblr_mxc7wbkqAH1rojfyfo1_1280 tumblr_mx36gjrOq41rojfyfo1_1280 tumblr_mww83ewIvA1rojfyfo1_1280 tumblr_mw2ngcmqFL1rojfyfo1_1280.png tumblr_mvrd9mGhBA1rojfyfo1_1280 tumblr_mv6zhnCXXM1rojfyfo1_1280.png tumblr_muz5f0S3El1rojfyfo1_1280 tumblr_mugzo2SN8W1rojfyfo1_1280 tumblr_mu61dkr4ju1rojfyfo1_r1_1280 tumblr_mu1sc8VOM71rojfyfo1_1280.png tumblr_mts9tqZkmo1rojfyfo1_1280.png tumblr_mtnk9s623S1rojfyfo1_1280.png tumblr_mtg5mi9X9L1rojfyfo1_1280 tumblr_mt9o9jtr6B1rojfyfo1_1280.png tumblr_mt6spjlsgq1rojfyfo1_r1_1280 tumblr_msbcskjHqW1rojfyfo1_1280 tumblr_mrn79iPb481rojfyfo1_1280 tumblr_mrmpuhCjAI1rojfyfo1_1280 tumblr_mr4o1iDHXP1rojfyfo1_1280 tumblr_mqwkaskXTo1rojfyfo1_1280 tumblr_mqnkaxfqC71rojfyfo1_r1_1280 tumblr_mqb1k33RUy1rojfyfo1_1280 sghthhh nxnxgh nnfhnfnfn nhhnfnfn ngngngng hjgcxgfg gydjxgfjy gnxnxfnfgnfnfg gnxgnxgnfg gnxfggnfgng gnhmchmnnc gfynxgnfgg fdfgsdhsd fbdfzgerhdfv dfzggfzggb bnxnnhn 12053591266_bac6b72b59_z 12053416616_4f3d4304d6_z 12053087964_60394ba49c_z 12053056414_546ff4c812 12053045304_e51b4d8178_z 12053029164_13cc045139_z 12053019694_ac97d2ce43_z 12052937953_8c38cf5404_z 12052884463_cd2bbcbdbd_z 12052747195_169bdfc7aa_z 12052686155_c8968dc568_z

UNA NOCHE DE PORNO EN BERLIN

 UNA NOCHE DE PORNO EN BERLIN

 

Corrían los principios del año 1979.

 Por aquel entonces, aún pertenecía el futuro Father Gorgonzola a la Distinguida Tuna de la Facultad de Económicas de Málaga. Aunque  estuviese matriculado en la Escuela de Empresariales junto a mi amigo y compañero de viaje, el actor Luis Centeno y su hermana Mammota.

Surgió por  aquellos días un viaje a la ciudad de Berlín. Y como inveterados viajeros que éramos, nos apuntamos en tropel para dejar muy alto el pabellón de España en la hoy capital de Alemania (En aquellos tiempos era Bonn) como así fue. Massomenoss.

  Massomenoss lo de dejar el pabellón alto, digo.

 Eran tiempos en los que aún le quedaban al Muro cainita diez años de existencia. Así que tengo el dudoso honor de haber atravesado el Muro de Berlín.

 Tengo muchos, muchísimos recuerdos grabados de forma indeleble en mi memoria.   Muchos recuerdos y una pérdida: Por días no pude asistir, con todo el dolor de mi corazón, a un concierto de Lou Reed. Lou Reed en Berlín…se puede pedir más? Malajuerte!

Recuerdo perfectamente el dolor de muelas, por ejemplo, que padeció el mencionado Luis y como tuvimos que llevarlo a un hospital para que lo medicaran, pues tenía tó la cara del Netol.

 

Recuerdo a un Pepote blasfemando en un perfecto alemán de Torremolinos cuando, por un inevitable resbalón en el suelo helado, cayó encima de su acordeón emitiendo este – el acordeón- un musical y sordo quejido debido a lo que le había caído encima. Pepote, casi se rompe un  brazo debido al enorme saleazo. Y él,  la cara a nosotros debido a las impagables carcajadas.

 Recuerdo la locura que resultaba el pedir comida en los restaurantes o en un simple puesto de Hot Dogs. Por ejemplo…llegabas al puestecito salchichero de marras y señalabas el letrero de las salchichas. La oronda germana te preguntaba: Bratwurst?  Brühwurst?  Weisswurst?, Pimmelwurst,? Franfurt? Pinkerwust? Mein Herrrr???

 

Jarrenperbarben und Embutedungem (En alemán en el original), decíamos nosotros Y le volvíamos a señalar una salchicha y una cerveza en el cartel. Una jarra pa cáuno (Jarrenperbarben) reiterábamos.

O si te ibas a un restaurante y te atrevías a pedir algo desconocido: Leverkazeconcronfleisss… decías con un magnifico acento alemán;  y te encontrabas con esto: Leberkäse, Kronfleisch (pleura o diafragma de la ternera) que se sirve con pasta de rábanos y pan negro. (Wiki)

Una delicia repugnante.

Recuerdo, con especial cariño, a mi buen amigo Jesús El Rojo; este cumplía años y le dije…Rojo! Te voy a regalar el colocón más grande de tu vida! Y cumplí mi palabra. Vaya que si la cumplí; solo se acuerda de medio viaje.

Todavía me lo refiere -hoy día- con un cierto deje de nostalgia y cariño. Para que tú veas!

Recuerdo la nieve ya negra por los humos de los coches amontonada por toda la ciudad. O a la modelo de promociones realmente fisna y divina de la muerte -de Madrís- que alababa vehemente el Shampán Guachandó.

Yo solo bebo Shampán Guanchandó! Decía por Moêt & Chandon, la pija de Vallecas.

Recuerdo, entre otras cosas, nuestra visita a Berlín Oriental pasando el Muro a través de una frontera sacada de una película de Welles. Obedecimos las órdenes de la Embajada de no pasar ni prensa, ni revistas eróticas, ni drogas ni alcohol. La verdad… No sé que cara nos verían. A lo mejor solo se fijaban en Jesús.

Así que dejamos todo el alijo en el hotel y allá nos fuimos. Cuando la sargenta rusa, en la frontera, nos miró por encima de su poblado bigote, nos alegramos de haber sido obedientes. Peaso malabestia la íalagranputa.

Me acuerdo también de una amiga que nos echamos allí, anarquista lesbiana, que nos enseñó-amabilísimamente- la ciudad. Nunca se aprendió mi nombre y estaba convencida de que yo me llamaba Albatros.

Por acordarme, todavía me acuerdo, de que estamos fichados por la policía berlinesa por un disparecer con un nazi propietario del hostal donde nos alojábamos. Por algo así como un sofá roto (ya lo estaba) en el transcurso de una de nuestras reuniones culturales.

Pero de lo que más me acuerdo, era que en aquellos tiempos  y me imagino que ahora, Berlín era una de las capitales culturales de Europa y una noche nos fuimos todos en animosa compañía para ver un espectáculo porno en vivo en un local, entre cutre y casposo, de los muchos que pululaban por la ciudad. El sueño de Torrente.

También era la capital europea del porno Berlín. Todo hay que decirlo.

Y esto es lo que sucedió una nefanda noche. Cuando pasamos:

UNA NOCHE DE PORNO EN BERLIN

 

Habíamos terminado nuestro trabajo de animación en el Stand de España en el Palacio de Congresos donde se desarrollaba la Feria Internacional de Turismos de Berlín (ITB)  una de las más importantes del mundo. Estábamos ya descansando en el Hostal bajo la atenta mirada del cancerbero nazi, sin saber que hacer.

Este, el cancerbero, desde el episodio del sofá- con intervención de la embajada incluida- no nos quitaba el ojo de encima. El muy mamón. Así que ante la imposibilidad de liar otra reunión cultural en el hotel, pensábamos en donde podíamos ir a distraernos antes de acostarnos.

Pero que se puede hacer en una  ciudad frigidísima y cubierta de nieve? Tempänen inch dier Güeben. Con un frío de cohonees (Nota del Traductor)

–         Porque no vamos a ver un show ponno? Dijo Jesús balbuceando a causa del colocón.

Así que sopesando la posibilidad y que en teniendo en cuenta que nosotros siempre fuimos partidarios de asimilar la cultura de allá donde fuésemos y -por ende, insisto- Berlín era la capital del porno mundial, nos dijimos…Vale! Todo sea  por el enriquecimiento personal.

Y pallá que nos fuimos para la zona de Schöneberg, barrio con una enorme proliferación de locales dedicados a los shows pornográficos en vivo. Un enorme puterío allá donde miraras.

Entramos en uno que nos pareció sugerente;

y…como explicaría yo como era el local por dentro?…

A ver:

Imaginaros como veinte cabinas unipersonales puestas en círculo. Dentro de cada cabina había una especie de mostradorcito con un rollo enorme de papel higiénico -me imagino que para tomar notas- y una ventanita rectangular de cómo unos 30 x 20 cms. Con una ranura al lado.

Y en el centro del círculo formado por las cabinas, un recinto donde había una especie de mesa acolchada donde una pareja hacían toda clase de guarreridas  sexuales. El, con una enorme gallinácea (un pollón) y ella con una maestria inigualable en el arte de domeñar a la susodicha gallinácea.

Se trataba pues de comprar fichas, meterse en la cabina, meter una ficha en la ranura y entonces, se levantaba una tapa que cubría el ventanuco y, a través de un cristal,  se veía a una pareja haciendo acrobacias sexuales. Nada que ver con un karaoke. Aunque habia veces que lo parecía. Pero no voy a decir cuando.

Era todo un espectáculo mirar por todo el perímetro interno del circulo y verlo llenos de ventanitas con dos ojos ávidos detrás de cada una de ella. Un poco esperpéntico, todo hay que decirlo. Parecía un cine en 3D todo el mundo con sus gafitas.

Sigo…

A los cinco minutos…Chank!! Se cerraba la tapa y si querías otra ración (perdóneseme el símil gastronómico, pero es que había que ver lo que se comía aquella señorita.) se volvía a echar de nuevo otra fichita, Y así hasta que te jartabas.

Muy edificante. Tengo que reconocerlo.

Después de un par de fichas cada uno, y de advertir -no solo que se nos iba una pasta, sino que además los cinco minutos pasaban rapidísimamente- una mente preclara (me imagino que Jesús) dedujo- que para eso era un economista en ciernes… “Compramos dos fichas cada uno y nos metemos todos en dos cabinas y eso que nos ahorramos”

Dicho y hecho. Que mente mas privilegiada la de los españoles!!! Y que tontos los alemanes que no habían pensado en esa posibilidad. Es que parecen tontos de honraos que son, los maharetass!!! Dijimos.

Nos metimos como pudimos en dos cabinas. Tres españoles en cada una. E iniciamos la tramposa estrategia.

Estábamos enlatados; apretujadísimos. No podíamos ni respirar! Y el poder turnarse para trincar la ventanita de marras era un suplicio de mil pares de cohoness.

El aire se hacía irrespirable, el cristal estaba ahumado por el vaho de nuestros alientos… así que nos dijimos….Vámonos pa fuera! Que esto no hay quien lo aguante. Quemasfixio!!

Nos dimos los tres la vuelta al unísono-porque no había espacio suficiente para hacerlo de otra manera, y nos enfrentamos a la puerta de salida. Sacamos una mano –el que pudo- para tratar de abrirla cuando de pronto –horrorizados!!!- nos damos cuenta de que la puerta no solo era abatible, sino que además abría para adentro.

Glub! Dice uno. Glubglub, dice el otro…Tres glubs más gimió el tercero. Una suerte de gluglubeos angustiosos. Empezamos a sudar, hacinados como estábamos, en una estrecha cámara de tortura.

La sola idea de morir asfixiados no era tan terrible como la mortificación que suponía el que nos encontraran amorcillados- pues estábamos embutidos practicamente dentro de la maldita cabina- en un Porno Live Show de Berlín.

Una vergüenza absoluta para las respectivas familias.

Así que decidimos usar la cabeza. Uno se subió como pudo escalando sobre los otros dos para encaramarse encima del mostrador donde estaba antes el rollo de papel higiénico.

Father -por su corpulencia- fue designado Base de Operaciones. Es decir me agacharía para que el que quedaba, se sentase en mis hombros. Y como pudimos, formamos una sola figura para hacer hueco a la maldita puerta abatible que Alá confunda.

Así lo hicimos. Y, con un titánico esfuerzo y un agobio del copón, logramos abrir la puerta de lo que -al fin y al cabo- era lo más parecido a una cámara de gas. Made in Germany, por mas señas.

Abrimos la puerta, ya te digo, y nada mas abrirla- justo delante- estaban esperando el encargado de la tienda- con un enorme turco detrás- que miraban asombrados la escena:

Uno encima del mostrador. Otro agachado y absolutamente sofocado por el esfuerzo  y, por fin, el tercero, encima del grande haciendo equilibrios y con los huevos pegados al cogote del Father.

Empezó a bramar en alemán y el turco amenazaba con blandir una cachiporra y a amenazarnos en que idioma  sabe Dios. Y nos fuimos todos de allí echando leches.

Father jadeando, decía aún ahogado por el esfuerzo….Yo follo dos vueltas mas y me voy para la casa. Me cagontólas putas de Berlín!!!!

Como decía Goethe:

Dieses Baums Blatt, der von Osten
Meinem Garten anvertraut,
Gibt geheimen Sinn zu kosten,
Wie’s den Wissenden erbaut.

Ist es ein lebendig Wesen,
Das sich in sich selbst getrennt?
Sind es zwei, die sich erlesen,
Dasz man sie als Eines kennt?

Solche Frage zu erwidern,
Fand ich wohl den rechten Sinn:
Fühlst du nicht an meinen Liedern,
Dasz ich Eins und doppelt bin?

 

Y que queréis que yo os diga…No puedo estar más de acuerdo con el.

A %d blogueros les gusta esto: