VIAJE A BOLONIA.CADIZ

 

Se presentía el viaje fácilmente. Pues los veteranos boloñeses nos habían instruido, previa y diligentemente, en como se desarrollaría el viaje y las circunstancias de este.

 Nos habían descrito la casa y la playa. Nos habían indicado el camino y nos habían hablado de donde y como íbamos a comer. Nos habían dado una hoja de ruta oral. Excursiones incluidas.

 Se preveía el viaje y se adivinaba más o menos que la playa sería como casi todas las playas. La casa sería, al fin y al cabo, como casi todas las casas, el restaurante donde comeríamos, se adivinaba, como todos los buenos restaurantes de Cádiz y en fin…Los amigos éramos todos conocidos desde hace mucho… y lo único que se preveía, ciertamente era – ya te digo-  era que serían unos días de relax y terapia antiestrés. Tranquilidad absoluta.

 Y un mojón patí.

 El viaje, todo el viaje de principio a fin, resulto un absoluto gozo y disfrute. Un continuo jolgorio, adobado -eso si- con interminables y preciosos paseos por la playa de los cuales me acuerdo cada día que pasa desde el viaje.

Interminables recitales de toque, cante y baile.

 La casa resultó magnifica, acogedora, limpísima y todo en perfecto estado de conservación.

VISTA DE LA DUNA DESDE LA CASA

 La playa de ensueño, el bar de copas para ver la puesta de sol (La Cabaña)…indescriptible. La comida riquísima…y los amigos…los amigos…lo mejor del viaje. Not discussion at all, baby.

 Eso de ir cuatro días es perfecto, pues no hay tiempo para malos rollos ni para discusiones. Todo el mundo es servicial y no hay, repito, tiempo para piques.

 Así fue, pues, el…

 VIAJE A BOLONIA. JUNIO DE 2010.

 Los Gorgonzola éramos los encargados de llevar los snacks. Los “Peritivos” que se llaman, para degustar en la playa. O donde fuese. Había encargados de la impedimenta cervecera, (con dos cojones Pakito!  Perfecto el servicio playero de birras y toreras).

 Otros se encargaron de los desayunos y por fin otro grupo se encargó del punto colesterol. Es decir Salchichones, chorizos y quesos. Grupo Alhaurín. La Rubia y el Travesti.

  En cuanto al tema libaciones, “Chaque chien on mange son cipot” que dicen los franceses; es decir que cada uno se llevó el alcohol que consideraba consumiría durante el periplo. More or less.

 La colección de botellas de rones varios y de whisky Chivas, habrían hecho las delicias de mi amigo el  entrecortado poeta. Aunque este, desafortunadamente, no pudo venir, pues -creo- estaba arrestado por su  mal comportamiento en el anterior viaje y que no vienen, dichas circunstancias, a cuento.

 Aunque no estará de mas el  indicar que, a partir de aquel momento se le conoce por el Caganer dal Baelo Claudi. (En catalán en el original) Y ahora existe un resto arqueológico con restos de mierda que volvería loco al Carbono-14.

 Malos tiempos para la lírica, pues, con la ausencia del escatológico rapsoda.

   JUEVES. Diez de Junio. Annus Domini  2010 D.C.

 Father Gorgonzola estaba, por la mañana, atribulado de trabajo pero desarrollando este a una velocidad endiablada. Pues había conseguido poder salir a las 13.00 horas y tenia tiempo de sobra para poder partir a eso de las tres de la tarde con destino a Bolonia.

  Un grupo de privilegiados amigos ¿tengo que decir que son funcionarios? habían salido por la mañana con la suficiente antelación para tomar posesión de la casa y libar las suficientes cervezas como para tutearnos cuando llegáramos. Como así sucedió. El síndrome Heineken & Chivas que se llama.

  Iniciamos la salida de casa con destino a Bolonia después de haber tomado unos ligeros sandwiches. Para beber Santa un par de cervezas… Father una inmisericorde Coca Cola Light.  Do estaban aquestos rones?

En el maletero.

 Tomamos contacto telefónico una vez en camino con el grupo C (de canalla) es decir: Girilín…Shati…y Asun/Asen o como se llame la oíaporculo. Al final la llamaríamos la Dama Verde por su desmesurada afición a las curcubitáceas. Cucumis Sativus. Vulgo Pepino. (Por su uso microfónico, aclaremos)

 Quedamos en vernos por el camino.

 El camino… precioso; adornado con unos paisajes que iban desde la alta montaña y su colección de molinos de viento hasta el sempiterno Peñón de Gibraltar. Patria Chica de la inefable Fatêma, que Alá confunda… África al fondo nítida y cercana

 Paramos en Algeciras donde la camada anterior deglutía tranquilamente unos bocatas y unas cervecitas. Santa liba otras dos cañitas, Father una mariconada de café descafeinado, con leche desnatada y sacarina…un “Desgrasiao” que se llama por aquí. Cagalera pal body.

 Para rizar el rizo, se beben de mi propia botella de Barceló un par de chupitos cada uno ante las lágrimas de bilis del Gorgonzola Father. Conductor, maldito conductor.

 Llegamos a la casa.

 Nos encontramos a los amigos, tal y como temíamos, con la risa tonta y mas alegres que unas pascuas.

 Father dice: Hola! con la boca chica y se toma tres chupitos del tirón. Ahí Stamos!! Que susdén!!

 Nuestra casa, la de arriba, no solo es perfecta, sino que dispone una terraza desde la cual divisamos Tánger a tiro de piedra que de día nos acompaña el desayuno y por la noche, nos hace soñar, con sus luces, en un próximo periplo a Asilah. Todosandará! Que dicen los morubis.

AFRICA DESDE LA CASA

 Tres chupitos más…reparto de viandas en las dos viviendas y primera salida a la playa donde nos pegamos un baño reconfortante, o casi en el Atlántico.

SALIDA DE NUESTRA CASA A LA PLAYA

PRIMERA VISTA DE LA PLAYA

 Allí nos damos cuenta de que es la playa soñada. Una arena fina y limpísima. Amarilla. Y un agua trasparente y cristalina con  un color turquesa que tira de espalda. Además no está fría. Chapoteamos gozosos. Patos mareaos.

ACANTILADO JUNTO A LA DUNA

 Llegamos a la casa donde las guitarras ponen la banda sonora a la primera jornada. Tras un buen rato de concierto, nos dirigimos  a La Cabaña. Un precioso bar en la misma playa, con el césped llegando hasta la arena, donde nos tomamos un mojito mientras vemos ponerse el sol. No puede empezar mejor la cosa.

BAR LA CABAÑA

OTRA VISTA DE LA CABAÑA

 PUESTA DE SOL DESDE LA CABAÑA

MAS PUESTA DE SOL

RELAXING

El hambre aprieta y nos tomamos, en un respetable antro, unos horrendos huevos con patatas que Father vehementemente, adorna con un repugnante chorizo frito que a la postre estuvo llamando a la puerta del cielo durante toda la noche. Al final el maldito embutido no salió a pasear. Ardor guerrero vibra en nuestras tripas.

 Más borrachera. Una Chivas fallece, nos damos las condolencias, guardamos respetuoso minuto de silencio y nos vamos a la cama. Mañana mas……  Nos esperan las tortillitas de camarones y unas croquetas de choco. Mare mía, que bueno! Y el atún en manteca?

SANTA ON THE BEACH

  To be continued…

Anuncios

2 comentarios

  1. Father joío que bien te cuidas. Las croquetas de choco están que te cagas y el resto de los manjares boloñeses también, doy fe. Seguiré atenta la continuación del relato!!

    Me gusta

  2. Anda que no os cuidais . . . jajaja
    Preciosas vistas !!!

    espero el . . . continued 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: