UNA ESCAPADA BOLOÑESA (III)

P1190077

 

 UNA ESCAPADA BOLOÑESA (III)

 

PROEMIO III


Ubi est mea anaticula cumminosa? Volo anaticulam cumminosam meam!

        Dónde está mi patito de goma? Quiero mi patito de goma!

Al contrario de lo que se pudiera o pudiese  pensar -que es un pretérito imperfecto de los de toda la vida- los días pasados en Bolonia habían sido absolutamente diferentes y únicos a pesar de lo semejante. No obstante, al último día previsto de estancia -que siempre se presenta triste y apocado de ánimo- le habíamos barruntado una dada de vuelta, un giro, para convertirlo no ya en el del regreso a la rutina desmoralizante y desesperanzadora, sino en una luminosa jornada más de vacaciones y divertimento. Y así lo hicimos, por Cástor y Pólux. Así, lo hicimos por Bendis. Así lo hicimos.

P1190021

DIA DEL SEÑOR OCHO  DEL MES DE SEPTIEMBRE DEL AÑO TRECE

 Tristetate et lacrimis gravis est dolor
de terraeque maribus magnus est clamor

Tristeza y lágrimas, grande es su dolor,
de la tierra y los mares, grande es el clamor
O Cáritas. Cat Stevens

 

A Uds. les parecerán, les decía, estos capítulos diarios, la repetida escena del inefable Bill Murray en la película “El Día de la Marmota” pero no es así. En absoluto que no es así; porque a pesar de que las jornadas empezaran de igual manera: ducha rápida, acoso, desayuno en el Bellavista y toma de medicamentos pertinentes y necesarios, todos fueron tan distintos cómo divertidos. Aún así, ese día, por ser el último, requería de nuevos procedimientos operativos.

El Principal: rehacer el parco equipaje que habíamos trasladado -y apenas usado- y meterlo en el coche para -una vez instalado éste-  trasladarnos a la casa de los golfos apandadores con las intención de tomar -sin casi necesidad de asedio- esa plaza y hacerla nuestra al menos durante nueve horas.

dodge-caliber-

Así lo hicimos. Nos acercamos a la casa y, como acostumbradamente sucedía,  Shati leía profusa y relajadamente; Girilín con Placi se solazaban paseando por las inmediaciones de las pozas. Las lobas, habían iniciado el acostumbrado paseo hasta la duna.  Así que Father y Santa, no dudaron en unirse en la distancia -había salido como media hora antes- al grupo de mamíferas carnívoras duneras.

filename-dscf5190-jpg

Es día último. Ya lo sabíamos. Es día de alejar de la mente cualquier sentimiento de tristeza y pesar por lo inevitable de la partida; lo sabíamos. Pero eso no quitaba el deber inexcusable de las despedidas. De los adioses. Debíamos despedirnos de la arena fina pero firme de la playa. De Trajano -amigo fiel que nos saludaba desde el templo de Baelo Claudia- porque siempre está ahí para lo que haga falta. De las rocas junto a la duna que cobija y asila a centenares de cangrejos en sus recovecos. Despedirnos de ese otro mar de color verde que conforma el pinar.  De los restos abandonados al rebalaje de la patera que oculta, como avergonzada y pesarosa, una verdadera historia de dolor, y esperanza; de amargura e incertidumbre.  Nos despedimos, por fin, del dorado del cielo cuando el sol se va siguiendo su camino.

IMG-20130908-WA0008

Es hora de los últimos baños revitalizantes y reparadores. De las postreras cervezas en la playa. De gastar los últimos cartuchos de risas incontenibles y desenfrenadas. Todo eso se va haciendo. Poco a poco. Resignadamente.

Pero que no decaiga el ánimo más de los necesario. Porque aun resta medio día. Y no es de oficio el desaprovechar el puñado escaso de horas que nos queda en la queja y el lamento.

No queríamos los Gorgonzola irnos de Cádiz, faltaría más, sin habernos comido unas ortiguitas. Tampoco sin habernos jalado un plato de choco frito. Así que decidimos que almorzaríamos en el Restaurante  El Tucán. Paseo de El Lentiscal s/n. y apaciguar el antojo.

chiringuito-el-tucan

Unos amabilísimos camareros, nos sirvieron rauda y eficazmente. Pepiss do Placi, estaba dispuesta a comerse -a la filibustera manera, es decir con los dedos empringados-  algún pez de la familia de los espáridos; es ella muy de espáridos. Así que, cuando el camarero nos enseño un enorme sargo (Diplodus sargus sargus) de casi tres kilos, no dudamos en pedirlo. Eso sí, con su chimichurri y guarnición de patatas fritas.

IMG-20130909-WA0012

Llegó el bicho y desapareció en un momento. Labios y yo dimos cuenta, a la postre y como postre, de una exquisita tarta de galleta, natillas, chocolate y nata. He dicho que adoro a Labios? He dicho que cuando el sol se pone, éste le otorga envidioso y forzado, un rojo inigualable a su pelo?

La hora se acercaba irremediable e indefectiblemente. Ya era imposible el quitar de nuestra mente la inevitable circunstancia de la arrancada. Mientras tanto, la partida de cabrones que componían nuestro grupo, estaban más que relajados -y en cierto modo aliviados- porque sabían que a ellos todavía les quedaban por aquellos territorios, dos días y medio más que a nosotros; con el descanso y el consuelo añadido de nuestra ausencia.

No obstante, media hora de siesta y -no pudimos evitarlo- otra vez para la playa. Baño, tumbada al sol y por fin …lo irreparable…la partida. El adiós definitivo.

playa de bolonia (Cádiz)

Besos y abrazos. Caricias mimos y achuchones. Agasajos, cucamonas y carantoñas. Que se van los Gorgonzola!!!! Madre!!!! Que se van los Gorgonzola!!!! Cantan las mozas del lugar contritas y apenadas.

No quiero terminar este relato, sin agradecer como siempre a mis amigos su cariño y hospitalidad. Su cobijo y amparo en el asilo. Su siempre generosidad en el envite y en el invite. Así que voy a terminar esto con dos regalos:

El primero: Un documento en pdf para que el viajero que se desplace a Tarifa, a su pedanía de Bolonia y alrededores, tenga una lista puntual de lugares donde comer  comida tradicional de la zona; indicando nombre, email en muchos casos, direcciones y teléfonos . Un documento muy útil.

Comer en Tarifa y Bolonia

El segundo: Ante la avalancha de peticiones de enseñar los famosos escarpines de Girilín, inserto -con el beneplácito del mismo- una foto donde se aprecia al Hierbas en las pozas luciendo sus famosos escarpines “Fursia Putón” que tantos éxitos sexuales le ha proporcionado. Ya sabéis!!! El culo va de propina.

IMG-20130909-WA0009

El tercero: Una realización audiovisual de mi amigo Fernando Cumpián (líder y front-man del grupo Sólo un Momento) donde nos regala -en una continua y ágil presentación- una nómina, un catálogo descriptivo por medio de imágenes, de la historia del grupo. Un inventario vital donde no sólo los músicos y artistas que componen el elenco tienen cabida, sino que tambien -como convidados de piedra- amigos y familiares complementan este nomenclátor de hermandad y camaradería.

Yo, particularmente, me siento enormemente orgulloso y dichoso de estar presente en este trabajo. No tengo que, sino sentirme, un poco integrante acogido y prohijado de “Sólo un Momento”.

Finalmente solo quiero que quede claro que espero ilusionadamente repetir periplo a donde sea, siempre que sea con esta gente. Muy ilusionadamente, espero repetir periplo, siempre que sea con estos amigos. Se me perdone la reiteración.

Se terminó de escribir esta crónica el viernes día del señor trece del mes de septiembre del año trece

 

Anuncios

UNA ESCAPADA BOLOÑESA (II)

baelo-claudia-jonico-01

 

UNA ESCAPADA BOLOÑESA (II)

 

PROEMIO II

 

In taberna quando sumus / non curamos quid sit humus

“Cuando estamos en la taberna / no nos preocupamos de la tumba”.

Un inciso literario: estoy realmente fascinado (que indescriptible sensación es la que produce la vuelta anhelada a la página del libro que estas leyendo para seguir con la lectura; esa que te abstrae, aísla y separa de la funesta y triste realidad) fascinado digo, con la ultima obra de Santiago Posteguillo “Circo Máximo: La Ira de Trajano” segunda de las partes de su trilogía sobre dicho Emperador.

 la ira de trajano

Viene al caso esto, porque emociona ciertamente el pasear por la playa de Bolonia en dirección a la duna, y contemplar a lo lejos -entre los pilares del templo derruido por el maremoto que asoló Baelo Claudia- la enorme estatua de tres metros de altura que representa al Emperador y César Marco Ulpio Trajano. Porque admirándola, no queda otro remedio que trasladarte a esos escenarios que, durante dicha lectura, Posteguillo te está describiendo magistralmente. Por cierto Trajano era de Sevilla. De ahí el latinajo…“Quisque factum armis mea” (Qué jáse mi arma!) tan habitual en la Bética.

 

 

DIA DEL SEÑOR SIETE  DEL MES DE SEPTIEMBRE DEL AÑO TRECE

 

Verba volant, scripta manent

Las palabras vuelan, los escritos permanecen.

baelo claudia (98)

Nos levantamos Santa y yo, aún abrumados y felices por el excelso recibimiento que nos habían dispensado los amigos (Resonaban todavía en nuestros oídos frases cómo: ¡No me lo puedo creer!  ¡Lo sabía! ¡Líopuuutass!…  Nos levantamos, decía, absolutamente encantados de -aún no nos lo creíamos- darnos cuenta de estar donde estábamos. En el paraíso.

No dimos una ducha rápida y nos fuimos a buscar lugar propicio para el desayuno. Decidimos hacerlo en la terraza del hostal donde estábamos alojados, aunque en distinto edificio. Unos cafés con leche (aquí me ahorro el chiste de la Botella, que ya está muy visto) unos zumos naturales de naranja, dos molletes con zurrapa de lomo  y/o aceite y/o paté y vasito de agua fresquita para la tragada de reparadores omeoprazoles y paracetamoles… Limpieza de piños en la habitación, infructuoso asedio sexual a Santa, y… ¡Hala! Para la casa de la playa con el rabo entre las piernas. Lo que yo te diga.

 buen-servicio-muy-comodo

Girilín y Placi (nombre de guerra de Maximediano), habían encaminado sus pasos hacia Levante para visitar la zona de las piscinas para dar rienda suelta a los más bajos instintos nudistas del primero. Excepción hecha de los escarpines azules que -ya sabéis- tantos éxitos sexuales le han proporcionado. Porque una cosa, señoras y señores, es despelotarse y otra desnudarse. Que no es lo mismo; no señor!.  Los demás -excepto Shati que leía en la casa- nos fuimos hacia la duna en disciplinada procesión lateral; Father no estaba dispuesto a perderse la vista de la estatua del Emperador Trajano desde la orilla. Para nada como estaba, y está, de emocionado y enganchado a la lectura de Don Santiago. El apellidado Posteguillo.

 Recorres esos casi seis kilómetros de playa -los que hay ida y vuelta, desde la casa a la duna- pisando una arena dura y fresca que te permite un paso ligero, reconfortante y agradable. Dicha arena, te proporciona un impagable peeling en las plantas de los pies y éste, actúa cómo vigoroso y eficaz desestresante general. Las aguas transparentes que llegan hasta la playa, están llenas de pececillos que van y vienen rápidamente; y entre las rocas, se divisan algas y multitud de cangrejos. Un enorme e inacabable vergel de vida y naturaleza, que junto al precioso pinar que coquetea con la duna, te procura un estado de absoluto bienestar  y placidez cuando descansas tendido al sol en la arena tal si fueses un arenque en el secadero. Vuelta a los orígenes; más de dos kilómetros y medio más de andada. Sigue siendo enormemente agradable. Gratificante para el ánimo.

 levante

Paramos -ya los habíamos saludado a la ida- en la playa frente a La Reja, donde la familia Cumpián se solazaba justo enfrente de nuestra antigua casa  -ahora la ocupaban ellos- y situada como a quinientos metros de la nueva. Quedamos en vernos por la noche para que nos hiciéramos fotos y videos que conformarían el nuevo trabajo audiovisual del grupo Sólo un Momento. Había cinco componentes de dicho grupo en Bolonia con nosotros.

Llegamos frente a nuestra casa donde habíamos dejado las sillas y toallas; repetimos baños y volvimos a tumbarnos al sol. Cervecitas. Hora de comer. Placi, había aliñado y transformado en pinchitos algunos solomillos adquiridos para ese fin. Shati -muy dispuesto para la cocina que es- había cocido arroz para añadírselo al potaje de habichuelas. Así que, momentos después de la ducha en el césped por el ancestral método del manguerazo, conminamos a Girilín a que se quitase los putos escarpines “furcsia putón” y empezamos la manduca.

Más cervecitas -con nachos, humus y un guacamole picantísimo- prepararon el paladar.

P1190035

Platazo de potaje y dos pinchitos por barba. Berrinche no; pues se había ido a Barbate con la cumpianada familia dispuesta -como así lo hizo- a jartarse de atún en todas sus modalidades y preparaciones.

Le suplicamos que no probase los morrillos de atún; pues lo que le hacia falta era estar esa tarde de morrillos; no nos hizo caso, pero afortunadamente no le hizo efecto el desdichado túnido. Mejor que mejor.

morrillo

Después de la ingesta, y prestas las habichuelas y el arroz a ebullicionar otra vez en nuestras panzas, Santa y Father se desplazaron hacia el hostal para tratar de bajar de volumen los atribulados y atiborrados estómagos. Vuelta a la playa -un par de horas  más tarde- después de una reparadora siesta. Baños y cata de whisky Johnny Walker de 12 años junto a las cañas de pescar que habían instalado Placi y Shati. Otro par de horas después, y más que mediada la botella, logra Shati capturar la ansiada presa: media sardina que colgaba como cebo del anzuelo del compañero Placi que aún no se explicaba esa inveterada costumbre de que el amigo pescador arramble, inmisericorde y continuadamente, con sus sedales siempre que puede.

P1190029

Seguimos copichueleando en la casa -tras pasar la tarde en la playa entre baños y risas- en el césped privado que dispone la casa. El sol se vuelve a poner -como acostumbra cada tarde- tras la duna. Trajano sonríe y nos guiña cómplice. Una vez oscurecida la tarde, haciendo caso a la invitación mañanera, nos desplazamos hacia Casa Cumpián donde la directora -entre otras cosas- de vestuario, grabación, edición de video, y muchas más cosas Amy- disfraza a las chicas con enaguas y puchos, sayas, combinaciones y refajos antiguos para comenzar el rodaje del citado videoclip.

Nótemevéa! Las chicas posan y se dejan retratar. Los machos alfa siempre dispuestos a ayudar, con enorme dosis de cachondeo y pitorreo, sugerimos posturas y poses. Amy, un poco desesperada, termina hablando lenguas muertas ella sola. Una mezcla de arameo, etrusco y picto. Júrolo por mi honor.

P1190108

Las risas, incontenibles. Los comentarios, impagables. Cantamos y tocamos hasta la madrugada que nos fuimos cantando bajito de nuevo, hacia la casa principal. Allí logramos robarle alguna hora más a la noche y nos fuimos a descansar. Mañana, aunque iba a ser el último día de los Gorgonzola en Cádiz, debería de dar bastante de sí, pues estábamos dispuestos a alargarlo todo lo que fuese posible. Como así fue.

To be continued…

 P1190034

…///…

 

VIAJE A BOLONIA,CADIZ.ULTIMO DIA.

VIAJE A BOLONIA, CADIZ.  4º DIA

A Santa. Para que nunca se le olvide el pareo

 Pincha aquí y sigue leyendo. Al final del relato, como es habitual, tienes mas música.

Quae est domestica sede iucundior?  Me dije nada mas levantarme. Como para convencerme de que la vuelta a casa era lo más conveniente.

 Musho me temo que las proximidades de Baelo Claudia y la firme decisión de , hoy – por fin-  ir de excursión a las ruinas romanas para que el Travesti Autista,  pudiera contemplarlas en todo su esplendor, me influían soberanamente afectando mi lenguaje. Síndrome latino – romano que se llama.

 Quae est domestica sede iucundior? : ‘¿qué hay más placentero que el hogar?’. Me decía en un perfecto latín sin acento alguno, para convencerme de que lo mejor del viaje era que lo habíamos pasado DPM y que por fin volvíamos al redil hogareño. A la normalidad de horarios, alimentación e ingesta de los debidos y apropiados líquidos.

BENDITIO URBI ET ORBI

 Esto se acababa. Desafortunadamente. Y nos fastidia lo rápido que ha pasado todo. Pues aunque nos queda este día, es día de tramite y desplazamientos.

  Desayunamos y recogemos las cosas. Revisamos los cajones y todos los rincones de la casa que habían conformado nuestra casa durante ese cortísimo espacio de tiempo.

 Hay que ver como un lugar de hospedaje, tiende a volverse hogar en tan corto espacio de tiempo!

Recogemos guitarras y armónicas. Guardamos las fichas de póker y doblamos el mantel verde. Sillas de playa…ventilador (que fue innecesario) y todo lo que con enorme ilusión traíamos y que ahora nos llevamos pero con un sentimiento distinto.

Lo tienes todo controlado, gordo? Me preguntaba Santa….. Omnia mea mecum porto : ‘llevo todo lo mío conmigo’  Respondo. Con dos cojoness.

Nos interviene una sensación extraña. Vemos como, inexorablemente, debemos de renunciar a las sesiones de playa…a los paseos…a los mojitos en La Cabaña. No volveremos, por ahora, a la S Asociación de… ni a la coronación de Mizz Cazeta. Y los volátiles putones? Que será de ellos?….  No a  los churros de madrugada  ni tampoco  volveremos a saludar al sol cuando se acueste detrás de la duna. Decirle hasta mañana.

WALKING ON THE SAND

 Esto se acaba. Como todo lo bueno. Morriña de la grande, de la que hace daño.

 Terminamos de desayunar y nos juntamos con los vecinos de abajo. Nos encontramos al Shati que acababa de levantarse….Como estas Shati? Ergo Cogito Sum , Cojeo, luego existo. Nos dice muy apropiadamente, todo hay que decirlo.

Y vosotros…Como estáis?.. Pregunta

 -Déhanos tranquilos y vete a la mierda!!! Le respondemos al unísono.  Exponente de crueldad máxima.

 Reparto de sobras. Me toca una parte de los snacks y un chorizo picante que hace que se  me estremezca la parte gástrica.  Ubi funus, ibi ignis : ‘donde hay humo, hay fuego’

  Bueno… Basta ya de latinajos !!! Bis repetita non placent : ‘las cosas repetidas no gustan’.

 Decidimos irnos un rato a la playa para despedirnos de nuestro tostadero particular  y aprovechar el sol que hoy también, ha salido y, además, con ausencia de Levante. No podemos creer que hayamos tenido tanta suerte con el tiempo. Cervecitas playeras. Las Anacondas compran modelitos a un vendedor morubi playero que es sobornado con cerveza. Lúpulo de cebada fermentado que es.

ANACONDAS ON THE ROCKS

 Y tú de donde eres? Di Tanja!!! (De Tánger, Nota del traductor)

 Estamos ya en la playa para una vez  allí, el Dr. Supongo, Livingstone Supongo, Father y el ínclito Travelo, darnos un paseo enorme por ella  hasta las ruinas de Baelo Claudia, para que , por fin, pueda visitarlas el del iPod.

 Llegamos a ellas y  no hay acceso directo desde la playa. Zuputamadre!

Debemos de dar un rodeo enorme, que a pie, es descartado inmediatamente, y abandonamos la pretensión de la romana visita.

 Hoc volo, sic iubeo,sit pro taione volutas Baelo Claudia: Queledenporculo a Baelo Claudia. Lo siento, me pueden los latinajos.

LA MONTAÑA DESDE LA PLAYA

 Volvemos a casa y nos libamos unas cervezas con unos encurtidos y algo de queso para afrontar la vuelta.

 Sube Girilin para acompañarnos Y al hacerlo, nos quedamos Atónitos.  Como Atónito Abril.

 Luce Girilin, indeseadamente , un precioso y  rojo sarpullido en la espalda y en el pecho que le da el inequívoco aspecto de lucir una maravillosa bata de cola de lunares rojos. De topitos que le llaman ahora.

 La mariscada, pide réditos y se ceba con el amigo Girilín.  Sarpullido de Mariscos. Mírala cara a cara ques la priiimera.

 Vestido de faralaes solo le falta que La Pepa de Tarifa le cante los días señalaitos.

 Llaman a Asun /Asen que a estas alturas, todavía no se como se llama realmente la oiaporculo, al móvil

 – Siiii??? Contesta ella

– Quien eeessss????   Dice

– Yooooo???? Yooo soy….ASUN!!!!!!

 Albricias!!! Aleluya!!! Ya se como se llama !!!! ASUN!!!  Se llama ASUN!!!! Hosanna en el cielo !!! La oíaporculo se llama ASUN!!!!!!!!

VUELTA A LA REALIDAD ?

DR. LIVINGSTONE SUPONGO

 Después del feliz hallazgo, nos vamos felices hacia Málaga, nos despedimos de la amabilísima gente de Las Rejas. y decidimos parar a comer ya cerca de casa: en el Restaurante Asador La Cañada.

C/ La cañada de los cardos, Torremolinos, Málaga. Telf.952382288.

  Una magnifica carne y un restaurante museo, donde se puede, entre otras cosas, admirar una colección de motos de los años 60-70 preciosas. Precios baratitos. Muy recomendable

 Nos despedimos a la salida del restaurante y quedamos para el sábado en casa del Dr. Supongo para degustar la ventresca adquirida en Barbate.

Adiós a todos ..besos y arrumacos.

 Asen!! Coño!! Que nos vamos!!!! Date prisa!!!! La llaman.

 Eiiinnnn??? Einnnnn? EINNNNNN????? Asen o Asun, Joderrrrr!!!!! Mecagontoloquesemenea!!!!

 EPILOGO.

 Ha sido un viaje magnifico. Extraordinario. Un dechado de momentos afortunados donde la risa era lo habitual. Donde todo el mundo ha sido servicial y amable. Un continuo buen rato.

 Quede claro que me llevo en mi corazón y en mis retinas imágenes tan preciosas como la puesta de sol desde la cabaña. La duna aproximándose poco a poco en el paseo playero matutino. La lagartijas al sol. El gris del cielo camino de las pozas. Las rocas verdes vestidas de algas.  Las luces de Tánger por la noche en la costa africana, a un tiro de piedra. Las otras algas moradas  tamizadas por del agua transparente. El paseo a Barbate.

PLAYA

 Las imágenes distorsionadas por el ron de Bolonia por la noche. El sonido sempiterno de las olas. Baelo Claudia desde la playa….tantas y tantas cosas que unidas al intimo circulo creado con los amigos, hacen que desee, vehementemente, repetir este periplo, aunque solo sea – nada mas- para poder conocer de una vez por todas, como se llama realmente la oíaporculo. De una puta vez.

A MICHAEL JACKSON TRIBUTE

COLOFÓN

 Ha llegado el día de la ventresca. Nos reunimos los boloñeses y una representación de los pescadores de Pedregalejo -Rafael, Buchito y Manolo- que tienen a bien colaborar a la citada ventresca, el delicioso pulpo  A Feira  y la  ensalada de patatas, naranja y bacalao preparada por la Pepa de Tarifa, con una aportación gastronomico – marinera.

 Consta la aportación marinera de unos magníficos bolos, gambas frescas y a la plancha y conchas finas. Todo eso en una cantidad considerable. Por la tarde otro amigo pescador- el llamado Villalta- aparece con una enorme caja de boquerones  y jureles frescos que acaban , por la noche y para dar descanso al momento libatorio, fritos por el mismo Paco Villalta y consumidos vorazmente por el  publico presente.

Sabor a mar en la boca. Como los besos de Maripaz.

URÉLES

 Quedamos en vernos en próxima moraga de sardinas que conformará el final de este ciclo.

 Ha sido un goce. Un verdadero goce.

ON THE BEACH # 2

ON THE BEACH #3

 POST  SCRIPTUM:

 Ante las cientos de peticiones exigiendo la imagen del momento curcubitácea. No tengo mas remedio, arriesgándome a la demanda judicial, de insertar dicha instantánea en este relato. Cortando, eso si, la cara de los protagonistas de tan erótico momento.

 Este es:

PEPINATOR #2 

DUENDE DEL SUR

VIAJE A BOLONIA.CADIZ

 

Se presentía el viaje fácilmente. Pues los veteranos boloñeses nos habían instruido, previa y diligentemente, en como se desarrollaría el viaje y las circunstancias de este.

 Nos habían descrito la casa y la playa. Nos habían indicado el camino y nos habían hablado de donde y como íbamos a comer. Nos habían dado una hoja de ruta oral. Excursiones incluidas.

 Se preveía el viaje y se adivinaba más o menos que la playa sería como casi todas las playas. La casa sería, al fin y al cabo, como casi todas las casas, el restaurante donde comeríamos, se adivinaba, como todos los buenos restaurantes de Cádiz y en fin…Los amigos éramos todos conocidos desde hace mucho… y lo único que se preveía, ciertamente era – ya te digo-  era que serían unos días de relax y terapia antiestrés. Tranquilidad absoluta.

 Y un mojón patí.

 El viaje, todo el viaje de principio a fin, resulto un absoluto gozo y disfrute. Un continuo jolgorio, adobado -eso si- con interminables y preciosos paseos por la playa de los cuales me acuerdo cada día que pasa desde el viaje.

Interminables recitales de toque, cante y baile.

 La casa resultó magnifica, acogedora, limpísima y todo en perfecto estado de conservación.

VISTA DE LA DUNA DESDE LA CASA

 La playa de ensueño, el bar de copas para ver la puesta de sol (La Cabaña)…indescriptible. La comida riquísima…y los amigos…los amigos…lo mejor del viaje. Not discussion at all, baby.

 Eso de ir cuatro días es perfecto, pues no hay tiempo para malos rollos ni para discusiones. Todo el mundo es servicial y no hay, repito, tiempo para piques.

 Así fue, pues, el…

 VIAJE A BOLONIA. JUNIO DE 2010.

 Los Gorgonzola éramos los encargados de llevar los snacks. Los “Peritivos” que se llaman, para degustar en la playa. O donde fuese. Había encargados de la impedimenta cervecera, (con dos cojones Pakito!  Perfecto el servicio playero de birras y toreras).

 Otros se encargaron de los desayunos y por fin otro grupo se encargó del punto colesterol. Es decir Salchichones, chorizos y quesos. Grupo Alhaurín. La Rubia y el Travesti.

  En cuanto al tema libaciones, “Chaque chien on mange son cipot” que dicen los franceses; es decir que cada uno se llevó el alcohol que consideraba consumiría durante el periplo. More or less.

 La colección de botellas de rones varios y de whisky Chivas, habrían hecho las delicias de mi amigo el  entrecortado poeta. Aunque este, desafortunadamente, no pudo venir, pues -creo- estaba arrestado por su  mal comportamiento en el anterior viaje y que no vienen, dichas circunstancias, a cuento.

 Aunque no estará de mas el  indicar que, a partir de aquel momento se le conoce por el Caganer dal Baelo Claudi. (En catalán en el original) Y ahora existe un resto arqueológico con restos de mierda que volvería loco al Carbono-14.

 Malos tiempos para la lírica, pues, con la ausencia del escatológico rapsoda.

   JUEVES. Diez de Junio. Annus Domini  2010 D.C.

 Father Gorgonzola estaba, por la mañana, atribulado de trabajo pero desarrollando este a una velocidad endiablada. Pues había conseguido poder salir a las 13.00 horas y tenia tiempo de sobra para poder partir a eso de las tres de la tarde con destino a Bolonia.

  Un grupo de privilegiados amigos ¿tengo que decir que son funcionarios? habían salido por la mañana con la suficiente antelación para tomar posesión de la casa y libar las suficientes cervezas como para tutearnos cuando llegáramos. Como así sucedió. El síndrome Heineken & Chivas que se llama.

  Iniciamos la salida de casa con destino a Bolonia después de haber tomado unos ligeros sandwiches. Para beber Santa un par de cervezas… Father una inmisericorde Coca Cola Light.  Do estaban aquestos rones?

En el maletero.

 Tomamos contacto telefónico una vez en camino con el grupo C (de canalla) es decir: Girilín…Shati…y Asun/Asen o como se llame la oíaporculo. Al final la llamaríamos la Dama Verde por su desmesurada afición a las curcubitáceas. Cucumis Sativus. Vulgo Pepino. (Por su uso microfónico, aclaremos)

 Quedamos en vernos por el camino.

 El camino… precioso; adornado con unos paisajes que iban desde la alta montaña y su colección de molinos de viento hasta el sempiterno Peñón de Gibraltar. Patria Chica de la inefable Fatêma, que Alá confunda… África al fondo nítida y cercana

 Paramos en Algeciras donde la camada anterior deglutía tranquilamente unos bocatas y unas cervecitas. Santa liba otras dos cañitas, Father una mariconada de café descafeinado, con leche desnatada y sacarina…un “Desgrasiao” que se llama por aquí. Cagalera pal body.

 Para rizar el rizo, se beben de mi propia botella de Barceló un par de chupitos cada uno ante las lágrimas de bilis del Gorgonzola Father. Conductor, maldito conductor.

 Llegamos a la casa.

 Nos encontramos a los amigos, tal y como temíamos, con la risa tonta y mas alegres que unas pascuas.

 Father dice: Hola! con la boca chica y se toma tres chupitos del tirón. Ahí Stamos!! Que susdén!!

 Nuestra casa, la de arriba, no solo es perfecta, sino que dispone una terraza desde la cual divisamos Tánger a tiro de piedra que de día nos acompaña el desayuno y por la noche, nos hace soñar, con sus luces, en un próximo periplo a Asilah. Todosandará! Que dicen los morubis.

AFRICA DESDE LA CASA

 Tres chupitos más…reparto de viandas en las dos viviendas y primera salida a la playa donde nos pegamos un baño reconfortante, o casi en el Atlántico.

SALIDA DE NUESTRA CASA A LA PLAYA

PRIMERA VISTA DE LA PLAYA

 Allí nos damos cuenta de que es la playa soñada. Una arena fina y limpísima. Amarilla. Y un agua trasparente y cristalina con  un color turquesa que tira de espalda. Además no está fría. Chapoteamos gozosos. Patos mareaos.

ACANTILADO JUNTO A LA DUNA

 Llegamos a la casa donde las guitarras ponen la banda sonora a la primera jornada. Tras un buen rato de concierto, nos dirigimos  a La Cabaña. Un precioso bar en la misma playa, con el césped llegando hasta la arena, donde nos tomamos un mojito mientras vemos ponerse el sol. No puede empezar mejor la cosa.

BAR LA CABAÑA

OTRA VISTA DE LA CABAÑA

 PUESTA DE SOL DESDE LA CABAÑA

MAS PUESTA DE SOL

RELAXING

El hambre aprieta y nos tomamos, en un respetable antro, unos horrendos huevos con patatas que Father vehementemente, adorna con un repugnante chorizo frito que a la postre estuvo llamando a la puerta del cielo durante toda la noche. Al final el maldito embutido no salió a pasear. Ardor guerrero vibra en nuestras tripas.

 Más borrachera. Una Chivas fallece, nos damos las condolencias, guardamos respetuoso minuto de silencio y nos vamos a la cama. Mañana mas……  Nos esperan las tortillitas de camarones y unas croquetas de choco. Mare mía, que bueno! Y el atún en manteca?

SANTA ON THE BEACH

  To be continued…

A %d blogueros les gusta esto: