NAVIDAD EN MÁLAGA. ANTONIO RUIZ-MOLERO

Este blog, con el tiempo, va adquiriendo una saludable costumbre que consiste en el conmemorar –humildemente- las diferentes festividades del año con el principal y casi único protagonismo de la ciudad de Málaga.

Así pues, se llena de esta manera el blog -sin pretenderlo- de aromas estacionales.

Por Semana Santa, huele a romero apenas pisado y a incienso; huele a nubes que –no lo quiera Dios- amenazan lluvia y a limones cascarúos del Camino del Calvario.

En la Feria de Agosto -ya con el calor- percibimos el olor de los espetos de sardinas y de biznagas preñadas de jazmines. A varas de nardos y a viento Terral.

Y si es Navidad, si esa época es Navidad… Se llena la ciudad del olor a pino abeto y a castañas asadas. A borrachuelos, Isabelas y pestiños de la Confitería Aparicio.

Aquí, todas esas manifestaciones estacionales, tienen un nexo común en la mirada conveniente e incomparable del objetivo de mi muy querido amigo Antonio Ruiz -Molero. Y este, contribuye siempre con su trabajo en modo de paseo fotográfico.

Antonio Ruiz – Molero se ha transformado en un indispensable y extraordinario colaborador de El Blog de Father Gorgonzola, con una esplendidez y prodigalidad absolutamente encomiables. Es tan solo sugerirle el Leit Motiv de lo que quiero incluir en estas páginas y -afanosamente- se pone manos a la obra para complacerme. Siempre me hace llegar fantásticas selecciones de su estupendo trabajo artístico.

Ya he dicho muchas veces que lo que mas me gusta de Antonio Ruiz – Molero, es la  singularidad de sus imágenes. Porque se salen de los métodos establecidos; de las maneras comunes. Su mirada, su distinto planteamiento y el particular enfoque que le aplica y somete a los rincones de la ciudad de Málaga.

Rincones -ya lo he dicho también más de una vez- que a los demás nos pasan cuasi inadvertidos; y que nos llegan -afortunadamente- con otra perspectiva a través de sus fotografías.

Es todo un privilegio presentaros  una Málaga iluminada con luces de Navidad. Aliñada de villancicos y dulces de conventos. Con árboles, vestidos de quincalla de luz y guirnaldas de colores, que le confieren un aspecto mágico y festivo. Farolas florecidas de pascueros y lentiscos, muérdagos y acebos; naranjos plagados de luciérnagas amarillas. Con tres Reyes Magos que se dirigen al Portal, entre eucaliptos, algarrobos y cipreses en la Coracha.

Una Natividad ciudadana  a través de los ojos del fotógrafo; Otra  Navidad más familiar tamizada por la luz de las velas rojas que distraen a la Madre del Hijo.

¡La Málaga en Navidad según Antonio Ruiz-Molero!

Si queréis bajaros esta presentación, podéis hacerlo desde aquí:

https://skydrive.live.com/redir.aspx?cid=9b5ad4b7dbd9e872&resid=9B5AD4B7DBD9E872!2396&parid=root

Que la disfrutéis.

A %d blogueros les gusta esto: