DOCENTES QUE DEJAN HUELLA

DOCENTES QUE DEJAN HUELLA

***

El día 16 de Junio del pasado año, tuve la ocurrencia -y la llevé a cabo- de realizar una entrada en este blog glosando la entrañable figura de uno de los profesores de los que mejores recuerdos guardo de mi época de estudiante. De mi época de estudiante durante la niñez.  El Hermano Rafael en el Colegio Nuestra Señora de la Victoria (Hermanos Maristas) de Málaga.

Algún tiempo después  -y a través de una publicación de mi amigo Ángel Idígoras- me enteré de que había una Web con una iniciativa de la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Málaga, para que todo el que así lo quisiera, enviara para su posible selección algún trabajo donde se glosara, repito, la figura de ese profesor que te dejó huella. El más querido. El mejor.

Así que yo, habiendo escrito no hacía mucho el texto sobre el Hermano Rafael, se lo envié por si les interesaba; y si les parecía bien, lo publicasen. Docentes que dejan huella se llamaba el sitio Web.

Les pareció bien. Y lo publicaron.

Hoy me he quedado sorprendido, pues he recibido un mensaje de dicha Delegación Territorial en la que me indican que -con la colaboración de la Obra Social de Unicaja- han editado un libro llamado igual que dicha iniciativa: Docentes que dejan Huella  en el cual se incluye mi articulo. También me comunican que, como agradecimiento, me envían un ejemplar de regalo.

Estoy muy contento. Muy contento. Y juro que no tanto por mi,  como por él; por el Hermano Rafael. Estoy muy contento, porque ese regalo, me da otra vez la oportunidad de ensalzar públicamente a una persona que siempre fue buena y considerada conmigo. Con todos mis compañeros. Leal a sus principios y a sus creencias. Y ¡ Que difícil hoy día! lo sigue siendo.

Yo sé que a él, con esa modestia y humildad tan inusuales en estos tiempos, no le agradará que yo lo vuelva a publicitar.

Pero como la edad me da el rango de la desobediencia civil y religiosa, y -aunque solo en la barba- peino canas, me paso por mis entretelas su deseo y voluntad; y vuelvo a ejercer mi derecho de hacer público las cualidades del profesor bueno, amable y cercano a sus alumnos, que fue siempre. El Hermano Rafael Hinojosa Sánchez.  Coetáneo del Pichi que fue. ¿He dicho Pichi?  No! No lo he dicho. No he dicho Pichi en mi vida. Creo. Ni Locomotoro. Tampoco.

Si queréis leer la entrada original sobre el Hermano Rafael y sobre esa época mía –ya tan lejana- de colegial, podéis hacerlo desde aquí:

https://fathergorgonzola.com/2011/06/16/hermano-rafael/

Que lo disfrutéis!! Al tercer golpe de chasca!!

…///…

Anuncios

3 comentarios

  1. También le dediqué un articulito al Hermano. Si que ha dejado huella . Una pena no havber sabido lo de la Web ¿ sigue?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: