Sostiene ElPelúo.

Sostiene ElPelúo.

(Que no Pereira)

***

Sostiene ElPelúo -que no Pereira- que la intangibilidad del libro electrónico mata el hechizo del tacto y del olor a papel y a tinta. La mágica posesión de la biblioteca habitada y vivida. Sostiene ElPelúo, que las macetas de albahaca pueden volar por sí solas -mediante su propio perfume- hacia la casa del amigo para que sirvan de oloroso regalo de cumpleaños. Sostiene ElPelúo además, que Confucio inventó la confusión y que Dios -que parece ser que inventó todo lo demás- nos puede coger confesados.

Sostiene ElPelúo -que no Pereira- que en su casa el váter dispone de habitación privada que identifica la prueba material (el cuerpo del detrito) y asume el papel higiénico de planta de reciclaje. Sostiene ElPelúo, que la habitación donde está ese váter situado, tiene luna llena particular. Sostiene e insiste ElPelúo, (más tarde) que la luna llena no es sino el reflejo de la bombilla en la ventana, lo que le quita bastante de poesía a la estancia. Sostiene ElPelúo -que no Pereira- que cuando no se oye nada en su casa, el silencio suena y le habla.

Sostiene ElPelúo -que no Pereira- que hay veces que se cree Alicia y que puede atravesar el espejo sin romperlo. Sin romperse ni tan siquiera él. Sostiene ElPelúo que después de un block azul, siempre viene, invariablemente, otro rojo. Sostiene ElPelúo, que cada uno debiera de comérselo con su pan; que cada uno en su casa, y Dios -si puede ser- en la de todos. Termina sosteniendo ElPelúo, que a otra cosa, mariposa.

Sostiene ElPelúo –como sostiene El Piyayo- que si tienes una mosca en el arroz… No se lo digas a naide ¡¡Que no hay patós!!.

Sostiene ElPelúo… Sostiene ElPelúo…

Sostiene ElPelúo –que no Pereira- que la empleada de la tintorería sonríe tan abiertamente porque tiene el huerto bien regado (Será por eso que las Hermanas Adoratrices tienen, perennemente, el ce(co)ño fruncido?) Sostiene ElPelúo, que aunque no llueva, él abre el paraguas siempre; por si acaso, por lo que le pueda venir encima. Sostiene ElPelúo, que las lenguas muertas no se mueven porque están muertas. Y que las vivas, como están vivas, son difíciles de coger por huidizas, húmedas y escurridizas. Sostiene ElPelúo, que nacer con 58 años no es tan bonito como nacer recién nacido. Por razones de seguridad hacia la madre, supongo.

Sostiene ElPelúo -que no Pereira- también, que nunca se olvidan las clases de balde; que sólo se olvidan las clases de pago. Sostiene ElPelúo -y vamos terminando de sostener- que cuando muera y lo incineren, Antonio Machín le cantará, sólo para él, Miguelangelitos negros. Sostiene ElPelúo -y doy por terminada la retahíla- que las cajas de condones no incluyen fecha de caducidad (Pero… ¿Y las pollas? ¿Son ellas (y la edad) las que le ponen la fecha de caducidad al látex?)

Sostiene El Escriba, que ElPelúo se sostiene bastante bien a pesar de los pesares y de los avatares de su vida.Y eso, a este escriba -y que quiere Ud. que yo le diga- como que le parece muy Pereira. O muy perita, como se prefiera.

…///…

Anuncios

CRONICAS CUMPIANAS: BAR TERMINO MEDIO

 

Ahora a mi peludo amigo, le ha dado por modernizarse. Nuevas tecnologías que se llaman. Así que ha decidido que a partir de esta entrega, todos los textos los entregará a su nuevo Secretario el ínclito Tomé (Qué le gusta de disponer de servicio libre de pago: Escriba y Secretario Técnico)  para que este (con lo que eso supone de tiempo) escanee los pertinentes documentos y en formato .jpg, me los remita. Así; como quien no quiere la cosa. 

 

 Eso conlleva el tratar dichas imágenes para corregir los colores, cortarlas y redimensionarlas para después imprimirlas (con lo que  eso supone de gasto en tinta) y, por fin, hacer lo que se viene haciendo asiduamente, es decir corregirlas de manera adecuada y transcribirlas para insertar el texto en el post de turno.

 

 A shit for you! …Une merde pour toi! …Un mojón patí!

 

 Sigamos con el método antiguo estimado amigo, o de lo contrario, tendré que ir pensando en reclamar, como no puede ser de otra manera, emolumentos que compensen económicamente este sufrimiento que, desde hace tiempo, padezco.

 

 Tengo que reconocer, que este muchacho, no tiene término medio.

 

 Al margen de la reivindicación laboral: Una nueva entrega de escritos de Miguel Ángel Cumpian. Adornados con unos bocetos (bocetos de un minuto) de nuestro querido amigo Antonio Abril.

 

 

Estos son:

 

CRONICAS CUMPIANAS

BAR TERMINO MEDIO.

# 01

Santísimo Cristo del Dolor en la Columna

Lo que va de la razón a la locura,

O viceversa.

Así hago yo con mi escriba,

O viceversa.

Con un cariño extraño o extremo,

O viceversa…

# 02

 

Había una vez un hombre que, ni tenía ni conocía la frase que muchas veces decían de el:

¡Este hombre no tiene término medio!

El, ahondaba en el significado, pero siempre, cuando no tenía no conocía.

 De la palabra “Término” , no se acordaba nunca. Pero de la palabra “Medio” sí.

Y en su afán, se ponía enmedio de todo.

En medio de la calle,

En medio de las aceras,

En medio de dos personas;

Incluso fue a la calle de en medio. También a los caminos de en medio; carriles que hay en las entradas y salidas de los pueblos.

 Y nada.

 Al final, cansado de sus caminos tortuosos, decidió tirar por la calle de enmedio  a su bar favorito: “Bar Término Medio”

 El camarero le dice, conociéndolo: ¿ Te pongo medio, no? Y el pensaba… Y luego me dicen que no tengo término medio!

 # 03

 

La tarde silenciosa espera entre nubes y soles a que me dé cuenta de que existo.

Un trombón ensaya en el Teatro Cervantes. Se repite del Do al Si. Del Si al Do.

Una mosca no para de darse testarazos de un espejo a otro.

Un sol grandísimo está a punto de esconderse detrás de los tejados.

De las casas de enfrente, solo el trombón se oye. Y algunos coches.

La mosca ya se ha ido. Hoy aún es Abril, mañana Mayo.

Me levanto del sofá, me miro en el espejo más cercano.

A mis espaldas me reconozco, o eso creo.

Hoy, según mi reloj de pared, son las doce en punto.

Pero hace ya tiempo que siempre son las doce en punto.

A veces -de madrugada- me despierto, voy a salón y miro la hora.

A sabiendas, de que serán las doce. En punto.

El mismo día, a la misma hora, el trombón se ha callado.

Agito mis alas y en mi salón alzo el vuelo.

Y sigo dándome testarazos de un espejo a otro.

P.D.

Llama Antonio Abril

En el último día de su propio mes

Le pido que me pinte de mosca entre un espejo y otro.

# 04

 

EL EXAMEN.

De la dificultad de sonreír de nuevo

Y de la facilidad de hacerlo.

Porque lo hemos aprendido,

Aunque, a veces, sea tan difícil

Una palmadita en la espalda es más que suficiente

Mas que un aprobado. Mas que un sobresaliente

Es una matricula de honor

Solo hay que horizontalizar los labios

Y seguir respirando. Solo es una cuestión de practica

Y eso, si que lo tenemos aprendido.

# 05

LOS ANUNCIOS EXTRAÑOS

El anuncio decía:

Se ofrece hombre para Mascarón de Proa. Servicios cortos en verano. Buenas referencias. Amarraderas propias. Con los brazos abiertos. Impertérrito. Gafas y tubos propios. Silencioso y tenaz, buen conocedor de las marcas de whisky.

Derechos del Mascarón:

Con anclas echadas, camarote y manta. Toalla y comida. Botella de whisky diaria de marca durante la travesía; cada botella acabada, será sustituida por otra de la misma marca. Para evitar engaños, según distancia, el dinero por delante. Seguro propio para accidente por cualquier despiste, circunstancia imprevista, o borracheras propias de los hombres de la mar.

A menos que se haga un depósito, que ascenderá al triple de las millas que se quieran recorrer multiplicado por la velocidad en nudos que por una u otra causa se desplace el barco en cuestión.

Y una vez en puerto, una puta que valga cuarenta veces mas que la longitud tenga el pene del  Mascarón, una vez ponga pie en tierra y a salvo de mariconerismos propios de la marinería.

Las potas echadas por cualquier circunstancia por la proa, incrementará el precio y según en que parte le caiga al Mascarón. Será la mitad si son tuertos y según de que ojo lo sea.

En caso de ahogo del Mascarón, bien por mala maniobra, falta de practica o descuido, el dueño del barco pagará una indemnización o pondrá un estanco a la viuda, lo cual decidirá, imparcialmente, el Práctico del Puerto.

Interesados myp@hotmail.com.

# 06

 

DE PERROS,  DE AMOR Y DE MUSICA

A lametazos vivo la vida que me queda.

Soy el maldito perro que sin querer

Muerde la mano que le da de comer.

Aúllo a todas horas

Por si algún Val de Omar me escucha

Y me escondo en la cueva mas oscura  de Granada

Alguna clave espero

Que salga de tu música

Mi corazón afina los latidos

Marca los tiempos

Por si algún día, veo

La hermosa partitura de tu rostro

Donde aullaremos juntos.

Y demos un concierto de amor que nos una

Y que no se olvide nunca.

 (*) Bocetos de Antonio Abril

CRONICAS CUMPIANAS. THROUGH THE LOOKING-GLASS

N o reivindico que el trabajo de escriba sea siempre agradable en cuanto a lo que lee, traduce, corrige, y finalmente transcribe. De todo tiene que haber en la viña del Señor.

Pero a este escriba, se le oscurece el ánimo cuando ve al amigo compungido y sobrepasado por las circunstancias adversas y por los fantasmas que el mismo se crea y se cree.

Y esos fantasmas  -en su afán por perdurar y eternizarse, y que además salen de él mismo-  no son buenos. Ni convenientes. Porque al reflejarse en el espejo, le vuelven  irremediablemente; cada vez que se mira. Fantasmas que no son -en muchos casos- sino  figuraciones propias producidas por una mente calenturienta e inmisericorde que imagina cosas que distan  mucho -la mayoría de las veces- de ser realidad.

Es roñoso el amigo poeta, debiera de ser más generoso consigo mismo. Y este escrito que ahora viene, creo, es una catarsis que el mismo se aplica para desterrar los malos rollos. Debiera de ponerla en práctica. Fijaros que, al final, acaba riéndose a carcajadas. ¿De el mismo?

No te acuestes a las ocho de la tarde, amigo. Es demasiado pronto, tómate una taza más de café.


Through the Looking-Glass. (And What Miguel Found There)

A través del espejo. (Y lo que Miguel encontró allí)

Cuando le pregunté  a ella si iba a ir, me dijo que si. Que yo  podía ir con  gente que ni tan siquiera se iba a quedar allí.

No me debes nada, soy yo el que te debo a ti estos últimos años; nadie debe nada a nadie. Incluso me sentí abandonado y engañado, sabiendo lo que sabía desde el principio.

Llevaba varios días acostándome a las ocho porque no quería pensar lo que pensaba. Desde el principio intenté llorar por mi desgracia. No sabía que hacer conmigo mismo.

 Ya en el coche grité: Mírate! El mes que viene cumplirás 57 años, estás enfermo, eres un borracho, y ya nadie te aguanta, ni siquiera tú a ti mismo. ¿Y te quejas?  ¿Y encima quieres llorar por lo desgraciado que eres?  ¿No es ya hora de afrontar la realidad?

Aún estás vivo, no trabajas y cobras dinero por no hacer nada,  y encima te crees como si tuvieras derecho a todo, como si los demás te debieran algo, pero lo único que tienes es cobardía.

Esa cobardía -la de los demás- de la que tantas veces has rajado. Tanto decir que los tontos también lloran, y ahora el miedo, te da miedo. Y ahora, es la sonrisa lo que no sale de tu boca. De tanto reírte de los tontos, ahora el tonto eres tú y no eres capaz de mirarte al espejo, porque si te miras, te verás, y, ¿sabes? no te gusta verte. Porque ya no tienes gracia.

Con lo gracioso que eras… y ya nadie quiere estar contigo. Porque ya no tienes gracia.

Te acuestas a las ocho para no estar aquí, pero estás y no quieres cumplir la penitencia.

Sigues escribiendo – como pidiendo perdón delante de la horca- porque piensas que no has hecho nada y no tienes cojones ni tan siquiera de escupir a tu propia cara delante del espejo, porque tienes miedo de escupirte a ti mismo y piensas que la culpa es del que ves reflejado en el espejo y no tuya.

Que todo te lo mereces, y que si lo haces, aún eres capaz de sentirte ofendido porque es el espejo el que te escupe. Y tú eres inocente. Llevas un muñeco en la espalda que dice que eres inocente.

Y yo te miro y me río a carcajadas.

MIGUEL ANGEL CUMPIAN.POESIA HILVANADA

La anterior vez que Miguel Ángel Cumpian me hizo entrega del ultimo  pliego de poemas, este venía agrupado de una forma peculiar: Cogidos con diminutas pincitas de la ropa; de ahí el nombre de aquella Crónica Cumpiana: Tribulaciones Imperdibles.

Y cuando hablábamos –pocos días después- del original empaquetado, me dijo: La próxima vez, te la haré llegar hilvanada.

Días después, Pepa- mi hermana shica- cumplió años. Y lo celebró. Y de que forma!! Miguel Ángel, me hizo entrega del hilvanado cartapacio y, a pesar de la enorme fiesta en la que se transformó la celebracion, no lo perdí. No se cómo, pero no lo perdí.

En este figuraba la siguiente leyenda:

Hilvanado por Estellere (una gran amiga común, guitarrista de blues consorte que es) Camarera principal del Reino – seguía el texto-  y amiga especial en su propia desesperación y en la misma nuestra, que es la de todos.

En el citado cartapacio figuraban algunas letras del poeta así como dos entregas  y un requerimiento. Los dos textos –invitados- correspondían a un cuento sufí de Goytisolo uno y el otro era un precioso poema del argentino  Daniel Adrián Madeiro.

El Requerimiento era una condición sine qua non : debería de leerse el poema de Madeiro acompañado de música de Händel. Y además no podía ser otra composición que su Sarabande.

Uno que es escriba autónomo, pero que no puede controvertir las órdenes del autor, así lo hace.

Y siguiendo sus instrucciones y poniendo, como notas de color, unas imágenes de obras de Leonid Afremov ofrece lo que a continuación podéis ver. Y oír.

MIGUEL ÁNGEL CUMPIAN
-POESIA HILVANADA-

(Con Música e invitados)

SOLO

(Absolutamente imprescindible de leer con la Sarabande de Haendel)


Solo, muy solo

Así me siento desterrado de tus manos

Vacío de la esperanza por la cual soñaba

Triste hasta lo más profundo

Privado de una luz que me ayude a sentir

Que la vida vale la pena.

Solo, muy solo

Así me encuentro en esta hora de ausencia

Preso de la lejanía de los buenos tiempos

Desdeñado de tu amor

Ajeno a la alegría de tus labios

Moribundo como las ultimas ascuas de la tarde.

D. Adrián  Madeiro.

Para que nadie olvide que lo que ahora escribo – sea bueno o malo- alguien nos lo enseñó alguien antes. Casi siempre bueno. Y ya que se atreve, practique la humildad para la osadía del próximo.

 

LA MEMORIA

A sabiendas de los difícil que el camino podía ser, que ya desde lejos se venia venir, me amarré los cordones de los zapatos, cogí la mochila y eché a andar. Total…Que otra cosa podía hacer?

La nada era nada, y esto por lo menos era un camino. Al rato de entrar en el, vi que el sol se estaba ocultando; yo no sabía que era el sol.

Pero en mi interior, algo me dijo que era hora de dormir; yo no sabía que era dormir, pero sin pensar nada más, me dormí.

Mientras dormía, aparecieron los sueños; yo no sabía lo que era un sueño, pero soñé que de la nada apareció un camino que fácil no era. Pero… ¿Qué otra cosa podía hacer? Y entré. Y eso es de lo único que me acuerdo. La Memoria.

Yo no sabía lo que era la memoria. Pero ahora que me acuerdo, creo que la perdí. Yo, aún no sabía lo que era perder algo; pero el camino parecía muy interesante. Total… ¿Qué otra cosa podía hacer?

CUENTO SUFÍ

 

Un día, un pobre llamó a la puerta de un rico para pedir limosna. La empujó y la abrió; Pero nadie respondía. De pronto muchos perros se lanzaron hacia el. Intentó coger una piedra, pero la piedra estaba muy sujeta al suelo.

Y pensó…

Extraños tiempos estos que suelta a los perros y sujeta a las piedras.

-Alquibla-

Goytisolo

MUERDE EL LAPIZ

 

 

Un lápiz mordido, tiene muchos significados. Y para alguien que intenta escribir, da mucho de si.

Por ejemplo:

¿Quién mordió este lápiz?

¿Por qué mordió este lápiz?

¿Era guapo quien mordió este lápiz?

¿Lo mordió por un triunfo?

¿O por una desilusión?

Un lápiz se muerde por algo. Porque un lápiz por si mismo, no se puede morder. Y si alguien ve a un lápiz de morderse a el mismo, lo único que puede decir es: Muerde el lápiz!!!

CRONICAS CUMPIANAS. TRIBULACIONES IMPERDIBLES

TRIBULACIONES IMPERDIBLES CON PALILLITOS DE LA ROPA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL.

(Único Arcángel verdadero)

 

PARA ALVARITO…PATRÓN DE LOS IMPOSIBLES.

 

¿Tendría celos y pelusilla el poeta -aún siendo Comandante en Jefe de los Ejércitos Celestiales y ser además, el destinado, Oh! Horreur!! a tocar la trompeta el día del arrebatamiento según indican sus colegas de Tesalia-  por el momentáneo abandono (según el) de este su escriba?

¿Celos y pelusilla, insisto, por el afán demostrado, por el que suscribe,  hacia la obra de otros vates, no menos merecedores de atención y disposición, que el dedicado hacia él, su Arcángel preferido?

Parece ser que si. Que tenía celos y pelusilla, pues así se lo insinuó días pasados cuando, veladamente, amenazó a este su escriba, con privarlo de nuevos manuscritos poéticos.

No obstante, el referido escriba le indicó que no había sido abducido por ningún otro coordinador de palabras. Puesto que él, el autentico Miguel Arcángel, era el que le había dado finalidad a su vida con el otorgamiento del oficio de copista-corrector.

Oficio, debo de reconocer, me está reportando no pocas satisfacciones y complacencias.

Así que una vez convencido el vate de mi buena disposición, pone -menos mal- otra serie de escritos que yo tengo a bien leer una y otra vez, corregir lo corregible y publicar aquí el resultado debidamente aderezado con música e imágenes. Como a él le gusta.

Aunque esta vez, ha tenido el honroso detalle de habérmelos proporcionado debidamente ordenados, numerados y cogidos – para asombro del que suscribe- con unos clips de colores.

Para mí, que se está amariconando. Que quieres que te diga.

Esta es una nueva entrega poética de Miguel Ángel Cumpian “El Pelúo” alter ego de San Miguel Arcángel. Tocador de trompeta arrebatada que es. Tesalonicenses (1° 4, 16),

(Deja que el video se cargue unos minutos y lee)

Escarnio y befa soy

Para mis semejantes.

Entre ellos paso agitando

Mi campanilla de leproso.

                             Juan Miguel González

 # 01

 

DEL AMOR Y OTRAS COSAS

Sabes mi amor?

 Conozco tu mirada hasta de espaldas

La conozco.

El abrazo que me das como si no quisieras

Y el suspiro que vendrá después.

Ya se que no es fácil a estas alturas,

Nada es fácil

Ve donde quieras ir

Tan solo una mirada.

Un abrazo, un suspiro,

Te quiero tanto,

Que con tan solo eso me conformo

Y eso es más de lo que merezco

Pero tu mirada, tu abrazo y tu suspiro,

Serán siempre tuyos y míos.

Aunque luego las cosa no salgan bien

Pero te quiero tanto

Que con tan solo eso me conformo

Y eso es mas de lo yo, y ojala,

Todo el mundo, pudiera desear.

Y esa mirada de soslayo

Dibuja en mis labios

Una sonrisa inmensa.

 # 02

 

 

COSAS PARA PERDONAR

 

De las mentiras sin necesidad,

Como si al que le mientes fuera estúpido

Son como un boomerang

Porque te mientes a ti mismo

Y aun sabiéndolo, la lanzas.

Y estiras el cuello.

Con la frente amplia

Esperas tranquilo el testarazo

Que sin remedio

Sabes que llegará

Como somos, verdad, mi amor?

Podías haberme preguntado

Que de testarazos entiendo mucho

Pero no me acuerdo de la mentira que dije.

Y creo, que nunca he lanzado un boomerang (contraproducente)

Y te aseguro que daño hace,

Supongo que estaría borracho

Se que soy un estúpido

Pero no miento casi nunca

Y ni tú ni yo somos australianos.

Deberías acordarte

A la derecha de mi cama

Estas tú en una foto

Y a la izquierda, en la mesita de noche,

Tengo un Pinocho con una nariz enorme.

 # 03

 

 

LIBROS DE SEPTIEMBRE

 

Y septiembre se acabó

Como se acaba todo

Su corazón se quedó

Blanco y quieto

Se podía leer en sus pupilas

La muerte.

                       (Fernando Merlo /Javier Espinosa)

Curiosidades:

Merlo Espinoso: Tipo de arbusto que solo sale en el corazón de los hombres.

 # 04

 

Cuando fui a acostarme

La cama estaba tan bien hecha,

Que me dio cosa.

Estuve toda la noche mirándola

No fui capaz de acostarme.

La próxima vez, le diré

Que sea la última vez

Que me la hagas tan bien.

Que yo ya no estoy pa eso.

# 05

COSAS DEL TIEMPO

 

El medico oculista

Muy caro por cierto

Me puso la linterna en el ojo

Muy bien cosido, pero absolutamente roto

Me pregunto: Ves algo? Alguna luz?

Yo le dije: Si! Me parece que veo una luz

Bien, dijo. Y ahora?

Veo como un punto de luz

El medico miró a mi padre

Tenía la linterna apagada

Menudo espejismo!

Bajamos en el ascensor en silencio

Me acuerdo que esa vez,

Fue la vez que mas cerca había estado de el

No digo que no hubiera estado antes

Otras veces cerca de el

Los tres pisos del ascensor

-en el dolor de la incomprensión, cada uno en la suya-

Los fuimos bajando despacio

Al segundo, al primero. A la planta baja

Muy cerca, en el silencio que va

De un tercero al segundo

Y del segundo al primero

Y del primero a la planta baja

Creo que entonces entendí

Lo que era el tiempo

Por eso, ahora, ya no me preocupo.

Si hace sol, me baño en la playa,

Si llueve, abro el paraguas

Incluso cuando llueve, lo cierro

Para que la lluvia me moje.

Estoy absolutamente desolado

El tiempo me da igual

Y aunque lo intento,

No veo ningún punto de luz

Ahora espero, sin prisa

El tiempo me conoce

Y yo lo conozco a el

Creo que no existe

O tal vez si.

# 06

RECORDANDO A FRANÇOISE SAGAN

(Bonjour Tristesse)

Cuando decía, ahora,

Que oigo el ruido de los coches

Que pasan por la autopista cerca de casa

En París, me acuerdo de ti.

Y ahora que ya no estás

Me subo la colcha que me traje de Ronda

Porque ya es final de Septiembre,

Y hace, casi, un poco de frío.

Me doy la vuelta en la cama

Y miro la ventana entreabierta

Y con suerte, puedo ver la luna casi llena

Esbozo una sonrisa y lloro amargamente

Hasta que el sueño me vence

Y tú ya no estás, y yo no sé ya

Si estoy o no. Y luego me destapo,

Porque siempre me ha gustado el frío.

Te acuerdas, mi amor? El frío.

Al niño lo metieron

En un nicho llorando.

En la misa, lloró.

Cuando le taparon con yeso y con las flores

Seguía llorando.

Todavía ahora

Si te acercas al nicho,

Se oye un lamento

Porque había venido a este mundo a llorar.

Y lloraba, Y muy mucho.

CRÓNICAS CUMPIANAS. VOLUTAS DE HUMO.

Tenía claro el titulo de esta nueva entrega de las Crónicas Cumpianas.: Cardo Poncima.

 Me parecía  muy adecuado. Y además me encantaba. Mucho.

 Pero los títulos no navegan solos. Tiene que hacerlo en compañía de música apropiada  y de imágenes que conformen el todo del texto de la presentación.

 Así que muy ufano, puse el titulo: Crónicas Cumpianas: Cardo Poncima. Pero pronto me intervino el primer problema. Las imágenes. ¿Que tipo de imágenes – en este caso diez- acompañarían el texto del autor?

 Imposible la Cazuela de papas. Ni que decir del cardo poncima. Nasty de plasty.

 De la música ni hablamos. Aunque tratándose de un plato de Abuelas, casi, siempre podría poner algún tema de la España profunda. El Relicario, pongamos por caso.

 Pero el efecto no se conseguía, aunque hubiese estado fantástico. (Tengo que considerarlo para futuras entregas).

 Así que hice lo que hago siempre. No dejarme llevar por la primera impresión – aunque casi siempre es la acertada – y releer los textos del poeta. Del vate. Del que escribe lo que….en fins.

 Y llegué a esto:

 Daba el sol que quedaba en el espejo

y las volutas de humo de mi cigarrillo

bailaban como si siempre

lo hubieran hecho así.

Diferentes, constantes, mágicas

  Y ahí, me quedé. No hizo falta seguir leyendo.

 Por eso, el titulo de esta entrega.

 Tambien se me pasó por la cabeza hacer referencia al texto, donde el autor, hace velada amenaza de prescindir de mis servicios.  Iba incluso a argumentarle la necesidad que todo escritor tiene de, como al César .alguien le grite al oído que no se lo crea demasiado del todo y que necesita el apoyo de la mirada ajena y forastera. Como el resto de los mortales.

 Pero deseché esa idea desde el mismo momento en que se me ocurrió. Y… ¿Que mejor que darle una cura de humildad? Y así lo he hecho.

 ¿Como?…Ahora lo veréis. Con vuestros mesmos ojitos que se han de comer los gusanos. (Frase repugnante donde las haya).

 Esta es la última, por ahora, entrega de Miguel Ángel Cumpian. Hombre varado que es – de momento- en el necesario y rehabilitador dique seco. A la par que aburrido, pero es lo que hay.

All is better, my friend, whith a little help from  your friends.

 Miguel Ángel Cumpian. Volutas de humo.

#  01

 

ESTAR EN BLANCO.

Tomate

Cebolla

Jurel

Un poco de papa

Sal

Aceite

Y amor.

-En Blanco-

# 02

 

CARDO PONCIMA

Poner el pan duro a rodajas y echarle poncima, el cardo del en blanco que te sobró ayer con una hojita de hierbabuena.

Y al que le toque, que se la coma, porque patós no hay.

Todo esto con gran picor del culo del padre por la noche y harto de en blanco y diciendo…¡¡¡Mañana,  Jureles!!!

Lo cual causó gran algarabía de la madre y de los niños.

El que estaba mas cerca de la cocina, se quedó toda la noche en el mismo sitio porque, sin saber como, recordó lo que decía Fernando Merlo. Lo cual era imposible, pero lo sabía.

Fernando Merlo hizo un mejunje con un poema  y al final decía:

Déselo a probar al niño más cercano a la cocina.

Y como los misterios es mejor dejarlos en misterios y no intentar descubrillos.

Porque los misterios se llaman así porque son misterios.

Y que no venga nadie a darle la vuelta a la tortilla, que cada uno tiene bastante con lo que tiene, y seguro que no tendrá tiempo de meterse en más entuertos.

Porque misterio, misterio tiene. Pero lo que tenéis vosotros siendo misterios, no queréis descubrillos y os metéis en otros que no son los vuestros.

A las 00.03 del siete de Julio de 2.010. Muy cerca de la cocina esperando, supongo, otro misterio nuevo.

Con la sonrisa de los serios y con la seriedad de los que se ríen.

Fin del misterio.

# 03

 

CANTO GREGORIANO

La cantilación presenta un tercer procedimiento estrictamente musical. Y utilizado ya en las formas mas arcaicas de salmodia: El Jubilus o melisma, es decir, la melodia pura colocada sobre una sola silaba.

Como decia San Agustin: el que se regocija (Qui Jubilat…) no pronuncia palabras sino que lanza cierto grito de alegria sin palabras.

Benito de Nursia (+ 547) establece una division en ocho horas de acuerdo con un pasaje del salmo 118: “Siete veces al dia te alabo y a media noche me levanto para darte gracias”

Como dice San Benito en su Regula Monachorum. Tributemos las alabanzas a nuestro creador… A laudes, prima, tercia, sexta, nona, visperas y completas. Y levantémonos a la noche para alabarle (maitines)

Nota del Autor:

Este escrito cumple todas las reglas de la gramatica. Dicese de tildes, comas, parentesis, comillas, puntos suspensivos, oraciones perfectas, adverbios, verbos, conjunciones, sustantivos, adjetivos y demás artilugios gramaticales para gozo y disfrute del escriba.

Pero que tenga en cuenta -el escriba- que si sigo asi, ya que tanto lo anuncia, el autor podria prescindir del oficio que a el le conviene.

Pero solo ha sido un repentino involucrarse donde no le llaman. Espero perdone el atrevimiento. No volverá a ocurrir.

Su seguro servidor  que solo espera su benevolencia, simpatía o buena voluntad. Yo.

Nota del Escriba.

Soberbio escrito me encuentro. Y no empleo el adjetivo soberbio, entendiéndolo como sublime, regio e  incluso excelente. Que podríamos llegar a engaño.

Empleo el adjetivo soberbio, como máximo exponente de la altivez y la arrogancia de un autor que no sabe entender que el escriba, desde su muy humilde atalaya correctora, huye – sin pretensión alguna- de la altanería en el desarrollo de su trabajo.

Así que para mostrar varapalo dialéctico al envirotado autor de estas mescolanzas de palabras. Copia literalmente su anterior escrito (no corregido) para demostrar la ardua tarea del escriba. Este que lo es.

Señalo las incorrecciones ortográficas en rojo. En las cuales predomina la ausencia de tildes. No diga el autor que está el escrito en mayúsculas, pues también usa acentos, y entonces, incurriría también en falta.

Nunca menosprecies el trabajo de un escriba, amigo mío, nunca lo menosprecies. Cum Grano Salis!.

CANTO GREGORIANO

La cantilación presenta un tercer procedimiento estrictamente musical. Y utilizado ya en las formas mas arcaicas de salmodia: El Jubilus o melisma, es decir, la melodia pura colocada sobre una sola silaba.

Como decia San Agustin: el que se regocija (Qui Jubilat…) no pronuncia palabras sino que lanza cierto grito de alegria sin palabras.

Benito de Nursia (+ 547) establece una division en ocho horas de acuerdo con un pasaje del salmo 118: “Siete veces al dia te alabo y a media noche me levanto para darte gracias”

Como dice San Benito en su Regula Monachorum. Tributemos las alabanzas a nuestro creador… A laudes, prima, tercia, sexta, nona, visperas y completas. Y levantémonos a la noche para alabarle (maitines)

Este escrito cumple todas las reglas de la gramatica. Dicese de tildes, comas, parentesis, comillas, puntos suspensivos, oraciones perfectas, adverbios, verbos, conjunciones, sustantivos, adjetivos y demás artilugios gramaticales para gozo y disfrute del escriba.

Pero que tenga en cuenta -el escriba- que si sigo asi,  ya que tanto lo anuncia, el autor podria prescindir del oficio que a el le conviene.

Pero solo ha sido un repentino involucrarse donde no le llaman. Espero perdone el atrevimiento. No volverá a ocurrir.

Su seguro servidor que solo espera su benevolencia, simpatía o buena voluntad. Yo.

# 04

 

Lo que aprendí un día,

Fue que siempre

Tiene uno que decir la verdad

Y al mismo tiempo, aprendí

Que a veces

Es mejor no decirla

Cuando la verdad duele

Más que la mentira

Hay que estar al tanto

La justicia, no es perfecta

El libre albedrío

Procurad ser buenos

Pero si hay que ser malo,

Por circunstancias adversas,

El primer puñetazo

Procura darlo tú.

# 05

 

Se puede llorar

A veces con un ojo

Salvo en las peores circunstancias

No tener más que uno

-que a veces pasa-

Y entonces

Si consigues que la vela no se apague

La Virgen del Carmen sale rodeada

De manojitos de boquerones

Y platos de la Gloria.

Y si algo puede hacer por ti

Ten por seguro que lo hará

Y si no

Se hundirá en esos mares

Que tenemos delante

Y te dirá que no ha podido ser.

Pero que cuentas

Con todas sus simpatías

Para siempre.

# 06

 

RECORDANDO A NORA.

Que me enseño lo que era el amor

Hace ya muchos años

Un recuerdo que parece difuso

Pero si pienso en ella un instante

Es tan claro como el agua mas limpia del mundo

En una casa que todavía existe

Frente a los Baños del Carmen

Doblada hacia la calle.

Cuando se nos perdía algo,

Solo teníamos que ir hacia la ventana

Y allí, lo encontrábamos.

(Libera mi alma de la espada) (Mi vida de las garras del perro) Salmos 22,21.

Los primeros amores

Perduran para siempre

Pero siempre, no existe.

Y cada uno sigue su camino

(Go your own way)

Solo queda el recuerdo

En la memoria

Y no vayas a buscarlo debajo de la ventana

Porque no lo encontrarás-

30 de Junio de  2.010. Con un calor inmenso

# 07

 

Entonces,

Encontramos las estancias desechas

Los ámbitos perdidos

Los campos de sueños

Convertidos en pasos de cebra

Y avenidas inmensas

Las voces diferentes

Los espejos enseñan

El magnifico paso de los años

Las notas nunca cambian

Todos lo sabemos

Nos unen para siempre.
 

Estaba profundamente dormida

Hacía rato que la miraba

Tenía esa belleza inmensa

Que tienen algunas veces las mujeres

Daba el sol que quedaba en el espejo

Y las volutas de humo de mi cigarrillo

Bailaban como si siempre

Lo hubiera hecho así

Diferentes, constantes, mágicas

Me había levantado varias veces

Para mirarla desde otros ángulos

Y era una esfinge, de esas que aparecen

En el sueño de los hombres.

Algunas veces que sosiegan.

Su cuerpo

Su culo espléndido

Sus hombros, su cintura

Casi piedra esculpida

En el espacio inmóvil

De la tarde de Junio

Su perfil era como si siempre

Hubiese estado ahí.

# 09

 

CONFERENCIAS DE JUNIO

Te llamé al fijo

No estabas

Te llamé al móvil

No estabas

Te dejé un mensaje

You Keep me Hangin on

Vanilla Fudge

Ahora escucho a Van Morrison

Too long in exile

Cojo las últimas rosas de Ronda

Tiro los pétalos por el balcón

Con suerte, alguno

Llegará hasta tu ventana

Los vientos, ya sabemos que cambian

Pero me conformaré

Si llegan a tus manos.

A veces veo tu sonrisa

No me olvides

Yo no podría olvidarme de ti

Un beso enorme

Junio es aquí

Y también allí

El tiempo, ni en la distancia,

Podrá separarnos.

# 10

 

En dique seco

Fundido en negro

Vacaciones

Silencio

LA SUERTE DEL ESCRIBA

LA SUERTE  DEL ESCRIBA

 Tienen los poetas, los malditos digo, estrecha y embriagadora relación con determinados elixires y sus consiguientes ingestas. Puede parecer que es casual la elección de la palabra “embriagadora”, pero nada más lejos de la realidad. Es palabra acertada, adecuada  y que se adapta y ajusta a lo que el escriba tiene en mente comunicar. Habíanlos Absentistas y ahora son Whiskeysistas

 Tengo la fortuna, o el infortunio, -depende del día que el autor tenga- de ser el encargado de transcribir, a la palabra entendible y razonada, las letras que pone en mi mano el susodicho. Mi particular Baudelaire.

 Hay días que tengo suerte y el trabajo se reduce- a trocar algún adverbio, poner preposición correcta e incluso cambiar algún tiempo verbal inapropiado por el adecuado… Nada del otro mundo para cualquier escriba.

 Esos días, el escriba es feliz. Razonablemente feliz y dichoso; en teniendo en cuenta con quien se está jugando los cuartos.

 Pero hay otros días, en los que la niebla de la sinrazón le cubre sin piedad; irremisiblemente. Y es en esos días- como es este- en  los que el escriba se gana sus inexistentes habichuelas y debe de hacer ingeniería de la palabra para que el simple mortal, no se pegue un tiro el mismo en la nuca. Si, ¡En la nuca! tal es el grado de desesperación criptográfica.

  Ya se…. Ya séee que lo fácil sería pegarse el tiro en la frente, incluso en la boca. Pero el grado de enajenación, según que casos es  insospechado. Así que en la nuca, my darling. Toi même. Yourself que dicen los de la Pérfida.

 Y Uds. -queridos míos- se preguntarán…A que pollas viene esta perorata?  Pues viene que el autor de los artefactos poéticos riza el rizo hasta el límite de la irracionalidad. Y suministra al escriba un texto, para que este difunda y publique una declaración de intenciones y – por que no decirlo- de reconocimiento a la humilde labor del escriba. Este que lo es.

 Claro está que, la labor del escriba, no quedaría absolutamente patente si no fuese mediante ejemplo esclarecedor, demostrativo y convincente del tormento que, a veces, le acontece. Que es lo que a continuación hago.

 ¿Y de que forma? Pues nada más fácil. Poniendo el texto suministrado por el autor, elaborado -parece ser- en las brumosas  Tierras Altas de Escocia, y -también es justo decirlo- con la debida explicación de lo que realmente quiso decir. Pa que yo me haga una idea, vamos.

 Poner el texto original, repito, ayuda muchísimo a interpretar adecuadamente el relato apologético y ensalzador que debe ser corregido con especial afán y empeño por el subordinado ocasional de Don Miguel Ángel Cumpian, autor que es del texto. Pasado por la criba del escriba.

 Pongo primero el texto corregido, pues me honra plenamente que el vate orate dispense algún tiempo a este que escribe y que, no siempre, suscribe. Más que nada para que quede clara la idea que se quiere transmitir. La del abrumador trabajo de traducción.

 Y pongo –al final- el original que ha sido causa de mis pesadillas mas recientes.

 De nada mayfrén!!! Don’t mention it!!!!

LA CRIBA DEL ESCRIBA

Día del Señor primero de Julio.

 No puede, cuando menos, el autor –aunque sea por un día- escribir para el escriba.

Porque se lo merece. Que, ¡Vive Dios! el autor no podría haber encontrado un escriba mejor que el que tiene.

 Porque autores los hay y muchos. Pero estos deben de procurarse un escriba adecuado, porque  escribas buenos… De esos hay menos.

 Cada uno cumple su función, o al menos lo intenta. Y debe, el escribiente, cambiar frases con permiso del autor, Y así, de esa manera, van los dos de la mano.

 Creo que no hay peor autor que aquel que no otorga licencia y consentimiento a su escriba.

 Yo solo soy tu autor. Y yo, existo por ti. Del mismo modo que tu existes por mi; con la indulgencia y el afecto del uno al otro. O del otro al uno. Que es lo mismo.

 Y ahora…

 LA SUERTE DEL ESCRIBA (TEXTO ORIGINAL)

 Día del Señor primero de Julio.

 Hoy 1 de Julio-día del escriba no puedo menos que en su día, el autor escribiera para el escriba, que se lo merece

Y vive Dios que ahora no se podría decir si tuviera buen autor que buen escriba sería nunca podría encontrar mejor escriba el escriba tiene la suerte de poder encontrar mejor autor que los hay y muchos.

 El autor debe conformarse con encontrar a un buen escriba y de esos hay menos.

Cada uno cumple su función, o al menos lo intenta. Y la frase cambia si tuviera buen escriba que buen autor yo sería creo que vamos de la mano

 Creo que no hay peor autor que aquel que no le da palabras a su escriba si que es suyo

Yo solo soy tu autor yo existo por ti y tu existes por mi. Con la benevolencia o simpatía del uno al otro. O del otro al uno.

 Post Scriptum:

  Si no tengo el cielo ganado, que venga el mesmo Dios Padre, su Hijo y El Palomo Santo, y lo vean. Maremía!!!

 DIOS SALVE A CHIVAS REGAL!!!

A %d blogueros les gusta esto: