LICA VINTAGE. EL SONIDO

11017526_10205391521085151_8542581483119537292_n

LICA VINTAGE. EL SONIDO

Mezclen Uds. en un vaso enorme unas generosas partes de creatividad, inventiva e imaginación. Añádanle bastante de inspiración y de talento. Súmenle muchísimas horas de experiencia, maestría y destreza; y obtendrán, como feliz resultado, un producto que sin ser nuevo es innovador. Algo que sin dejar de ser eficiente se fortalece con lo enérgico, con lo perdurable y con lo vigoroso. Algo aislado de lo comercial y de lo habitual. Estoy hablando de los amplificadores de válvula y productos que fabrica mi amigo Juan Antonio López, propietario y máximo artífice de Lica Vintage.

Juan Antonio fabrica en su estudio–taller de Algarrobo Costa en Málaga unos aparatos únicos y especiales que son el complemento perfecto para el guitarrista de blues. Para el aficionado a la música en general. 10723072_10152506597582648_775375797_n No es, miren Uds. el recurrente “renovarse o morir” no es eso. Es darle la vuelta a algo ya inventado para engrandecerlo; para embellecerlo hasta transformarlo en una posesión enormemente apreciada. Algo que quedará sin duda, como un clásico renovado y mejorado (envidiados los afortunados poseedores) por mor de la técnica de este afanoso artista. Mi amigo Juan Antonio López es una especie de luthier dedicado a la fabricación de unos inimitables y fantásticos amplificadores a válvulas que conjugan no sólo el sonido típico de las pasadas décadas sino que los dota de una estética moderna, rejuvenecida y fresca que los hace inconfundibles al dejar las tripas al “aire” mediante su caja transparente de metacrilato. Además, si así se quiere, los personaliza debidamente; yo he podido ver el del maestro Raimundo Amador y el del más que maestro Lito Fernández; y puedo asegurarles que no dejan indiferente; ni en cuanto a aspecto; ni en cuanto a sonido. Algo singular, exclusivo e inimitable.

10994333_10206615554653970_5475939188692070236_n(Lito Fernández usando el amplificador)

Juan Antonio empezó en los años setenta, con las válvulas; siguió en los ochenta con la electrónica de consumo, y desde entonces hasta ahora, sin parar, con las válvulas. Tiene diseñado siete modelos de High End y cuatro para instrumentos. Y lo que sabemos que tiene que venir. Son amplificadores de Boutique, hechos a mano punto a punto, técnica de montaje de los años cincuenta y sesenta. Unas maravillas que son –y ahora me repito– únicas e irrepetibles. 11082621_848276035209600_4288334153444362674_n Sonido crudo, así lo definen todos los que lo han probado. Es decir, ese tono que buscan la gran mayoría de los músicos. Pero no se crean Uds. que es cosa baladí el trabajarlos, me cuenta; porque el bicho chivatea todo fallo que se comete. Aún así los que los han probado, los prefieren a otros amplificadores fabricados en serie. Le prometí a Juan Antonio hacer una referencia a sus artículos. En este blog –que huye de la publicidad y no permito referencia alguna a productos que se puedan comercializar– hago una excepción y muestro sus creaciones. Porque así se lo prometí –ya te digo– y porque así yo lo quiero. 10646692_10203952926486919_3204979986127172031_n(Raimundo Amador con su amplificador personalizado)

Lica Vintage Diseño y fabricación de Tube Amplifiers http://www.Lica.es / licavintage@gmail.com

*** CAM02616

Raimundo Amador y Richard Ray Farrell)

***

elemento-grafico-retro-de-diseno-de-lineas-finas-simples_23-2147486743

LOS TOREROS MUERTOS EN CONCIERTO

toreros-16-02-11

LOS TOREROS MUERTOS

EN CONCIERTO

Aparte de mis propias inquietudes musicales, siempre me he sabido rodear de inteligentes amigos melómanos que, con una enorme generosidad y sapiencia musical, supieron aconsejarme debidamente tanto en eso de educar el oído, cómo en lo engordar satisfactoriamente mi discoteca privada.

En esa discoteca, y centrándome en la España de finales de los setenta y la extraordinaria e insuperable década de los ochenta, en esa discoteca, digo, guardo cinco discos de vinilo que configuran uno de mis tesoros surrealistas mejor guardados: Muñeca Inflable de la Orquesta Mondragón (con un alucinante Javier Gurruchaga y una fantástica guitarra de Jaime Stinus; Veneno, del grupo de Kiko Veneno, Raimundo y Rafael Amador; el Mezclalina de Tabletom con mis amigos Rockberto y los Hermanos Ramírez, y por fin, el Souvenir de Moncho Alpuente y los Kwai (Oh Carolina querida). Añadanle Uds.  el 30 años de Éxitos de los Toreros Muertos, y paren Uds de contar joyas.

toreros muertos (2)(Foto Diario Sur)

Todos estos grupos tienen cosas en común: unos líderes enormemente carismáticos, con una dilatada vena creativa y una imaginación desbordante para la elaboración de letras. Todas ellas, alocadas e ingeniosas, con grandes dosis de ironía y de virulencia hacia el orden establecido; y sobre todo, un talento especial para criticar y agitar. Para provocar y poner nervioso al sistema.

He tenido la suerte y la satisfacción de poder abrazar y comunicarles, presencialmente, mi admiración a algunos de estos músicos que acabo de nombrar; fíjense que algunos son muy amigos míos. Anoche, pude hacerlo con Pablo Carbonell, líder del grupo Toreros Muertos; y puedo decir que es una persona cercana y efusiva. De esas que te confirman con la mirada esa buena sensación que siempre te inspiraron.

20150222_001605-1 (Father Gorgonzola con Pablo Carbonell)

El grupo Toreros Muertos (Pablo Carbonell, Guillermo Piccolini y Many Moure) compareció la noche del sábado en los escenarios de la Sala Cochera Cabaret (uno de mis lugares preferidos para asistir a espectáculos) ante un público fiel y entregado. Una audiencia ya entrada en años que no ha olvidado todavía a estos músicos irreverentes que nos hicieron reír y bailar allá por mediados los años ochenta.

toreros-muertos--575x400
Mi admirado Pablo Carbonell saltó al escenario con una pinta horrible, que era lo él que pretendía; una suerte de zombie en bermudas que desde el primer segundo del primer minuto de la hora y media que duró el concierto, tuvo a un fiel y entregado público metido en su bolsillo. Volver a tararear “Manolito” “On the Desk” “Yo no me llamo Javier” o la mítica “Mi agüita amarilla” constituyó un ejercicio de rememoranza para aquellos que compramos en pesetas su primer disco llamado “30 años de éxitos” y que ahora -fíjense la ironía- pasado ese mismo tiempo vuelven a unirse para nuestro deleite.

Concierto de Toreros Muertos en la Sala Kapital 558/cordon press

Pablo Carbonell. El líder indiscutible del grupo y el más mediático sin duda, es una persona muy accesible, afable y abierta. Un artista imparablemente risueño y simpático que tuvo a bien el permitirme cambiar unas palabras con él en los camerinos y hacerse una foto conmigo para poder incluirla en este post. Un abrazo cariñoso me dio demostrándome lo lejos que está del engreimiento y de la tan vanidosa cómo efímera fama.
Toreros Muertos. Muy Toreros, nada de muertos. Estas son unas fotos del concierto; disfrutadlas; y si tenéis la oportunidad de poder acercaros a sus próximos directos, hacedlo. Lo pasaréis de putísima madre.

Las fotos del concierto y de la noche:

toreros-muertos5--575x323(Foto Diario Sur)

***

javier ojeda Father Gorgonzola con Javier Ojeda; líder y cantante de Danza Invisible entre otras muchas cosas)

***

toreros muertos (7)(Foto Diario Sur)

***

IMG-20150222-WA0003Con Jose María Centeno y el compositor y productor Antonio Meliveo)

***

20150222_002228(Waiting for the show I)

***

20150222_002146(Waiting for the show II)

***

entrada toreros(La Entrada al Concierto)

***

minimalist-swirl-vintage-style-decoration_23-2147486725

 

A %d blogueros les gusta esto: