LA CIGARRA Y LA HORMIGA

 

Confieso que he bebido.

Ayer, el POETA Miguel Ángel Rufián, me prohíbió (últimamente está muy reprobador) que utilizase  la palabra POETA para definirlo como escritor.

“Nunca digas de mi que soy POETA” Te lo prohíbo!!!! ¿Me oyessss?

Y yo me pregunto…..¿Prohibir al escriba? …¿Prohibirrrrr…al escribaaaa? ¿He oído bieeen? ¿Prohibir al escribaaaa? Pues vas listo! El Varisto.

Ya lo dijo la chica cuya boca sabe a agua de mar: ” Tienes al escriba muy consentido…le has dado alas al viento”

Ahora pues, paga las consecuencias de tu generosidad.

¿Prohibir al escribaaaa?… ¿A ese al que has dado la credencial  y el titulo? la acreditación y el beneplácito? . ¿El permiso, la venia y la aquiescencia para cambiar, elegir texto y transcribirlo al entendible lenguaje de los humanos? Que por cierto, no es el tuyo.

¿Prohibir que te llame POETA? Tústáschalao, Migué! (Si, sin ele)

“Nunca digas de mi que soy POETA -vuelve a repetir- di de mi que solo soy un tío que escribe lo que le sale de los cojones (sic)” Me dice mi amigo Miguel Ángel Rufián. POETA que es, muy a su pesar.

¡Pues no! Entiende de mi, que solo soy un escriba que escribe y que transcribe  también, lo que le sale de los cojones.

Así pues, si quiero definirte como POETA, lo hago. Puntopelota.

Y como además de tener conferido por ti el poder para desempeñar mi trabajo, y , además otra vez, soy el administrador de mi blog y puedo permitir la publicación de los mensajes que me salgan del rulfo, puedes refunfuñar toodo lo que quieras que yo, por mis cojones , no haré públicas tus quejas.

También puedes pegarte cabezazos contra las paredes que es una terapia no demasiado saludable pero si efectiva. Para ti, no para la pared.

Y podrás amenazarme con la retirada de la palabra escrita. Que la hablada, aunque a veces, amigo, es difícil entenderte, la palabra hablada digo, se que nunca me la retirarás. Aunque sea a trompicones.

Así que seré : El escriba que  no tiene quien le escriba. Que diría el coronel. O algo así.

Y….Cuando cambies algo! -continúa diciendo el POETA- O haya algo que no entiendasss… Llámame!

Desconoce el POETA y amigo Rufián  (Nótese que he vuelto a las fuentes  como castigo al autor) que todo escriba tiene también  un código de honor. Y que ese código de honor le obliga a transcribir; no a corregir; ni por supuesto a remodelar pasajes escritos por la persona que le da el leit motiv de su trabajo.

Aunque a veces me lo pone difícil el íolagranputa . POETA íolagranputa.

Así que decidí castigarlo sin el trabajo transcriptor que todo escriba de Pro ejerce. Pero también, recapacitando, me dije si algunos de sus lectores , de los pocos que le van quedando, se merecían el castigo que a el le impongo.

Para que conste que soy estricto a la vez que clemente, incluyo algo que me dio ayer. Se llama : La Cigarra y la Hormiga. Le dije al POETA… te importa que lo llame la Cigala y la Hormiga?

Una mirada monocorde me partió en dos y salí apresuradamente de la habitación donde habita su pendrive de madera. Que carácter, ío!

(Nota aclaratoria del escriba: Las hembras de las cigarras, ponen sus huevos y mueren poco después. Los insectos jóvenes (o ninfas) caen al suelo y penetran en la tierra.

Las ninfas viven dentro de la tierra de 4 a 17 años (dependiendo de la especie) y se alimentan de la savia de las raíces.)

 

LA CIGARRA Y LA HORMIGA:

(Pincha aqui,para la música:

 Diecisiete años esperando para nacer, son muchos años. Y mis luces me dicen

Que pa tanto, no tenemos.

 Son las diez y media, Andrés ya se ha acostado y como alas no tiene y yo no voy a esperar diecisiete años para que me revolotee con su barba por el salón de esta casa, escribo este cuento que era el que mas le gustaba a mi hija Sarita. La cigarra y la hormiga:

 La hormiga trabajaba continuamente en recolectar comida, porque sabía que el invierno que vendría será muy duro. Mientras tanto  la cigarra, bailaba,se reía, se bañaba y cantaba como cantan las cigarras después de diecisiete años esperando para nacer.

 ¡Hormiga…que te den!

¡Hormiga…que te den!

 Al día siguiente, yo le decía a Sarita….¿Que cuento quieres que te cuente?

Y ella me decía otra vez…El de la Cigarra y la hormiga!

 Intenté persuadirla para que entendiera que ella, con cinco años que tenía, si quería ser cigarra aún le faltaban doce años para nacer. Y que si era hormiga, trabajaría tanto que no bailaría, no se reiría, no se bañaría, ni tampoco, cantaría como solo saben cantar las cigarras.

 Ella decía ..¡El cuento de la cigarra y la hormiga!

 Ahora, como con ella cada dos semanas, y yo le digo….¿Quieres que te cuente el cuento de la cigarra y la hormiga que tanto te gustaba?

 No. Me dice que otro día. Que tiene que entrar a trabajar dentro de una hora. Pero antes de irse, me da un beso, como solo las hijas saben darlo Y ese beso y ese cuento, bien merecían otro cuento y otro beso.

   Luego, por la noche, cuando estoy en mi cama y solo, me imagino que abro mis alas y revoloteo. Y bailo, y me baño, y canto como solo las cigarras saben cantar.

 Y mientras me cuento el cuento, me duermo. Porque ese cuento siempre me gustó. Mas cigarra que hormiga. Pero ya no puedo ver como cierra sus ojos y entonces…lo cierro yo.

 

A mi hija Sarita. Un dos de Junio..Con todo mi amor.

 Miguel Ángel Cumpián.

 

 POETA  (Eso lo digo yo, sin ningún afán.. Pa joerlo y para  que le vayan dando!)

 

 

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Bien contado

    Me gusta

  2. UUUFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF! mesampuesto los pelos de punta. Me alegro que te acuerdes de esas cosas. A ver si te acuerdas cual era mi nana favorita y me haces otra. Un beso Rufián.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: