LA TABERNA DEL CULPABLE

cuadro6_20-170335_619x600

LA TABERNA DEL CULPABLE

“La amistad es un comercio desinteresado entre semejantes”

(Oliver Goldsmith)

Siempre he sido más Botero que Sílfide. De satélite más que de estrella. Más humano que sujeto. Más copulativo que predicativo. Mas izquierdo que derecho (nunca viceversa)  y si la Tierra Media habitase, mejor ser Montaraz del Norte que Elfo de Rivendel. Antes lobo que Caperuza. Gigante malvado antes que guisante hervido.

 Siempre, siempre he sido, en fin, mucho más hombre tabernario que petimetre de restaurante.

 Mucho más de mesa basta de madera desmantelada que de otras cubiertas de lienzos y de paños; porque éstas últimas, las vestidas, suelen ir con guarnición incluida de servilismo decantado y falsedad marinada. Con eneldo, claro está. He adorado -y sigo adorando- esos locales decadentes donde todavía se sirven medias botellas de Cerveza Victoria vestidas de escarcha; con raciones de boquerones – también victorianos- agrupados en manojitos de a cinco. De a cinco, como las buenas bandas de Rock’roll.

 Adriaen-van-Ostade-Feasting-Peasants-In-A-Tavern

Hombre de las tabernas sigo siendo. Tabernas… Locales singulares esos donde se te dispensa del miremeusté y de la falsa apariencia. De  lo afectado y la obligada complacencia. Las tabernas, esas que te llevan de la mano hacia la conversación fraternal y a la francachela; del… Ponme otra, Manolo!  Al…  Corre por mi cuenta!

 Bodegas y tabernas; antros destartalados donde aun se pueden comer costillas fritas metidas en orzas de manteca y chorizos al infierno requemados por el sol que más calienta. Callos con garbanzos y estofadillo de carne de Babieca. Ensalada malagueña abacalá y caldito picante de pintarroja. Sopa de tomate y pan migao, con  aroma de hierbabuena. Siempre he sido, ya lo he dicho, menos de restaurantes; y más amigo de bares y tabernas.

 Mi querido amigo el poeta Miguel Ángel Cumpián, me remite un trabajo llamado La Taberna del Culpable. De ahí esta sarta inconexa de confesiones subjetivas.

 Cristobal_Rojas_36a

Mí querido amigo El Pelúo… Me doy cuenta, y quiero pensar bien, para ayudarme, solicita puntualmente servicios de escribiente que reduzca el ímprobo trabajo que acostumbradamente realizo en cuanto a traducción, limpieza y la siempre enojosa tarea, de dar más brillo a sus -últimamente escasos- trabajos literarios.

 Pues bien; como quiera que ahora me ha hecho llegar uno nuevo -llamado La Taberna del Culpable- con una inusitada limpieza en el texto;  buena y bonita letra, y con una parquedad exquisita de tachones- sólo los justos que le reportan la viveza y naturalidad propia de la impronta peludiana- he decidido colgar este trabajo tal cual. A pelo.

 david_teniers._fumadores_en_una_taberna

Con imágenes escaneadas para que se aprecie meridianamente, el apego y el cariño de su dedicatoria hacia éste que os escribe -esta sí manuscrita- y la belleza singular de las palabras que me dedica.

 Esto es.

 Disfrutadlo. Es obra de un querido amigo, a pesar de él.

  MIGUEL CUMPIAN

LA TABERNA EL CULPABLE 2

LA TABERNA EL CULPABLE 3

LA TABERNA EL CULPABLE 3_0001

LA TABERNA EL CULPABLE 4

Anuncios

2 comentarios

  1. A Dios gracias tuve la suerte de conocer “La Taberna del Culpable”, una pequeña gruta en Bubion donde tomar una cerveza acompañada de una tapa escuchando algo de R&R. Tristemente cerró y ha sido sustituido por el Baobab, lugar insulso de tablas de patés y embutidos ibericos (como si en la Alpujarra hiciesen falta los ibericos). Se echa de menos aquel refugio del R&R en la Alpujarra.

    Queda en Bubion una tasca con encanto, el Secadero, de esas de barra alta y reposapies, esas de alicatado blanco chorreante de las grasas de las estalactitas de guarro que tiene en sus techos.

    No dispone de musica, pero si de la agradable conversacion Carlos y de Juan. Carlos fue marino mercante y recaló en aquellos lares para montar un secadero de jamones. Carlos siempre tiene alguna historia que contar, bien de sus viajes, bien de alguna de las personas que en su intensa vida a conocido.
    Juan es un magnifico cortador de jamon, capaz de no parar de hablar mientras corta jamon o cualquier otro tipo de chacina que le caiga en sus manos

    Es aqui donde algunas noches se reunen los poderes facticos del pueblo, el medico, el cura y el sargento de la guardia civil, para degustar el vino costa de l a zona acompañado de unas lonchas de jamon curado por las expertas manos del marino y el cortador de jamon.

    Me gusta

  2. Y de este bar surgió el nombre de nuestra banda, la taberna del culpable.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: