NO ME TOQUES EL CUENTO

NO ME TOQUES EL CUENTO

Tengo la inmensa suerte que, desde mi más temprana juventud, me he rodeado de buenos amigos artistas que me han hecho, con sus diversas disciplinas, la vida mucho más enriquecedora y divertida. Además, en un acto de suprema generosidad, ellos, me han dado la oportunidad de subirme alguna que otra vez a los escenarios, compartir interesantísimas conversaciones o participar en eventos que de ninguna de las maneras podría haber llegado yo a protagonizar por méritos propios. Si algún mérito se me puede atribuir, es la capacidad que he desarrollado –no es difícil estando rodeado de tanta creatividad y tanto cacumen– si algún mérito se me puede atribuir, pienso, es el de haber sabido conservar estas amistades durante la mayor parte de mi vida. Y disfrutarlas.

Por esa entrañable circunstancia – y de teatro voy a hablar– asisto regularmente a representaciones escénicas, más que nada, aclaro, porque los que se suben a las tablas son ya os digo, buenos amigos míos. Y esa entrañable circunstancia se rodea también, de suerte. Pues casi siempre (y aquí el adverbio de cantidad sobraría) siempre salgo contento y feliz por haber participado cómo espectador de dicha obra de teatro

Lo de ayer fue distinto. Porque no sólo salí feliz y contento, sino que también, con un buen chute de entusiasmo e hilaridad desatada; porque les aseguro, que en pocas obras de teatro me he reído tanto.

La frescura del tema tratado, el cómo se resuelve la vida de cuatro princesas de cuento, que se percatan de que desde el “Érase una vez”, hasta el “Y comieron perdices”, su existencia posterior  se llena de realidades y de frustraciones. Que los príncipes no son ni encantadores ni azules y que los ogros y las madrastras, en la mayoría de los casos, son los verdaderos protagonistas de la vida después de la almibarada historia.

Ayer, asistí en el Teatro Echegaray a una producción de mi querido y antiguo amigo Juanma Lara a una desternillante obra escrita y dirigida por su hija Olivia –que ayer también se subió al escenario–  y no paré de reír durante la cortísima hora que duró el espectáculo. Una obra  también llena de agudas reflexiones. Una obra que me hizo inmensamente feliz porque se corrobora mi idea de que, desde el humor, se pueden hacer serias reivindicaciones de género y de lógica justicia.

En fin, que hoy se puede ver otra vez en el Teatro Echegaray. NO SE LA PIERDAN. Merece la pena ver a estas cuatro mujeres cantando, bailando, y sobre todo, actuando. Nunca una obra de teatro se me había hecho tan corta, de verdad os lo digo. Se van a reír. Te lo juro, Arturo.

Aquí tenéis información suficiente para que veáis los que se avecina. Lo repito: NO SE LA PIERDAN.

CASTING: A LA CAZA DE BERNARDA ALBA

casting_caza_bernarda_alba_teatroz

CASTING:

A LA CAZA DE BERNARDA ALBA

***

Podría limitarme a insertar en este artículo, una escueta referencia a la obra que la Compañía Teatroz de esta ciudad, va a representar proximamente en el Teatro Cervantes de Málaga: Casting: A la caza de Bernalda Alba (aunque de hecho, la pongo al final). Pero no quería que este comentario empezara con algo tan frío e impersonal como un corta y pega de la promoción que se está realizando de dicho espectáculo.

Así que… primero, rememoremos:

Año 1997

Acudimos, aquel ya lejano año, al Teatro Cervantes, para ver la representación de un musical llamado Casting: A la caza de Bernarda Alba. No las tenía yo todas conmigo -siempre tengo un irrazonable y absurdo recelo hacia las obras de teatro- pues a pesar de las advertencias de mi querido hermano Luis Centeno, (de que era distinta y que me iba a sorprender gratamente) no imaginaba yo, ni por un momento, el delirio que iba a presenciar. Lo que me iba a reír. Lo que iba a disfrutar.

LUIS

Empezaba la representación, con la bienvenida en el patio de butacas por los propios actores. Los mismos que iban a acudir al  citado Casting  para poder acceder a un papel en la luctuosa y severa obra de García Lorca… A partir de ahí, una delirante –ya te digo- sucesión de situaciones cómicas, que hicieron que la obra fuera un inesperado vendaval de risas. Una gozada.

La siempre fantástica dirección de mi querido amigo el actor -y patrono escénico- Juanma Lara. Una enorme -y no digo lo de enorme gratuitamente- Bernarda Alba. Un caracterizado Luis Centeno con vestimenta y pañuelo negro, que me recordaba tremendamente a su Tita Isabelín, y un plantel de actores frescos y profesionales con unos temas musicales fantásticos, me proporcionaron una velada teatral atrozmente divertida. (Teatroz) que hicieron desaparecer ese absurdo recelo que antes comentaba..

foto4_61

Año 2013.

The Present Day que dicen los americanos en sus pelis.

Ahora, que hasta las tortillas de patatas se deconstruyen y reinventan, vuelve Teatroz a presentar Casting en el mismo escenario: El Teatro Cervantes. Los dos actores citados, permanecen (algunos más supongo) y el texto, se ha mejorado y actualizado convenientemente adaptando la problemática (que el 97 se reflejaba en el guión primigenio) a la actualidad.

Es estos tiempos tan crueles, donde la clase política, y el subterfugio económico, se regodean en las inexplicables e inexplicadas reformas “estructurales”; en estos tiempos tan difíciles para todos, volver a tener la oportunidad de acceder a la caja de sorpresas que esta obra ofrece, no solo es un lujo, es una necesidad imperiosa e indispensable para combatir el desaliento y alegrar el ánimo.

JUANMA Y YO

Os lo recomiendo encarecidamente. Reíros a mandíbula batiente, Desearíais que al terminar, no os encontrarais de nuevo, con este mundo real de ignominia y de injusticia. Ojala que toda la vida fuese un continuo casting donde todos nosotros tuviésemos nuestro propio papel amparados siempre por el humor, por la risa y por la música.

Id a verlos, no os vais a arrepentir. Os lo juro. Por tó mis muelas!!!

Y ahora la referencia…

te8

CASTING, A LA CAZA DE BERNARDA ALBA. Teatroz. (Estreno)

 

7 y 8 de Febrero. Teatro Cervantes. Málaga. 19.00 h

 

Un director californiano ha convocado un casting en el teatro, con la intención de escoger el reparto ideal para un musical sobre la obra de F.G. Lorca, La casa de Bernarda Alba, basado en una partitura escrita por el mismísimo F.G. Lorca encontrada en un apartamento situado en la orilla del río Hudson.

 

Los actores asistentes al “Casting”; es decir, el público, a partir de este momento se esforzaran por conseguir, al precio que sea, un papel que les sitúe entre los elegidos en el reparto de una comedia musical estilo Broadway, cuyo título es, debido a un error tipográfico A la caza de Bernarda Alba, el musical.

 

Durante el proceso de selección se mostrará todo un abanico de personajes y situaciones delirantes que a buen seguro no dejarán indiferente a nadie y, como telón de fondo, la crisis, el paro, los desahucios, la corrupción… todos esos elementos necesarios para hacer una excelente comedia donde la carcajada será la protagonista.

 

Y por fin llega el momento final, la representación de A la caza de Bernarda Alba, el musical.

 

Con todos estos datos imagínense el musical que van a ver… bueno mejor no se lo

 imaginen… vengan a verlo

 

Género: Otros géneros

Contemporánea

30 Festival de Teatro de Málaga

Fechas: desde 7 de febrero de 2013 hasta 8 de febrero de 2013

Teatro: Teatro Municipal Miguel de Cervantes

Málaga / Málaga

21 h

Precios: 15 euros

Anticipada: Unientradas https://www.unientradas.es/janto/#  (, 902 360 295, oficinas Unicaja)

Autor: Juanma Lara (idea y adaptación) y Paco Bernal y Carlos Torres (guión)

Compañía: Teatroz

Director: Juanma Lara

Duración: 1 h. 45 min.

 juanma

A %d blogueros les gusta esto: