JURGA MARTIN. SCULPTEURS

07-Donne moi encore 2 raisons 2

JURGA MARTIN

SCULPTEURS

Sé positivamente que existe el amor platónico. No ese amor mal entendido -a la moderna manera- de significando la imposibilidad de alcanzarlo (que también) sino al más autentico de “la motivación o el impulso que lleva al conocimiento de la Forma de la Belleza, así como a la contemplación de la misma”. (Esto último, como comprenderán Uds. fácilmente, lo he cortapegado de la Wikipedia; que uno es listillo, pero ni tanto y sí más calvo.)

Y digo eso, lo del amor platónico, porque me he quedado prendado inmediatamente de una jovencita lituana -escultora y diseñadora para más señas- que se llama Jurga Martin.

De ella y de su obra.

th_a89dcf4a43fb3f8a779b93fd703829d1_12959489371-jurga-sculpteur

De su obra porque detenta un dualismo asombroso; ya que lo mismo representa figuras  de una frescura, de una ingenuidad e inocencia patentes, así cómo otras, que se contraponen a éstas con su enorme tristeza, aflicción y melancolía. Y esa dicotomía, esos dos caminos dispares que toman los trabajos de Jurga Martin, seducen y desazonan a la vez.

De ella, de la artista, me he quedado prendado, y sigo, porque tiene un aspecto de  frescura vivaracha y jovial; la mirada directa  y un aire de belleza tranquila y pausada. El que tiene la persona que sabe lo que se hace; la persona que está segura de que hace lo que  le gusta, y que además, su trabajo, la divierte, la enriquece cómo artista, y la sustenta. Y levantarse cada día con esa sensación, debe de ser extraordinariamente gratificante.

558677_10150916659554899_852272342_n

Tener esa capacidad que tiene Jurga Martin del saber apretar, retorcer y amasar adecuadamente un bloque de barro o de arcilla blanda -algunos transfigurados en bronce- para (con los toque justos que van desde el pellizco casi doloroso a la caricia) poder crear las figuras que ahora vais a contemplar, es una suerte y es un don que sólo algunos poseen; y el contemplar su obra, no deja de ser una gratísima experiencia. Un precioso viaje a un mundo lleno de personajes oníricos, irreales e imaginarios que te cautivan;  porque, si te acercas mucho, parecen estar susurrándote una invitación para que te unas a ellos.

561019_10151332848059899_690400123_n

Jurga Sculpteurs.

Jurga Martin es una joven artista nacida en Utena (ciudad al noroeste de Lituania) en 1977, e instalada ahora en Rouen (Francia). Escultora y diseñadora, ésta joven que firma simplemente como “Jurga” ha obtenido el Gran Premio del Salón de Rouen en 2005.

 “Todos los trabajos de Jurga fascinan por su vitalidad, la increíble fidelidad de sus actitudes, expresiones, un gran sentido del humor, calidez y simplicidad. Son éstos los ecos evidentes de una exitosa escultura que es representacional y contemporánea al mismo tiempo.

 ¿Cómo no sucumbir a su fascinante calidez de terracota cuya áspera superficie despliega tanta humanidad? ¿Cómo resistir esa saga de personajes con tal fuerza evocativa, llenos de simplicidad, ternura, alegría o tristeza?

Esas expresiones, gestos y actitudes reflejan un profundo conocimiento del ser humano sea cual sea su edad o condición social. Y esto es lo que revela el talento y resalta una disciplina inmortal como la escultura.”

André Ruellan, crítico de arte.

 230811_10150276588114899_6606890_n

 

Dice Jurga…

El diálogo con la escultura me obsesiona. Se trata de un diálogo que no necesariamente se expresa en palabras, sino a través de los ojos y las manos. Temo no tener éxito, que no se me recuerde. Así que miro a los ojos, las manos y escucho lo que dice la escultura. Si ella no habla, no está viva. Éste es mi trabajo: hacer que hable.

Me tomo la escultura como viene. A veces no hay nada interesante allí, esto me duele. A veces, el diálogo es muy fuerte y la escultura inmediatamente siente la fuerza. Es ésta pequeño ‘algo más’ lo que es esencial.”

Mirad esta selección que he realizado para elaborar una presentación en Power Point. Si os gusta el triple  de lo que a mí me ha gustado, estoy seguro de que no quedaréis, ni la mitad que yo de  fascinado.

Esta es:

JURGA MARTIN.pps

Que la disfrutéis!!!

17913_10151865784984899_1291205578_n

Anuncios

MAVI HERRERO. ESCULPIENDO EL TRAPO

112

MAVI HERRERO.

ESCULPIENDO EL TRAPO.

“Los muñecos de Mavi Herrero están a medio camino entre el “lío de trapo” (un lío organizado con maestría) y la estatua. Son seres detenidos que nos detienen. Muñecos cuya fragilidad no permite su manipulación. Delicado material que no aguantaría el abrazo de un niño, pero cuyo gesto, infinito en su detención invita al vuelo de la imaginación”

                                                                                                            Chantal Maillard

Conozco a Mavi Herrero desde hace la friolera de 35 años. Y la conozco tan bien, tan bien, que nunca nos hemos visto en persona. Por hablarnos, ni tan siquiera hemos intercambiado una sola palabra. Tampoco cruzado un triste e inmisericorde mensaje por estos cauces que nos procuran las nuevas tecnologías. Conozco a Mavi Herrero desde hace la friolera de 35 años. Y la conozco tan bien, tan bien, que nunca nos hemos dado un abrazo; ni que decir tiene, un beso en la mejilla. Pero la conozco. Muy mucho y bien muy bien.

MAVI HERRERO 9

Por y para rizar el rizo, debo de confesar que no sé cómo es físicamente; supongo que disfrutara de esa tierna y fresca belleza que también tenía (y tendrá) su hermana Cristina -profesora primera (después en tercero también) que tuve en la Escuela Oficial de Idiomas de Málaga-  Mrs. Smith la llamábamos (obviamente por la traducción de su apellido) que era, aunque muy estricta en su cometido, un absoluto amor de persona. Pero claro… Quien no ha estado nunca secretamente enamorado de su primera profesora?

IMG_8427

Sigo con Mavi. Se preguntará el lector entonces… ¿ Cómo se puede afirmar tan categóricamente que la conozco? Muy sencillo! De la misma manera que conozco a Munch y a Klee. Que conozco a Botticelli o a M.C. Escher. Cómo conozco a Picasso ( al fin y al cabo pariente lejano mío) y cómo conozco a Magritte; y, si se me apura, puedo decir que soy íntimo amigo -de esos de toda la vida- de Bob Dylan. Por su obra; los conozco a todos por su obra. Como a Mavi Herrero. Por su obra.

IMG_8423

A Cristina, su hermana, -que a esa si que la conocí personalmente- la recuerdo entrañablemente; no por su obra didáctica, que también, sino por haber cantado en clase el tema Do-Re-Mi– de Sonrisas y Lágrimas y, sobretodo, por haberme cateado en Tercero. La muy maledetta; que Alá se lo tenga en cuenta.

 En los muy tempranos años 80, mi querido amigo Salvi Laporte, me regaló una figurita representando un pequeño enanito de una amiga escultora. A mi, que siempre me ha fascinado lo mágico y lo lisérgico, me encantó el regalo. ¡Es de mi amiga Mavi Herrero! me advirtió; yo, encantado, la guardé y la preservé con todo el cuidado del mundo. Muy pocos años después, y con motivo de mi boda, mi querido amigo Antonio Espada nos regaló, a Santa y a mí, una muñeca articulada también de Mavi; que al igual que al enanito, guardé y preservé también debidamente en una vitrina de cristal al abrigo del paso del tiempo y de ese polvo doméstico que todo lo desdibuja.

IMG_8435a

Después de treinta y tres años, que son tantos como los de la edad de un Cristo que se precie, mis regalos, aun se conservan en perfecto estado de revista; aunque ya disfrutan de libertad condicional sobre otra vitrina (la que contiene mi colección de guitarras) en un lugar principal del salón de mi casa.

Ahora, por fin -ya le tenía yo ganas a esta chica- elaboro entrada dedicada a ella y a su fantástico trabajo. Ansioso estaba de que formara parte del elenco del “Ateneo’s Alas con Secuencias” de este blog; y gracias a la generosidad de mi querido amigo/ hermano Diego Cumpián, he tenido acceso a un catalogo de una exposición de Mavi en el Área de Cultura y Educación de la Diputación de Málaga con el nombre de “Otras vidas” que no me he podido resistir a escanear (las imágenes pierden un poco de calidad por esta circunstancia) que dan una idea de lo que esta artista concibe y hace realidad. Con sus propias manos. Con su propia habilidad. Muñecos exclusivos de muy alto nivel de realización. Esculturas geniales realizadas combinando pasta plástica, pinturas y tejidos. Esculpiendo el trapo.

IMG_8435aa

Después -que ella me perdone- he entrado subrepticiamente, pero a saco (para hacerme con parte de su producción) en su blog: http://maviescultura.blogspot.com.es/ y ha sido allí y campando por mis respetos sin ningún permiso de la autora, que he raptado  parte de su catálogo para conformar una presentación en Power Point para que tengáis una somera idea de lo que esta mujer- amiga mía que es, en lo imaginado y lo intangible- puede llegar a hacer con su técnica. Verdaderas y preciosas figuras que ya quisiera yo para compañía de mis tesoros maviherrerianos.

IMG_8459a

Espero que, tal y como me tienen prometido mis amigos Cumpianes: Miguel Ángel y Diego, tenga yo la oportunidad de visitar algún día el estudio de esta escultora en Nerja. Para poder observar su trabajo en directo, y aprovechar -si la suerte me acompaña, y su hermana está por allí- me cante esta última otro tema de “Sonrisas y Lágrimas” . Esta vez -si a ella no le importa- la del pastor de cabras:

“Hubo una vez un pastor de cabras
lei yodelei yodelei hi hu
Lejos vivía, en las montañas
lei yodelei yodelei hi hu”

 Eso sí, con las marionetas de las cabritas realizadas por Mavi, por favor.. Me encantará, estoy seguro!

Conozco a Mavi Herrero desde hace la friolera de 35 años. Y la conozco tan bien, tan bien, que me encantaría encontramela por los recovecos de la vida y poder abrazarla para decirle lo mucho que admiro su trabajo. Muy mucho, ya sabéis.

P1080080 

 

 Si te gustan, dice Mavi:

 Llevo haciendo estas esculturas desde hace casi cuarenta años.
Las hago de pasta plástica, pinturas variadas y tejido.
Nunca las repito, pero puedes pedir esculturas de estilo semejante.”

Para contactar con Mavi para información o precios, escribid a:

 maviescultura@gmail.com

 

Esta es la presentación que os he comentado; disfrutadla. Es un verdadero y absoluto lujo.

Si queréis descargarla en vuestro ordenador, pinchad este enlace que ahora viene. Después en Acciones de Carpetas>Descargar Carpeta.

Mavi Herrero, Figuras y Esculturas

 See You!

JOAQUÍN CHIPOLA. PINTURAS

Joaquín Chipola.

Pinturas.

Lo primero que me gustó (y sorprendió) cuando -a través de mi querido amigo el Maestro Ángel Idígoras- contemplé una pintura de Joaquín Chipola, fue el enorme parecido que yo le sacaba a su trabajo con el otro de mi queridísimo amigo (esta semana se cumple un año de su Viaje a Ninguna Parte) Antonio Abril.

Lo segundo –e incido en el tema- es que la temática que ejerce Joaquín Chipola, me vuelve a llevar de la mano hacia, otra vez, mi querido amigo desaparecido.

Si a estas dos circunstancias, se les une la especial recomendación del Idígoras, mucho tiene que pasar y muy grave ( por ejemplo, un rescate económico en esta España choricera que desde el Lazarillo de Tormes (Fíjense Uds. en que ya empezaban los anónimos) no han dejado de esquilmar esta sufrida tierra que es nuestra atribulada España) para que yo no elabore una presentación en Power Point con las pinturas de Joaquín Chipola.

Dejemos lo desagradable… Y sigamos con el Arte. ¡Que más nos vale!

Si Joaquín maneja con una absoluta maestría los trazos que configuran y conforman a los músicos de Jazz, Antonio Abril lo hacía con los músicos de Blues. También ambos dominaban el universo mágico de los saltimbanquis y de los juglares. De los intérpretes del desarraigo.

Ciñámonos a Joaquín Chipola. A este enorme pintor, no tengo el gusto de conocerlo personalmente. Aunque como viene avalado por Ángel Idígoras, ya dispone-por lo que a mi respecta- del beneplácito de la amistad y del respeto artístico. Otro artista avalado.

Husmear por la obra de Joaquín Chipola, me ha llevado a pasear por una galería de personajes de especto desgarrado. Músicos atormentados por noches interminables de humo y alcohol. Figuras que llevan aparejadas -en el lienzo- el movimiento, e incluso si le prestas la atención debida, se  pueden intuir cánticos aunque sean de desesperanza. De resignación.

Unos paseos interminables por el delta del Mississippi o por los tugurios y locales del jazz de Bourbon Street en el Mardi Grass de Nueva Orleans.

Bailarinas náufragas en océanos de color. Magos y cómicos de la legua en mundos imaginarios. Caras de desconsuelo en casi todas las figuras que componen este cosmos musical de Joaquín Chipola.

El club de jazz, se hace color en este trabajo que ahora expongo auspiciado por el siempre garantizado aval de otro común que nos une en lo desconocido.

Joaquín Chipola! Pinturas.

Si queréis bajaros este trabajo, podéis hacerlo desde aquí:

https://skydrive.live.com/redir?resid=9B5AD4B7DBD9E872!2429

Que lo disfrutéis!!!

A %d blogueros les gusta esto: