“LA SOBERANA ORDEN DE MALTA… LA HISTORIA”

(c) Museum of the Order of St John; Supplied by The Public Catalogue Foundation

“LA SOBERANA ORDEN DE MALTA
LA HISTORIA”

“La Soberana Orden de Malta…La Historia” es el título del cómic que Rafael Pérez Peña –junto al militar e historiador Esteban Alcántara con las ilustraciones– escribió hace unos años para dar a conocer a los más jóvenes los orígenes de esta organización caballeresca.

RAFAEL PÉREZ PEÑA.

De todos los títulos que detenta mi muy querido amigo: Doctor en Derecho, Economista Auditor, Cónsul de Portugal en Málaga, Caballero de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta; Miembro numerario de la Academia de Ciencias y Humanidades de Santo Tomás y Antiguo Fijosdalgo del Negro Anaranjado… de todos esos títulos que detenta, del que más me enorgullezco y congratulo, sin duda alguna, es el de “Mi Muy Querido Amigo”.

He compartido con Rafalito –se me perdone la confianza del diminutivo, pues de ella dispongo – he compartido, digo, con mi ilustre amigo, muchas vivencias…

mapa de las cruzadas

He sufrido con él mil piruetas, cabriolas y volteretas en las tierras brumosas del Dyrehavsbakken en Dinamarca. Hemos vislumbrado a bordo de Royal Viking Sea, las luces de la Suecia de un Kurt Wallander aún por nacer. He viajado con él hasta el último confín de ese mundo de auroras boreales donde apenas existe la noche y se añora el Cola Cao. “Decano, tienes nombre de Coñac” Te acuerdas amigo? Hemos atravesado el Mar del Norte mas furibundo, irascible y colérico que ningún drakar haya podido nunca atravesar, entre Norwich y Esbjerg; y hemos pasado el Estrecho de Kattegat –entre Ålborg y Göteborg– con destino a la ciudad de Oslo parcheando como pudimos las dificultades del camino.

Carte_de_la_mer_du_Nord

También, y ya en tierras más cálidas, hemos recorrido –enredándonos en el viento– todo el país con la Logia del Negro Anaranjado. Recorrido bajo el cielo protector el mercado artesanal de la ciudad vieja de Tánger y he tenido la suerte de ser invitado puntualmente a sus recepciones consulares cada verano en su residencia de Gibralfaro. Aunque lo mejor de todo –en mi relación afectuosa con el Cónsul– es que disfruto del respeto y la consideración de sus hijos varones; de la infinita deferencia y del más entregado y sincero cariño de su Niña Carolina. De la cortesía de la mejor anfitriona que se pueda ser, como lo es Julia; su mujer.

tanger.jpg

Puedo asegurar pues, por la proximidad, por el conocimiento que tantos años proporciona, y por el apego que nos dispensamos, que Rafael es una persona tan amable cómo erudita; tan erudita, como sencilla; tan sencilla como educada, tan educada como generosa. Y así, podríamos llegar, en el Mar de los Halagos, desde la Bahía de Aguas Negras hasta Bastión de Tormentas. Una delicia de amigo, que llevo en mi corazón desde hace ya la friolera de treinta y ocho años; y a otros tantos espero –los que me permita la vida– seguir disfrutándolo.

Este es el libro (el primero de una trilogía) que en su día me regaló y que, ahora, cuelgo aquí en formato pdf para que, si así lo queréis, lo leáis.

Desde aquí lo podéis descargar:
La Soberana Orden de Malta…La historia.

Disfrutadlo.

2015-03-13 21.29.25

***

elemento-decorativo-floral_23-2147486718

LA BUENA MÚSICA DE FATHER GORGONZOLA: BON IVER

bon-iver-bon-iver

La Buena Música de

Father Gorgonzola:

Bon Iver.

Ya he dicho alguna vez, que la deliciosa Niña Carolina -al igual que mi querida amiga Adela- tiene la virtud de vestir siempre -cómo el Gato de Cheshire- una franca y fresca sonrisa; ya sabéis, el Gato de Cheshire, el de Alicia que, desapareciendo en la invisibilidad, solo deja -cómo muestra visual- su enorme boca soplando en el viento. Blowin’ in the Wind que decía mi vecino el de Minnesota.

Bon+Iver

Me pone la deliciosa (y risueña) Niña Carolina –para mi Rincón de la Buena Música de este blog- me pone digo, tras la pista de un americano de Wisconsin (vaya bosques que maneja ese estado) llamado Justin Vernon; un músico folk que, con una especialísima sensibilidad, compone temas que te invitan a sentarte en tu sillón y tomarte un té caliente (o un ron dominicano) frente al fuego, mientras oyes caer la lluvia tras los cristales. Canciones de invierno. Canciones de días tristes y melancólicos; añorantes de acogedores tiempos pasados y de gente querida ausente.

bon-iver

Tiene la música del grupo de Justin Vernon -llamado Bon Iver- reminiscencias del sonido de los italianos Nova; de las voces psicodélicas -que te trasladan por las brumas de Escocia- de la Incredible String Band, o del eclecticismo de la británica Imogen Heap. Una música relajante y placentera. Hecha con un indiscutible e imperdonable buen gusto y sensibilidad.

Tiene a bien, la deliciosa Niña Carolina, el abrir mis oídos, el obligarme a prestarle atención, a este músico –y a su grupo- para volver a sucumbir al deleite, casi olvidado, de conducir bajo los efectos cautivadores de la belleza. Al compás del metrónomo desacompasado que te proporciona el persistente limpiaparabrisas.

BonIver276
Dice la Wiki de Bon Iver:

“Es el nombre artístico de uno de los proyectos musicales del cantautor Justin Vernon, cuyos miembros son, además de él, Mike Noyce, Sean Carey, Colin Stetson y Matthew McCaughan, entre otros esporádicos. Vernon produjo de forma independiente su primer álbum, For Emma, Forever Ago en 2007, grabándolo en su mayor parte mientras pasaba tres meses en una cabaña remota en Wisconsin. En 2012, la banda ganó el Grammy al Mejor Nuevo Artista y al Mejor Álbum de Música Alternativa por su álbum Bon Iver, Bon Iver; además de estar nominados a Canción y Grabación del Año por “Holocene”, incluida en ese mismo álbum. Su nombre, Bon Iver, es un juego de palabras entre una corrupción del francés “bon hiver” (buen invierno).”

***

300x300

Esta es una selección de sus trabajos…

Disfrutadlos!

***

***

***

***

***

***

 

***

separador

LOS TRES CABALLEROS Y EL HOTEL DE PARÍS EN MONTECARLO

HOTELES EN LA MEMORIA:

 

LOS TRES CABALLEROS Y

EL  HOTEL DE PARÍS EN MONTECARLO

Estábamos disfrutando una fantástica  y opípara velada en casa de mi muy querido amigo el Cónsul de Portugal. Se daba el caso que, por motivos de viaje, no se había podido celebrar la entrañable y tradicional Fiesta de los Fuegos Artificiales, de principios de la Feria de Agosto de Málaga, que cada año se celebra en casa de mi (insisto) querido amigo el diplomático.

La Fiesta de los Fuegos Artificiales es una reunión que uno, si está en sus cabales y ha sido invitado claro, no se debe de perder por varios motivos: Por las magnificas y privilegiadas vistas que se disfrutan desde la casa del Cónsul. Por los asistentes al evento -ya todos amigos, después de tantos años asistiendo a la recepción- Y sobretodo,  por el magnifico trato dispensado por los anfitriones: Rafael y Julia, a los que me une una  amistad consolidada por el cariño mutuo. La culpa: los  muchos años de trato, que te permiten la agradable sensación de sentirte como en tu propia casa.

La  recepción de este año, celebrada el 25 de Agosto, fue una recepción inusual. Reunión “Petit Comité” porque se casaba el vástago en días. Rafael tuvo el detalle de otorgarnos audiencia a un grupo selecto de amigos con un nexo común: Pertenecemos todos a la Logia del Negro Anaranjado. El trato dispensado por los dueños del recinto fue de una amabilidad inigualable. Desde aquí las gracias. Las muy muchas Gracias.

Pero no era ese el motivo de esta entrada. En un apartado de la fiesta –después de que Rafael bailase con tal brío y entrega que a otro cualquiera se le habrían bajado los pantalones- estuvimos los dos un buen rato charlando sobre un amigo común. Un muy querido amigo común de todos los que estábamos allí. Carlos Gil, (del que ya he hablado profusamente en este blog) y de la concesión, a título póstumo, del Premio Andalucía de Turismo; además de la petición al Alcalde de Benalmadena ( gestión efectuada por parte del Cónsul) de ponerle calle en el Pueblo de Benalmadena donde residía este costasoleño de Calatayud.

Por cierto: Gracias Cathy!!! Ya tengo la pajarita de Carlos en mi poder!!!La usaré, como es natural.

Sigo…

Saqué a colación en la conversación –por la ingente tarea que también había realizado en Pro de la excelencia y el buen nombre de la Costa del Sol- a mi querido amigo Rafael de la Fuente; le comenté al Cónsul, que manteníamos -Rafael de la Fuente y yo- relación epistolar y que el me obsequiaba, con esa deferencia que solo poseen los grandes, con su amistad y con sus artículos de “Hoteles en la Memoria” donde se hacen una especial  docta y erudita semblanza de los hoteles que él, en su dilatada carrera profesional, ha tenido la oportunidad de conocer.

De ese modo, estos: Los Tres Caballeros son el nexo común y la resultante  de esta entrega.

Este post, que ha empezado con una declaración de amistad, tiene la finalidad  de proporcionar otra magnifica entrega de “Hoteles en la Memoria” realizada por mi Maestro y estimado amigo Rafael de la Fuente. Habría que ir pensando también en otorgarle -en vida como a D. Pedro Alexis Turpault- el  Premio Andalucía de Turismo; no solo por la magnifica dirección que desarrolló al frente de grandes y emblemáticos hoteles de cinco estrellas de la Costa (entre otros lugares), sino por su magnifica labor llevando a la más alta categoría a la Escuela de Hostelería de la Cónsula. Esa de las Estrellas Michelin.

A ver para cuando lo dejamos!!

Hoy tengo el placer de presentaros el Hotel París de Montecarlo por Rafael de la Fuente. Que lo disfrutéis.

Si queréis leer el articulo que me ha remitido, podéis hacerlo desde aquí:

OPI RAFAEL DE LA FUENTE – Hotel de Paris, Monte-Carlo

Que lo disfrutéis!

A %d blogueros les gusta esto: