EL BUSTO DE TABLETOM

P1190235

EL BUSTO DE TABLETOM

 No piense, el que lee esto, que aún abrumado por la fiesta de anoche, me equivoco en la denominación del busto que ayer se inauguró en una céntrica plaza de la capital malagueña. Si sé que el busto es la imagen de Rockberto; pero también sé, que esa escultura es la representación -justa y necesaria- de todo el grupo Tabletom.

 Vayamos primero a la fiesta:

P1190249 (Father Gorgonzola con el actor Juanma Lara)

 Anoche, viajé inopinadamente en el tiempo. Viajé al hoy cerrado a cal y canto Bar Alaska de mi juventud. Volví a comerme unos imaginarios platos de caracola cocida con sal, pimienta y limón; y mordí -hasta el dolor más punzante de mandíbulas- unas cuantas tiras de mojama de pintarroja asadas al carbón. Calamaritos y pimientos fritos. Me bebí -cómo en los buenos tiempos- un par de litronas de Cerveza Victoria de tres cuarto, tocada la cabeza con una larga melena que ya nunca volverá y embriagado por unos humos que ya hace mucho tiempo que no me acompañan con la carcajada y el mareo feliz. Me reencontré con amigos más que barrigudos y rollizos; más canos, mondos y lirondos. Cómo todos; pero también me dí cuenta de que el espíritu, el alma, la sustancia -esa que es siempre indomable, indisciplinada y rebelde- seguía intacta en la plaza que ahora preside con honores El Busto de Tabletom.

 P1190260 (El insigne Laporte)

Anoche, disfruté como antaño, de la compañía y del cariño; del abrazo y de la evocación optimista de amigos poetas y escritores; directores de teatro y actores. De músicos en activo y otros que permanecen, resignados, descansando en la poltrona de la excedencia obligada. Pintores y dibujantes y escultores. Editores y flamencólogos. Fotógrafos y Técnicos de sonido. Mil eruditos de lo más “leídos y escribidos” que estuvieron anoche arropando a un Rockberto, que por mucho que los dioses se empeñen en arrebatárnoslo de esta su tierra, todavía vive entre nosotros. Muchos artistas por metro cuadrado, muchos; todos poblaban esa plaza porque ninguno quería perderse la ocasión. Una ocasión irrepetible que volveremos a recordar cada vez que pasemos por ella, porque queremos poder decir: Yo, aquel día, estuve allí!

 P1190237(Father con Rockberto)

Y se estará más de uno preguntado…. Porque llamo al busto con el careto de Rockberto, Busto de Tabletom si éste sólo representa a la persona más querida y representativa del grupo? Si a quien representa es a Rockberto: personificación de la empatía con el público; de la simpatía hacia sus amigos. Del ingenio, la perspicacia y la chispa desbordante; el de la palabra siempre en su justo lugar y momento… el gran amigo y colega de toda una generación libre y libertaria de esta ciudad de Málaga…

 ¿Por qué llamo al busto, El Busto de Tabletom?  Porque me parece justo! Simple y llanamente porque me parece justo, honesto y equitativo.

 P1190286(The Tiritos in Live)

Ahora, ya no puedo criticar al Alcalde; pues concedió en su día calle en el Real al grupo: Calle Tabletom; y ahora, pone plaza a Rockberto y lo nombra Sereno de esta ( Sereno, que palabra más inapropiada para el Barbas, pordiós) lo hace encargado vigilante sempiterno en la susodicha; esa que se llama ahora de San Pedro de Alcántara, que siempre fue llamada Plaza del Alaska y que  posteriormente -al desaparecer dicha taberna- terminó con la escatológica denominación de Plaza de la Mierda.

 Podría, este que os escribe, reivindicar desde este ágora (es lo fácil) el nombre de Plaza de Rockberto. Pero -haciendo ejercicio de justicia, de objetividad y de conciencia- creo que este reconocimiento ciudadano debe de ser extendido a los Hermanos Ramírez y excelsa compañía.

 P1190291  (The Tiritos)

Desde aquí, reivindico -asumo que alguna crítica recibiré de los fundamentalistas de turno- el nuevo nombre de Plaza de Tabletom para la Plaza de San Pedro de Alcántara, perdón! Para la Plaza del Alaska, perdón! Para La Plaza de la Mierda, perdón!…

 Reivindico desde aquí, una Plaza de Tabletom siempre presidida, por el busto de su cantante y frontman más carismático: Rockberto. El más querido por su público: el más representativo que se pudiera tener. Pero afrontemos la realidad, Tabletom sigue y de eso nos tenemos que congratular y felicitar; Felicitarnos de que nos sigan deleitando en este presente y en el próximo futuro.

 P1190298 (Father  con Rafa Insausti de Dry Martina)

Así que Sr. Alcalde de Málaga, Don PacodelaTorre, aplíquese la sugerencia; no es mala idea si quiere Ud. tener de su lado a una parte muy importante de población malagueña; un segmento de ciudadanos que somos los que conformamos la legión de admiradores y seguidores del grupo más emblemático, más querido y de mayor calidad  que ha dado esta ciudad. Y eso que, haberlos haylos muchos y muy buenos.

 Así lo pienso, y así lo he escrito. Y que el Sereno de la plaza me coja confesado.

 P1190271 ( Father con Santa y el actor Luis Centeno)

Anuncios

NOCHES DE VALLENIZA

 NOCHES DE VALLENIZA

 …///…

La Luna Azul  y

los Pueblos Invasores

 

Los conciertos veraniegos celebrados gracias a la incansable gestión  y organización de Guido en el Chiringuito de Valleniza, están (y digo bien en presente…) configurando un verano pletórico de actuaciones frescas y relajantes. Con un denominador común que es la excelencia en los grupos actuantes. “Fueraparte” la barbacoa, las copas a precios moderados y la compaña, que es mucha, buena y controlada.

Un plantel de excelentes artistas que, con la excusa de las fiestas con nombre de pueblos invasores de España, nos hacen disfrutar de unas fantásticas veladas musicales junto al mar. Al refugio de los calores irritantes e intolerables de la ciudad que arde en Feria.

Ya han sido la Fiesta Fenicia…la Mediterránea…la Andalusí…la Íbera…

Digo yo que aún estarán por llegar las correspondientes a los Suevos, los Alanos, y ¡¡¡Que decir de la dedicada a los Vándalos!!! Ni imaginármela quiero. ¿Seguirán las Romana, Griega, y Cartaginesa? ¿Celebraremos la Reconquista a la Pelaya manera? ¿Rizaremos el Rizo con la Absolutista?  Propongo para esta última, el día de los júas, y que quememos una figura de Fernando VII, bailando a su alrededor, para que le den mucho por ahí al inefable Rey.

¡No se quejará el amigo Guido de que no le sugiero motivos para organizar fiestas, conciertos y saraos! Después, si él quiere, le amplio aún más el espectro de motivos fiesteros. Que para eso estamos. Para disfrutar de su trabajo.

Yo he tenido el placer de asistir -de las cuatro celebradas- a dos de ellas. Otra me quedé a medio camino subyugado por la frigoría convincente e irrechazable de mi salón. Una -la primera- me sorprendió por su inusual frescura y el fantástico popurrí de música veraniega, -que no es sinónimo de pachanga ni de canción del Verano- y que nos llevó de paseo por los mares del sur a ritmo de Calypso y ukelele. Me refiero, como no, a los magníficos Hula-Hula (Dry Martina) que hicieron que yo disfrutara como un enano esa noche. Fiesta Fenicia se llamó. Inapreciable concierto.

Mis amigos de la Lito Blues Band, pusieron –tal y como nos tienen acostumbrados- el broche de oro bluesero.  Con una ejecución musical insoportablemente perfecta. Como no podía ser de otra manera.

Después, asistí a otra de mis también queridos amigos los Ramírez Brothers; la Fiesta Andalusí. Donde, por cierto, me fueron entregados sendo regalos por parte de los dos fundadores y “Almas Mater” de Tabletom.

Pepillo un par de cañas de su saxofón, y Perico una partitura de un tema (Leoncio se llama) que aparecerá en el nuevo disco de la banda. Dicha partitura estaba firmada y dedicada “Para mi colega Álvaro con cariño de Perico” Estos regalos, engrosarán la nómina de los expuestos en mi Muro de los Afectos. Con dos cohoness!

Estos hermanos son unos auténticos virtuosos. Cada día superan ese listón infranqueable que supone su propia técnica y destreza.

Las Fiestas de Bar Bar, han supuesto un verdadero hallazgo. Espero que no decaiga el ritmo. Sería una pena no poder disfrutar de esas Lunas llenas de Agosto (dos este año) rodeados de amigos y de música. De aprecio y de cordialidad en la inusual Noche de la Luna Azul de Valleniza.

Las imágenes que aparecen en esta entrada (excepto la de la partitura) han sido robadas alevosamente a mi amigo Agustín Geraldo. Sirva esta nota como aclaracion expiatoria.

…///…

HULA HULA. EL INESPERADO ENCANTO DE LA SENCILLEZ

HULA-HULA

 El  INESPERADO ENCANTO

DE LA SENCILLEZ.

Confiesa Father Gorgonzola en esta atalaya, que entre sus muchos defectos detenta uno del cual se arrepiente muchísimo; que no es otro que un cierto cainismo y aversión hacia los artistas de su misma nacionalidad. Ítem más: de su misma ciudad.

Y eso le pasa una factura porque está perdiéndose artistas de una enorme valía.

Me pasa, y sigo confesando, que conozco -pongo como ejemplos- el Rijksmuseum de Ámsterdam y no conozco el Picasso de Málaga. Conozco la Biblioteca Pública de Nueva York y no he pisado el Archivo Municipal de mi ciudad. He asistido a eventos en el Madison Square Garden de la misma ciudad y no he asistido a ninguno en nuestro Auditorio Municipal.

Pues bien, ese alejamiento, esa frialdad y esa indiferencia, me está pasando unos enormes réditos indeseados a los que  -desde ya hace algún tiempo- estoy tratando de ponerle remedio. Compensándolo a través de este blog.

La pasada noche del Domingo, tuve el inmenso placer de asistir a una demostración artística que entre otras sensaciones me produjo la del asombro y la sorpresa ante tanta calidad y frescura musical. Desconcierto en el concierto.

Hula Hula se llama este trío de artistas que son subsede del magnifico Dry Martina.

Laura Insausti, su hermano Rafa y el contrabajo de Gerard Mases, me propiciaron una fantástica velada junto al mar ( como no podía ser de otra manera) con sus ritmos a base de Calypso, Música de los Fifties, Hawaii en vena y sonidos del Pacífico a la orilla del Mediterráneo. No había tiburones, claro; se los habían comido las medusas.

Harry Belafonte, The Everly Brothers, Johnny Cash… todos versionados e interpretados de una manera turbadoramente fresca; absolutamente sorpresiva al ritmo de una guitarra (y una voz) magistralmente interpretada por Rafa, un contrabajo (precioso) formidablemente interpretado por Gerard y, como no, la soberbia y versátil voz de Laura, que se acompañaba de un apropiado y preciso toque se ukelele.

No tuve más remedio que rendirme ante ellos: por el fantástico e inesperado encanto de la sencillez que desplegaron, y con el que me sorprendieron, en la corta noche fenicia.

Desde ahora -ya me lo advirtió el erudito Carlos L.Linares- estoy atrapado en las redes de este grupo: Hula Hula para los veranitos caribeños de Málaga. Dry Martina para todo el resto del año. Desde ahora, insisto, me declaro entusiasta y fanático admirador y seguidor de esta gente. Un lujo para esta ciudad a la que tan maltratada tengo. A la que, ahora, estoy poniendo remedio.

Este post debiera de ir insertado en el apartado de “La Buena Música de Father Gorgonzola” pero considero que deben de tener lugar propio y reservado en el ágora del “Ateneo’s Alas  con Secuencias” porque yo, así lo quiero.

Aquí tenéis una serie de vídeos de Dry Martina para podáis comprobar lo que he dicho anteriormente.

Disfrutadlos. Son buenísimos.

…//…

…//…

…//…

…//…

…//…

…//…

…//…

 

A %d blogueros les gusta esto: