LA BAILARINA DE LOS PIES DESNUDOS

13115808_10208779051781273_1981765056_n

(© Autora y posado de la fotografía Isabel Fillola)

Tiene la delicadeza y el gesto mi amiga, la artista plástica Isabel Fillola, de remitirme fotos realizadas por y sobre ella para ilustrar un precioso poema erótico del poeta nicaragüense Rubén Darío.

Es costumbre de esta serie sobre poesía sensual, que las imágenes sean protagonizadas por amigas mías. Isabel, por méritos obvios, repite y es algo que le agradezco enormemente. Es un placer aunar, en un mismo apartado, la  belleza corporal de la Fillola y la belleza verbal de Rubén Darío. No es fácil, pero cuando se consigue, el resultado es tan hermoso como lo podréis comprobar ahora mismo.

LA BAILARINA DE LOS PIES DESNUDOS

Iba, en un paso rítmico y felino
a avances dulces, ágiles o rudos,
con algo de animal y de divino
la bailarina de los pies desnudos.

Su falda era la falda de las rosas,
en sus pechos había dos escudos…
Constelada de casos y de cosas…
La bailarina de los pies desnudos.

Bajaban mil deleites de los senos
hacia la perla hundida del ombligo,
e iniciaban propósitos obscenos
azúcares de fresa y miel de higo.

A un lado de la silla gestatoria
estaban mis bufones y mis mudos…
¡Y era toda Selene y Anactoria
la bailarina de los pies desnudos!

Autor del poema: Rubén Darío

13140708_10208765974534350_1613505313_n

(© Autora y posado de la fotografía Isabel Fillola)

***

diseno-floral-retro_23-2147486730

Anuncios

DORA Y EL INSECTO DE NERUDA

 

12721548_10208910625428973_1978481085_n

© Dora Gálvez. Actriz.

DORA Y EL INSECTO DE NERUDA.

Tengo una historia unilateral de encandilamiento y fascinación por la actriz Dora Gálvez. Una historia propia y solitaria de admiración y de devoción.

Hace bastante tiempo, sin ella sospecharlo, caí en las redes de esta mujer que, hasta hace algunas horas, no sabía de mi existencia. Hace mucho tiempo ya,  sucumbí a su inapelable y fresca belleza. A una perfecta nariz que envidiaría la propia Cleopatra. A su cuerpo eternamente concupiscente y a su lascivia inconsciente e involuntaria; me rendí a su mirada felina y desgarradora. A toda ella.

Anoche, desde ese ángulo oscuro de la admiración más platónica e inalcanzable, me atreví (con un mucho de miedo a la negativa y al enfado) a proponerle –en un alarde de imprudencia– el que ilustrara uno de esos poemas eróticos que, de vez en cuando, cuelgo en este blog.

996791_532212646825882_743121239_n

© Fotografía: Ciska Marín. Modelo: Dora Gálvez. Actriz.

Una nómina de poemas de grandísimos y reconocidos poetas que se complementan visualmente con las aportaciones artísticas de amigas, que –sabiendo de mi (indemostrable) seriedad– me permiten ilustrar dichos poemas con fotografías sugerentes de cada una de ellas.

Anoche, entre avergonzado y atribulado, decía, protegido por ese telón intangible de buen cuero y terciopelo azul (como los del antiguo Cine Echegaray) que me proporciona la cercana distancia, me atreví a pedirle su colaboración gráfica para éste de Neruda que viene ahora y, sorpresivamente, accedió.

1185691_185402981641990_1199774507_n

© Fotografia: Medina Magro. Modelo: Dora Gálvez. Actriz.

Accedió para mi desconcierto y satisfacción; Dora se ilusionó con el proyecto. Y además, resultó ser una persona tremendamente cercana y afable; fácilmente tratable. Una mujer con una enorme proclividad a participar y que llega para quedarse ­–ya para siempre– en esta realidad virtual que es vuestro blog.

Así que Dora, me concede la licencia de disponer de sus fotos para insertarlas aquí. Y desde aquí también, le comunico mis más encendido agradecimiento. Mi perenne gratitud porque, por fin, he podido hablar con ella. Y eso, la simple y mínima conversación entablada –desde la debilidad que siento por Dora Gálvez, Actriz– para este admirador suyo, es muchísimo más que suficiente.

dora 6

© Dora Gálvez. Actriz.

Este es el poema:

EL INSECTO

De tus caderas a tus pies
quiero hacer un largo viaje.

Soy más pequeño que un insecto.

Voy por estas colinas,
son de color de avena,
tienen delgadas huellas
que sólo yo conozco,
centímetros quemados,
pálidas perspectivas.

Aquí hay una montaña.
No saldré nunca de ella.
¡Oh qué musgo gigante!
¡ Y un cráter, una rosa
de fuego humedecido!

Por las piernas desciendo
hilando una espiral
o durmiendo en el viaje
y llego a tus rodillas
de redonda dureza
como a las cimas duras
de un claro continente.

Hacia tus pies resbalo,
a las ocho aberturas,
de tus dedos agudos,
lentos, peninsulares,
y de ellos el vacío
de la sábana blanca
caigo, buscando ciego
y hambriento tu contorno
de vasija quemante!

Autor del poema: Pablo Neruda

.

1236175_190776351104653_1892498155_n

© Dora Gálvez. Actriz.

1010243_532212620159218_1936329256_n

© Dora Gálvez. Actriz.

19896_532212563492557_534906248_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12305481_10208909756807258_1173184134_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12443122_10208909774607703_1580461013_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12596189_10208909763087415_411107497_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12596340_10208909758327296_14137637_n

© Dora Gálvez. Actriz.

994766_532212503492563_1218734703_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12884554_10208909790928111_1933541321_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12721804_10208910452544651_1839690869_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12527764_10208910459424823_1065841047_n

© Dora Gálvez. Actriz.

12516006_10208910461144866_165853699_n

© Dora Gálvez. Actriz.

270463_532212520159228_1000655346_n

© Dora Gálvez. Actriz.

998369_532212506825896_1632075943_n

© Dora Gálvez. Actriz.

270859_146765212172434_1077426651_n

© Dora Gálvez. Actriz.

dora 2

© Dora Gálvez. Actriz.1384387_199716400210648_10093793_n

© Dora Gálvez. Actriz.

dora 3

© Dora Gálvez. Actriz.

dora 4

© Dora Gálvez. Actriz.

81

 

 

A %d blogueros les gusta esto: