MI AMIGA MAS AMADA Y EL GIN TONIC PERFECTO

IMG_8614

Mi AMIGA más amada

y el gin tonic perfecto

 

 Mi AMIGA más amada

 

Duéleme la boca de decirlo en este blog; pero si hay una amiga entre todas las que tengo, que son muchas, a la que salvaría de la hoguera del olvido y la desatención, esa, sin dudarlo ni un ápice, seria mi queridísima amiga Titi. Sin dudarlo ni un ápice, tal y como te lo digo, Rodrigo.

Una persona a la que realmente quiero, y no digo amo, por precaución hacia su marido y a mi mujer. Ante los demás, claro está; porque ellos, ya lo saben de sobra.  Absolutamente de sobra.

 Titi detenta todas esas virtudes que se pueden disfrutar en una amiga con la denominación de origen de intima, inseparable e incondicional: Es intemporal en la relación común; es fiel, sincera hasta el extremo, y espléndidamente generosa.  Y para rizar el rizo, es -sobretodo-  amiga inherente, a su vez, de mi propia;  y yo, para el biencompensar recíproco, también le profeso, sin el más mínimo esfuerzo, es cierto, un enorme cariño y una amistad imperecedera a Mario su admirable marido. Muy eficiente jugador de póker en desuso que es entre otras cosas..

 Cuando Titi entra por la puerta de mi casa, la alegría se instala en mi corazón; y palpita éste, mucho más bastante de lo que dicta la prudencia coronaria. Cuando ella llega, no me hace falta más gente -muchas veces viene sola- porque  duramos bailando, Santa, ella y yo, hasta las madrugadas más embriagadoras que son, también, las madrugadas mas divertidas que existen. Ahora, justo es reconocerlo, se me ha aburguesado, y si se me permite, también se me ha amariconado. Si! Hasta la mujeres más sexys, seductoras y atractivas  (ella es todo eso) se pueden amariconar.

 ALvaro y Titi

Porque esta otrora bebedora de los mejores caldos de Escocia o de la Republica Dominicana, ha caído en las insustanciales redes del afectado mundo de los gin tonics de marca, de la tónica Fever Tree y de los aditamentos botánicos perfumados.

 No obstante, esa infidelidad hacia los destilados, me reporta una clara ganancia. Cada vez que viene a casa, llega con el adorno -como si hiciese falta- de copiosas tónicas, de una botella de primerísima marca y, cómo no, de algún aderezo de esos que tan de moda están. Anoche, sin ir mas lejos, de cortezas de vainilla de Marruecos y un botecito de cardamomo para lo que habría de venir..

 Teniendo yo en casa como tenía, y disponiendo yo como  disponía, de unos restos de Hendrick’s y otro de Seagram’s -también aportados por ella en anterior ocasión- me aprovisioné de pepino holandés y bayas de enebro para la Hendrick’s y pétalos de rosa y cardamomo para la Seagram’s; aderezos que al final, regalé a mi amiga.

 Aunque ésta, fiel a la tradición y a la costumbre, me sorprendió con cargamento de Fever Trees y una apreciadísima botella de Ginebra Martin Miller’s, que aun estoy dudando si me servirá para beberla o para perfumarme en las ocasiones importantes.

IMG_8523

 Así, que para cuando venga otra vez a mi casa- espero que no tarde más de un segundo y medio- aquí tendrá todos los ingredientes necesarios para que yo pueda prepararle el gin tonic perfecto.

 Pero… Porque no decirlo: Con ella, todos los gin tonics que preparemos, todas las copas que pudiéramos beber, todas las conversaciones que pudiésemos mantener, todos los momentos que pudiésemos vivir, con ella, con Titi, mi mas amada amiga, todos ellos,  son perfectos. Inolvidables, indestructibles y únicos.

Esta es la receta que se le he fusilado a  http://www.theginblog.es

Disfrutadlo!

el gin tonic perfecto

1

Preparación. Gin Tonic perfecto

con Martin Miller’s

Hemos visto en una entrada anterior las virtudes viajeras de la ginebra de origen inglés  Martin Miller’s. Veamos a continuación cómo elaborar un Gin Tonic con la misma paso a paso.

La elaboración será sencilla, pero no por ello menos satisfactoria. Es la principal ventaja del Gin Tonic; ser uno de los cócteles más fáciles y gratificantes que existen en la actualidad. Realzaremos el aroma a enebro de esta estupenda ginebra y aromatizaremos con lima para darle la frescura necesaria.

El procedimiento que seguiremos para esta preparación es una especie de guía base. Queremos decir con esto que valdría para cualquier otra marca de ginebra. Aunque todas tienen sus virtudes y a todas se les puede realzar alguno de sus botánicos, a falta de ingredientes adicionales, los que utilizaremos en esta preparación podrían ser considerados como los condimentos todoterreno. Su mezcla nos permite disfrutar en unos pocos pasos de un refrescante Gin Tonic.

Veamos tras el salto cómo elaborar de manera detallada este Gin Tonic.

Ingredientes

2

Ginebra Martin Miller’s

Tónica Ferver Tree

Enebro

Lima

Hielo

Utilizaremos también una cucharilla mezcladora para el vertido de la tónica (veremos su utilidad más adelante). Todo ello mezclado en una copa tipo balón de cristal fino y boca ancha pero que cierre. Olvidémonos del vaso de tubo para siempre.

Paso 1. Servimos el hielo y enfriamos la copa

En primer lugar llenamos la copa de abundante hielo, es importante que sea un hielo consistente, no vamos a entrar en exquisiteces de hielos hechos a base de tónica o agua pura (aunque algún día haremos una preparación con este tipo de hielo). Nos vale cualquier hielo siempre que sea potente. El hielo de gasolinera o el que vemos en muchos supers es válido si nuestro congelador no crea piezas que no se deshagan rápidamente.

3

Una vez llena la copa con el hielo, removemos con el fin de enfriar el cristal de la misma. Podemos hacerlo con una cucharilla o directamente girando la copa, conseguiremos adicionalmente asentar los hielos en la misma para evitar posteriores derrumbamientos.

Tras este proceso, decantamos la copa en caso de que el hielo haya soltado algo de agua.

Paso 2. Condimentamos

Cortamos piel de la lima (lo más fina posible) y la exprimimos (la piel, nunca la lima) por encima del hielo o bien con unas pinzas o directamente con las manos. La pasamos suavemente por el borde de la copa (incluso si queremos podemos hacerlo por la barriga interior de la misma) y la dejamos en su interior. Es importante no abusar de la piel de lima para no convertir la copa en algo comestible, un simple twist es más que suficiente para dar aroma y decorar.

5

Cogemos tres bolitas de enebro y las apretamos ligeramente para que suelten el aroma, hecho esto las vertemos en la copa. No debemos apretarlas demasiado ni abrirlas ya que ensuciarían el combinado.

Recordad que no debemos utilizar la lima como condimento añadido, ya sea cortando una media luna e introduciéndola en el vaso, ni sirviendo directamente el zumo de la misma. El cítrico reacciona con el carbónico de la tónica y hace que esta pierda rápidamente el gas. Utilizad únicamente la piel de la misma, para zumos y demás extravagancias existen otros combinados pero no el Gin Tonic.

Paso 3. Servimos la ginebra.

A continuación, servimos la Martin Miller’s contando 1001, 1002 y 1003. Recordad que se trata de preparar un Gin Tonic que refresque y permita repetir, no un pelotazo que nos doble en el primer trago (esto es como el Cola Cao, no por echar más sabe mejor).

6

Paso 4. Servimos la tónica

Llegamos al último paso y uno de los más delicados, tenemos que servir la tónica en la copa evitando que con el impacto pierda todo el gas. Olvidémonos de verter la tónica directamente en la copa, parecerá muy espectacular en el momento del servicio pero a los pocos minutos tendremos el Gin Tonic sin burbujas.

Tenemos dos opciones para deslizar la tónica a la copa, ayudados de una cucharilla (mejor si es en forma de trenza) a modo de tobogán. Dejamos caer la tónica por la misma para que repose en la copa sin impactar. Otra opción, dado que en muchos lugares no encontraremos una cucharilla (o podemos quedar de raritos según el lugar y la compañía) es inclinar la copa ligeramente y sobre la barriga de la misma dejamos que la tónica se deslice a su interior sin romper.

7

Una vez la hemos vertido retiramos la cucharilla con cuidado y la pasamos, suavemente, por el borde de la copa con el fin de mantener la lima que habíamos frotado en el paso 2.

Paso 5. Disfrutar

8

Ya tenemos el Gin Tonic preparado, antes de disfrutarlo es importante dejarlo reposar unos treinta segundos para que se mezcle correctamente. No debemos removerlo con este fin o perderíamos el carbónico de la tónica, dejémoslo descansar y se mezclará suavemente.

9

Nota:

Nota:

La fotos en las que aparecemos Titi y yo, fueron realizadas por el comun amigo Eduardo Guille.

UN MILLÓN DE MIRADAS.

I

UN MILLÓN DE MIRADAS.

Autor: Álvaro Souvirón Jr. “In the dark”

En su día, solicité una colaboración a mis amigos “Los Artistas” –para revestir de realce y prestigio este articulo de agradecimiento -con motivo de celebrar el inesperado e ilusionante hito del millón de visitas a este blog.

Un millón de miradas. ¡Que se dice pronto!

Nunca -y digo bien eso de nunca- supuse la enorme generosidad  que iban a desplegar estos amigos tras mi petición. Una generosidad que me demostrarían con el envío desinteresado de una muestra de sus trabajos para ser alojados en este artículo que ahora mismo tenéis delante de vuestros ojos.

Inesperadamente, tuvo esta petición, una impresionante capacidad de respuesta y de compromiso para con este blog, y por consiguiente, para con su creador y administrador.

Así que he decidido -sin tener que deliberarlo mucho- que, ya que ellos han tenido el altruista detalle de remitirme esos retazos de su arte, son ellos en exclusiva, los que van a configurar este post. Ellos van a ser los auténticos autores.

Yo, como me indica la sensatez, voy “solo” a aparecer “In the dark”. En la oscuridad.

Una anecdótica aparición voluntaria al comienzo de esta entrada. Ya estoy suficientemente citado (y bastante abrumado) hasta la mas inevitable vergüenza -esa que se debate entre la torera y la ajena- por las aportaciones de los amigos. Pienso que ya acaparo bastante, muy mucho, demasiado protagonismo.

No obstante… más adelante, realizaré un post de agradecimiento a todos los que hoy aquí figuran . Para contar el Making Off de esta historia tan emotiva de esplendidez, amistad y cariño.

Hoy, tengo el privilegio de teneros reunidos alrededor de mi blog. Y de consideraros, más que nunca, AMIGOS. Un millón de gracias por cada visita. Por cada mirada. Habéis -entre todos- hecho que este día sea absolutamente mágico y especial para mí. Un día perfecto. A perfect day!

Estos son los trabajos que me habéis remitido; Os estoy enormemente agradecido. A todos. A todos y cada uno de vosotros…

II

Los Trabajos:

Autor: Ángel Idígoras. Dibujante. “Para Álvaro”

Acertijo:

Bitácora de emoción

con nombre de padre y queso

que regala Souvirón.

¿Dime tú, listo sabueso,

qué visita hará el millón?

Si aciertas te doy un beso…

Autora: Mariví Verdú. Poeta. “Acertijo”

Autor: Joaquín Hidalgo “Quino. Fotógrafo. “Amanecer en el Espigón”

Ahora vivo a costa… De un millón de muertos, un millón de tumbas, un millón de espectros , de un millón de cuerpos, un millón de sombras, un millón de sueños.

Cecilia

Ahora vivo a costa…

De un millón de risas, un millón de llantos, un millón de gozos; de un millón de sosiegos, un millón de alegrías, un millón de festejos; de un millón de veladas, un millón de albas, un millón de tiempos; de un millón de acordes, un millón de poemas, un millón de versos; de un millón de colores, un millón de paisajes, un millón de lienzos; de un millón de ofrendas, un millón de halagos, un millón de pretextos; de un millón de moradas, de un millón de casas, un millón de techos; de un millón de lumbres, un millón de campanas, un millón de braseros; de un millón de tierras, de un millón de lagos, de un millón de cielos.

Ahora vivo a costa…

De un millón de amigos que vuelan con el viento.

Autor J. Rebuscá. Escritor. “Un millón de lectores”

Autor: Miguel Ángel S. Lucena. Fotógrafo. “Selfportrait”

# Una

Un millón de veces llamaron a su puerta,
un millón de veces entraban y salían.
Y él y todos… Así se complacían

# Dos

Un millón de veces a su puerta llamaron,
entraban y salían cada uno,

a la hora que mas les convenían.
Y él y todos… Así se complacían
# Tres y última
De un satélite a otro saltaban

y en su portal alegres entraban.
Un millón de veces fueron, y así,

como siempre, él y todos… Así se complacían.

Autor: Miguel Ángel Cumpián. Poeta. “Asi se complacían”

Autor: Gonzalo Martínez. Fotógrafo. “Bryant Park”

No he conocido a nadie más entusiasta con su blog que este hombre. Ni que pueda concitar tanta expectación ni aglutinar a tanta gente distinta, tampoco. Yo llegué a él por Nueva York, donde vive además, un amigo común; pero otros llegaron intentando aprender inglés y se encontraron con una ciudad vibrante, o unos cuadros, o tebeos y superhéroes, o unas poesías. Hasta relatos eróticos ha habido en este blog.

La posesión más preciada de mi librería me la regaló este hombre, junto con una mañana frente al mar, algunas conchas finas con vino malagueño y muchas risas y achuchones.

Felicidades, Gorgon.

Autora: Olga Ayuso Barreto. Periodista.  “Para Gorgon”.

Autor: Noni Gaviño. Pintor. “Sin Título” (In Absentia)

Un millón.

Un millón de palabras,

Un millón de miradas,

Un millón de risas,

Un millón de silencios.

Un millón de copas,

Un millón de caladas,

Un millón de lágrimas.

Un millón de “Te quiero”

Un millón de kilómetros,

Un millón de ciudades.

Un millón de personas,

Un millón de recuerdos,

Un millón de nostalgias,

Un millón de futuro.

Un millón de tí,

Un millón de nosotros,

Un millón de teclados

Que te siguen en este millón

De las libertades

De tu millón de amigos.

Un millón de poetas,

Un millón de escritores,

Un millón de fotógrafos,

Un millón de pintores…

… Un millón.

Un millón de abrazos

De quien, a lo mejor,

Ni te conoce.

Un millón de mí.

Autor Luís Centeno. Actor. “Un millón de mí”

Autor: Javier Rico. Dibujante. “Entre Millonario y Rico”

Acabo de llegar a Nueva York después de un duro día de trabajo. Bajo por la Quinta desde Central Park hasta St. Patrick, pero antes desvío la vista hacia el escaparate de Tiffany donde aún se reflejan las sugerentes gafas de Audrey Hepburn. Giro en la 47th y dos manzanas después, al llegar a Times Square, mi mujer me llama desde el salón para cenar. Apago el ordenador y una noche más dejo correr mi imaginación por los blues subterráneos de Gorgonzola.

Para mí, el blog de Álvaro es como viajar a Nueva York cada noche, salir de la rutina y dejarme llevar a través de sus palabras claras y certeras por su paraíso neoyorkino. Siempre he pensado que Antonio Muñoz Molina debió esperar un poco más para editar su magnífico libro acerca de esta fascinante ciudad, y es que, sin lugar a dudas, el blog de Father Gorgonzola es una de las ventanas de Manhattan.

Autor: Pedro Rojano. Escritor. “Para celebración”

Autor: Salvi Laporte. Fotógrafo. “Groucheando”

El olor de la biznaga

con espetos de sardina

en la noche de moraga

y el potaje la vecina.

El olor de Casa el Guardia

(A vino agrio)

A las conchas finas,

y a la grifa “el lejonario

El NH3 del váter de la Campana,

A los pollos de San Juan.

Y como es naturá…

El cuscús de calle (es)Camas.

Recuerdo…

El olor a la tienda del estraperlista,

Y a los mistos cachondeo

a bronceador de las turistas

y a cazuela de fideos.

Recuerdo…

Con flores a María

en el mes de Mayo,

el romero de la Esperanza,

y el meao de los coches de caballo.

Recuerdo…

La dama de noche y el azahar,

Recuerdo…

El atardecer junto al mar.

Recuerdo…

El perfume después de amar.

Autor: Salvi Laporte. Artista de la Vida. “Los olores que compartí con Álvaro Souvirón”

 

Autor: Jose Luis Zambrano. Artista. “Figura en barro”

 “ Y yo por los aleros

qué serafín de llama busco y soy”

García Lorca

Los violinistas conocen esta música

que el poeta escribe en el cielo con un puñado de agua.

Sólo ellos saben dónde una vez estuvo el aire

y cantan a la puerta desprendida del alma.

Te quise, entre espumas y nubes; te he perdido:

una alegre llama en los tejados se baña.

Me llamaste, canción del agua que un gorrión trae en el pico.

Te he visto: la vida de manzanas se empapa.

Los violinistas inventan el escote de las rubias muchachas

y van por la lluvia que llega,

pintada de abril, incendiando el agua.

Autor: Manuel Salinas. Poeta. “La música inventa”

Autor: Eduardo Guille. Pintor y fotógrafo. “Niebla en el Balneario”

Un blog malagueño que lleva el nombre de EL  BLOG DE FATHER GORGONZOLA  – si  pronuncias lo del Father con acento de Brooklyn, suena más que  genial –  es probablemente lo mejor que navega en estos momentos por el ciberespacio.

Su autor, un malagueño rabelesiano, brillante  e irreverente, se llama Álvaro Souvirón. Sus antepasados llegaron a Málaga desde el otro lado de los Pirineos hace mucho tiempo. Como es un genio le llamo maestro. Espero que no se enfade.

Me ha permitido su blog algo que siempre le agradeceré: volver, a través de su reino, a mi  Málaga con unas claves insospechadas. Y regresar a mi N.Y., también alojada en mi  alma compartida. Gracias a Álvaro, sé ahora que fue una buena acción cederle mi mesa en La Côte Basque a la señora Jacqueline Kennedy Onassis y a sus simpáticos amigos hace muchos años. Al fin y al cabo no muy lejos de allí, su nombre fue dado a lo que siempre fue el Central Park Reservoir. Creo que fue lo correcto.

Me dicen que el  blog del Father Gorgonzola se acerca al millón de visitas. No me sorprende. The sky is the limit, Álvaro!

Autor: Rafael de la Fuente. Articulista. “Para el millón”

Autor: Frank Ramos. Fotógrafo. “La mirada de Picasso”

Autor: Fco Javier López Navidad. Escritor y Poeta. “A Don Álvaro de Souvirón”

Autor: Antonio Ruiz-Molero. “Noche en la Merced”

Mi admirado y además amigo, Álvaro Souvirón, me ha pedido le escribiera un soneto para festejar que su blog, ha superado la cifra de un millón de visitas. No es un aniversario, pero si una fecha a recordar, y yo, que jamás me he autoescrito un soneto al llegar al millón de años, (algo que espero hacer dentro de 999.941 febreros) no quiero dejar de pasar la ocasión de que Álvaro tenga su soneto al millón de visitas, su soneto millonario, y cuando llegue al billón (que será seguramente antes de salir de esta jodida crisis) le escribiré otro.

“Soneto millonario”

El llegar a un millón no es tu tragedia.

Visitas por juzgar. Pierde la cuenta

de veces que cantaste las cuarenta

o te pasaste de las siete y media.

Tu blog no va  palmar. Palmar de Troya.

Jesús que disparate. Sube al carro,

al carro de combate y un cigarro

fúmate a mi salud. Que gilipollas.

Mas cuando solo quede un coito anual

y sea la  ley de vida, mala ley……. (que desengaño)

la que ponga el fin a la condena

entonces tirarás de la cadena.

Que llegar a un millón no es el final.

La vida sigue. Tu sigue siendo el rey……….(por muchos años).

Autor: Luis Bravo. Sonetista. “Soneto millonario”

Autor:Paco Aguilar. Pintor y Grabador. “Babel”

Málaga a 2 de mayo de 2012

Querido amigo Alvaro:

Con ese hidalgo gesto pudoroso del que da  mucho más de lo que , honesto, solicita, me sugieres que escriba unas líneas para tu Blog, en conmemoración del millón de visitantes alcanzado. Y esto hago ahora, contagiado del entusiasmo y la perseverancia  con los que has logrado cumplir felizmente tu tarea. Por lo que a mí respecta, no puedo por menos que reiterarte mi agradecimiento por la exquisita acogida de mis colaboraciones a las que siempre ilustras con tanta distinción, que a veces se ven superadas por tu prodigalidad. Espero que algún verso, que alguna nota irónica mía, hayan alcanzado su modesta misión: ayudar a encontrar el camino de vuelta a casa…

Como el viernes pasado regresó la lluvia fecundante, y aguaceró en la falsa pátina de esta ciudad encaramada en la petulante vanagloria de su turismo museístico y cultural, como llovió, repito, e incluso la redimió el granizo, he cambiado el aguafuerte de las páginas humorísticas que te prometí, por esta pequeña elegía a la niñez. Por un instante, el pequeño diluvio entreabrió el paraíso,  momento que aproveché para llenar mi sombrero de luciérnagas, de las que te hago llegar un ramo encendido.

Buenas noches, amigo. Gracias una vez más ¡Ánimo, salud y enhorabuena!

Autor: Juan Miguel González. Poeta. “Carta para Álvaro”

Autor: Antonio Abril. ” Sin Título” (In Absentia)

Cuando vemos bailar a la necia abundancia,

cuando el agua salada esperando está el tren,

sacamos los paraguas del país de la infancia,

y, felices, saltamos las tapias del Edén.

Cuando llorar sentimos a San Jorge en el pozo,

y sacar a las niñas de su chistera el mar,

impacientes volamos al domingo ventoso,

y a llover por las calles, y a coser y cantar.

Cuando por los rincones donde escarban los gatos,

al Diablo escuchamos maldecir y reír,

es porque desde el fondo de los secos regatos

los grillos y los muertos se alegran de vivir.

Cuando despierte el ángel de los viejos graneros,

y el arroyo, cantando, se asome al torreón,

ladrarán las cachimbas, piarán los sombreros,

y brotarán del árbol las habas con jamón.

( Del libro inédito “ El Carrusel de Hiedra”)

Autor: Juan Miguel González. Poeta. “Cuando vemos bailar a la necia abundancia”

III

Autora: Beatriz Taillefer. Pintora. “Balneario de noche”


Todos los amigos:

Juan Miguel González (Poeta), Mariví Verdú (Poeta), Rafael de la Fuente (Articulista), J. Rebuscá (Articulista), Javier L. Navidad (Escritor y poeta), Eduardo Guille (Fotógrafo), Joaquín Hidalgo (Fotógrafo), Salvi Laporte (Artista de la vida), Antonio Ruiz Molero (Fotógrafo),  J. Luis Zambrano (Artista). Beatriz Taillefer (Pintora), Frank Ramos  (Fotógrafo), Paco Aguilar ( Grabador y Pintor), Ángel Idígoras (Dibujante y Pintor), Miguel A. Lucena ( Fotógrafo), Álvaro Souvirón Jr (Hijo), Antonio Abril ( Pintor “In Absentia”), Gonzalo Martínez (Fotógrafo), Miguel Ángel Cumpián ( Poeta), Luis Centeno ( Actor y Poeta), Manuel Salinas (Poeta), Olga Ayuso ( Periodista), Pedro Rojano ( Escritor), Noni Gaviño (Pintor “In Absentia”), Luís Bravo ( Sonetista), Javier Rico (Dibujante),

A %d blogueros les gusta esto: