MARK KNOPFLER. PRIVATEERING EN EL ALBERO

2013_07_28__01_07_18__2129

MARK KNOPFLER.

Privateering en el Albero

Va a ser que voy que tener que dividir esta entrada en dos partes bien diferenciadas. Dos partes con un nexo común: El concierto que ofreció Mark Knopfler en la  Plaza de Toros de La Malagueta el pasado sábado 27 de Julio de 2013.

 Un previo primero, y después, para terminar, la crónica del concierto. Un concierto que he tenido la suerte y el privilegio -impensado y casual, pero anhelado – de haber asistido.

EL PREVIO.

Hacía ya un año -demasiado tiempo para un desasosegado e inquieto rabo de lagartija que soy-  que tenia yo conocimiento de la celebración del concierto de Mark Knopfler en Málaga. Lo adelantado de la fecha primero y después el alto precio de las entradas y de los adminículos -taxis, tapeo y cervezas; las entradas, copas e imprevistos- me desanimaban cosa mala. La cosa, ya se sabe, está como está.

 Pero no puedo, a mi pesar, evitar ser un animal  inquieto y desasosegado. Nervioso hasta la exageración y la angustia. De modo y manera que cuando la “reconcomilla” y el remordimiento, el sentimiento de pérdida de la ocasión única, desplazaron de mi mente la precaución y el recelo hacia la desmesura económica, las entradas, ya se habían agotado. Totalmente. No había la más mínima posibilidad. Agotadas; ya te digo.

 1374965027263

Me maldije cruelmente por mi indecisión e indeterminación en un caso tan excepcionalmente ilusionante para mí. Una oportunidad, que yo -dejándome de milongas- debería de haber previsto con antelación suficiente. Perderme la actuación en Málaga “del zurdo que toca con la derecha” y yo permanecer tranquilo, impávido e impasible en mi casa? Era una circunstancia dolorosamente impensable. Los nervios me devoraban. La inquietud -estoy seguro- y el abatimiento, se habrían instalado en mi ánimo -con una fuerza insoportable- hasta por los menos, un par de años desde la celebración del concierto.

 A dos meses vista, acudí a mi ángel de la guardia de ultimo recurso (AGUR); alguien a quien aprecio sinceramente: Mi queridísimo amigo Luis “Toro” Bravo. Sabiendo que es el dilecto padre de la Diputada de Cultura de la Excma. Diputación de Málaga, y creyendo –ilusa e ingenuamente- que las cosas eran como antes de los antes, llamé a mi amigo para ver si pudiera hacerse con dos entradas para el concierto. Ese concierto que ya -por la circunstancia de que estaban agotadas las entradas- me producía los estertores de la  no presencia. De forma irremediable. “Money for Nothing”.

 mark-knopfler-malaga_17

Dos meses que se me hicieron eternos. Las noticias del AGUR llegaban con desalentadora escasez y parsimonia; y las que llegaban, iban pintadas de negrura y tenebrosidad en cuanto a previsiones de éxito. Espantosa e insoportable era la situación. Tensa la espera. Mecagontó!

 Aconteció, por primera vez, que la guapísima diputada Marina Bravo -¿aún no habéis vistos sus ojos?- disponía -como es natural- de dos entradas invitación para ella y su costillo. Aconteció, por segunda vez, Oh gracias hados del destino! que esta pareja estaba invitada a celebrar un bautizo en el que ella actuaba de Madrina! Gracias también a Cástor y Pólux, dioses romanos preferidos  míos que son!; Así pues, de esa manera, se abría la posibilidad de que yo pudiese ir al concierto acompañando al padre de la criatura. Perdón; de la Diputada.

 1374965160468

Aconteció, por tercera y maldita vez (que ya está bien de acontecimientos!!) que mi amigo fue también invitado con su Santa al mismo bautizo antes citado. Así que las invitaciones, Oh perverso, pérfido y vil destino, quedaron desleídas de forma indefectible e invariable en el caldo de la decepción y de la angustia. Perdidas como lagrimas en la lluvia una vez vuelto del más allá de la constelación de Orión que últimamente está muy visitada.

 El día del concierto, yo reposaba, desencantado; conformado y desilusionado -a eso de las cuatro de la tarde- con la resignación por montera. Sabía que se me había escurrido de entre los dedos, la última oportunidad de ver al de Glasgow en directo. Con la presentación de su primer disco doble que había estado oyendo atentamente durante mese por si acaso de daban las coordenadas especiales necesarias. Además, uno de sus mentores J.J. Cale, había fallecido por la mañana. Intuía yo homenaje por parte de Knopfler hacia otro de mis imprescindibles.

 De pronto, recibí un mensaje de texto: “los milagros existen; tengo dos entradas para ti”

 El corazón me dio un vuelco.

 IMG-20130727-WA0004

Repítemelo!, le dije… y dos?  Dos!! Luisss? La foto la recibí un minuto después. Vente a por ellas!!! me dijo. Otro vuelco del desbocado.

 Me levanté de la cama como un resorte oxidado que soy, le dije a Santa lo que pasaba.  Nos duchamos, nos vestimos, cogimos aprovisionamiento de ron, y casi sin resuello, allá que nos fuimos a casi 25 Km. de distancia  a recoger el preciado salvoconducto hacia el paraíso de sonido y luz.

 Nada más salir a la autovía me para la Guardia Civil. La cagems tots dije para mí en prefecto catalán. Cuando bajo la ventanilla me dice el agente que continúe el camino que solo era una comprobación sobre nosequé de un accidente. Otra prueba de los dioses a mi poca paciencia.

 Vaya susto que me han dado Uds.!! , le comenté… y me fui cantando muy  bajito por si acaso. Sigo mi camino y  -por fin- llego a casa de mi amigo.

 Nos hacemos foto de rigor demostrativa del logro…

 IMG-20130727-WA0005

 Me aprovisiona de agua fresca para la vuelta. Me hace jurar crónica escrita del concierto y nos desea que lo pasemos bien y que lo disfrutemos. Asegurándonos con la boca más chica que yo haya visto en mi vida, que si! Que si le apetecía mucho ir al bautizo en vez de al concierto. Así, que para pagar la deuda contraída, eso es lo que estoy haciendo ahora. La crónica precedida por este previo.

 A las seis y media de la tarde llegamos a Málaga. Nos encaminamos para hacer tiempo al templo Cumpián donde ordeño debidamente  a una Chivas de 12 años. Y nerviosos, a eso de la ocho y treinta de la tarde, nos encaminamos hacia el coso de la Malagueta. A ver la inmensa e ilusionante faena que se avecinaba.

 mark-knopfler-malaga_12

Quiero dar las mas efusivas gracias a mi querido amigo Luis; a su hija Marina, porque sin saberlo ellos, me han proporcionado una de las más inolvidables veladas musicales de estos últimos años. Un concierto que figurará en los anales de  mi recuerdo junto a los entrañables de David Byrne (Talking Heads), The Police, Génesis, Rolling Stones, Bob Dylan y Paul Simon entre muchísimos más. Entre muchísimos muchísimos más.

 Mi más encarecido agradecimiento!!

EL CONCIERTO.

“Me gusta tocar las viejas canciones.

 Yo las escribí y a la gente le gusta escucharlas. Tan sencillo como eso”.

(Mark Knopfler)

 IMG-20130728-WA0011

Abandonamos Casa Cumpián con un puntito muy adecuado para acudir a un concierto de estas características.

 Lo primero que observamos otra vez ( yo lo habíamos hecho a eso de las seis de la tarde) era los cuatro enormes trailers de equipo que traía el Knopfler (dispuesto estaba ya en un enorme y suntuoso escenario); las largas colas de antes, ya habían desaparecido; recuérdese que aún faltaba mas de una hora y media para que empezase el concierto y que, además -cosa que agradezco- no había telonero petardo.

 Quiero indicar que la organización fue perfecta. Los acontecimientos acaecidos en Madrid, parece ser, han puesto un poco en orden las cosas en tanto y en cuanto a los aforos y sus correspondientes y proporcionales entradas a la venta.

 1374965598730

Los espacios de pista (ruedo) y gradas, estaban perfectamente delimitados; de modo y manera que los de gradas no podían acceder  a pie de escenario y viceversa. Así que, aunque lleno absoluto, en el coso nos disponíamos con anchura y comodidad. Pudiendo abandonar nuestro sitio -casi en primera fila- cuando queríamos para ir a repostar cervezas, y, después, poder volver cómodamente a tu sitio anterior.

La fraternidad se presentó con el encuentro imprevisto de dos amigos jienenses – Alfonso y Tronco- que, aun acabándolos de conocer en ese momento, fuimos fieles acompañantes, los unos para los otros, durante todo el concierto; Alfonso con un conocimiento exhaustivo, total y absoluto de la vida y obra de Mark Knopfler, me iba indicando tema a tema, cada uno de los títulos que empezaban  a sonar y  al álbum al que pertenecía dicho tema. Gracias a él, documento de forma más veraz este artículo. Todo eso, habiendo oído solo un par de acordes. Un maestro.

 mark-knopfler-malaga_11

Por otra parte, Tronco, fue la representación gráfica y física de lo que una persona puede disfrutar, deleitarse y divertirse en un concierto de música. Desde aquí mi mas afectuoso saludo para los dos. Buenísima gente. Alfonso y Tronco. De Jaén. Quesos Romero.

 Ah! Recuerdos de Nini!!!

 Sigo…

 Grandes y organizadas barras, vendedores de pizzas por el ruedo, Cabinas higiénicas para necesidades perentorias, riquísimos perritos calientes. La temperatura fantástica con rachas de aire que refrescaban el ambiente; y, allí situado, un enorme, gigantesco escenario donde se ubicaba el esplendido equipo de sonido y luz; y después, el grupo al completo; estos fueron:

 Richard Bennet (guitarra), Jim Cox (piano), Guy Fletcher (teclado), John McCusker (violín) y Mike McGoldrick (flauta), Glenn Worf (bajo) y Ian Thomas (batería).

 Salen, con el jefe, junto a nosotros que le esperábamos pegados a la barrera de separación del escenario. Ocho musicazos contando al maestro.

 1374965027661

La primera canción “What It Is” de su álbum “Sailing to Philadelphia” nos anuncia por donde iba a ir los derroteros. Una mezcla de viejos temas con los nuevos de su ultimo trabajo “Privateering” que da nombre a la gira.

 Después del “What It Is” le tocó el turno al rock n’ roll “Corned Beef City”, para después relajar los brios y deleitarnos con la preciosa balada acústica “Privateering” en la onda mas dylaniana del concierto. Siguieron entre otras “Father and Son”,  que hiló con la acostumbrada “Hill’s Farmer Blues”…. Después vinieron muchas más entre las que se incluyeron temas clásicos de su época con Dire Straits (faltaron “Lady Writer” “Once Upon a Time in the West” y, sobretodo “Sultans of Swing”; pero juro por mi honor que no importó. No importó nada de nada)

1374965161531

Siguió con el mítico tema “Romeo & Juliet” que dio pie a la anécdota de la noche:

Tras dicha interpretación, el publico empezó  a entonar los primeros “oéoes”. La banda, animada por el propio Knopfler, no dudaron en seguir con un improvisado acompañamiento el coro del público. Este precioso detalle, hizo vibrar la plaza de La Malagueta. El artista fue correspondido con una agradecida, emocionante y atronadora ovación al grito de Torero! Torero! Torero! .

 

Mark Knopfler se estaba divirtiendo en Málaga; y eso se notaba en el escenario y en el ambiente. Aun, puedo asegurarlo, que si cierro los ojos,  todavía consigo ver brillar el dobro resonator guitar de Knopfler refulgiendo en el azul oscuro de la noche.

 1374965100438

Después la preciosa “Postcards from Paraguay”, y  tras algunas otras maravillas que ya se me escapan, (Alfonso, sabría cuales)  y para intentar cerrar el concierto, un esplendido y soberbio “Telegraph Road.”

 

 Saludando, salieron.

El publico vociferaba sin descanso reclamando otra vez la presencia del músico en el escenario. Cuando subió para los bises, la Malagueta parecía que iba a derrumbarse. “So Far Away” hizo que todo el mundo, embelesado, empezase a bailar de nuevo para, por fin, terminar con el éxtasis producido por el himno único que supone el “Going Home” de su mítico “Local Hero”.

Una maravilla musical, un espectáculo sublime y excepcional broche final para una noche inolvidable. No puedo saber si Dios escribe derecho con renglones torcidos.  Lo que si sé a ciencia cierta, es que Mark Knopfler tocando -siendo zurdo- con la mano derecha, nos eleva hasta el cielo de la satisfacción.

1374965537359

Quiero volver -porque me sale del alma-  a dar las gracias a mi querido amigo Luis Bravo, por haberme procurado dos placeres anhelados en un cortísimo espacio de tiempo: El poder asistir a los conciertos de dos de los mas grandes músicos y guitarristas vivos de la historia de la música: Robert Cray y Mark Knopfler. Si no hay dos sin tres, me pregunto que será lo que está por venir…el Sábado, se lo preguntaré en su casa. El Sábado, sin dudarlo, se lo preguntaré.

Te quiero Toro!!! Ya lo sabías de antes. Ahora ya lo sabes más todavía. Si cabe, amigo mío; si cabe.

mark-knopfler-malaga_5

Si os apetece ver el concierto completo de la gira Privateering (esta vez en Amberes)  podéis hacerlo desde aquí. Yo desde luego os lo recomiendo.

..///…

Anuncios

LOS DESACREDITADOS CRÉDITOS Y EL YESSONGS

Stage-Fright-Cast-Credits

LOS DESACREDITADOS

CRÉDITOS

Y EL YESSONGS

Soy un absoluto adorador de los créditos. Se me entienda bien… No de los créditos bancarios, of course, sino de los que dan fe y complementan la información de las obras artísticas. Los que ponen los méritos de cada uno en su debido lugar.

Verán Uds.… porque no se si he empezado explicándome mal.

Cuando voy al cine -pongamos las películas como primer ejemplo- me molesta soberanamente que el público se levante inmediatamente, si no incluso antes, de sus butacas justo cuando llega la palabra FIN (or The End). No soporto -ni entiendo- que haya espectador alguno no interesado en el cast de los actores o en los productores que se pagan el invento. No entiendo como a la gente no le puede interesar quien compone la banda sonora de la película o quienes interpretan los temas musicales. A mi, por interesarme, me interesan hasta los lugares de filmación, como se llama realmente el perro que sale en la película o quien les proporciona el catering. Lo juro por mi honor!

the-end

Considero una enorme falta de respeto que una parte de ese público -que levantándose de sus asientos- impida al resto (pocos somos, mucho me temo) que aún estamos sentados, disfrutar de un espectáculo que todavía estamos pagando.

Si hablamos de la Televisión, estonces es para llorar, pues en cuanto empiezan a salir los créditos, los cortan por lo sano de una manera insultante obligados por la puta publicidad.

Pero no solo los créditos aparecen en las películas. Y viene ahora el ejemplo que más me gusta. Los Discos. Así les llamábamos antes a esas maravillas negras y circulares que suponían, las mayoría de la veces, la más perfecta y confortable compañía.

En los otros tiempos de antes de Internet, la información complementaria, venía en las fundas de los vinilos. Lloro desconsoladamente cuando veo mi colección condenada a cadena perpetua -eso si, en una preciosa vitrina antigua en mi salón- penando el castigo del olvido sin haberlo merecido. Hoy en día, la escueta información que proporciona el CD -a veces compensada por los libretos que contienen- y la nula que proporcionan los medios digitales, solo la puedes sustituir por la enorme profusión de datos a los que puedes acceder por la Red. Pero claro, hay que estar predispuesto a ello.

bob_dylan_-_the_ultimate_collection-r

Pero hubo un tiempo -sépanlo los jóvenes de hoy- que cuando se adquiría un Long Play de vinilo, no solo adquirías “la placa” con la música, sino también un universo cuasi interminable de reseñas interesantes. Los nombres de los músicos… los autores…los nombres de los temas y su duración…lugar de grabación, técnicos de sonidos, colaboraciones… las letras… pero sobretodo, sobretodo, la portada del disco; la carátula, la funda…como queráis llamarlo.

Y ahí, dispuesta, la más maravillosa y docta referencia complementaria al trabajo de los músicos.

Y lo mejor…. Lo mejor de todo eran las fotos o dibujos que eternizaban la obra en las retinas y en la memoria colectiva de los admiradores .

UMG_cvrart_00008811177027_01_RGB300_600x600_1045219

Tengo que confesar, que me he ido por los Cerros de Úbeda. Muy muy mucho, por los Cerros de Úbeda. Pues la idea primigenia de esta entrada, era la de ofrecer un concierto en directo de uno de mis grupos favoritos de allá por los finales de los 70. YES. Pero pensando en como encauzar el principio de este texto, me he liado y he soltado el rollo.

30-YesKeys2_jpg

Lo que quería decir era que… La gente “normal” -y pongamos de ejemplo al grupo YES, y ahora enlazo con el prólogo involuntario- conocía que el grupo se llamaba así: YES. Y pare Ud. ahí de contar. Poco más.

Pero los adictos a los créditos, los adictos a los créditos, sabíamos que … Primero: No se podía confundir a Ian Anderson (Jethro Tull) con Jon Anderson ( YES) pecado mortal era. Además, sabíamos de corrido que los componentes “fetén” eran el Anderson cantando, el ilustre Steve Howe a las guitarras, Bill Bruford a la batería y el sempiterno Chris Squire al bajo. A veces de tres mástiles para envidia de mi amigo Alex Meléndez “El Zurdo” que sólo dispone de dos.

Eso si, mirando, dichos mástiles, para Motril en vez de mirar para Tarifa.

Chris+Squire+YesChrisSquire
Adornábamos y poníamos guinda al pastel con una disertación sobre Rick Wakeman y sus “Seis Esposas de Enrique VIII”. Después -y para desdicha del profano- enlazábamos con Frank Zappa, Leonard Cohen, Uriah Heep, King Crimson, Eric Clapton, Wishbone Ash, Cream, Moody Blues, The Who, Procol Harum, Yardbirds, Love, Jefferson Airplane, The Beatles, Cat Stevens, Dire Straits, Queen, David Gilmour, John Mayall, Carlos Santana, Mahavishu John MacLaughin, Roger Waters, Steve Vai, Led Zeppelin, Emerson Lake and Palmer, America, Gentle Giant, Paul Simon … y citábamos al menos al guitarra principal y al cantante de cada uno de esos grupos o solistas.

yessongs
Los “normales” solían o desmayarse, o mandarnos directamente a tomar por el culo.
Todo ese conocimiento- en aquella época- te lo proporcionaba la lectura impenitente de las carátulas. Las mismas que componían esa colección ahora arrinconada.

(En una entrada próxima, voy a centrarme en uno de los mejores ilustradores (precursor, sin duda alguna, de la estética “Avatar” ) que jamás haya habido en la historia de los “cover designs” referente a las fundas de discos: Roger Dean. Pero eso, ya os digo, merece capítulo aparte y personalizado; y ya está en puertas.)

Roger_dean

Bueno.. a lo que vamos: Uno de los Conciertos mas recordados de YES fue editado con el nombre de Yessongs.

Considerado por la crítica como el mejor álbum en vivo de toda la era progresiva en los años 70.

Este es el Setlist del concierto:

1. I’ve Seen All Good People
2. The Clap
3. And You And I
4. Close To The Edge
5. Excerpts From The Six Wives Of Henry VIII
6. Roundabout
7. Yours Is No Disgrace
8. Würm (Excerpt From Starship Trooper)

El álbum, documenta la gira Close to the Edge, aunque incluye dos canciones de la gira de Fragile. Prestad atención al tema interpretado por Steve Howe: The Clap. Una maravilla.

Con respecto a las interpretaciones, si bien algunas son muy similares a las versiones de estudio, otras (como “Perpetual Change” o “Starship Trooper”, por citar dos ejemplos) son superiores y revelan la potencia de la banda en sus actuaciones en vivo. (Wiki)

Ahora, os pongo un historygramma interesantísimo, donde podéis observar en una tabla que recoge los álbumes y el tiempo de permanencia de la totalidad de los componentes que formaron parte del grupo a través de su historia.

800px-Yes-HistoryGramma

Este es el fantástico concierto.

Que lo disfrutéis

…///…

RICHARD RAY FARRELL Y LA SOCIEDAD DEL BLUES DE MÁLAGA

CARTEL Richad

RICHARD RAY FARRELL

Y LA SOCIEDAD DEL BLUES.

DE MÁLAGA

La noche del día 28 del mes de Diciembre de este año final de los tiempos, tuve el privilegio de acudir a la Sala Cochera Cabaret, para asistir al Concierto que el enorme Richard Ray Farrell y su magnifica Spanish Band ofrecieron en dicha sala dentro de las actividades que, afortunadamente, organiza la Sociedad del Blues de Málaga.

Este concierto se ha quedado marcado indeleblemente en mi memoria por circunstancias distintas: La primera es el haber asistido un potentísimo concierto donde Richard ofreció no solo lo más granado de su repertorio, sino que, además, pude apreciar muy de cerca (justo debajo del escenario) el magnífico trabajo de la banda  compuesta por  Javier Martín al bajo, mi admiradísimo teclista Jesús Durán y el baterista Quique Porras. Intervenciones maestras aparte de Gus Herrera y de Javier Paxariño “El Pájaro”.

cochera

La segunda circunstancia, fue que tuve el placer de poder entrar repetidas veces en los camerinos para que el Maestro Durán me invitase a una cerveza, el amigo Javier Martín me regalase una púa suya para mi colección y que …increíble!!, que después de tantísimos años, pudiese abrazar al Pájaro, unos de los mejores instrumentistas de viento de este país.

La tercera circunstancia fue en sí el concierto. Un concierto con un sonido magnífico, compacto y macizo. Un placer oír tocar a Gus Herrera la armónica. Un placer oír ese teclado golpeado con saña por Jesús; el bajo medido y exacto de Javier; la contundencia de la batería de Quique. Pero sobre todo, la voz, las guitarras, los solos de  armónicas.

La inmensa  y disciplinada soledad del artista, sentado en medio de las tablas con su guitarra y fascinando al público mientras los músicos descansaban. El fantástico detalle del acercamiento a los que estábamos a sus pies con  el bajarse del escenario para estar con SU público. Richard Ray Farrell en concierto. Richard Ray Farrell en vivo y en directo Una gozada. Un privilegio.

Finalizando el concierto, Richard me regalo una púa desde arriba. Se la pedí y me la dio. Cuando todo hubo acabado y se acercó hacia nosotros, le dije –abusando de la confianza que aún no tenemos- que quería la púa pero la que acababa de usar en el concierto Generosamente me la dio también.

púas

Ahora, están enmarcadas junto a la Javier y otra que me regalo este mismo de la Sociedad del Blues de Málaga. Junto a la de Lito o la de Perico. La de los guitarras de Sólo un Momento. Junto a las baquetas de Nicolás Huguenin, y las de Ramón Baena. Junto a la partitura firmada y dedicada por Perico Tabletom Ramírez de unos de los próximos temas de su nuevo trabajo. Junto, por fin, a los poemas que el Maestro de Poetas, Juan Miguel González ha tenido el detalle de escribir para mi.

Ya le he pedido a Javier que me informe de que es lo que tengo que hacer para hacerme miembro de la Sociedad del Blues. Es algo que quiero hacer.¿Como no voy a querer yo pertenecer a tan egregio grupo en el que se encuentra la crema y la nata de los músicos y de los aficionados de esta ciudad al blues?

todos

Pensaba hacer una glosa, mas extensa y pormenorizada de los músicos y del propio Richard Ray Farrell; pero releyendo la entrada que inserté en este blog acerca de estos el 30 de Enero de 2012, me doy cuenta que no cambio ni una coma de mi parecer y opinión acerca de cada uno de ellos. De mi admiración mas entregada hacia cada uno de ellos.  Así que os pongo el enlace a dicha entrada para que, de camino, podáis visualizar y oír algún trabajo de estos enormes músicos.

Que viva Robert Johnson! Y que viva el Blues! Que viva la Sociedad! Y la madre que nos parió! Que viva la Blues Harp afinada en LA Mayor!

Este es el enlace:

https://fathergorgonzola.com/2012/01/30/richard-ray-farrell-musica-del-delta/

Disfrutadlo!!!

La Buena Música (De Father Gorgonzola) The Weepies

La Buena Música

(de Father Gorgonzola)

The Weepies.

Hay veces que te encuentras entradas en el Facebook que son -en cierto modo- como sagas. Una retahíla de número incierto, con un tema común, que conforman un todo con un especial valor: Te ofrecen las preferencias del autor. Y eso -creo que sin pretenderlo- te dan, a veces, el ascua primera que desencadena eso que los espíritus libres buscan y llaman: La Inspiración.

Pongo dos ejemplos por si no me he explicado bien:

Uno)

Mi amiga Marisa Alonso, tiene -y mantiene- la particularidad de insertar en dicha red social (recordad que estamos hablando de Facebook) una preciosa, e insisto, inspiradora muestra de las mas fantásticas pinturas jamás realizadas por los artistas del pincel: “Buscando el Cuadro más Bello del Mundo” se llama. Y esa colección, me ha llevado en mas de una ocasión a realizar alguna entrada en mi Ateneo’s Alas Consecuencias de este Blog. La Inspiración , ya te digo!

Dos)

La misma circunstancia se me dio con otro amigo: Ángel Idígoras. Este tenia un cierta recurrencia en insertar canciones que estaban inspiradas -fíjate que casualidad- en pintores. Fue de esa manera, buscando una canción inspirada en un pintor, y que yo quería regalar al Idígoras, cuando llegué a Chagall a través de The Weepies.

Así que esta entrada va dedicada a estos. A The Weepies.

Mi querido y admirado Juan Gámez en su página “El Explorador Celeste” dice de ellos:

“The Weepies es un dúo de Massachusetts compuesto por dos cantautores: Deb Talan y Steve Tannen que en 2001 se encontraban desarrollando sus carreras individuales. El caso es que se admiraban mutuamente y cuando se conocieron, intercambiaron ideas y decidieron unir sus fuerzas para componer canciones y cantar juntos. Editaron un álbum independiente antes de fichar por Nettwerk que hasta la fecha les ha editado 3 cd’s entre 2006 y 2010. The Weepies es un término peyorativo, sinónimo de películas románticas que hacen llorar. Su música es muy simple: melodías conmovedoras sin llegar a ser cursis, interpretadas con voces, guitarras acústicas, bajo y batería y  vestidas con arreglos nada recargados.

 

The Weepies son la simplicidad hecha arte. Sus canciones tratan de amores perdidos o inalcanzables, envueltas en melodías brillantes e interpretaciones sentidas que compensan el desánimo producido por las historias contadas. Incluso los relatos más tristes, ofrecen esperanza por sus melodías luminosas y sus empastadas voces.

 

Esta es una muestra de sus trabajos. Que los disfrutéis.

…///…

…///…

…///…

…///…

…///…

…///…

…///…

La Buena Música (De Father Gorgonzola) Chris Rea

La Buena Música

(De Father Gorgonzola)

Chris Rea

Cuando se habla de Chris Rea, se suele hacer referencia  -un poco peyorativamente- al concepto “Mellow Music” Música suave… blanda…

Vayamos por partes: Uno, que es un absoluto admirador de la música en todas sus vertientes, muere por un buen blues o por un rock & roll que te haga mover los pies (Y lo que no son los pies). Sigue muriendo por cualquier tipo de Reggae o Ska. Por un Rhythm’n blues o por un buen pop. Vuelve a morir por la African Music

No le hace ascos a cualquier buen tema de Heavy Metal y dentro de este tipo de música a una buena balada. ¿Podría decirse que las baladas heavies son “Mellow Music” dentro de este estilo musical?

Muero otra vez (porque me he reencarnado desde la última vez) por Dylan, Cocker, Simon y Cohen…Eso ya lo he dicho mil veces. Pero también por Stevie Ray Vaughan, Ry Cooder, Robert Johnson, o Jimmy Page… También por mi queridos Clapton, Knopfler, Stills, Santana… y para terminar – porque me dejaría miles en el tintero- Ya no moriría, sino que mataría- por Talking Heads. Y me callo ya; porque en este momento se me agolpan en la cabeza miles de nombre que no estoy dispuesto a nombrar en este momento.

Conocí a Chris Rea -como casi todo el mundo en España- por el Tema On The Beach.

Canción por cierto creada en Formentera que es un sitio donde Rea pasa algunas temporadas cada año. Es allí donde observa, al poner la radio, la falta de música tranquila y pausada que pueda y deba de oírse reposada y relajadamente, mientras –en su caso- contemplaba el mar allí en la isla balear.

Casualidades de la vida. A finales de los 80’s tuve que asistir a un congreso en Madrid por trabajo (más por placer que por trabajo, todo hay que decirlo) y coincidió que actuaba en una especie de polideportivo Chris Rea.  Inmediatamente después del concierto me fui al Corte Inglés de Preciados (antes de la era Fnac) y me compre los dos vinilos que había allí disponibles:  On The Beach y Dancing with Strangers; dos fantásticos trabajos del guitarrista y cantante británico. Después  -y gracias a la Mula- me hice con una más que respetable colección que aún hoy en día -para trabajar, sobre todo- oigo con deleite.

La música de Chris Rea es música para todos, porque sus composiciones, son una mezcla de Pop, Rock, Blues, Soul, Jazz y música tradicional. Adobada con una voz quebrada y ronca y un toque “Slide” de guitarra muy característico.

Con esta selección de videos que he realizado, me pasa como con muchas selecciones de distintos artistas admirados… Que no puedo parar de poner temas que me gustan al final me decanto por sólo unos cuantos  de ellos.

Así que aquí tenéis los que he elegido, sentaos tranquilamente- si podéis dirigid vuestra vista al mar, poneos una copa, relajaos y disfrutad de la musiva suave, blanca y  limpia como nieve recién caída del británico Chris Rea.

“Mellow Music” ? Pues vale!

Que los disfrutéis!!

Estos son:

La Buena Música (De Father Gorgonzola) Paul Simon

La Buena Música (De Father Gorgonzola)

Paul Simon.

Casi siempre es muy difícil el aparcar la admiración que se siente hacia el trabajo discográfico de un artista concreto para componer una entrada (y elegir los temas adecuados) en la sección de La Buena Música de este blog.

Tampoco resulta fácil el ser ecuánime y objetivo; porque hablando de este músico, Paul Simon, que ahora viene, Father Gorgonzola -que tiene una deuda enorme contraída con él, y que le dispensa un sentimiento de empatía, de simpatía y de agradecimiento profundo- no puededejar de emitir loas, albricias y alabanzas hacia este ciudadano biennacido en Nueva Jersey.

A veces es realmente dificultoso, vuelvo a decirlo. Otras – como ocurre con esta- es tan inviable aparcar la devoción, que no hago nada para disimular mi fascinación por la música del antiguo duista. Así pues, digamos que me ha sido muy complicado el escoger unos temas (entre todos los disponibles) que configuraran la nómina a insertar en este post.

Tan sumamente complicado ha sido, que no he tenido mas remedio que incluir al menos ocho o nueve de ellos; diez al final han sido, fíjese Ud.

Ya que, si hubiese descartado alguno, me hubiese sentido traicionado por mi mismo. Porque ha creado un enorme número de espléndidas canciones que han sido fieles compañeras de mi recorrido vital. Que me han acompañado y lo siguen haciendo. Próxima y afectuosamente.

Este post no va a ir acompañado de biografía ni discografía alguna. Porque – doy por supuesto- que toda persona decente, conoce de sobra la vida y obra de Paul Simon. Aún sin su inseparable Telefunken. Ya sabéis: Simón y Telefunken!

Paul Simon, ha influido en mi trayecto musical de una manera excepcional. Su primer trabajo en solitario, “Paul Simon” ha estado -y está- entre los diez discos favoritos de toda mi discoteca. Uno de los primeros que me compré. Y esos temas- muchos me los enseñó (a la guitarra) mi querido Antonio Abril- los incluyo en una versión nueva y fantástica, de un concierto en vivo en Londres. Julio 2011

No diré más. Solo quiero dejaros a solas un rato con Paul Simon. Prestadle la atención debida. Su genial toque de guitarra acústica, su inconfundible voz, su sensibilísima forma de componer. Es absolutamente fascinante. Un lujo y un placer para los sentidos.

PS Once of my favorites!

La Buena Música (De Father Gorgonzola) Walk off the Earth


La Buena Música (De Father Gorgonzola) Walk off the Earth

La música nunca deja de sorprenderme. Acabo de descubrir un grupo indie canadiense–y mira que tiene un tema en youtube con mas de 61.000.000 de visitas- que me ha fascinado absolutamente. Unos musicazos. Enormes musicazos.

Ya no solo por la magistral y particular interpretación- se dedican a hacer versiones, covers se llaman- sino a la atípica forma de montar sus videos que muestran una cercanía casi “Luthierana” por el virtuosismo y el humor con que presentan sus trabajos.

Todos son multiinstrumentistas. Y todos se turnan para hacer la música tan fantástica que hacen. No voy a hablar nada mas de ellos, porque de lo que se trata es que veáis –y oigáis- a este grupo. Os lo recomiendo encarecidamente. Encarecidamente no! Encarecidisimamente!

Aquí tenéis información de la Wiki:

http://es.wikipedia.org/wiki/Walk_Off_the_Earth

Y esta es una selección de su trabajo. Disfrutadlos… Yo os lo he advertido… Son enormes!!!

A %d blogueros les gusta esto: