UNA NOCHE EN GIBRALFARO  

“Hablad de castellanos y de portugueses, porque españoles somos todos”

Luís de Camões

El Castillo de Gibralfaro de la ciudad de Málaga está encallado, por imposición humana, en un océano de pinos y eucaliptos en la cima del monte del mismo nombre. Su bosque, salpicado de algún almez furtivo y algún que otro algarrobo solapado entre el verde, proporciona un perfume especial a toda la ciudad, que se le ofrece a sus pies y se deja dominar, complacida, por ese servicio de vigilancia y guardia permanente que –desde hace setecientos años– le viene prestando.

El Castillo de Gibralfaro, unido legalmente a su parienta La Alcazaba –un par de siglos mayor que él y a un mucho más mayor Teatro Romano– conforman uno de los conjuntos monumentales artísticos más interesantes y bellos de nuestro país. Un  ménage à trois  propiciado y consentido por edificaciones centenarias en el que cada una de ellas, saca partido y complementa  a las otras, en una explosión de belleza y armonía no exenta de la voluptuosidad y concupiscencia que a los tríos bien avenidos se les supone.

Una composición  pétrea que se entrega, con esplendor y generosidad, al nuevo visitante, al reincidente y al autóctono. Sus vistas desde lo alto, brindan el más bello y personal paisaje; y desde abajo, sirve como la más eficaz y perdurable carta de presentación de Málaga en la vista y en la memoria del que la contempla.

En ese idílico enclave, y a eso venía esta presentación que acabáis de leer, en el Patio de Armas de dicho recinto, tuvo lugar días pasados la ya tradicional conmemoración del Día de Portugal, de Camões y de las Comunidades Portuguesas. Con la organización de varios actos propiciados por el Consulado, con ocasión de la VI Semana de Portugal en el Sur de España, tuve ocasión –gracias a la enorme generosidad y amistad que me brinda y une al Cónsul Honorario en Málaga Rafael Pérez Peña– de asistir como invitado a un acto en el que –tal y como es habitual– la elegancia y el buen gusto imperaron en un ambiente tan sereno y distendido como pedagógico e instructivo.

Las amenas alocuciones del Secretario de Estado de Portugal  Eurico Brilhante Días, el Cónsul General en Andalucía Joao Queirós y del mismo Rafael Pérez-Peña, dieron paso a unas delicadas actuaciones musicales con un emocionante espectáculo de Fado y Flamenco interpretado  por el renombrado guitarrista portugués Pedro Jóia acompañado por Diana Vilarinho y José Manuel Neto y con la intervención de dos artistas invitados españoles  (Alejandro Hurtado y Bernardo Miranda) que nos prepararon el cuerpo para el ágape.

Todos los invitados nos desplazamos hasta un lugar privilegiado del Castillo donde se sirvió el festín. Desde esos adarves, la visión nocturna de una Málaga iluminada, puso el broche final a una velada donde, insisto, el buen gusto, la cortesía y la distinción fueron los principales invitados a este acto. Tal y como manda la tradición. Tal y como fija la pertinaz costumbre hospitalaria del país vecino.


MOLUNA

“MOLUNA”

“El Ebro guarda silencio
Al pasar por el Pilar
La Virgen está dormida
La Virgen está dormida
No la quiere despertar”

No es fácil poder ver a un nutrido grupo de hombres –curtidos y avezados en el arte de someter sus emociones– rotos y quebrados por el dolor. Todos a la vez. Todos juntos.

El culpable de esta indeseada situación ha sido nuestro querido amigo Antonio Jesús Luna Gómez; el bien llamado “Moluna”. Que al final, cansado y hastiado de luchar en desventaja, ha tenido que marcharse vencido a traición por el execrable e innoble cangrejo.

Moluna siempre fue un ejemplo y referencia para sus correligionarios de la Logia del Negro Anaranjado y para sus fieles camaradas los artistas de la Costa del Sol.

Gran músico, fue maestro de maestros. Inculcando a sus amigos y compañeros el amor y el respeto a una institución –La Tuna– muchas veces denostada y menospreciada por la ignorante caterva pseudomoderna que nos tacha –a los antiguos miembros de este colectivo– de ser arcaicos, ñoños y obsoletos. Sin saber, los muy imbéciles, que ser socio de número de esta sociedad, implica lealtad, amistad imperecedera, nobleza y fidelidad inquebrantable.

Moluna ya sabía de todo esto mucho antes que sus amigos del alma; y hoy, rotos los corazones, le hemos vuelto a cantar aquella primera canción que nos enseñó cuando todavía éramos unos inexpertos pipiolos y aspirábamos –en secreto– a parecernos a él.

Se ha ido Moluna; y se ha ido, con un bagaje enorme sobre sus espaldas. Ha vivido plena y cumplidamente. Ha disfrutado su vida (junto a nosotros) proporcionándonos una existencia mucho más rica y mucho más llena de experiencias. Muchísimo más valiosa e interesante.

Hoy, sin duda, el Ebro guardará bastante más silencio de lo habitual. Y Noni, estará encantado de recibirlo para enseñarle los mejores sitios para parchear. Las mejores hamburguesas con la cebolla “pasaíta” por la plancha.

Ya estaba también el pobre, harto de esperarlo.

No es fácil, ya os digo, poder ver a un nutrido grupo de hombres –curtidos y avezados en el arte de someter sus emociones– rotos y quebrados por el dolor. No es fácil. Pero es que estamos todos verdaderamente jodidos.

Adiós, querido amigo! Nos veremos por allí.

LA NOBLE APUESTA POR LA BELLEZA

IMG_20160604_215440

LA NOBLE APUESTA POR LA BELLEZA

“Frente a la cochambre hegemónica de coleguillas subvencionados, ¡la insurrección de la delicadeza¡; contra la plaga de advenedizos trileros, ¡la noble apuesta por la belleza!; frente a tanta voraz ramplonería monotemática, ¡la rebelión del buen gusto!”

(Juan Miguel González del Pino / Poeta)

 

El pasado día 4 de Junio, tuve el privilegio y el honor de asistir, como invitado, a la Conmemoración del Día de Portugal, de Camoens y de las Comunidades Portuguesas. Un privilegio, un honor, ya os digo; pero sobre todo, una enorme gozada: La de poder disfrutar de una deliciosa velada propiciada por el Cónsul General de Portugal en Sevilla, Jorge Monteiro, y convocado por mi especial y fraternal amigo el Cónsul Honorario de Portugal en Málaga Rafael Pérez–Peña.

Rafael… es amigo entrañable desde hace la friolera de cuarenta años. Más allá de la  inolvidable época en la que ambos pertenecíamos al  muy antiguo, andariego y juglaresco conciliábulo del Negro Anaranjado; fecha –puedo asegurarlo– desde la que venimos arrastrando una amistad confortable, entusiasta e imperecedera.

IMG_20160605_002128

No tengo más que palabras de agradecimiento hacia mi camarada. No sólo por haberme escogido a mí  –de entre su amplia nómina de afectos–  sino por haberme brindado la oportunidad de asistir a una serie de actos donde lo preponderante era, la rebelión del buen gusto. La noble apuesta por la belleza.

INVITACION DIA DE PORTUGAL - SR. SOUVIRON (tuna)-page-001 (2)

Todo el acto fue un arsenal de momentos gratos y placenteros; desde las palabras justas y precisas del también amigo Juan Antonio O’Donnell –cómo maestro de ceremonias– las de los citados cónsules y del Alcalde de Málaga, hasta el bellísimo recital de fados interpretado por la también bellísima y talentosa Cuca Roseta.

Desde la opípara recepción que se nos brindó generosamente, hasta el espectacular escenario donde transcurrió el evento: El Museo Automovilístico de Málaga.

Tiene Rafael para mi, títulos suficientes –es Cónsul, auditor, historiador avezado, Economista de hecho y Doctor por Derecho–  para considerarlo incluido en ese Cuadro de Honor imaginario de las amistades interesantes y convenientes; pero nada de eso influye en mi baremo de camaradería; sólo la cercana e íntima amistad que mantenemos durante esos cuarenta años y que espero alimentar y sostener, al menos, durante otros cuatro decenios más.

Gracias a los cónsules. Gracias a las “Mujeres Pérez-Peña” que colaboraron con su soltura y hermosura al buen desarrollo del acto. Gracias por el sempiterno cariño que ellas me dispensan. Gracias a los empresarios que han aportado su enorme grano de arena para conseguir  el feliz resultado. Gracias, por fin, a mis inseparables amigos del conventículo músico vocal; porque, cada día, me hacen más agradable el tiempo que paso junto a ellos, y contribuyen –con su sincera y desinteresada amistad– a que mi vida sea más satisfactoria y gratificante. Más vivida si se me permite la redundancia.

13322020_1023473537735506_3690947447890559923_n

Este es un vídeo de Cuca Roseta; para que podáis comprobar la capacidad artística de esta artista. Disfrutadlo!!

 

IV Semana de Portugal en Andalucía

A %d blogueros les gusta esto: