EL LADO ZURDO DE LA CAMA

Delacroix Unmade Bed

EL LADO ZURDO DE LA CAMA.

 Hoy, me he levantado por el lado más izquierdo de la cama. Como siempre, es cierto; pero hoy, ha sido más zurdo que nunca. Mucho más.

 Tengo la costumbre -muy mala malísima, dice mi mujer- de consultar mi móvil nada más sonar ese estridente e inoportuno mal nacido -congregante del Santo Oficio- que es el temido despertador. Puede ser que eso sea psicodependencia o como se llame dicha malacostumbre; pero a mi, lo que me digan, me rebota -esa posible adicción- donde rebotan la pelotas de buenas familias, es decir, en el frontón. Que es tanto como decir el perineo, no precisamente aragonés.

inquisicion

 Muchas son ya las veces que he dado las gracias al destino por haberme permitido el subirme a este carro de la informática que tantas satisfacciones me proporciona. Pues -también lo he dicho reiteradamente- muchos son los familiares y amigos, de los alrededores de mi edad, que no han aprovechado este fantástico medio de “transporte” que nos proporciona Internet y al que yo, afortunadamente ya te digo, he tenido la fortuna de tomarlo.

 Decía, que mi Santa me regaña por bichear el móvil  nada más oír el depresivo recordador de obligaciones; pero puedo jurar ante lo más sagrado -mi colección de Tintín con lomos de tela y mi irreverente Kindle y su Kandle- que si todas las mañanas, ese bicheo smartphoniano, me procurara el placer que me ha procurado hoy, juro, repito y tripito, que esperaré ilusionado a que cada mañana, el maldito timbre del diablo -que Alá maldiga sin huríes- me irrite el tímpano y me sodomice el ánimo.

105565_net_brujaenlah

Porque esta mañana -me he levantado, más que nunca, por el lado izquierdo de la cama- y lo primero que he leído ha sido un enorme y precioso poema de mi amigo Álex Vicios Caros, justamente apodado el Zurdo, porque en ese lado de su pecho, está ubicado el almacén de las palabras que su mente teje de manera sin igual.

 Así que, sin demora y dilación, pongo aquí las palabras -enhebradas en quien sabe qué tardía madrugada- para que con su presencia, y si él me lo permite, dar  lustre una vez más a este sitio; que cada vez es más suyo; que cada vez es menos mío.

 Este es el poema; disfrutad como monos liberados de sus jaulas. Disfrutad. Disfrutad como vírgenes vencidas por el deseo; como  anacoretas sin televisión pero con mando a distancia; como puta sin rastrojos; cómo aquel que vive sin patria, entre Santurce  y Valdemoro. Porque esto que ahora viene, es una verdadera… -y se me perdone la afectación-  es una preciosa maravilla.

  1452450_10152056672704548_718416902_n

Al catecismo pagano del carmín
me aficioné a toda reelectura
consagrando en el altar de tu cintura
los besos de Judas que te di.

En el oscuro rito de tu pelo
enredado y anclado en tu mirada
saboreando el dulce caramelo
aunque me cueste un cielo tu almohada

Emparedado entre los muslos del pecado
oídos sordos a toda diligencia
que imponga mesura a esta demencia
excomunión que a pulso me he ganado

………………………………………ZURDO

 

 Jóle ahí! Con dos cohoness!

***

174-d

EN EL CUARTO DE ESTAR DEL ECHEGARAY

P1190185

EN EL CUARTO DE ESTAR

DEL  ECHEGARAY

 

Hay diferentes formas de ponerse encima de un escenario. Yo las resumiría -generalizando mucho- en dos: el que se sube, y muy correcta y magistralmente hace su trabajo; y el que se sube, hace  muy correcta y magistralmente su trabajo y, además, se mete al público en el bolsillo. Sin conmiseración ni indulgencia alguna para éste; del tirón.

Dylan y Springsteen son dos buenos ejemplos que yo he visto en directo y que representan fielmente lo que digo.

Alex Meléndez “El Zurdo” tira más hacia lo Springsteen; se sube al escenario, señoras y señores, lo llena de música, para inmediatamente -con una dialéctica diabólicamente bella y campechana- meterse, ya te digo, al publico en su bolsillo. En el izquierdo, como es natural; y lo traslada, sin éste apenas darse cuenta, a la intimidad de su cuarto de estar. Mesa de camilla y brasero con alhucema incluido.

Conozco al Zurdo, desde que me quedé encantado con su actuación e interpretación en la obra de teatro de Anita Iglesias Cumpián “El Resto de la Memoria” en cuyo texto colaboré tan somera como orgullosamente. Aunque debo de reconocer que no me gustó nada -lo sé, es ataque de celos- que abrazase en la obra a mi amiga con tal intensidad y ternura, sin tan siquiera pedirnos la venia a su legión de enamorados.

P1190199

Después elaboré una entrada en este blog con las letras del mismo. Tengo que declararme fan absoluto y entregado de este poeta urbano  llamado Alex Meléndez; barman de las palabras y de las consonancias, combina de manera magistral los versos y te embauca, hábil y finamente, con su verbo fluido, rápido y acertado. Como así hizo en el concierto del pasado jueves en el Teatro Echegaray. Un verdadero Maestro de Ceremonias. Bienvenidos al concierto, hijos del Rock n’ Roll

Tenía yo sacada mis entradas con un par de meses de antelación pues temía, como así sucedió, el afortunado y siempre deseado llenazo hasta la bandera.  Así que acompañado de mi Santa y del pertinente y adecuado botellín de Solán de Cabras (ese que disimula el elixir con su azul en determinados salones) me dirigí al teatro esperándome, estaba convencido, lo mejor. Y no defraudó el Zurdo; no defraudó.

P1190195

El público, amable y entregado. Mi compañero de fila -el padre del teclista, tan encantado como ablandado por la actuación del hijo- resultó ser grata compañía. Aunque La Faraona -madre del zocato- tuvo la imprevisión (no todo puede salir bien en un concierto) de no proveer al estimado de tapergüare  con sus afamadas croquetas caseras. Malajuerte!

La salida del grupo muy efectiva con un tema absolutamente rocanrolero -no podía ser de otra forma- sonando mientras se va abriendo el telón. Sale el Zurdo y empieza el espectáculo.

Muy Orquesta Mondragón, me comenta Santa. Y si, es verdad. Esa guitarra sonaba a la primera de Jaime Stinus. No fue sólo esa referencia musical. Algún toque Steve Ray Vaughan, alguna dentellada Hendrix y también a un Stephen Stills de la mano de Adolfo Caimán.

P1190208

La palabra zurda es de un ingenio insuperable; cuando le pedí desde el publico la púa  (es costumbre inveterada de este coleccionista de afectos) me contestó con una rapidez inimaginable  que la estaba vendiendo por fascículos, el muy cab… Ingenio al poder!

En el momento en que la mesa de camilla se atiborra de invitados eminentes – Pepe Navas, Adolfo Caimán, Los Fabrizzios, o mi querido amigo Lito- el cuarto de estar del teatro se llena de un confortable y cálido ambiente familiar. Los músicos todos excelentes. Hago especial hincapié en mi cada vez más cercano Jorge Blanco con el bajo y a un teclista tan entregado como amable Manolo Moles. Sin dejar de mencionar a Pepe Blanca a la guitarra compinche  y al preciso baterista Víctor Alcalá.

P1190210

Después del concierto, ya en el Toulouse, y tras la entrega de la púa por parte del amigo, brindé con él por la perdurabilidad de una bonita amistad. Una amistad que se adivina larga y fructífera. Let’s play Zurdo! Let’s play, cohoness!

 

No puedo evitar sustraerme a la tentación de insertar las preciosas palabras que dedicó el frontman a sus músicos e invitados como presentación. ¿He dicho que me cae muy bien este tipo? Muy requetebién!

 P1190225

JORGE

Del chupa y tira señores

Curtido en tres mil batallas

Nunca tiro la toalla

Por culpa de los mediocres

 

Con cuatro o cinco cuerdas

Es la excepción en el chiste 

De los mayores y menores

El te mete la novena

Cuando toca Miraflores

 

Es la denominación de origen

El toque de la excelencia

La gracia y la prudencia

Ganó el pulso al desencanto

Mi papi chulo querido

A los bajos  Jorge Blanco

 P1190212

PEPE BLANCA 

Utrera lo vio nacer

En Córdoba se curtió

Madrid me lo malcrió

Y Huelin tuve que ser

Quien la puntilla le dio.

 

Chato de mi corazón

Que diría su mujer

Sabes que es un gran placer

Tenerte a mi siniestra

El fichaje del verano

Tu si queres Cristian Bale

 

Trabajador y artesano

 las penas son menos penas

Vive para disfrutar

Con la guitarra en sus manos

Que buenos solos arranca

Quien bien te quiere te dice

Bienvenido Pepe Blanca

 

P1190188

VÍCTOR 

Desde Antequera la llana

Nos viene nuestro torero

Que nunca piso el albero

Y no por falta de ganas

Pura sangre puro nervio

Desde la cuna enseñado

A golpear los pellejos

 

Hoy cumple cincuenta tacos

Es nuestro Benjamín Button

Del rock and roll malagueño

 

Casi un padre o un hermano

Pilar de esta gran locura

Que es tocar en Vicios Caros

 

Maldita sean las crisis

Los trabajos que te estresan

Los problemas que se anidan

Como buitre en la cabeza

 

Hoy nos reímos del mundo

Hoy nos toca ser los reyes

Y tú con cincuenta tacos

Yo con treinta qué más da

Si el tiempo pasa volando

Cuando miro a mis espaldas

Y esta Víctor Alcalá

 

 

PEPE SALAS

 

Ay! Manitú, manitú,

Maravilla de mujer

Es un padrino del blues

Mis versos y mis acordes

Con su voz pinta de azul

 

Un J.J. Cale del terreno

Su falsete es un veneno

Un ángel sin sus dos alas

Bendito  hermano sureño

Hoy baja de los altares

El ínclito Pepe Salas

 

P1190198

LITO:

 

Tiene esta tierra un blusero

Más grande es que no lo hay

Más negro y más malagueño

Desde Huelin al rebalaje

Hay que quitarse el sombrero

Cuando se cuelga su strato

Y las seis cuerdas te enredan

En su blusero alegato

 

Malagueño y exquisito

Hoy tenemos la presencia

De José Fernández “Lito”

 

 

ADOLFO

 

El sabe que es un placer

Que siempre tenga un cuartito

Con minibar y puritos

En su querido motel

 

Cuantas cosas que nos pasan

Cuantas vivencias vividas

Nos sobran versos y rimas

Cuando se es gente fetén

 

Vecindonas con batín

Malas lenguas viperinas

Qué envidia da la amistad

Cuando se es de verdad

Esa, nadie la arruina

Querido Adolfo Caimán

Vuelta a casa.

P1190224

…///…

BUENAS MALATARDES CON “EL ZURDO”.

BUENAS  MALASTARDES

CON “EL ZURDO”

***

 

 “Argenta con ruina
 Demerol con aspirina
A las seis de la mañana 
Todo rima con ina”

 En los años setenta, definíamos con sólo dos palabras -y después del primer vistazo- la empatía y la cordialidad presentida entre dos personas; la simpatía que se adivinaba. La avenencia y la afinidad. Las dos palabras eran simplemente estas: Buena Vibraciones. Good Vibrations que decían los Chicos de la Playa con voces de pito (¡Un horror por cierto!).

Si alguien en aquella época te daba buenas vibraciones, tenía la puerta abierta para que formara parte, sin discusión, de tu grupo de amigos. Hoy en día, ese sentimiento, esa sensación, se ha maltransformado en un politizado “Buen rollito”.

Y mirusté, hoy por hoy  -y después de los años de mamoneo que llevamos-, eso del buen rollito no suena como tendría que sonar. Porque está privado de la intención generosa que se le supone y, además, se ha quedado tan sólo en mierda de palabrería. Un enorme putadón.

Pero bueno… ¡Vamos a lo que vamos, que me enervo!

Se pueden tener buenas vibraciones al primer vistazo, si señor. Se pueden tener. Al primer encuentro visual. Y eso es lo que me ha pasado con el carismático líder del grupo Vicios Caros: el buen Alex Meléndez, zocato guitarrista de toda la vida. Por cierto… precioso nombre donde los haya, ese de Vicios Caros; que supongo, habrá sido sacado de un tema del Tequilero y ex Rodríguez Ariel Rot. Supongo, digo yo.

Sigo… Tuve mi primer encuentro con Alex Meléndez  “El Zurdo” en la representación teatral llamada “El Resto de la Memoria” de mi querida Anita Iglesias Cumpián. El precioso primer tema (compuesto por Alex) ya me predispuso para encarar la obra con la mejor de las disposiciones. ¿Veis lo que decía de las buenas vibraciones?

Pero -centrándonos un poco en “El Zurdo”- me di cuenta de inmediato de la polivalencia de este artista en cuanto a su participación en dicha obra. Dije de él:

No se puede dejar de citar el magnifico trabajo de Alex “Zurdo” Meléndez. Porque, además, toca todos los palos muy resuelta y dignamente.  Toca las guitarras, canta, recita, actúa, tramoyea, y por fin…se echa un baile descarnado con Anita que a todos nos toca el corazón.

Magnífica esa parte. Solventando con humor situaciones imprevistas como el desafine de la guitarra flamenca o la rotura de una cuerda de ese mismo instrumento.”

 Esto, lo escribí no hace mucho sobre él en referencia a su participación en la citada obra de teatro. Y ahora, me reafirmo. Absolutamente me reafirmo.

Ahora, Alex, ha tenido el gesto desinteresado de -a petición mía- remitirme una serie de letras de sus canciones porque me parecían magníficas. Y me lo siguen pareciendo. Canciones con una enorme carga y descarga de pasión y sentimientos. Denotando en ellas, retazos del día día del autor; sus cuitas personales, el “homesick” que, a veces, le embarga. El amor, ese amor apasionado con quebrantos de camareras y bailarinas a las que nunca dejó sin su dosis de R&R (sic)…

 Lo hacemos en el suelo o contra la pared. Ve llamando a tu amigo.  Miraflores 110. 

 Como tengo por costumbre, inserto en esta entrada, seis poemas, seis. Apropiados poemas para estas buenas malastardes de frío a las que estamos poco acostumbrados. Para unas buenas malastardes -mejor que mejor- si son acompañadas de varios tequilas y sal. Como le gustan a Alex que es zurdo. Como me gustan a mí que soy diestro.

Ahora, viendo los que he elegido, observo sorprendido que son siete los  temas que he elegido. Y me pregunto…Cual de ellos he de quitar? Ninguno!!!  Siete  son y siete estarán!!

Antes de nada, y para poneros en situación, voy a mostraros un video con uno de sus creaciones; y después de este trabajo, la recopilación de sus letras que yo, tan gustosamente he seleccionado.

Estas son. Que las disfrutéis.

***

 

#01  EL ÚLTIMO TESTIGO

 

Tu nuca era el  lienzo donde  nunca pinte nada

No te quise solo aprendí a vivir contigo

La voz de la conciencia se quebró  por un segundo

Y  acabamos como dos desconocidos

Sembramos el silencio de ironías

Y de suspiros los abrazos del olvido

Tenías la manía de la victima elegante

El fino martilleo de la duda

Creímos que el sudor cicatrizaba el cardenal del corazón

Ahí tienes tu error y mi razón

Tuvimos entre  manos un futuro

Que se quedó presente en el pasado

Y quíen pudo ser el último testigo

De un amor condenado al mal vivir

Sin sentir que el orgullo es enemigo de todo

Lo que no sea subsistir contigo

 

***

 

# 02 NO TENEMOS SOLUCIÓN 

Tengo acostumbrado el corazón

A empeñarlo por un rato dentro de una habitación

Luego llegan los quebrantos los acordes y el papel

Es vivir con el alma del revés

No deje a una camarera sin referencia torera

Ni a ninguna bailarina le faltó su Rock&Roll

Escribir para vivir o vivir para escribir

Masoquismo musical que hay que asumir

No tenemos solución solo emoción

Seguiré perdiendo el tiempo robándote el corazón

Y después cuando lo pierda te dedico una canción

Sin más rencor que agradecer la inspiración

Me muevo por impulsos y es normal que pierda el pulsó

Con la primera sonrisa que me dan

Las cabecitas locas y el andar de boca en boca

Bendita compañia en soledad!!

***

 

 # 03 PRINCESITA 

 

Reinventando el sálvese quien quiera

Tire por la ventana del olvido

La vajilla donde se sirvió fría

La sopa boba que comí contigo

Cambia ya el papel de muñequita rota

Que tira besos y esconde la mano

De jugar a la ruleta rusa con la excusa

De que tu  alma la carga el diablo

Princesita lo que se da no quita

El príncipe azul ya no te necesita

En el palacio del asiento de atrás

Ahora resuena

No, no, no, nena no,no,no, te quiero!

Los daños colaterales son pecados veniales

Solución a golpe de llantina

Tan claro lo tienes que no sabes lo que quieres

No escarmiento de musas a medida

Quien tenga un corazón que se lo cuide

De amores de kilometro cero

Caricias de reestreno y besos por acordes

En las camas no hay seguros a terceros

 

***

 

# 04 PERDER O GANAR

Sabias tonterías después de un mal día

En que las ganas de soñarte me flaquean

Pierdo la cordura sin perder la compostura

Eso de llamarte es mala idea

Y surgen pensamientos de arrepentimiento

Castigado sin postre en la escalera

Otra vez pidiendo explicaciones al destino

De las que duelen de verdad, de las que no regresaran

Total ganar o perder

Es provocar al destino cruel de una forma singular

Total perder o ganar

Es una forma de ver particular

Pague los platos rotos del oficio

De abrigarme cada noche en las aceras

Tú esperabas más de lo que era

No se hicieron para mí los sacrificios

Y surgen pensamientos de arrepentimiento

Castigado sin postre en la escalera

Otra vez pidiendo explicaciones al destino

De las que duelen de verdad

De las que no regresaran

 

***

 

# 05 MIRAFLORES 110

Subimos las escaleras como enredaderas

Y en el descansillo me bajo a tu altar

Bajamos las persianas contra las pupilas

Paladares amargos, visa  y minibar.

Lo hacemos en el suelo o contra la pared

Ve llamando a tu amigo

Miraflores 110

Me encanta despertar con sabor a cerveza  y muerto el corazón

Y un chupito de sonrisa, cómplice y sumisa

Con  una señorita  tan loca como yo

Disfrutando  del  Sexo, droga  y Rock&Roll

Narices a la máxima potencia. con  urgencia llama

Miraflores 110, Miraflores 110

Espejito, espejito, ¿ Quién es el más maldito?

Mordiendo la manzana con mi femme fatale

Tacones de aguja que remiendan penas,

Madrugar es no dormir pensando en despertar

Lo hacemos en la cama del que paga las facturas

Que locura!

Miraflores 110, Miraflores 110

 

***

 

# 06 SI TE DIGO LA VERDAD

( Bolero Lechal)

Ahora que vuelvo al mercado

Después de habernos  dejado

Yo por ti y tu por mi

El sentimiento dorado

Resultó ser un pasado

Siempre teñido de gris

Aunque tuve buena esgrima

Para defender  mi esquina

A golpes de honestidad

Salvados por la campanas

Ni yo  pierdo , ni tu  ganas

Si te digo la verdad

Ahora que en cada maleta

Que el recibidor recibe

Amontonando el rencor

Solo me queda un mensaje

Que me grita buen viaje

Dentro del contestador

Ni doy mi brazo a torcer

Ni voy a perder la fé

Ni dejaré el rock and roll

Si  no lo digo reviento

Por no sentir es que ni siento

Que te vayas corazón

 

***

 

# 07 HE PECADO DE PENSAMIENTO.

He pecado de pensamiento,obra y emoción

Por besar, he besado hasta la lona,

El saludo hace tiempo que ya me retiró

El tipo del espejo no perdona.

Esperando en capilla, abandoné a la cuadrilla,

A la muerte la he engañado en mas de una extrema unción

No conozco la rutina pues me falta sacrificio

Y de Fabrizzio presumo cuando tengo la ocasión

Nunca de vuelta he venido, eso es para los viejos,

Yo me juego mi pellejo en cada paso que doy,

Ahora tengo la experiencia y me sobran los consuelos,

tengo alma de tanguero pero canto rock and roll

No tengo un pelo de tonto y no me paso de listo

Tengo fe en ciertos principios, y me creo la mitad

Soy libre cuando yo quiero, pero nunca me resisto

A la que sude conmigo, conjugando el verbo amar

Adictos al La mayor, al callejón y a nuestro oficio

En 4×4 nos late el corazón y a pie de barra nos encontraras

SOMOS TUS VICIOS

Adictos al La mayor, al callejón y algunos vicios (caros)

Somos lo mas granado de todo lo peor.

 

***

 

* Las imagenes que ilustran esta entrada,  son obra del artista Stanislav Plutenko.

…///…

A %d blogueros les gusta esto: