LUIS CENTENO. AMIGO DEL ALMA

luis-cervantes

LUIS CENTENO. AMIGO DEL ALMA

 Te veré, amigo mío, en este día;
y te daré mi mirada y mi sonrisa.

 (Luis Centeno)

Ayer, mi amigo más querido, Luis Centeno, cumplió la provecta de sesenta años. Puedo afirmar, lleno de alegría y de contento, que llevamos lado a lado un setenta y pico por ciento de nuestras existencias. Acompañándole fiel y lealmente. Él a mí.

Por la mañana recibí una llamada de otro propio, el Afilado hermano, indicándome la intención de celebrar una cena sorpresa para festejar tan redonda cifra y para proponerme –como asistente especial no consanguíneo junto al Marmolejo Cristóbal– el unirme a dicho evento.

Inmediatamente, cómo es de suponer, acepté la invitación del puntiagudo amigo. Un privilegio que supuso para mí y para mi santa esposa. El honor de pertenecer como miembro de número y reconocido en la familia Centeno, no es el producto baladí de un momento o de una situación puntual. Es el resultado de más de cuarenta años de cariño, respeto, deferencia y consideración mutua. Eso del setenta y pico por ciento que indicaba al principio de este escrito.

Y fuimos, y nos reunimos. Toda la familia más cercana. Los hijos del que cumplía, los hermanos, sus respectivos caimanes y caimanas y, además, Nini, Cristóbal y yo, ya os digo, como invitados de excepción.

img-20161004-wa0008

Hoy, antes de escribir estas letras, he hablado por teléfono con Maribel (una de las oficiales) y me han llegado al corazón estas palabras “Sí, Alvarito. Anoche lo pasamos genial. No podía ser menos si estábamos con Luis, sus hijos, sus hermanos y sus dos amigos del alma. A Luis, tú ya lo sabes, lo quiere mucha gente; tiene multitud de amigos incondicionales, pero Cristóbal y tú, sois sus amigos del alma”.

Amigos del alma. Suena bien, sí señor. Amigos del alma.

14556070_1203701636352619_1868485649_n

Yo creo que no es sólo la fidelidad demostrada por ambos durante estas décadas. No es sólo el cariño exacerbado que nos profesamos ni la multitud de momentos que hemos disfrutado juntos. Las mil y una situaciones inolvidables que llevamos en nuestra faltriquera de las experiencias. Es toda una vida juntos. Luis para mí simboliza la perfecta descripción de la amistad. Esa cualidad –a la amistad me refiero– que se ejerce y se hace fuerte cada año que pasa a base de instantes almacenados en el corazón y la memoria y que nunca se ve afectada por la lejanía ni por la ausencia. Tampoco –es sano que las haya– por el conjunto de nuestras discrepancias. Luis y yo siempre hemos compartido nuestro favor a eso de “El aval de la confianza”. Ese que te anima a ser amigo de quien lo es nuestro por separado, y eso, nos ha llevado a componer una caterva común de amigos difícilmente igualable.  Una queridísima banda muy difícilmente repetible.

Luis alcanzó ayer la provecta de los sesenta. Y yo, seguiré perpetuamente a su lado. Fiel y lealmente. Al menos –si es que la vida nos lo permite– otros treinta y tantos que ya será una buena fecha para transformarse en humo. Hasta entonces, quiero seguir frecuentando con él esos cutres bares de aluminio, que tanto nos gustan, para seguir envolviendo (siempre) con risas y recuerdos, nuestras palabras sin sentido.

Te quiero, amigo mío, te quiero. Tú lo sabes.

wrthrts

Anuncios

EL MISERABLE Y LAS DOS EFEMÉRIDES

tiziano-vecellio-titian-cain-and-abel-c-1542-44-oil-on-canvas-1362175578_b

“Una familia sin una oveja negra no es una familia típica.”
Heinrich Böll

A modo de exordio:

Tengo que dar las muchas gracias a mis amigos. A todos mis queridos amigos, porque ellos, tan sólo ellos, han sabido ampararme –y consolarme– en unos momentos difíciles y penosos absolutamente indeseados por mí. Amigos que han representado un bálsamo, que ni por asomo, algún miserable vendido al calor artificial del afecto interesado, y perteneciente a mi familia más directa, ha sido capaz de proporcionarme.

En estos raros tiempos –de los que afortunadamente ahora, estoy empezando a recuperarme, no sin esfuerzo– me he dado cuenta de lo que valen un montón de abrazos desinteresados, lo que representa una multitud de besos sinceros, de palabras de comprensión; de golpes de ánimo sin pretensión alguna y de incontables momentos felices disfrutados y compartidos. Todo eso, proporcionado por los amigos verdaderos; todo eso, regalado por las personas que me han demostrado, lo que siempre supe, en contraposición a un infame que, por eso de la casualidad, comparte ese caudal rojo –a veces, demasiado ponderado y enaltecido– que recorre los caminos azules de nuestras venas.

Dejo atrás por fortuna, esa sensación de retorcimiento sañudo que me lleva acompañando un cierto tiempo, y paso página definitivamente PARA SIEMPRE a ese periodo de desafecto, desilusión y decepción; deseando, a los actores que alguna vez ocuparon parte de mi vida, que ésta (la suya propia) les pague implacable y lacerantemente tal y cómo se lo han ganado. Con una mala existencia. Con un mal final de merecidos remordimientos. Porque, ya te digo, se lo han ganado meritoriamente.

Dicho lo cual, vayamos a la parte agradable de esta historia. Pido disculpas, por lo antedicho, pero era completamente necesario para, en comparación, enaltecer la figura de estos que ahora vienen. Asi qué… ¡Basura fuera! Bienvenidos a la realidad más última. ¡Fuera caballo!

IMG-20151108-WA0172

LAS DOS EFEMÉRIDES

“Los amigos no son ni muchos ni pocos, sino los suficientes.”
Hugo von Hofmannsthal

“Amigos. Nadie más. El resto es selva”.
Jorge Guillén

Tiene ya asumida y adjudicada, mi muy querido amigo Ángel Céspedes, la espléndida costumbre (ya es tradición imperecedera) de soltar lastre de su cartera –a casi finales de cada año– y haciendo un inusual ejercicio de generosidad, darle la licencia definitiva a unos cuantos bastantes billetes de color verde (y algún que otro amarillo) para celebrar su cumpleaños con nosotros al más alto nivel.

IMG-20151108-WA0041

¿Y cuál es el más alto nivel, se preguntarán Uds.? Pues consiste en pagarse una siempre fantástica casa rural –para al menos dieciocho de sus amigos irrenunciables– y celebrar mediante mariscada el primer día, y barbacoa el segundo (amén de todo lo que sea susceptible de tragar) el aniversario de su nacimiento. Su cumpleaños que le llama el vulgo.

IMG-20151107-WA0012

Dicha celebración no es fácil de organizar, pues son muchos los instrumentos y demás elementos musicales a desplazar. Muchos son también, los sistemas electrónicos e informáticos que nos permitirán bailar hasta el cansancio más absoluto y el final de la noche. Mucha la contribución al sostenimiento del planeta mediante las operaciones de reciclaje en forma del depósito adecuado de cientos de latas vacías y de docenas de botellas de vidrio agotadas; nuestras fiestas son absolutamente ecológicas. Verdes. Muy verdes que son.

IMG-20151109-WA0014

Angelín, siempre nos procura unas casas geniales, ya lo he dicho; casoplones con enormes salones que nos permiten la danza y el zascandileo con absoluta comodidad. Con estancias enormemente acogedoras; jardines y terrazas. Piscinas que no se usan por la época en que se celebran y entornos fascinantes e incomparables.

IMG-20151108-WA0102

También él se ocupa de la impedimenta; es decir, se ocupa de pantagruélicos y reparadores desayunos (mi ingesta diaria favorita) de todos los aperitivos (jamón y queso incluidos) foies, mantequillas, panes de todas clases, frutas, verduras, embutidos… En fin, no me extiendo más: de TODO, absolutamente TODO. Nosotros, sólo aportamos los espirituosos particulares.

IMG-20151108-WA0165

Pero lo mejor, lo mejor de todo, es el grupo. Un grupo –al segundo día ya somos cuasi treinta– que es ciertamente incombustible. Una comunidad que interpreta un repertorio inacabable de música y canciones. Que pergeña una sarta infinita de ocurrencias ingeniosas, chispeantes e inteligentes. Humor absurdo de alta cualificación. En resumidas cuentas: Una retahíla insuperable de anécdotas e historias compartidas, que los no habituales, no llegan a creerse del todo por lo surrealistas que son.

IMG-20151108-WA0019

Este año, han coincidido el día 6 de Noviembre dos efemérides, el cumpleaños y la jubilación de Ángel y la celebración ha sido doblemente festejada.

Observarán Uds. que este post –al contrario que el del año pasado– no ha sido un relato detallado de situaciones vividas –aunque hayan sido docenas las producidas– No hay personificación en ninguno de los intervinientes; todos son reseñables. Esta entrada es una nota de agradecimiento colectivo a todos mis amigos (en especial al homenajeado, que sí lo personifico) a todas esas personas que me han procurado unos día de divertimento y un oasis de paz –que diría el poeta Paco Cumpián– en un atravesado y olvidado ya desierto de vileza e iniquidad.

Gracias a todos!!!

IMG-20151108-WA0045

Nota Bene: Una sola licencia me permito: Rubia! Mi cumpleaños es en Agosto!

IMG-20151108-WA0032

***

CUMPLEAAAÑOS FÉLIIISSS (II)

P1200170

CUMPLEAAAÑOS FÉLIIISSS (II)

CAPÍTULO II.

EL DESAYUNO, EL “PERITIVO”, LA COMIDA Y LA CELEBRACIÓN.

“Tres días hay en el año que se llenan bien la panza,
el santo, el cumpleaños y el día de la matanza.”
(Anónimo)

EL DESAYUNO PANTAGRUÉLICO.

La noche, apaciblemente, había pasado. Nada de lo que arrepentirse sino de haber encontrado los tres clavos de Cristo. Los mismos que tenía clavados en mi cabeza. En el salón de abajo, no se oía ningún Brno! por lo que se podía inferir que el Shati Sheco, aún estaba empiltrado. Rumores sí que se oían. Rumores de los que –cobarde y cagonamente–, se habían acostado antes de que el gallo cantase cuatro veces las en punto después de las doce..

Decidí bajar, más que nada porque no tenía el paracetamol a mano y eso era una circunstancia, que por causas que no vienen al caso, no me podía permitir. Así que me calcé las Crocs con borreguito, me lavé la cara como los gatos, y me bajé al salón cómo los perros, para ver si me comía –por la noche no había ingerido nada sólido– algo que me ayudase a pasar el quinario estomacal.

En la enorme mesa del salón, Girilín había dispuesto todo un plantel de manjares que aún todavía no había yo apreciado estando como estaba ocupado en la tarea de procurar meterme entre pecho y espalda un par de vasos de leche preparando mi estómago para lo que se acercaba. Girilín, subrepticio, furtivo y sigiloso como es, me atacó por detrás elogiando y encomiándome ¡date cuén! la utilidad de las bolsas de basura que había traído para las papeleras de los cuartos de baño… Las bolsas? Las bolsas están de pùuuta madreee… me decía.

DSCN6017

Yo quería morirme por culpa de esa mezcla torturadora e insoportable que produce la conversación matinal y que provoca la bajada de azúcar y la subida de tensión arterial. Ese oleaje en retroceso que el cuerpo, vengativamente, te procura cuando has tratado de envenenarlo a base de ron dominicano y de whisky de edad madura. Ante la insistencia del Agente de Bolsa, no tuve más remedio que acompañarlo hasta el cuarto de baño para contemplar ensimismado – por su utilidad, rendimiento y belleza plástica– cómo unas bolsas desproporcionadamente grandes cubrían unas papeleras inserviblemente pequeñas.

Comenzó la gente a bajar tal si fuese una cabalgata de Halloween. Me deshice como pude de Girilín, y me fui hacia la mesa con una copa de borgoña llena hasta arriba de leche fría.Un enorme repertorio de viandas me esperaba allí. Foie gras Bolado de ese que ya no se encuentra sino en el almacén de coloniales secreto de Girilín. Jamón de York y demás embutidos exclusivos de Ultramarinos Zoilo. Lomo en manteca traído directamente de la ex República Checa. Chorizos de Archidona (donados por Merca y Donna) diversas mantequillas, zurrapas y mermeladas en porciones individuales. Zumos de naranjas naturales recién exprimidos…. en fin. Después de una meditada selección de todo eso y tres cafés con leche, me sentí con ánimo y fuerza cómo para subir las escaleras pausadamente y, tras reflexionar un instante, volver a acostarme.

P1200146

A lo lejos, en lontananza, perdido por esas escaleras que varias veces nos subieron al cielo, se oyó un Brno! Shati baja; rompe la baraja!

EL “PERITIVO” Y LA COMIDA INTERMINABLES

El inefable Mohamed –que Alá confunda a él y a su tormento picante– había preparado (y deshuesado) la noche anterior tres patas de cordero para convertirlas en pinchitos. A estos, les habíamos mezclado (me meto yo porque ayudé, con ánimo de aprender el secreto de las especias) éstas más la pertinente cebolla y el perejil muy picado, la sal y el aceite de oliva. Así que cuando bajé –ingenuamente, y para ayudar– me ofrecí voluntario para pinchar la carne, y haciéndome de un Seven Up reparador, con la ayuda final de Placi “el de la Pepa” me puse manos a la pringue. A pesar de los reiterados lavados de mano; A pesar de las duchas abrasadoras; a pesar de los pesares, no hubo forma de quitarme el amarillo de las uñas que me había regalado la puta cúrcuma del demonio.

P1200173

Preparé el Bloody Mary y me tomé dos o tres no fuésemos a pollillas.

 

En la terraza de afuera. Las terrazaaas????? Las terrazas están de puuuta madreee, les decía Girilín a las Anacondas que estaban –como buenas ofidias– reposadas al sol. Libando Cervezas y solicitando carnada: Aceitunas rellenas, patatas, Mascarpone con nueces… todo se le ofrecía al mujerío imperante no fuesen a rebelarse y a darnos el día.

DSCN6014

El “Peritivo” no se sabe cómo, dio paso a la pinchitada. Los pinchitos (picantes cómo sus muertos) le hicieron el paseíllo a los costillares; estos precedieron a las morcillas de arroz y a los chorizos criollos; llegó la Familia Sheeeeé! Con la porra y los huevos duros. El caldito de pintarroja nos confortó y las alitas de pollo –por su innata cualidad– se fueron volando en un plís plás. Llegaron los Solo un Momento. Más de todo otra vez. Y al rato, oh! adobado apóstol de Santidad, nos fuimos hacia el salón para dar inicio a la dulce celebración del natalicio del financiador.

P1200176

Una infernal lluvia de glucosa, cayó sobre la mesa; Una Palmera gigante de chocolate blanco y Ferrero Rocher con la inscripción “Muchas Felicidades Angelín” abrió la muestra. Una Torta Loca, también gigante. Una torta de especias (una delicia) hecha por Kuky. Dos tartas de queso elaboradas por Pepa “La del Placi” y no se sacó el flan que había hecho mi Santa, porque se lo habían comido los golosos, la noche anterior.

La Grande Bouffe. Marco Ferreri 1973.

LA CELEBRACIÓN DEL CUMPLEAÑOS

Besos y abrazos. Himnos festivos alegóricos al evento (malditos payasos de la tele) Plácemes (el de la Pepa) y cumplidos. Mimos y lisonjas. Entrega del regalo al homenajeado y de la tarjeta de felicitación. Lagrimilla incipiente y discurso breve, conciso y lacónico (con grelos) del agasajado, que entre aplausos y ovaciones, saludaba al respetable que ya estaba loco por dejarse de chalaurítas y empezar la sesión de chupitos y guitarreos varios. Ámonosquenosvamos!

P1200206

En cualquiera de nuestros festejos, si se da la circunstancia de que haya una alta concentración de integrantes de la familia Cumpián y adláteres (todos lo somos en realidad) cualquier festejo, digo, se transforma en una muestra artística sin parangón. La música se hace polifónica y el baile se transforma en danza. Y así entre estas dos disciplinas, entre canciones y letras, se pasa la tarde festejando al amigo. Tíran ellos de temas propios, Placi (el de la Pepa) de un inacabable repertorio; tíra Father de Dylan y de temas acústicos y armónicas; Tíra Matarífé de Alhaurín de Cat Stevens y Simon y Garfunkel; tíran las chicas de la Agrupación de Coros y Danzas. Y todo eso junto, debidamente mezclado y aliñado, conforma una fiesta imborrable y divertidísima.

P1200208

La tarde se hace noche. La Partida de Continental se hace larguísima por mor de la Maripaz, que no sabe jugar y solicita la eficaz ayuda de Shati y Girilín; y gracias a eso, a la interminabilidad, las carcajadas son incontenibles. La tarde se hace noche. Y el jamón se torna en hueso. Los pinchos que sobran se hacen en la chimenea y todos ya listos para la apoteosis final. Los recitales de armónicas y de guitarras no paran; la guitarras eléctricas rompen el chillerío, y las Anacondas, reptan al son de la música. Un karaoke infernal de desafines varios hace huir a los posibles lobos que pudiesen acechar la hacienda. Y el Father, esta noche, también cobarde y cagonamente se retira a sus aposentos con boca culopollo; mientras, los demás, se quedan –ahogándose en un mar de risas– jugando a las películas.

P1200218

A eso de las dos de la mañana, un grupo de ofidias, a los pies de la ventana me cantan el himno tunero “Alvarito de mi corazón” estas, son recompensadas con una impetuosa lluvia de agua mineral que provoca la desbandada general. Muere el último chacal fiestero y el silencio reparador se apodera de la casa. Ha llegado el sueño.

P1200178

LA DESPEDIDA

La mañana siguiente, transcurre –en términos generales– de la misma manera que la anterior. Desayuno pantagruélico y recogida de cosas. Reparto de sobras y carga de coches. Cervezas de despedida y vuelta al domicilio habitual. Fin del evento.

Quiero agradecer a Ángel, no solo el tema pecuniario –que también– sino el habernos proporcionado una fiesta inolvidable. Una celebración donde la discusión, la controversia y el altercado no estuvieron invitados. Un festejo cuya principal característica fue el derroche y la largueza de buen rollo. Una especie de congregación generosa de buenos amigos que, con la excusa del cumpleaños de Angelín, nos hemos reunido de nuevo para divertirnos y regocijarnos con la compañía del uno y del otro. Volveremos a hacerlo. No se crean Uds. que vamos a tardar mucho. Eso, se los aseguro yo.

Cumpleaaañosss Féliiisss!!!! En Málaga Circa Noviembre 2014.

***

P1200194

CUMPLEAAAÑOS FÉLIIISSS!!

DSCN6046

CUMPLEAAAÑOS FÉLIIISSS!!

CAPÍTULO I.

EL PRÓLOGO, LA PREPARACIÓN Y LA LLEGADA

Tengo en la bandeja de mi servidor de correo electrónico, entre otros, elaborados tres grupos bien diferenciados de contactos; son los llamados “Amigos”, “Grupo Centro” y “Tuna de Económicas”. Cada uno de estos contactos está felizmente acomodado en su casa virtual y el administrador del sitio, es decir yo, en la de todos. Cómo Dios. Claro está que esa división, por afectos y circunstancias, no quita que los integrantes de algunos de estos espacios, sean comunes. Que algunos de ellos formen parte –en mi aprecio y en mi consideración– a los tres grupos a la vez. Aunque solo a uno de ellos en mi Hotmail; para no liarme yo, para no liarlos a ellos.

Tres grupos de amigos. Tres ambientes dispares. Tres atmósferas distintas. Algún que otro centenar de diversas maneras de entender la vida. De vivirla. De disfrutarla. De amarla.

P1200166

Los amigos son esos organismos vivos multicelulares que –a pesar de irritarte muy mucho, a veces, con su forma de ser– son entes indispensables, esenciales y necesarios para que tu vida tenga la cualidad de la imprescindible complacencia, de la alegría y, por fin, del contento. Lo que se llama una vida distraída y placentera. Esto, que os estoy diciendo ahora, (lo de que la amistad es un tesoro… y tal y cual) les sonará a algunos muy afectado y cercano a lo almibarado, y a lo empalagoso. Lo sé. Sé todo eso que estáis pensando ahora mismo… La exaltación de la amistad post celebración del maharón éste! Pero como todo lo que cuento es verdad, y me siento muy agradecido por ello, tengo que comunicaros que dicho pensamiento me transpira los testículos y me importa tres dosis de producto lácteo pasteurizado. Traduzco: Que me suda los cohoness y me importa tres leches. Porque a los cabales…los quiero.

LOS AMIGOS.

DSCN6071

Este fin de semana, nos hemos reunido –en perfecta comunión– entre quince y veinte amigos con la excusa de celebrar el cumpleaños de uno de los ilustres del “Grupo Centro” Nuestro bien amado Ángel Céspedes; Girilín en este sitio.

Girilín ha preparado muy concienzudamente un fin de semana, difícilmente olvidable, para una selección de entre todos sus notables. Nada ha faltado en la casa del Señor. De entrada el alojamiento. Tres casas, en el Parque de Los Montes de Málaga magníficamente montadas. Con gusto y absolutamente pertrechadas de todo lo necesario para que el que las habite, no sufra la más mínima molestia en cuanto a imprevistos. Aunque imprevistos, lo que se dice imprevistos, estos han brillado por su ausencia. Lo que yo te diga.

Ángel en un inesperado ataque de demencia generosa –provocado seguramente por la edad provecta que cumplía– propuso al grupo de íntimos el financiar una celebración en la cual él correría con los gastos de alojamiento y con los de toda la comida que se pudiese ingerir que habría de ser mucha. Tan sólo dejaría a nuestro cargo lo concerniente a la ingesta de cervezas y alcoholes de alta graduación. Un desembolso– el del alcohol– imposible de asumir por una sola persona que no estuviese dispuesta al suicidio económico.

DSCN6036

La posibilidad de reunirnos junto a una barbacoa y del fiestón que se preveía y avecinaba nos animó a complementar al día completo de la celebración con otro más, ya este apoquinado por cada cual. Así pues, se decidió que fueran dos noches las que permaneceríamos recluidos en el paraíso.

1241119769

VIERNES 14 DE NOVIEMBRE DE 2014.

Ángel se había puesto las pilas absolutamente; de una manera tal, que nos tenía implicados a casi todo quisqui; A Shati de Brno (llamado así por su uso continuado de la lengua checa y porque en el primer y último chupito, siempre emite su personal exclamación aludiendo a la famosa ciudad eslovaca de Brno!) con su afamado lomo en manteca. A Placi “el de la Pepa” que fue el encargado de la impedimenta cárnica y la elaboración tortillera; y al reconocido sicario alhaurino Matarifé de Triana que fue el encargado de comprar y de cortar el jamón. Las chicas se encargaron de la sección de pastelería-confitería y a nuestro querido Mohamed, se le nombró Maestro Carnicero, Guardián del Fuego y Jefe de especias insoportablemente picantes. Que Alá lo confunda!

P1200147

Lola nos regaló un inconmensurable Caldillo de Pintarroja y Candela una porra con los huevos duros inigualable (y no me refiero a Ernesto). Este Father Gorgonzola preparó –para apercibir y controlar resacas indeseadas– su afamado y reparador Bloody Mary. No sigo porque si no esto sería un no acabar; solo indicar que la enorme empatía y la generosidad en la realización de tareas comunes ha sido cuanto menos, singular y sobresaliente. Que todo el mundo se ha enrrollado, vamos.

2

Una niebla tan espesa como peligrosa nos acompaña hasta la Venta Galwey –(pronúnciese Garvei) para –una vez reunidos– bajar por un intricado y larguísimo camino a las magnificas casas que teníamos reservadas. El jolgorio fue el denominador común de esa tarde–noche. Girilín, gozoso y alborozado (cómo los filetes empanados) nos mostraba puntillosa e ilusionadamente la casa y todos sus recovecos. La casa? La casa está de puuuta madre! nos decía: La cocina! Y nos mostraba una habitación llena de electrodomésticos con barra y fregadero que todos intuiamos podría ser la cocina. El Salón! Comentaba emocionado en suponiendo nuestra sorpresa: y nos señalaba una enorme habitación con una mesa de camilla gigante, y sillas alrededor; televisión de pantalla plana y tresillos frente a la chimenea, que todos intuíamos que podría ser el salón El Cuarto de Baño! Y admirábamos sobrecogidos las piezas de loza blanca e impoluta que en breve iban a ser mancilladas con restos de comida transformados en elaborados surullos de materia orgánica desechable. Los llamados mohones. O Marró Glasé debidos al frío imperante. Todos, naturalmente, intuíamos que podría ser el Cuarto de Baño. Sobre todo, ya te digo, por el detalle del inodoro y la ducha.

photo-07b

Y ahora – continuaba Girilín tremendamente emocionado– Vamos para arriba!!! La casa? La casa está de puuuta madre! Nos volvía a decir. Nos informaba verazmente. Un dormitorio! Y nos guiñaba un ojo enseñándonos una habitación con camas y armarios. Y todos, ya con un cashondeo increíble, intuíamos que podría ser uno de los nueve dormitorios de los que disponíamos.! Así que volvíamos a mirar dentro exclamando todos un Oooohhhhh al unísono. Y otro!!!… este con cuna, para Ernesto!!! Y así con las tres casas. Oooohhhh…. volvíamos a repetir.

Vamos fuera!!!! La casa? La casa está de puuuta madre! Mirad que terraza!!!! Mirad que Barbacoas..Tres!!!! La casa? La casa está de puuuta madre! Volvía a repetir. Oooohhhh…. Repetíamos nosotros..

1
Tengo que reconocer que la casa estaba de puuuuta madre. Y que una vez descargado todo el alijo de comida, de bebidas, de equipajes, una vez instalados en nuestras habitaciones y preparados para lo que había de venir, puedo asegurar que nos sentíamos verdaderamente felices. Sacamos amplificadores, micrófonos, guitarras… alguna docena de latas de cerveza y varios vasos de chupitos, para, ya elegantemente embutidos en nuestros chándales de Decatlhón, dimos la orden de salida al compás de un Cumpleaaañoss féeelisss que nos recordaba el para qué estábamos allí.

P1200177

La casa? La casa está de puuuta madre! volvía a decir Girilín a algún incauto que se le ponía a tiro. El primer Brno! sonó entre los madroños que rodeaban las terrazas de las casas. Y así, de esa manera, bajo la luz de la luna y al compás de la música que proporcionaba el aleteo de las hojas de los falsos algarrobos, empezó la celebración…

Continuará…

P1200186

VÁMONOS DE BODORRIO!!!

680282_640px1

VÁMONOS DE BODORRIO!!

Los tiempos, mirusté! es que cambian -cómo mi amiga Mar Maripili- lo que se dice, una barbaridad! Y con los estos que corren, los enlaces matrimoniales, han experimentado un cambio desde mi época, tan notable como exagerado. Drástica y contundentemente Una barbaridad, ya te digo.

Bastante antes de mis tiempos, verán Uds., la boda era el resultado final, feliz y exultante, de unos largos años de noviazgo donde se afianzaban el cariño, el afecto y la querencia entre dos personas por medio del conocimiento mutuo y de la convivencia a tiempo parcial. Fueraparte claro está -porque a todos gusta el respirar y los placeres terrenales y mundanos- del magreo controlado, púdico y moderablemente casto que conllevaba toda relación medianamente carnal que se precie. Dolor de huevos incluido.

 9141808-wedding-bouquet-with-gold-wedding-rings-on-white-background

El paso por la vicaría era pues el final meditado, anhelado y previsto. Finamente planeado y contemplando, como tiene que ser, todos los pormenores y coyunturas posibles e imprevistas en la celebración del dichoso evento. Si no había “bartola” por medio, claro está;  en cuyo caso, la organización se aceleraba muy notablemente. Y se ocultaba dicha coyuntura de forma tan rápida, apresurada y nerviosa, como secreta y sigilosamente. Un poco de tapadillo; que la niña es más virgen que nadie!

 Pero eran las aquellas celebraciones de boda, al fin y al cabo, ceremonias que seguían unos modestos cánones establecidos en las que nada se salía de lo previsto y que se ceñían a las normas establecidas en el libro de las costumbres de la época. Ya se sabía donde uno se metía; y se asumía, resignadamente en casos, la intemerata de lo que se le venía encima.

 Hoy no. Para nada que no. El tema del casorio se ha transformado en una lucha sin cuartel -entre parejas de la misma panda- para ver quien alcanza la más altas cotas de originalidad, innovación y extravagancia; y por consiguiente, de inasumible dispendio económico. Inasumible dispendio económico, porque que no saben Uds. -o sí- hasta donde puede llegar el inescrutable mundo de las apariencias y el boato de mediopelo.

 wedding-photo

Hasta poco antes de mis tiempos, sigo contando, los enlaces matrimoniales constaban de una bonita ceremonia religiosa celebrada por cura amigo gorrón con apenas celebración: Una copa de champán con tarta, o una restringida comida para los familiares más cercanos y para el cura amigo gorrón. Estos, los familiares y, a veces, los invitados más elegidos, correspondían con regalos seleccionados en los comercios mas granados de la ciudad; las llamadas Listas de Boda. Listas de Bodas que el Corte Inglés -con la implantación de la lista ficticia, virtual y permutable- se ha encargado de desbaratar y desterrar para siempre.

Antes, el regalo era doblemente feliz y útil; para los regaladores y para los regalados.

 Con la favorable circunstancia de que los regaladores, obsequiaban acorde con su cercanía familiar, presupuesto económico, amistad hacia los contrayentes o, en su caso, grado de compromiso. Y es más, se podía expresar el buen o mal gusto de cada cual dependiendo del regalo elegido. Hoy, sólo se trata de transferir al frío mundo del ciberespacio, cierta cantidad de dinero a una cuenta bancaria con alma intangible de veinte dígitos y corazón de vil metal.

 1-11

Así, de esa manera, antes, los invitados se ponían elegantes -las mujeres, sus mejores galas de siempre y el hombre su también sempiterna chaqueta- y allá que se iban todos a  celebrar la boda y Santas Pascuas. Y rapidito, que había que dormir la mona de la despedida de soltero de la noche anterior. Despedidas de soltera… ni por asomo!

 Hoy…no! Hoy no es para nada así!

 Hoy…son dos las circunstancia que acontecen y que nada tienen que ver la una con la otra: La competición -normalmente incruenta, pero tampoco siempre- entre parejas de la misma especie y el pastón dispensado por cada una de las partes. Por parte de los novios, de las familias de los contrayentes, de los invitados…de todo quisqui. El cura amigo gorrón, por principios eclesiásticos, no se rasca el bolsillo, cágondioss. Aquí, hoy en día, acudir a una boda, se torna irremediablemente, en un problema manifiestamente incomodo y oneroso. Muy muy oneroso.

 Dependiendo del segmento de población al que se pertenezca, se puede, en el caso de los machos, ir desde el muy elegante  y distinguido chaqué, al floriturado traje de encajes con rotura de camisa fina en el caso de la etnia gitana. Las novias desde el escote palabra de honor y carita de conejillo retraído  -en el caso de simpatizantas del PP- hasta el más imponente estilo “Recocó Lolailo” en la antes citada etnia gitana neocalé.

 bodas689611328092698

Las mujeres, hoy día, al margen de las temperaturas y de las circunstancias, siempre irán a la última moda. Vestidas acordes a lo que el último momento los modistos de turno imponen. Vistoria y Chumino, David el del Fín o DoñaTela Enelchásis.

 La boda, hoy por hoy, no sólo se ciñe  a la ceremonia religiosa o civil, sino también a determinados detalles, en el ágape y posterior banquete, que darán fe y certificarán el tronío, la alcurnia y la posición social de las familias desposadas.

 Largo y tortuoso es el camino de los detalles del bodorrio. Yo he acudido a bodas excelsas -donde al margen de la familia más entrañable y más mía- he llegado a un sitio precioso, he sido recibido por un escanciador de vino que me ha ofrecido amablemente una copa de Jerez. Mientras tanto, un señor corta lonchas de jamón finas hasta la imposible transparencia. Que es cómo está bueno. Refrigerios mil.

 6187844573_30f229308a_o

Inacabable el surtido de canapés y aperitivos fríos. Otro tanto de calientes. Bandejas de sushi que son muy ponibles. Abanicos de regalo para damas y monsieures- que ya el abanico es unisex- biznagas olorosas para sólo las señoras. Comida pantagruélica que apenas se toca, pues con los aperitivos sobraba toda ingesta posterior. Se regalan zapatillas para que las damas se descalcen, pues ya se sabe lo doloridos que quedan los pinreles debido a los taconazos y/o los zapatos nuevos. Paquetitos de cinco cigarrillos rubios y/o puro de vitola media y anilla con los nombres del feliz y recién estrenado matrimonio para los hombres.

 Vals, orquesta y barra libre. Madrugada de bandejas de ibéricos, caldito del puchero reparador y molletito de pringá. Puesto de helados, carritos de Hot dogs!! Lo que yo te diga!!! carritos de Hot dogs!! Y mesas de dulces inacabables; paraísos de diabéticos son. Churros de por la mañana. Con chocolate espeso, claro está, como debe de ser. Autobús para el traslado de beodos y mamados. Despedida y cierre.

 SUSHI

Gastos…gastos…Gastos… Un pastón.

Si a esto se le añade la última moda para la despedidas de soltera que se celebran o en Ibiza, en el mejor y más barato de los caso, o en lugar aún más lejano en el peor. Y si consideramos, también en el mejor y mas barato de los casos, el imprescindible, inevitable y ordinario viaje de Luna de Miel al saturado Caribe de marras con pulsera de “todo incluido”, esto, queridos míos, esto, no hay quien lo asuma económicamente. Un desastre para la hacienda de cada cual.

 En fin, lo que quiero decir que hoy el casarse -de ahí la enorme cantidad de hipotecas infladas que abruman a los jóvenes matrimonios- sale tan extremadamente caro, que más de un matrimonio hace aguas nada más salir de la iglesia bajo una peligrosa y resbaladiza lluvia de arroz. O de pétalos de rosas, valga el mariconerismo y la modernidad oinss.

 lluvia-petalos-ceremonia-boda-400x264

Empero, fíjense Uds. que no es a esto a lo que iba yo a referirme. Fíjense Uds. que no. Esto iba a referirse tan sólo a uno de los inevitables y perfectos complementos de las bodas que no es sino el reportaje de fotos en la playa. Y allá vamos, y se me perdone la extensión:

EL REPORTAJE DE FOTOS

EN LA PLAYA.

 images

Haberlos -fotógrafos fantásticos de reportajes de bodas- haylos. Quede claro.

Pero verán Uds. no entiendo ese afán que tienen estos artistas de la imagen en putear  -sobretodo al novio- en los reportajes posteriores a la boda. Porque durante la ceremonia religiosa, civil o festiva, todo transcurre de manera mas o menos normal, asumible y dentro de los cauces de los esperado. Lo malo, es cuando días después de la boda, o después del viajecito de marras al Caribe, quedan citados la parejita y el artista fotográfico -siempre en presencia de las suegras- en la playa del Balneario del Carmen en Pedregalejo (Málaga) pongamos por caso, para realizar el ultimo documento grafico del evento.

resizer.php

La apoteosis final. La cúspide del acontecimiento. Y, ahí sí, dar rienda suelta al desbordante arte e ingenio del artista iconoclasta y revolucionario de la fotografía moderna. El reportaje en la playa. On the Beach.

 sanibel-island-florida-wedding-planners2

Llegan los novios ataviados con sus trajes de boda -ya estrechos- a la playa; risueños, felices y cantarines. El fotógrafo, para darse más empaque, lleva a un nota (que no sabe ni donde ponerse) al lado, con una sombrilla forrada de papel de plata Albal que aporta y complementa la luz necesaria a la imagen resultante por los cohoness.

 La novia con risa forzada de fresca francachela y ánimo solipandi, avanza resuelta por la arena enfrentándose al objetivo. Faz y  melena al viento. Porque tú lo vales, Yomara del Rosario! Caminan los dos -novia y novio- descalzos y cogidos de la mano. Ella luciendo pedicura a la francesa y el arremangado como si de un avezado marengo y/o carpintero de ribera se tratase. Suena en la mente de los dos la banda sonora de “Carros de Fuego”  Bailar pegados, no es bailar. El fotógrafo incansable, tenaz y persistente -y marcha atrás- apalea sin conmiseración alguna el disparador de la cámara. Clic rrrsh, Clic rrrsh, Clic rrrsh, Clic rrrsh… Uys!!! Que trompieso!

 Novios-playa-agua-risa

Desplaza ella involuntariamente -al arrastrar la cola del vestido- innumerables restos biológicos esparcidos por la playa  resultantes de una moraga de la noche anterior. Algas secas, latas vacías de cervezas, condones usados, mendrugos de pan y raspas de sardinas, y algún que otro perenne y definitivo pegote de alquitrán que complementan el rastrillo de encaje, organza bordada y tul ilusión.

 Viene de ahí la frase: Ha quedado para el arrastre.

 El novio, completamente azorado y avergonzado, obedece sumisamente al fotógrafo ante la atenta mirada de  tres jubilados y dos viandantes que -apoyados en el murete del Paseo Marítimo- observan atentamente al panoli -con cara de mofa y befa- móvil en mano y sin parar de hacerles fotos y subirlas a Internet.

 Angel-Conde-Fotografo-Boda-Gipuzkoa-San-Sebastian-22

Corren contra el viento, ya te digo, la parejita, y el fotógrafo dispara y dispara. Saltan como colegiales dicharacheros y el fotógrafo dispara. Siéntanse en la orilla displicentes, acaramelados y con la carne de gallina por el frío, y el fotógrafo dispara. Se meten en el agua hasta la cintura, y el fotógrafo dispara. Vuelven a la orilla del rebalaje y se tienden amorosamente para que el oleaje los revuelque -y les llene, a ella la chirla de arenilla, y a él se le meta una medusa entre los pliegues de los hueviss- y el fotógrafo dispara. El fotógrafo, siempre dispara. Siempre… Dispara!

boda-agua_c473

 El momento culminante primero -pues hay dos- es cuando a requerimiento del excelso artista fotógrafo, se sumergen en las aguas como dos miembros del movimiento del Camino Neocatecumenal y la Renovación Carismática. Al salir al exterior -agobiados y semiahogados- la ropa les queda absolutamente pegada a los cuerpos delatando las lorzas del novio -adquiridas en el buffet libre del hotel caribeño- y la prominente barriga de la novia debida al embarazo de seis meses que detenta y que la llevaron deprisa y corriendo al altar. Mi Yomara del Rosario Gómez. Señora de Picornell.

 CEstChic3

El segundo momento culminante, es cuando -y para desesperación del propietario del restaurante- la novia completamente empapuchada y arrastrando el vestido de color virgo roto -y una pesadísima cola llena de lapas, latas de cervezas y papelones de merendola- se encamina hacia los baños, atravesando el salón con una teta fuera y el rimel corrido, dejando tras de si una enorme y alargada estela de mierda, condones, y arena sucia con alquitrán.

 Porque tu lo vales, baby.  Porque tú lo vales.

pareja-besandose-dentro-del-agua-con-flotadores_0

…///…

Nota: Las fotos finales han sido realizadas por el fotógrafo Ángel Conde; Cuyo trabajo podéis contemplar en su página:

http://angelconde.es/

Gracias a éste!

A %d blogueros les gusta esto: