TRES

TRES

¡Qué extrañas criaturas son los hermanos!
Jane Austen.

-Dulce es la voz de una hermana en la temporada de la tristeza.
Benjamin Disraeli.

10978497_796709537045151_7881763850346236675_n

Muchos son –a mi modo de ver– los arrestos que necesitan los actores para exponerse a las miradas de un público atento e interesado, aunque embutido también en el sentido crítico y escrupuloso (a veces cicatero en el juicio y poco generoso en el dictamen) que le proporciona el imprescindible detalle de haber pagado una entrada para asistir a una representación teatral.

Muchos son los arrestos que necesitan, los profesionales de la escena, para dedicarse hoy día a una profesión en la que sus honorarios representan un porcentaje de taquilla y al que, en muchos casos, sólo le conforman el reconocimiento y el calor de la concurrencia.

Cómo se da la circunstancia de que comparto sangre imaginaria con un actor de la talla de Luis Centeno – compadre, amigo fiel y perdurable– resulta que sé de lo que hablo; de una profesión dura y muchas veces desencantada por los resultados de público y por los escasos apoyos institucionales; por la inseguridad y la discontinuidad laboral. Una profesión que siempre lleva como impedimenta un enorme esfuerzo mental y físico para salir airoso de cada una de las aventuras emprendidas. Mil horas de preparación y ensayo. Tres y tres veces más de estudio y memorización. El jugárselo todo a una sola carta cada noche.

10541045_794259447290160_4969332407746133547_n

Tres por dos seis son los ovarios –como pude comprobar el viernes– los que se necesitan para salir a escena y exponerse –con esa desnudez a la que obliga el personaje– delante de un público entregado y al que puedes tocar con la mano, para transmitirle un pasaje de disputas y desavenencias familiares, de reconciliación y solidaridad. De ternuras escondidas entre los pliegues del rencor y del resentimiento; de la aflicción y el desconsuelo.

Seis son los ovarios que le echan (a razón de dos, caben a dos) Elena de Cara, Anita Iglesias Cumpián, y Olga Salut para llevarnos a los asistentes a la reflexión sobre tu propia condición familiar; sobre tu propia situación como hermano y cómo hijo. Acerca de las familias que corren el enorme peligro de desmembrarse cuando falta el efecto (y el afecto) “adhesivo” y conciliador de los padres.

Seis son los ovarios que le echan (a razón de dos, caben a dos) Elena de Cara, Anita Iglesias Cumpián, y Olga Salut para llevarnos a los asistentes a la risa y a la alegría reparadora y reconfortante. Esa es la magia de esta obra: La capacidad de llevarte en un instante desde el dolor a la alegría; desde la desolación al júbilo y al contento.

TRES es un espectáculo escénico carente de aparatosidad, en el que una simple olla de conejo con tomate y una botella de coñac de color incierto suplen cualquier aparato ostentoso e innecesario . TRES. Muy recomendable; no se lo pierdan. Todos los jueves y viernes de febrero a las 20:00 en la Sala B del Teatro Cánovas en El Ejido.

10930179_783596195023152_7752063264133163637_n

***

retro-floral-decorative-text-divider-design_23-2147486735

DE CAMILLE CLAUDEL Y JUAN MANUEL HURTADO

DE CAMILLE CLAUDEL Y

JUAN MANUEL HURTADO

***

“Una genial artista de principios del siglo XX que modernizó el arte de la escultura, y quedó ensombrecida por la moral de su tiempos y por los intereses de su maestro.

banclaudel

Me escribe mi queridísimo amigo Carlos de León y Paz (¡Que nombre tan bonito!) una misiva donde me recomienda, y pide el favor, de dar difusión por este medio, de una obra de Danza-Teatro que se ha de representar próximamente en el Teatro Echegaray de esta ciudad de Málaga.

Mas abajo pondré días y horarios.

Después de informarme detenidamente de quien es el director escénico: el dramaturgo Juan Manuel Hurtado, amigo del amigo;  También que grupo sería el que  representara dicha obra: Alfa Teatro & Hados Danz; y, sobretodo, haberme leído una somera biografía de la escultora Camille Claudel, no me supone -y lo digo con la contundencia y seguridad debida- ninguna molestia, incluir esta referencia en el apartado Ateneo’s Alas con Secuencias de este Blog. No siento ninguna duda, insisto, en recomendar altamente esta obra a todos los lectores de este cuaderno de bitácora que es El blog de Father Gorgonzola.

Claudel-Camille-LAge-Mur-Sun

Es más agradezco enormemente a mi querido Carlos, el haberme proporcionado la curiosidad acerca deun personaje tan interesante como desdichado que fue Camille Claudel.

Camille Claudel, tuvo el infortunio, la desdicha, de existir en la mala época para las mujeres que le tocó en el sorteo de la vida. Una época en que la mujer, vivía subyugada por las directrices dictaminadas por los hombres; y donde se les atribuía un único papel reproductor de la especie y una existencia florero lejos de las cualidades que cada una de ellas pudieran detentar. Mil casos hay: Mileva Maric, la mujer de Einstein. Milena Jesenská, la novia de Kafka, la propia Camille…

De aquellos tiempos: “Tan chocante era una mujer en Oxford que, en algunos caso, los profesores no sabían cómo actuar ante ella y, nerviosos ante la posibilidad de que los rozara una mirada femenina, se llegó al absurdo de obligarla a escuchar las clases de espaldas”

 Una vergüenza!!!

la-vague-sculpture-by-camille-claudel-1346598043_b

Camille fue una irreprochable escultora que a la sombra de su amante – el genial escultor August Rodin- y teniendo como especial enemiga a una madre que se avergonzaba de ella por el pecado de ser una artista extraordinaria y con pensamiento propio- fue internada hasta su muerte en un manicomio. Durante 30 años.

“Tras apoderarse de la obra realizada a lo largo de toda mi vida, me obligan a cumplir los años de prisión que tanto merecían ellos…”

Estas palabras fueron escritas por Camille Claudel al cumplirse el séptimo año de lo que ella misma calificaba como “penitencia”, su internamiento en un manicomio.

(Lo que desconocía entonces es que al final de sus días, 23 años después, se encontraría en ese mismo lugar, el sanatorio mental de Montdevergues, y del mismo modo, encerrada.)

Vamos a Juan Manuel Hurtado: Me cuenta mi amigo Carlos de León y Paz (que nombre tan bonito!) que es Juan Manuel, un insigne dramaturgo y Director Escénico…

juan-manuel-hurtado

“Son gente de Málaga y para mi el director, creo que es un genio de los que esta tierra da de vez en cuando, es de los pocos a los que Romero Este, le ha dejado representar sus obras “… me comenta mi amigo.

La extensa producción de Juan Manuel Hurtado no solo avala y justifica la elaboración de esta entrada en este blog; sino que, dicha inserción, dignifica y enaltece al mismo.

Hados Danz & Alfa Teatro

 xxl_2

Es un equipo de  producción, gestión y difusión de espectáculos de danza-teatro en los espacios de la danza contemporánea. Lo integran la coreógrafa y bailarina Paloma Hurtado, componente del Tenerife Danza Lab-Auditorio de Tenerife, profesional de larga trayectoria internacional, y el director y dramaturgo Juan Manuel Hurtado, con más de cuarenta espectáculos estrenados en todos los géneros escénicos.

Dice Hados Danz & Alfa Teatro acerca de la obra:

“Nuestro espectáculo es la respuesta metafórica y poética a esa condena y a ese gran oprobio. Un grito de libertad entre la sinrazón de la Vida y la Emoción del Arte.”

xxl_5

Un pequeño adelanto, ha sido esto, de lo que podréis ver  en el Teatro Echegaray de Málaga los días: Viernes 25 de Enero a las 21,00 y Sábado 26 de Enero a las 20,00

 Dramaturgia y dirección Juan Manuel Hurtado
Con Paloma Hurtado, Sonia Trujillo, Mari Luz Arcas, Nacho Fortes, Eduardo Duro y Silvianne Cristóbal  

Coreografía Paloma Hurtado

SINOPSIS

 

Camille Claudel es un personaje fascinante y una escultora de excelente calidad. Su trágico destino como alumna y amante de Rodin la ha convertido en una auténtica leyenda, en la imagen de una mujer víctima de un maestro despótico, de una familia ingrata y de una sociedad cerrada y misógina.

Su atormentada existencia no esconde, sin embargo, la calidad de su producción y la extraordinaria modernidad de sus obras. Camille Claudel revolucionó, junto a su maestro Rodin, la expresión escultórica de su tiempo. Su exquisita habilidad técnica le permitió zafarse del academicismo para dotar a sus figuras de emoción y vitalidad. Sus primeras obras llevan el sello indiscutible de Rodin, pero, en las piezas consagradas de este artista, también advertimos claramente la influencia de Camille.

Cuentan, sin embargo, que Rodin temía que Camille le hiciese sombra y nunca la ayudó a salir adelante. / El otro gran hombre en la vida de Camille, su hermano Paul Claudel, no pudo soportar la relación de ésta con su maestro y se alejó de ella para siempre: “Todos esos maravillosos dones que la naturaleza le había otorgado no han servido más que para traerle la desgracia”, decía su hermano.

camille_claudel_04

Sola y sin recursos, Camille se sumió en una crisis depresiva y empezó a destruir sistemáticamente toda su obra.

En 1913, su familia la encierra en el sanatorio psiquiátrico de Montdevergues, de dónde no saldrá jamás. Gracias a unos documentos encontrados recientemente, sabemos que a su ingreso se le diagnosticó “una delirante manía persecutoria”, acompañada de ” paranoias de grandeza”. Lúcida y desesperada, Camille escribió numerosas cartas durante su encierro, exigiendo a gritos que la liberaran. Nunca salió de allí. Murió 30 años después.

Ésta es nuestra  simbólica historia entre la creación  de una mujer libre y la imploración de la vida como encierro.

camille_claudel_01

Si queréis abundar en la biografía de Camille Claudel, aquí tenéis una somera y amena referencia:

http://mujeres-riot.webcindario.com/Camille_Claudel.htm

Y si queréis haceros con localidades para dicho espectáculo, podéis hacerlo desde aquí:

https://www.unientradas.es/janto/main.php?Nivel=Evento&idEvento=Camille

Pinta bien…Pinta muy muy bien.

cartel-provisional

EL RESTO DE LA MEMORIA Y LA IMPRESENTABLE.

El Resto de la Memoria

 y La Impresentable.

 

EL RESTO DE LA MEMORIA.

“Uno de Enero. Dos de Febrero. Tres de Marzo. Cuatro de Abril.

Cinco de Mayo. Seis de Junio. Siete de Blowin’ in the Wind.”

 

Uno de Enero.

Ni la más minima duda tenía yo de que el equipo encabezado por Anita Iglesias Cumpián, iba a poner todo su arte, todo su empeño y corazón  en el trabajo escénico llamado: “El Resto de la Memoria”.

Lo sabía, porque llevo meses siguiendo con interés el Making Of de esta obra de teatro. Sabía pues de la complicidad intima y personal de los implicados en dicha historia. Sabía también de la pasión que demostraban en cada una de las  actuaciones financieras para tratar de capitalizar la puesta en marcha de este espectáculo teatral. También de los frustrantes resultados.

 

Dos de Febrero.

El espectáculo resultante es una perfecta amalgama de artes escénicas donde se reúnen  una música muy cuidada en directo (precioso el primer tema) con unos audiovisuales efectistas realmente conseguidos y absolutamente acordes con los momentos de la trama. Unas meritorias actuaciones dignas de elogios. Acreedoras de aplausos, como así fue.

 

Tres de Marzo.

Tenía yo mis reservas -siempre las tengo- de que la representación, pudiese resultar tediosa y consecuentemente aburrida. Un pardillazo que se le dice. Mis temores se acrecentaron cuando el principio de la obra se desarrolla con una lentitud exasperante. Algo absolutamente insoportable para alguien – que como yo- es el paradigma de la inquietud, la impaciencia y lo inmediato. Esa lentitud exasperante -necesaria, por supuesto, para la puesta en situación- duró apenas dos minutos. A partir de ese momento, la trama, el desarrollo de la obra, se volvió de los más interesante y ameno. Muy corta.

Cuatro de Abril.

La versatilidad de Anita Iglesias Cumpián -la principal actriz- nos dispuso durante todo el espectáculo a la sorpresa. Pasando en un mismo fragmento de la obra por situaciones dramáticas y de una seriedad patente, para al segundo -y alternando – ofrecernos una bis cómica que el público agradecía con sus risas y con alivio.

Cinco de Mayo.

No se puede dejar de citar el magnifico trabajo de Alex “Zurdo” Menéndez. Porque , además toca todos los palos muy resuelta y dignamente.  Toca las guitarras, canta, recita, actúa, tramoyea, y por fin…se echa un baile descarnado con Anita que a todos nos toca el corazón. Magnífica esa parte. Solventando con humor situaciones imprevistas como el desafine de la guitarra flamenca o la rotura de una cuerda de ese mismo instrumento. ¿Se la habría proporcionado la competencia?

Seis de Junio.

La realización audiovisual de Francis Valero, resulto tan impecable como efectista. La voz en Off. Fantásticas las tomas primeras de la playa. La elección e las imágenes. Conmovedora la saeta del chavalito con síndrome de Down acompañado por los “tambores” de Salvi Laporte. De lo mejor ese trabalenguas imposible (casi lo que más me gustó) del tutú y el yoyó de mi peludo amigo Miguel A. Cumpián. El combate de Boxeo. La hilarante y a la vez dramática escena de las rosquillas. El baile, la danza, el manejo del cuerpo y las manos. Esas manos que Anita mueve con tal maestría y delicadeza que hablan por si solas. Sería una elegantísima traductora para sordos.

Siete  de Blowin’ in the Wind.

El resultante final, fue una pieza teatral que te atrapa desde los primeros momentos. Una obra que no te deja indiferente no solo por la trama argumental, sino por el producto del empeño de las personas que se han implicado en este proyecto.

Un proyecto que me imagino difícil, cuando no rozando lo imposible Porque en esta ciudad de putas y camareros -que todo se soslaya con el turista que nos llega de donde fuese- hacer realidad un propósito artístico, es un tarea ímproba y extenuante. Para nada rentable además.

La falta de financiación, es patente a menos que sirvan a intereses partidistas y a amiguetes afectos. Por eso, es muy loable el tremendo esfuerzo que han realizado estos artistas para financiar -muy parcamente- un trabajo que va dirigido a una minoría intelectual en este miserable país de Sálvames de Mierda y cotillas maldicientes.

Y además, lo peor de todo, es que en esto, no se ve arreglo. Porque no se ve la intención de las autoridades pertinentes a potenciar entre la ciudadanía los espectáculos útiles para el cerebro. Indispensables para el corazón. Sigamos financiando macro botellones, y conciertos con resultados funestos. Pero déjennos disfrutar a los  aficionados  asistentes a los pequeños locales. No nos den  (que sí!) el Estadio de la Rosaleda. Pero se nos proporcione –y facilite- el Echegaray y el Cervantes, para que la familia cultural malagueña pueda disponer de espacios y recaudaciones dignas y decentes, para financiar nuevos proyectos. Que no les cuesten dinero.

***

La Impresentable.

Abundando en el Siete de Julio, las trabas administrativas que se les pone a los artistas con pocos recursos, son innobles e ignominiosas. Inasumibles por estos para garantizar el resultado que pretenden. Todavía recuerdo, las trabas que les pusieron a un grupo de amigos músicos para actuar en el Teatro Echegaray. Trabas que pasaban por IVA, IRPF, altas como empresarios y como trabajadores, un sinfín de legalidades que hicieron, como era de prever, que desistieran de repetir la experiencia en este tipo de locales municipales.

La Impresentable, se presentó anoche a las puertas del local donde se representaba “ El Resto de la Memoria” Lo que se creía que era una entrevistadora de un medio de comunicación. (Ay infelice!!!) resultó ser una inspectora de trabajo con la pretensión de realizar no se que papeleo para un representación en un local con un aforo ridículo y realizado, con  enorme esfuerzo, por un reducidísimo número de personas.

Anda y que le den!!! O peor aun…que no le den!!!

Pero como terminar con la presencia de esta indigna, no es de recibo, termino esta crónica con la recomendación ferviente de que se acuda  a los espectáculos menores. Teniendo en cuenta que son menores en cuanto a presupuestos y facilidades de la administración. Porque en cuanto a ganas y resultado, no dejan nada que desear. Nada absolutamente que desear.

Gracias, por fin, por haberme hecho partícipe de este trabajo. Gracias de verdad.

A %d blogueros les gusta esto: